Por qué Verdú no usó la Black, según Rato

Por: Ernesto Ekaizer | 21 oct 2014

          31

 

  Hay algunas escenas, por así decir, de la declaración de Rodrigo Rato del jueves 16 de octubre que son impagables, porque muestran su manera de defenderse y la actitud del juez Fernando Andreu.  

  Una de ellas corresponde a cuando Rato es preguntado por el consejero delegado, Francisco Verdú, que no hizo uso de su tarjeta Black (Verdú aparece en la foto con Rato). 

  Verdú fue fichado por Rato como número dos, consejero delegado, el 20 de mayo de 2011. Venía del sector. Cuando recibió la oferta era vicepresidente de Banca March. De hecho se puede decir que Verdú ocupó el puesto que Rato le había ofrecido a José Ignacio Goirigolzarri en dos ocasiones, sin éxito.

   Antes de levantar el telón sobre la escena que vamos a narrar unas palabras sobre el consejero delegado que contrató Rato.  

  Verdú, licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Alicante y MBA por la Universidad de Chicago, exhibía una experiencia profesional de más de treinta años en banca comercial y había vivido en primera persona en el grupo Banco de Vizcaya-BBV, la integración de las entidades que formaron el grupo Argentaria (Caja Postal, Banco Exterior, Banco de Crédito Local).

    Esa fue, precisamente, la cualidad que destacó Rato sobre su nuevo fichaje. "A lo largo de su dilatada experiencia en algunas de las principales entidades bancarias españolas, Francisco Verdú ha demostrado una extraordinaria capacidad para integrar equipos y redes bancarias y un rigor ejemplar en la gestión de riesgos", dijo el entonces presidente de Bankia. 

  Bien.

  El contrato de Verdú incluía un sueldo fijo anual de 1,7 millones de euros y un variable garantizado en su primer año que no podía superar el 60% de la retribución total.

  Verdú, por tanto, ganaba bastante menos, un 40% menos, que su jefe.

  Rato percibía 2,34 millones de euros.

  Bien.

  Vayamos a la escena.

  El fiscal Alejandro Luzón pregunta: Hay un consejero, el señor Verdú Pons que no utilizó la tarjeta. ¿Sabe usted por qué?

  Rodrigo Rato: ...Efectivamente, no la utilizó, no procedía de Caja Madrid, pero siendo el consejero delegado me pareció que si él quería utilizar este instrumento de pago que en ningún caso suponía un aumento de sus condiciones contractuales...

   Por qué no la utilizó, insistió Luzón.

   No lo sé, nunca le pregunté, no hablé con él...

   Más tarde, el juez insistió. Ya que Rato hablaba todo el tiempo de la tarjeta como retribución, el juez inquirió:

  -¿Sabe por qué el señor Verdú renunció a su retribución?

   Rato dijo que el señor Verdú no renunció a su retribución.

   -Que yo sepa renunció a su tarjeta...Pero eso no es renun...él tenía un salario que no iba a cambiar por la utilización de la tarjeta. Lo que podía hacer era disponer de una liquidez en una periodificación que decidiera él. Pero nada más, no podía cambiar su salario.

 

 

 

                                       *                          *                            *                                

 

   Rodrigo Rato comenzó su declaración con una explicación elaborada de antemano: las tarjetas Black no eran una retribución como tal sino un instrumento de pago de la retribución (luego se contradiría y afirmaría que era una retribución).

   Al escuchar, nada más comenzar, la teoría del instrumento de pago, el juez Andreu hizo esta observación de modo incisivo:

    -Es decir: que si usted tenía una retribución de 100 y con la tarjeta disponía de 25, la retribución que recibía era de 125.

   -No, no lo entiendo así.

   -Si gasta los 25 sí, dijo el juez.

  - ¿Quién controlaba las tarjetas?

  -Supongo que el departamento de tarjetas..

  -El señor Sánchez Barcoj nos dijo que usted..

  -No

   -Nos ha dicho presidencia textualmente.

  El fiscal buscó en vano la respùesta a la pregunta de cajón: ¿quien es el responsable de que los gastos de la tarjeta Black no se trataran como retribuciones (no se hiciera el certificado de haberes, retenciones, no se incluyera en el informe anual de gobierno corporativo) ya que no habia habido una instrucción de Rato para que se hiciera como se debía hacer?¿ 

   Rato explicó que "todo esto" lo sabía ahora, desde julio de 2014.

   "Yo supuse que se eran retribuciones..."

   Rato insistía una y otra vez con que una tarjeta de crédito es un instrumento transparente.

   En cierto momento, el fiscal se cansa:

   "Vamos a ver señor Rato, a eso vamos. No era tan transparente señor Rato en cuanto al tratamiento [fiscal] ni en cuanto a la contabilización... Por eso mi pregunta partiendo de que usted no lo sabía es ¿quién era el responsable de darle ese tratamiento?".

  Rato se va por las ramas..."Vamos a ver. Una organización como esta, un banco, incluso Caja Madrid, con 180.000 millones de activos y 23.000 personas, tiene usted un departamento de personal, de medios, fiscal por donde estas cosas tienen que pasar. Yo no soy un experto en organización, no soy un experto contable, pero...".

   El fiscal interrumpe: "Pero usted debe saber quién se ocupa de qué ámbito en la caja que usted presidía..."

  Rato: Hombre sí.. señor fiscal si usted me pregunta en este momento quien es el responsable de cómo se contabilizan los cheques de comida no sabría decirle específicamente quién. Supongo que es algo que está entre el departamento de personal y el fiscal y el de medios. Estas organizaciones están llenas de comités...

  Pero durante varias ocasiones Rato intenta ponerse un escudo: ¿qué decía la inspección de Hacienda? ¿Qué ponían en las actas levantadas?

   Pero a Luzón esto no es lo relevante ahora. Lo que quiere saber es sencillamente: ¿"Por qué se ha hecho así?"

                                 *                                   *                              *

   

   Como a lo largo de toda la declaración, Rato insistió una y otra vez que no sabía cómo se contabilizaban las cosas y que para ello había diferentes comisiones y órganos, el juez, casi a modo de epitafio, antes de terminar, aseveró:

   -Según usted, durante toda su presidencia no se preocupaba por estas cosas y  todos los órganos de la entidad le ocultaron la información y le engañaron...

    Rato insistió en que no sabía, su no me consta particular.

    Y el juez concluyó la declaración así:

    -Yo tampoco.

 

                              *                                   *                                            *

           1413487633972

                                                 

                                                        Blesa y la "inercia"

      Miguel Blesa (ganó en sueldos 20 millones de euros entre 2003 y enero 2010, de los cuales 3,6 millones corresponden a 2010, incluyendo variables y una indemnización al dejar Caja Madrid) sostuvo desde el principio hasta el final de su declaración, el 16 de octubre, que las tarjetas Black era un complemento de retribución.

   Su letrado, Carlos Aguilar, para explicar el origen de las tarjetas, se remitió al acuerdo del 24 de mayo de 1988 del consejo de administración de Caja Madrid, durante la presidencia de Jaime Terceiro. El letrado lo leyó en voz alta.

  Dicho acuerdo introduce junto con el uso de las tarjetas para gastos de representación un punto en el cual se habilita al presidente para resolver sobre la naturaleza y límite de las tarjetas. Era potestad del presidente.

    Blesa explicó, después de la lectura, que "por inercia" sencillamente siguió con esta práctica.  

    Fuentes consultadas apuntan que Blesa negó ser la persona, el creador, de las Black.

    ¿Quién si no él fue el autor intelectual?

    Se apunta el nombre de Enrique de la Torre Martínez, el que fuera mano derecha de Blesa, ex secretario del consejo de administración de Caja Madrid.

   Es el hombre que intercambia sus puntos de vista sobre las Black en los correos cruzados con Blesa y sobre las preguntas de un miembro del consejo de administración, Jesús Pedroche, que pedía el listado de los movimientos de su tarjeta. Era el 5 de noviembre de 2007.

    Enrique de la Torre Martínez ingresó en Caja Madrid en 1996, año en el que José María Aznar encumbró en la presidencia a Miguel Blesa. Abandonó la entidad en julio 2009, tras pactar con Blesa una indemnización por cese, bonus, incentivos a largo plazo y prestaciones post empleo (pensiones) de 4,77 millones de euros.

  De la Torre Martínez no está imputado en ninguna de las operaciones que se investigan en el caso Caja Madrid-Bankia.

     

    

Hay 50 Comentarios

Don Paco, me temo que su lectura del artículo 24 de la Constitución es completamente errónea; el derecho a mentir no está amparado o reconocido por dicho artículo. Por si lo dudara, le reproduzco aquí lo que dice:

.../...
Artículo 24

1. Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión.

2. Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia.

La ley regulará los casos en que, por razón de parentesco o de secreto profesional, no se estará obligado a declarar sobre hechos presuntamente delictivos.
.../...

Los derechos a no declarar contra sí mismo y a no declararse culpable no significan derecho a mentir.

No sé qué entiende usted por país civilizado, pero en el Reino Unido, país donde resido desde hace 26 años, más de uno se extrañaría si le dijeran de un país democrático donde imperara la ley y se respetaran los derechos fundamentales del ciudadano de manera efectiva, y que además tuviera una constitución que ampara el derecho a mentir. Ni a los de Monty Python se les ocurrió algo así para uno de sus guiones.

Un cordial saludo.

Parece ahora que el ex-vicepresidente "económico" no lo era tanto. Ni siquiera lo era cuando llegó al cargo, porque su tesis doctoral se presentó más tarde y, como es sabido, también se escribió en "black". Todo un carrerón el de este señor, en lo privado, en lo público y en lo internacional. Yo no le dejaría ser administrador de mi comunidad de vecinos. Lo cierto es que el único banquero de este culebrón es Blesa. Porque, por si aún no se han dado cuenta, "BL"esa compartía banco con "AZ"nar en el cole. Lo que se dice un auténtico banquero.

Cuanto cinismo, cuanta perfidia, cuanta deshonestidad, arrogancia y abusos; es alucinante el inmundo universo en el que estos parásitos repugnantes se revuelcan y arrastran, y se supone que son la flor y nata de la sociedad, ejemplos a seguir, pilares que sostienen una sociedad "de derecho". La pregunta importante es ¿Por qué se toleran este tipo de actuacion y comportamientos?, por qué no se hace nada para remediar situaciones y actuaciones a todas luces ilegales? Como es posible que personas con una inexistente ética puedan cobrar salarios semejantes? (una cantidad de dinero que una persona normal no sería capaz de ahorrar ni durante toda una vida). Es facil engañar a la gente hay mucho iliterado, pero a un juez despierto y honesto, lo dudo; claro que a aquellos que "no entienden" quiénes dan las órdenes terminan como Javier Gómez de Liaño, José Antonio Martín, Fernando Ferrín Calamita,Joaquín García Lavernia, Carlos Lorenzo Penalva de Vega, José Ramón Manzanares Codesal, Justo Gómez, Francisco Javier de Urquía, Luis Pascual estevill, Justo Gómez Romero, Carlos Divar, Guillermo Ruiz de Polanco, Francisco Serrano y naturalmente el juez Garzón...¿Alguien dijo "democracia"?


Ernesto,aunque me parece muy bueno el artículo, me has engañado con el título, porque desde el principio estoy interesada, y supongo que el juez más, en saber los motivos de los que no las usaron. Claro que se adivinan pero sería genial que lo dijeran

Genaro, que un imputado mienta es lo normal. Es más, se encuentra dentro del derecho de defensa del artículo 24 de la Constitución. No quita que sean una banda, que haya contradicciones y que se pueda demostrar la comisión de un delito en fase de juicio oral. Pero un imputado tiene derecho a mentir, aquí y en cualquier país civilizado.

Ha pasado una semana, -¡¡UNA SEMANA!! - y el PP sigue desojando la margarita, sobre la expulsión de Rato. No importa que haya costado a la ciudadanía, como mínimo 22.000 millones de Euros. No importa el vergonzoso y flagrante desfalco de las preferenciales, No tienen mayor peso todos los indicios que señalan la ausencia de honestidad patente. No importa la imputación judicial.
El PP dice que de entrada, antes que nada, primero que todo, lo siguiente: escucharemos lo que tenga que decir este hombrecillo. Despúes, según nuestro acertado juicio e, independientemente de todo, decideremos algo. Ya se verá.


Dios los cria y ellos se juntan.


Si un presidente de un país es señalado de llegar a esa presidencia, con sospecha de financiamiento ilegal de su partido, con dinero presuntamente delictivo y aquí no pasa nada, ¿que le puede pasar a Rato?..................Que lo escucharán en su partido.


Ese es el riesgo más alto.
Despues.............el paribéde su renuncia. Y aquí no ha pasado nada.

Demasiadas vueltas le damos a la cabeza para decir: ladrones y sinverguenzas!!!
Porque han robado y pretenden escabullirse.
Porque han esquilmadoy quieren considerar que eso es legal.
Porque mienten y mienten como bellacos, pero consideran que eres TU quien no les ha entendido.
LADRONES Y SINVERGUENZAS.

Recuerdo que fui investigado por un diligente inspector de hacienda por aquellos años. Como vivía o sobrevivia con una nómina y no tenía cuentas en el extranjero, ni siquiera en Andorra o Suiza, me pareció un poco raro. Pero comparecí ante el inspector aportando toda la documentación solicitada y este señor tras darle vueltas y revueltas al asunto consiguió demostrar un desfase declarativo de 20 euros en una declaración anterior. Desde entonces mi fe en el servicio de inspección de hacienda ha subido mucho, como es lógico. Por esas fechas los Pujol y los Bárcenas y los Ratos hacían sus declaraciones que, logícamente, salían a devoler.


dice un refrán se coge a un en bus tero antes que
a un cojo..

Esto de que el imputado mienta grosera e impunemente me parece intolerable. Mentiras que el imputado o su letrado emitieran con la finalidad de entorpecer el esclarecimiento de los echos deberían ser consideradas como agravantes en la sentencia.
Es vergonzante ver a personajes como Rato revolcado en el fango de la corrupción, la mentira burda, la desfachatez (ya le conocíamos su arrogancia y sospechábamos de su valía cuando huyó del FMI) En fin, que estos sí que componían, no una tropa, UNA BANDA.

quizás sea simplificarlo mucho, pero me parece que estamos delante de un atajo de sinvergüenzas, sin más.


Que estos sinvergüenzas hayan ocupado cargos tan altos en nuestra sociedad habla bien a las claras del tipo de sociedad que entre todos hemos construido.


Creo que mientras sea lectura obligatoria en el periodo de formación de nuestros hijos la picaresca española, y se siga recomendándo como lectura formativa, Rinconete y Cordadillo, el Lazarillo de Tormes y demás, no hay nada que hacer.


Un cordial saludo.

Rato no sabía nada, no se enteraba, estaba en la inopia, en la luna de Valencia, le engañaban los subordinados, le ocultaban información, hacían y deshacían a su antojo... Pero eso sí, en la marisquería, a la hora de zampar, Rato se ponía las botas tragando percebes... de los gordos. No creáis que andaba comiendo percebes de Marruecos, no; percebe gallego tamaño XXL, de esos coloraos que solo por mirarlos ya cobran dinero... Qué fino saliste, Rato, saliste fino como un coral, vaya diente que tienes, LAMBRÓN

Pero como este señor por llamarlo de alguna manera no está todavía en la carcelaria, personas por mucho menos lo estan

Los celptócratas, una vez sorprendidos por la justicia, se defienden como niños de siete años: yo no he sido, yo no he sido... se tenían por "prohombres" pero tenían la estatura moral de simples delincuentes. Su lugar es la cárcel. Sucede que los banqueros españoles rebotan al entrar en prisión. ¿Hasta cuándo?

Caja Madrid-Bankia no existió, era un ectoplasma, como lo eran quienes la dirigían y tomaban las decisiones, fantasmas fugaces que casualmente deambulaban por allí. Lo único real es la parte alícuota de los 22.000 millones -unos 500 euros- con que tenemos que apechugar cada uno de nosotros, únicos entes reales en el affaire. Aunque no creo que de esa cualidad de reales quepa extraer muchas consecuencia. Es más, no puede haber unos- fantasmas- sin los otros -cuerpos tangibles. Los primeros se alimentas de los segundos succionándolos, como los vampiros.

Es curioso que todos estos cuando les pillan con las manos en la masa (Rajoy, Cospedal, Chaves, Griñán, ahora Rato) siempre apelan a lo mismo, que ellos nunca supieron nada de lo que pasaba a su alrededor. Es decir, que siendo como eran los máximos responsables no se enteraban de absolutamente nada de lo que hacían sus subalternos. Vamos, que su excusa es que todos ellos son unos absolutos inútiles. Y lo mejor de todo es que algunos de ellos como Rajoy y Cospedal, siguen en su cargo como si el hecho de haber reconocido y haberse escudado en su completa y fehaciente inutilidad no tuviera la menor importancia a la hora de ser presidentes y gobernar los destinos de millones de personas. Este país es de traca. Y luego dicen que los peligrosos son los de Podemos...

Es una muestra clara y evidente de un sistema economico y financiero corrupto y al servicio de las elites del poder.Un ejemplo mas de que la Tecnocracia al servicio de las Elites supera a la Democracia Parlamentaria.Es Imperativo cambiar este sistema por el bien de la Ciudadania.

Esto prescribirá y no devolverán ni un duro. Pongamos un ejemplo:A la rutilante jueza Alaya de mano dura con los ERES, solo se le prescribió una causa.... era una causa en la que estaban IMPUTADOS dos HERMANOS DE LA MINISTRA FATIMA BAÑEZ... que casualidad que se le prescribiera justo esa causa... como decía el Chavo..." se le chispoteó"

Las respuesta de Rato, son las de una persona que sabe que no le pasará nada. Que sane que está absolutamente enchufado y que el sistema judicial, lo dejará al Juez Andreu utilizar todo su artillería pero al final, como ocurre siempre con ésta gente que vive permanetemente "aforada" por sus millones. NO PASARÁ NADA. Esto pasará a otro juzgado, el tiempo traerá cortinas de humo y al fin, el asunto prescribirá. Fijense que Hacienda, cuando nos equivocamos en nuestra declaración en un (1) euro por poco no nos manda los GEOS a nuestra casa, y con estos chorizos, ya de entrada, decide investigar solo unos años para que el "bueno" de Blesa, solo responda por unos 20 mil euros. ¡Que desvergüenza! y qué corrupción que hay en Hacienda! y mientras tanto, fijensé que nadie habla de disculparse con el Juez Elpido y exonerar a los desvergonzados que los inhabilitaron por 17 años. Lo dicho, las de Rato, son las respuestas displicentes y frívolas de quién se sabe intocable.

Es una indecencia lo de esta gente. Han derrochado no sólo el dinero de los españoles que trabajan y producen si no la honradez de muchos de los trabajadores de Caja Madrid. Y el bigotes de Aznar cómo es posible que saque pecho de patriota al lado de estos caras?. España está corrompida. No hay ética en sus políticos. Han montado un sistema con el único afán del enriquecimiento. Y la Justicia, por favor, que tenéis que defender alos ciudadanos honrados no a los ladrones. La construcción desaforada y sus mangantes también tendrá algo que decir. Ya decía Aristófanes: aquelos que se enriquecen injustamente con recursos públicos no deben ser despreciados.

No se dice "contradeciría" (en "...luego se contradeciría y afirmaría...") es CONTRADIRÍA

Achacan a la burbuja del ladrillo, la consecuencia lógica de la llamada ingeniería financiera y mercantil, que llegado a un punto se pinchó como una pompa de jabón.
Derivando en una cascada de circunstancias que se llevaron por delante a cientos de familias en precario, que buscaban solo una vivienda digna.
Dejando sin venta las miles de casas que se habían hecho y ante el desahucio a quienes se quedan sin trabajo con una hipoteca firmada.
Cerrándose constructoras que con el suelo comprado se les quedó parada la obra, ante el cierre de los grifos del dinero, ya con el freno echado la banca.
Cuando antes daban el dinero como quien reparte galletas en el colegio a los niños.
Una ingeniería financiera, que en estos momentos está sacando a flote la punta del iceberg, con estas tarjetas opacas que ahora resulta.
Que nadie sabe como se concedieron a persona con cargos de directivos.
Sin límite alguno.
De aquellos vientos estas tempestades.
Siendo el caso de mucha gente, que se ha quedado en la ruina total con el remate de las preferentes.
Algo que es muy triste, y hecho a conciencia.
Para que ahora se diga que nadie sabe nada de donde salió tanto dinero gratis.

Como en los fractales. El todo se acaba de comprender con la reflexión de una parte.
Felicidades.
Leonardo Sciascia te felicita

No sé qué es más ridiculo: que presuma de pobre hombre que no sabía nada, inútil e ineficaz que fué engañado o que intente engañarnos a nosotros.

que jeta tiene el tio

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal