Toma la recusación y corre

Por: Ernesto Ekaizer | 09 oct 2015

         Ae36b52fe38ac0c1ee18ca9271f319f6

 

 

   He aquí una coincidencia: los escritos definitivos de Concepción Espejel y Enrique López rechazando su recusación se han conocido ayer al tiempo que el exgerente del Partido Popular de Baleares reconocía en juicio oral, en una sentencia pactada, la financiación de su partido con dinero negro.

   Ahora que Espejel y López han dicho su última palabra vale la pena contemplar qué otra cosa podían hacer.

    Un jurista amante del cine lo ha comentado en privado antes del escrito definitivo.

    —Lo que tienen que hacer es sencillo. Coge la recusación y corre, como en aquella película de Woody Allen [Toma el dinero y corre]

  ¿Por qué?

   El jurista cinéfilo precisa:

  —Porque se trata de que la sentencia en los casos Gürtel 1999-2005 y Contabilidad B del PP tenga credibilidad. Y no la tendrá. No con Enrique López de ponente.

  Es que el tema central aquí es la quiebra de la apariencia de imparcialidad que todo órgano jurisdiccional tiene que exhibir. Es la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En su último pronunciamiento, López admite que “el juez sobre el que se duda sobre su imparcialidad es el peor observador objetivo para determinar esta cuestión, cuando estas dudas o recelos no se basan en datos objetivos sino en la apariencia que se ha podido generar”.

   Datos objetivos, como las meigas, haberlos, haylos. Otra cosa es que los hechos planteados por la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones se incardinen con exactitud en las causas tasadas para la recusación.

   En su escrito, la magistrada Espejel señala que el hecho de que María Dolores de Cospedal la llamase Concha en un acto público carece de importancia porque “todos ellos [dirigentes de otros partidos políticos] se refirieron siempre a mí llamándome Concha”. Ni este hecho ni otro, a saber, que en la judicatura se la suele llamar Cospejel, contracción de los apellidos Cospedal y Espejel, pueden ser causas de recusación. La magistrada subraya que no tiene “amistad íntima” con Cospedal.

   Sin embargo, las relaciones de amistad entre ambos magistrados y dirigentes del PP, sin llegar a demostrarse como íntimas, existen. Y el concepto de intimidad es subjetivo y discutible. La percepción entre no pocos magistrados y magistradas que les conocen desde hace años es que ambos son de confianza del PP cuando no exhiben, en ocasiones, una conducta de comisarios políticos del partido.

   El PP defiende la continuidad de ambos en los dos tribunales previstos. Al PP no le importa la credibilidad de la sentencia que vayan a dictar los magistrados del tribunal. Tampoco le preocupa que unas sentencias de escasa o nula credibilidad le obligará a llevar eternamente sobre su espalda ambas causas como rocas, tal como evoca la mitología griega con Sísifo.

  El PP es pragmático. No quiere arriesgar.

  Pero de momento, la decisión será del pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Una vez que tanto el PP como su fundación FAES cumplimenten la información que se les ha solicitado, se pasará todo el dossier a la Fiscalía Anticorrupción para que se pronuncie sobre el fondo. Se nombrará en la sala de lo Penal dos ponentes. Uno para la recusación de López y otro para la de Espejel.

  Y se someterá a votación. Allá por finales de octubre o primeros de noviembre.

  Aunque al ministro Catalá le gustaría que el tema se quede para después del 20 de diciembre. Catalá apareció como el padre de la decisión de aplazar la declaración de Mas hasta después del 27-S, aunque nada tuviera que ver con ella, resuelta por el TSJ de Cataluña.

  Pero Catalá disparó por elevación: convenía poner un altavoz al hecho para que jueces como Eloy Velasco, que lleva la causa de la Operación Púnica, sean una tumba durante la precampaña y la campaña del 20-D. Si el TSJC lo fue con Mas entre diciembre de 2014 y el 15 de octubre de 2015, ¿ qué les cuesta a los jueces que instruyen causas donde el PP es protagonista aplazar los temas para después de las elecciones?

   Bien.

   En los últimos meses va cobrando forma una solución llamada "salomónica". Que Enrique López sea apartado de los dos tribunales y que permanezca Espejel. Hay quien arriesga que Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), enfrentado con López, propiciaría algo por el estilo.

  Habrá que recordar al resolver las recusaciones que “no solo se ha de impartir justicia sino también que se debe ver que se imparte justicia” (Lord Hewart, 1924).

Hay 2 Comentarios

El dia de la Hispanidad, vi 13 tv, un tertuliano comentó luego que le pusieran el twit de Ana Colao, sobre el genocidio...respondió luego en el plató.."que tenia que ver, la guerra civil con el genocidio."..... el tertuliano naftalina, ni se enteró, que a lo que se refería Ana Colao, era el genicidio que cometió Eespaña, América..se cargaron dos culturas en nombre de Dios. alguien debería avisarle al tertuliano que esciste un mundo fuera de España.

Pensar que este Juez Enrique López es un pasaje al humor a tiempo completo... Que triste no darse cuenta de lo absurdo de sus posiciones ante la sociedad toda. Porque el PP aprovechará de ellos, pero el resto del Pueblo los padece con indignación.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal