La huida de Washington

Por: Ernesto Ekaizer | 27 abr 2015

       5530e8032912d.image

 

   

  El 27 de junio de 2007, tres años después de llegar al Fondo Monetario Internacional (FMI) para un mandato de cinco, Rodrigo Rato anuncia su próxima dimisión. Ha llegado en junio de 2004 por la precipitada salida de Horst Köhler el 4 de marzo anterior. Rato consigue el apoyo de Gordon Brown, que aparte de ser el ministro del Tesoro británico es el presidente del comité monetario y financiero internacional, órgano de gobierno del Fondo; de Nicolas Sarkozy, entonces ministro de Economía de Francia; de George Bush, presidente de Estados Unidos, a petición personal de José María Aznar. Y de José Luis Rodríguez Zapatero, presidente electo del Gobierno de España.

  En su primer anuncio, Rato, o Rodrigo De Rato, como se le llama en el FMI, dice que se marcha por razones personales. Después matiza: "Responsabilidades y circunstancias familiares, en particular la educación de mis hijos". Su renuncia es efectiva desde el 31 de octubre de 2007.

  Pero, ¿se marcha por razones personales? ¿Hay otros motivos?

 Los rumores y versiones circulan en Washington en aquellos días. Pero las "razones personales" no convencen.

  Poco más de un mes después de su reinserción en España, el 4 de diciembre de 2007, Bruce Wasserstein, presidente del banco de inversión Lazard, anuncia que Rato se incorpora a su estructura internacional a partir del 1 de febrero de 2008, en calidad de director general senior.

  Wasserstein no tiene problema con las puertas giratorias y el tráfico de influencias. Lo dice sin darle vueltas: "Abrir puertas, asesorar grandes fusiones y adquisiciones, aprovechar una agenda llena de políticos, banqueros y empresarios de todo el mundo. Rato aporta abundantes conocimientos en materia económica y relaciones en el sector público y el sector privado por su perfil en altos cargos financieros".

  La relación entre Rato y Lazard es objeto de investigación en las diligencias previas de la Audiencia Nacional. Parece que su patrón en Lazard, Wasserstein, ha acertado al explicar las razones de su contratación. Porque Rato no ve conflicto alguno en encomendar al banco de inversión un contrato para asesorar a Bankia en su salida a Bolsa.

  En este caso Rato no es que aporte "abundantes conocimientos en materia de relaciones en el sector público". Él es el sector público. Él es Bankia.

   Bien.

   El 10 de enero de 2011, cuando Rato lleva un año en Caja Madrid por acuerdo de José Luis Rodríguez Zapatero, Elena Salgado, en el Gobierno, y Mariano Rajoy, en la oposición, la Oficina de Evaluación Independiente (OEI) del FMI, publica su dictamen sobre el papel del FMI durante la incubación de la Gran Crisis Financiera iniciada en 2007. El pensamiento endogámico - groupthink -y un régimen de gobierno débil para integrar el trabajo de las diferentes unidades juegan un papel importante en la incapacidad del Fondo para advertir lo que venía.

  El consejero económico del FMI en la época de Rato es el economista indio, hoy presidente del Banco Central de India, Raghuram Rajan. En la conferencia anual 2005 organizada por la Reserva Federal (banco central norteamericano) en Jackson Hole, Rajan expone un diagnóstico sobre la crisis que se avecina. Con pelos y señales. 

  Rajan depende directamente del director gerente. Es decir de Rato. ¿Qué hace Rato con el informe Rajan?  Los auditores que evalúan el comportamiento de la dirección del FMI señalan: "El discurso de Rajan fue publicado en la página web  del FMI, en Internet y Rajan presentó sus opiniones en diversas ocasiones y publicaciones. Pese a la importancia del cargo de consejero económico, no se dio seguimiento a los análisis e inquietudes planteadas por Rajan: sus opiniones no influyeron en el programa de trabajo del FMI ni en los documentos emblemáticos publicados después del discurso de Jackson Hole [agosto 2005]".

   Rato había negado la existencia de la burbuja inmobiliaria en España durante su gestión como vicepresidente y ministro de Economía. Una burbuja que siguió inflándose en la época de Pedro Solbes. Luego, en relación a la burbuja financiera, Rato tuvo una conducta similar en Washington, al frente del FMI.

   Hemos hablado del paso de Rato del FMI. Pero, ¿por qué se marcha?

   Esto nos lleva al comienzo de esta crónica.

  El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho, en su día, en privado: "Hay solo tres personas, aparte de Rato, que conocen el motivo por el cual renunció al FMI. Y son Gordon Brown, Nicolas Sarkozy y...yo".

  Se supone que tuvo en cuenta esas razones al acordar con Rajoy el nombramiento de Rato para presidir Caja Madrid en diciembre de 2010.

Hay 8 Comentarios

¿No va siendo hora de explicarlo?
Claro que puede que no haga falta...

El Sr Ekaizer debería seguir la pista del dinero como decía garganta profunda al periodista del WP, y sobre todo los créditos concedidos por IMF el último año de R. Así sería el cuarto hombre del presidente, en saber que sucedió.

Yo defiendo la teoria de que los directivos y tecnicos del FMI descubrieron rapidamente, lo torpe, inutil y escaso de conocimientos que el tipejo estaba, que le amenazaron con hacerlo publico si no se iba. Y esa es la intra historia de su precipitada dimision.
Lo demas fue cubrirle.

O sea Sr Ekaiser, que el triunvirato del "seísmo devastador Bankia" lo constituyen tres tontos (uno de ellos tonto y sinvergüenza). Nada nuevo bajo el sol...¡de España!

La historia es sencilla... si robas una gallina vas directo a la cárcel, y si robas millones vas directo al cielo de las finanzas.
Y la historia sigue su curso imparable de convertir a los pueblos en meros borregos, que solo comen la hierba que se les da. Espero que algún día los extraterrestres liberen a nuestro planeta de tanta miseria moral.

Sr. Ekaizer, le leo porque siempre encuentro alguna idea interesante en sus posts. El problema es que sus reflexiones son tan deslavazadas que hay que expurgar mucho para encontrar lo que vale la pena. Rajan, Wasserstein, Zapatero...Vaya lío. Y por supuesto me quedo sin saber por qué se marchó del FMI. Será torpeza mía.

Sr. Ekaizer,lo sigo incondicional aunque sus excelentes comentarios hagan exalatar mi espiritu mas anarco amen de causarme nauseas muy a menudo. Asi es la realidad mas cruda y le quedo siempre agardecido por no permitirnos las vendas en los ojos.Mas al grano: como es posible que el FROB,parte interesada sin duda en el tema Bankia,rechaze el pedido de fianzas por parte del Sr. rato y secuaces???? No va esto en contra de los inetereses de los accionistas,acaso? y mas ala: en contra de los contribuyentes ?
le saluda muy respetuosamente
victor daniel zancada rossi'

La huida, sin tilde le quedará mejor.
Sospecho.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal