Discriminación natural y... objetiva

Por: Ernesto Ekaizer | 03 mar 2015

             

          24074_20727

 

    Hay en España 15 presidentes de Tribunales Superiores de Justicia (encargados, entre otras cosas, de enjuiciar a aforados cuya atribución no corresponda al Tribunal Supremo).

    Y, desde octubre de 2010, recae la presidencia de uno de ellos, del TSJ de la Comunidad Valenciana, en una mujer: Pilar de la Oliva.

   Hace pocos semanas se abrió y cerró una segunda posibilidad al término del mandato del magistrado Juan Martínez Moya, vocal del CGPJ, en el Tribunal Superior de Justicia de la Región Murcia.

  Esa posibilidad parecía estar al alcance de la magistrada Pilar Alonso, candidata a presidir el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia. Pero el pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) resolvió elegir el pasado 28 de enero, por 12 votos contra 7, a Miguel Pascual del Riquelme para este puesto. Hubo un tercer candidato, Andrés Pacheco Guevara, que obtuvo 2 votos.

  La magistrada Alonso ha anunciado su decisión de recurrir el nombramiento.

  Y tiene fundamentos.

  Hay un voto particular que analiza la situación creada.

  Lo firma la presidenta de la Comisión de Igualdad, Clara Martinez de Careaga, y tiene la adhesión de los vocales Victoria Cinto, Roser Bach, Pilar Sepúlveda, Rafael Mozo, Concepción Sáez.

  Según Martínez de Careaga "el nombramiento cuestionado no respeta los principios de mérito y capacidad, incumple los requisitos anunciados en la convocatoria e integra, a mi entender, un supuesto claro de desviación de poder, con absoluta independencia de que la solicitante fuese una magistrada".

  El voto disidente añade: "Pero además constituye un caso manifiesto de discriminación por razón de sexo. Hasta ahora se justificaba la escasa presencia de mujeres en puestos de responsabilidad en la carrera judicial (Solo una Presidenta en 15 Tribunales Superiores) por el hecho de que no existían mujeres con antigüedad suficiente. Cuando las mujeres comenzamos a alcanzar esa antigüedad, como sucede con Pilar Alonso Saura, que lleva más de treinta años en la carrera judicial, entonces se decide nombrar a magistrados varones, que se encuentran más de mil puestos por debajo en el escalafón".

   El magistrado Pascual del Riquelme (en primer plano en la foto, delante de Pilar Alonso) tomará posesión este miércoles del cargo en un acto al que acude el presidente del CGPJ y Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, integrante de la mayoría que le votó.

   El voto particular no pone en cuestión los antecedentes del magistrado ganador.

   "Nos consta que el magistrado designado es un Juez preparado y competente, que dejó un buen recuerdo a su paso como letrado de este Consejo General del Poder Judicial", dicen.

  Y añaden: "Pero es indudable que en razón de los destinos hasta ahora ocupados, su actividad jurisdiccional no puede parangonarse en términos objetivos con la realizada por la magistrada preterida, a lo largo de los 23 años en los que ha desarrollado su labor en una Audiencia Provincial".

   Al analizar los méritos a valorar para acceder a la plaza, según las bases de convocatoria, destaca uno de los primeros requisitos, el tiempo de servicio activo en la carrera judicial. Alonso, magistrada de la Audiencia Provincial de Murcia, tiene el número 280 del escalafón mientras que Pascual del Riquelme, titular de un juzgado penal, es el 1440. La antigüedad de Alonso es de 31 años y la de Pascual del Riquelme 22.

  Esta diferencia de 1160 puestos, siendo importante, no lo decide todo. Los que suscriben el voto matizan, empero, "que la discrecionalidad tiene sus límites y saltarse una diferencia de antigüedad tan notoria y acusada, en perjuicio de una candidata mujer, sin más justificación que una subjetiva valoración del proyecto de actuación del candidato varón, bordea la arbitrariedad, e incurre en discriminación".

   El voto analiza los destinos en los órdenes jurisdiccional civil y penal, el tiempo de servicio en órganos colegiados, las resoluciones judiciales de especial relevancia jurídica, la participación en órganos de gobierno del poder judicial, en especial tribunales y conocimiento órganos jurisdiccionales en la plaza de la Comunidad Autónoma de Murcia.

  En todos estos capítulos, el voto particular le da la primacía a Pilar Alonso.

  Bien.

  ¿Qué quieren decir los discrepantes al afirmar que Pascual del Riquelme ha sido elegido "sin más justificación que una subjetiva valoración del proyecto de actuación"?

   Los candidatos han expuesto su respectivo plan de actuación para el TSJRM.

   Según el voto el magistrado que resultó nombrado "presentó un plan de actuación partiendo de tres presupuestos: a) necesaria alineación de los órganos de la base del gobierno judicial con las políticas y directrices emanadas de su cúspide; b) constatación del extraordinario proceso de innovación  y modernización experimentado en los últimos diez años en el TSJ de Murcia; c) el reto que las reformas ya acometidas ofrecen de profundizar en el proceso de modernización e innovación y abrir nuevas áreas de mejora".

   La magistrada Alonso expuso "su convicción de que la Administración de Justicia es un servicio público, por lo que su funcionamiento ha de estar presidido por la transparencia, eficacia, eficiencia, agilidad y calidad, en conjunción con la racionalización de los recursos personales y materiales, propuso una serie de iniciativas que desarrolla en diversos  apartados: ámbito jurisdiccional, ámbito gubernativo, mediación, medios materiales a servicio de la administración de justicia, relaciones externas y política de comunicación y formación".

   Al parecer, lo que decide es esta presentación.

  Según la minoría "la motivación del nombramiento  prescinde de los datos objetivos anteriormente reseñados,  exigidos en la convocatoria, y hace especial hincapié en el proyecto de actuación presentado y defendido en la comparecencia"

   Este modo de proceder supone dar preeminencia a una valoración subjetiva.

  "Estimamos que esta apreciación subjetiva, en la que prácticamente solo se valora  una percepción personal no verificable  acerca de uno  de los requisitos de la convocatoria, prescindiendo del resto, que integra datos objetivos y constatables,  constituye una desviación de la buena praxis en materia de nombramientos. Con esta técnica, que no es la primera vez que se utiliza en este Consejo, se dota a la decisión de una motivación meramente aparente o rituaria, y se vacían absolutamente los términos de la convocatoria, privando de efectividad alguna a datos objetivos relevantes como la antigüedad, experiencia, actividad jurisdiccional, pertenencia a órganos colegiados".

   Los discrepantes subrayan el hecho de que en su comparecencia Pascual del Riquelme enfatizara “la necesidad de alineación de los órganos de base de gobierno del Poder Judicial con la políticas y directrices emanadas desde su cúspide”.

   Por ello advierten: "Entonces la preocupación se incrementa, pues parece que la explicitación de la sumisión se impone sobre el mérito y la capacidad, lo que tratándose de órganos jurisdiccionales donde el principal valor constitucional es la independencia, no nos parece que sea  lo más conveniente". 

 

     

  

   

    

  

    

   

 

  

 

 

Hay 4 Comentarios

Hola, amigos. Como siempre que se acerca uno al mundo de las leyes y sus representantes, saben dorar perfectamente cualquier píldora para que no se note el veneno que lleva por dentro. ¿De qué se trata? De buscar un magistrado que sea capaz de alinearse con las políticas del ejecutivo, en este caso el PARTIDO POPULAR, al que tanto le conviene tener magistrados de esta índole: obedientes, sumisos, obsecuentes, que no pongan muchas pegas, que guarden las apariencias y que no se les vaya a ocurrir seguir sacando al sol la cantidad de trapos sucios que guarda el PARTIDO POPULAR. ¿Que hay que pasar por encima del cadáver (es un decir) una mujer? Pues se pasa. Esa es historia conocida en el franquismo y sus herederos y continuadores.

gabela Basta ya de meter a Podemos hasta en la sopa. Los cibervoluntarios sois cansinos hasta decir basta.
La única incoherencia está en tu cabeza.
Podemos ha criticado la no elección de mujeres:
"Podemos ve "deficitario" al Gobierno griego por la ausencia de mujeres ministras y le insta a priorizar la igualdad"
http://www.eldiario.es/politica/Podemos-deficitario-Gobierno-ministras-priorizar_0_350665271.html

http://www.infolibre.es/noticias/politica/2015/01/28/podemos_suma_las_criticas_ausencia_mujeres_nuevo_gobierno_griego_27457_1012.html


Espero que al menos te paguen algo para ir haciendo el ridículo por internet.

Interesante tema, pues si el funcionamiento interno del Poder Judicial no es el correcto, es decir, no se respectan las leyes y normas en los nombramientos de sus miembros, difícilmente luego podrá administrar justicia de forma correcta y justa.


Es este tipo de asuntos, en mi opinión, siempre hay que preguntarse ¿Se está produciendo una discriminación por sexo o por el contrario se está reivindicando el derecho a acceder a un cargo público por el simple hecho de ser mujer?


Este tipo de polémicas, si ha habido o no discriminación por género, suelen surgir cuando los criterios de acceso a un cargo público no están perfectamente definidos, favoreciendo ello algo tan dañino para el normal funcionamiento de la democracia como es la arbitrariedad en los nombramientos de altos cargos de la Administración del Estado. Hay varias formas de acceder a un cargo público: por oposición, concurso, concurso-oposición, y libre designación. En los nombramientos por libre designación es lógico y legal que valoraciones subjetivas, como simpatía, afinidades, confianza, etc., cuenten más que los méritos y capacidades de los candidatos a la hora de hacer una elección.


No deja de ser llamativo que el voto particular lo emita una mujer. No debemos de confundir la politización en el nombramiento de los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia con la existencia de algún tipo de discriminación por razón de género. La politización del Poder Judicial español es evidente, constatable e indiscutible, la discriminación por razón de género no.

Que una mujer presida un órgano judicial de esta importancia es una conquista del R78, Podemos acabará con ello, como demuestra su incondicional apoyo al gobierno 100% masculino griego. No tienen ninguna duda de que en toda Grecia no hay ninguna mujjer tan capaz como los hombres, lamentables incoherencias de la izquierda.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal