París, Beirut, Bagdad y Sinaí

Por: Ernesto Ekaizer | 15 nov 2015

            56472831f1914_crop

               F620x0-233654_233672_7

                14466591184307

              469660_img650x420_img650x420_crop

 

    Aunque resulte natural hablar de los atentados de París como una exhibición del poderío y de los avances del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS por sus siglas en inglés), conviene armar el puzle de sus últimas operaciones en el exterior como contrapartida a lo que esta pasando en el terreno del combate, en Irak y Siria.

    A finales de octubre, el ISIS reivindicó el siniestro del avión ruso que despegó de Sharm-el Sheik, en Egipto, y cayó en la península de Sinaí (foto) como resultado de una bomba introducida en el mismo por dicha organización. Fallecieron por el atentado criminal 224 personas.

   En estas fechas, precisamente, se libraban combates importantes en la región, unos combates que finalmente han terminado con victorias del Ejército sirio, apoyado por la aviación rusa, en una base controlada por ISIS al oeste de Aleppo. Al tiempo, los avances de milicias kurdas en Siria e Iraq, con apoyo de la aviación norteamericana, parecen poner en jaque el control de los pozos petroleros en el norte de Siria por parte del ISIS, esto es, las rentas del petróleo.

    En este contexto hay que situar el presunto golpe exitoso, pendiente de confirmar, anunciado por el primer ministro británico a bombo y platillo, según el cual el terrorista Mohamed Emwazi, conocido como “yihadista John”, habría muerto la noche del jueves pasado en Raqa, al norte de Siria, en una operación militar de las fuerzas de Estados Unidos en Siria.

    El ISIS desencadenó sus operaciones exteriores el jueves 12 en Líbano, con un atentado de terroristas suicidas que mató a 43 personas (foto arriba) y otro también con kamikazes el viernes 13 por la mañana en Bagdad (imagen última), que acabó con la vida de 26 personas.

    Los ataques coordinados en Líbano tuvieron lugar en el suburbio de Burj al-Barajneh, sur de Beirut, donde habita la comunidad chiíta que apoya al grupo Hezbollah. La matanza, si se descuenta los ataques de Israel en el pasado, ha sido terrible. ISIS ha buscado castigar el apoyo de milicias de Hezbollah a los combates contra los islamistas fundamentalistas en el norte de Siria. Y los 26 masacrados en Bagdad al día siguiente tuvieron el mismo cometido.

   La noche del mismo viernes 13, siete u ocho terroristas suicidas atacaban siete objetivos de París de manera sincronizada.

     "Hay una razón ulterior [aparte de matar a civiles por su complicidad con los actos de sus gobiernos] por la que ISIS intenta mostrar que puede atacar en cualquier parte del mundo: por primera vez en dos años, periodo en el que ISIS ha creado su propio estado en la región de Irak occidental y Siria oriental, se ve obligado a retroceder por la presión militar en varios frentes", escribe Patrick Cockburn en el diario británico The Independent.

   Es interesante aplicar aquí, de manera libre, el concepto del lingüista, y anteriormente experto militar, el polaco norteamericano Alfred Korzybski, según el cual el mapa no es el territorio.

   ¿Qué tiene que ver la situación en el campo de batalla de Siria e Irak con los ataques de las últimas horas?

   Cockburn, autor del libro que más importancia ha conferido a esta organización (ISIS: El retorno de la Yihad, Editorial Airel, 2015) señala que "estos acontecimientos en los campos de batalla de Irak y Siria pueden parecer distantes de la carnicería en el corazón de París. Pero es importante entender que ISIS es una máquina guerrera eficaz porque sus habilidades, desarrolladas durante años, son una potente mezcla de terrorismo urbano, guerrilla y guerra convencional. Sus avances relámpago en Irak durante el verano de 2014 fueron precedidas de una oleada de bombardeos suicidas utilizando vehículos envueltos en explosivos en los distritos chiítas de Bagdad y en el centro de Irak. El objetivo es mantener a los enemigos asustados y fuera de control al tiempo que presenta a ISIS como el poder en la región".

   En su crónica sobre los atentados de París, el experto de origen irlandés, nos recuerda que "nadie fuera de la región ha prestado mucha atención a los miles de chiítas iraquíes que han muerto y siguen muriendo por los bombardeos terroristas de ISIS. El número de civiles muertos en Irak han pasado de 4.623 en 2012 a 9.473 en 2013 y a 17.045 en 2014. Esta salvajada se repite ahora en las calles de París y  de Ankara [Turquía], donde 102 manifestantes por la paz fueron asesinados por terroristas suicidas el 10 de octubre".

  Por tanto, los atentados mortales no son una continuación de la guerra en Siria e Irak en Europa por otros medios. El mismo método -el asesinato masivo- aplicado por ISIS en su terreno comienza a ser utilizado en Europa.

   Ya a finales de septiembre pasado, el magistrado antiterrorista Marc Trévidic, a punto de dejar su puesto, alertaba en alusión a ISIS que "lo más duro está delante nuestro".

   Tras los atentados ha revelado que "durante los últimos meses, la gente que arrestábamos nos decía que el Estado Islámico no soñaba con otra cosa que con atacar a Francia y que pondrían todos los medios necesarios. El último que tuve en mi despacho data de mediados de agosto [2015]. Le habían pedido que atacase un concierto de rock. Cuando uno advierte el grado de organización de estos atentados del viernes se ve que nos han enviado profesionales, guerreros, hay que fabricar cinturones con explosivos, o traerlos, manipularlos, y son productos inestables".

    Bien.

  Más allá de las medidas de corto plazo que vayan a adoptarse a raíz de los atentados de París, cabe recordar que el mapa de París, el mapa de Francia, no es el territorio en esta mortífera crisis. Que hay que mirar hacia Oriente Próximo y ver el desastroso resultado de las políticas aplicadas por Estados Unidos y Europa.

   Aunque muchos medios de comunicación han destacado el pasado 26 de octubre las declaraciones del ex primer ministro británico Tony Blair, el político que impulsó con mayor "elaboración" intelectual la guerra de Irak de 2003, quizá lo más relevante de su confesión a la cadena CNN no fue tanto la admisión de errores de inteligencia y en la posguerra, un hecho ya probado, sino otra cosa que nos remite a estos días. Preguntado por ISIS y la influencia de la invasión de Irak, Blair dice:

  -Hay elementos de verdad en ello... Aunque ISIS ha crecido en Siria...

  Sin entrar en detalles, de aquellos polvos, de Irak y más recientemente Libia y Siria, pues, estos lodos.

  Los terroristas suicidas, precisamente, son la novedad aportada por ISIS en Europa el viernes 13 de noviembre.

   Los tres que asesinaron a 89 personas en la discoteca parisina Bataclan, dos españoles entre ellos, dijeron antes de morir que matarían a la gente en Francia y en aquellos países que participaran en bombardeos contra el ISIS en Siria e Irak. El comunicado de ISIS -se trata, aparentemente, de su primer atentado oficial organizado y centralizado desde el exterior con colaboración del interior -  explica esta política. Pasaron el mensaje de muerte en París el viernes por la noche que habían transmitido el jueves y el viernes por la mañana en Beirut y Bagdad, respectivamente. 

    Si estos atentados, como sostiene Cockburn, son represalias a las recientes pérdidas militares en el terreno, en Siria e Irak, estaríamos ante un nuevo escenario. Un escenario paradójico en el que la organización militar aprovecharía sus cuadros en el exterior para compensar/enmascarar con atentados sangrientos las dificultades militares en las zonas de combate del interior, producto de los avances de los ejércitos sirio y kurdo, con respaldo aéreo ruso y norteamericano, respectivamente.    

     

   

   

    

     

Hay 8 Comentarios

A que se debe esta frase fuera de contexto en el analisis? "La matanza, si se descuenta los ataques de Israel en el pasado, ha sido terrible"

Gracias Alice

Respecto al derribo del vuelo ruso en Egipto Valentin Vasilescu señala que no se han encontrado rastros de explosivo en los restos del avión siniestrado, lo cual permite descartar la hipótesis de la bomba a bordo. Después de haber explorado todas las demás hipótesis, sólo una subsiste: la de un fallo en el programa informático del piloto automático. Ello permite concluir que las afirmaciones del Reino Unido y de Estados Unidos, así como la declaración de autoría emitida por el Emirato Islámico no son más que intentos de intoxicación. La catastrofe del A321 en el Sinaí no fue resultado de un acto de terrorismo. Quedaría por aclarar si el fallo del piloto automático es sólo accidental o resultado de un sabotaje realizado por un servicio secreto altamente especializado.

Nunca sobra información acerca de este tema, y nos convenza esa información al cien por cien, en buena parte o en nada. Nunca es inútil tratar de ver las cosas desde otro punto de vista, así no sea más que por dejar de sentir en el cuello el yugo de quienes se erigen en pensadores e interpretadores, tratando de usurpar nuestros cerebros, y la mayor parte de las veces con enorme éxito.
.
http://www.nuevatribuna.es/articulo/mundo/24-cosas-isis-y-al-qaeda-no-quieren-sepas/20150526101131116367.html?src=tpu
.
Hollande, pobre de ti, pobres de los franceses y de todos nosotros, porque tus homónimos no irán mucho más allá, y no porque no vean, porque hay mucho que esconder. De una manera o de otra, bajo esta o aquella formulación, el hombre se autoproclama 'el brazo de Dios', lo que ocurre también en las sociedades laicas y en los cerebros agnósticos o ateos, porque siempre se cree en algún dios. Por ejemplo, en el de la guerra, en el del poder y en el de las finanzas, que, como cualesquiera otros dioses, tienen millones de seguidores, y desde luego, también seguidores fanáticos. Los mandatarios -y sus amos y quienes trabajan para ellos, así como los que son engañados por unos y por otros-, se aplican con denuedo a fungir de sabios y elegidos desde la noche de los tiempos, siempre 'saben' que hay que hacer. Ojo con ellos. Es a estos a los que más temo.
.
Ekaizer, gracias... Corren tiempos difíciles. Como casi siempre.

Me he vuelto a acordar de una fatídica foto en las islas Açores, en la que sus protagonistas escenifican un acuerdo para el nuevo orden en oriente medio, mientras ellos se llenan los bolsillos con los negocios de la guerra. Se sembró muerte desgobierno y miseria y ahora estamos recogiendo lo sembrado. Negarlo sin lamentarlo es de necios.

Siempre pueden buscarse razones geoestratégicas, políticas y sociales para entender una acción terrorista. Sin embargo, creo que una acción terrorista sólo necesita de un psicópata fanatizado cargado de odio y frustración personal a quien alguien (el líder de la manada) le ha señalado un culpable a donde canalizar todo su odio y frustración. ¿Cuál fue el motivo de que Mohamed Atta y su grupo diseñaran los terribles atentados del 11-S? Ninguna de las razones esgrimidas en este artículo existían en aquel entonces, y sin embargo, decidieron matar a miles de personas en el que probablemente ha sido el atentado más sofisticado y mortífero de la historia. Fue DESPUÉS de aquel atentado cuando se invadió Afganistán y posteriormente Irak... y no ANTES como algún despistado a veces cree. Por lo tanto, no creo que los atentados puedan explicarse únicamente en función de acontecimientos geoestratégicos. No existía el ISIS cuando se atacó New York en el 2001. Creo que las razones son puramente psicológicas: existen personas terriblemente trastornadas que canalizan sus frustraciones a través del odio y la violencia. Y siempre hallarán coberturas políticas para dotar de sentido grandilocuente sus acciones salvajes: si no existiera Palestina, el Islam o el ISIS... harían lo mismo por el comunismo, por la ecología o por cualquier otro mantra antisistema. Les da lo mismo: su afán es matar.

El análisis más inteligente y completo de todos los que he podido leer y oír en los últimos días. Muchas gracias.

Se puede ver así, o simplemente como una venganza terrorista o castigo contra Francia y antes contra Rusia, por lo del avión.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal