El otro yo de Rajoy

Por: Ernesto Ekaizer | 08 dic 2015

      Captura-de-pantalla-2015-12-08-a-las-00.29.33

      1375171095_0

Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), el papel que ha interpretado Soraya Sáenz de Santamaría en el debate a cuatro organizado anoche por Atresmedia (Antena 3, La Sexta y Onda Cero) corresponde a la “persona en quien otra tiene absoluta confianza, o que puede hacer sus veces sin restricción alguna”. 

Este es el significado de la locución latina alter ego, el otro yo. Esta persona representaba a Mariano Rajoy.

Para bien o para mal, ¿recordará alguien algo de interés, alguna idea, frase, definición o ironía que haya expresado la álter ego del candidato a la reelección del Partido Popular en casi dos horas y media de debate?

¿Quizá aquello de que los que emigran para buscar empleo en realidad no nacieron en España? 

En cambio, ¿acaso no se la evocará por sus aventuras en Planeta Calleja, a diferencia de lo que ha sido su interpretación en este debate?

Rajoy dijo en su investidura que la herencia a beneficio de inventario no existía en política. Pero olvidó avisar que el PP la convertiría en su argumento central durante cuatro años. Y quien es alter ego del presidente volvió a apelar una y otra vez a esa herencia.

Soraya ha sido intérprete fiel de la línea de Rajoy y del PP. A saber, de la idea pavloviana de la repetición machacona, sistemática, de un par de “estímulos” o, en nuestro caso, conceptos, que terminan por producir en el ciudadano la respuesta condicionada.

Rajoy ha usado a su álter ego como “sparring” de sus contrincantes. Desde Doñana, pues, ha podido el presidente del Gobierno tomar nota de los ganchos posibles a aplicar en el debate que mantendrá con el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

La corrupción saltó de golpe al ruedo como cuando se descorcha una botella de cava o champán. Fue en el momento en que Albert Rivera mostró ante la cámara los papeles de Bárcenas y habló de los sobresueldos para explicar por qué, a su modo de ver, Rajoy no estaba allí. Y añadió, acto seguido, que sería elegante y no seguiría. El rostro de Soraya se ensombreció y cuestionó su elegancia.

Y, sin embargo, sí, Rivera actuó con elegancia. Y la álter ego tenía todas las pistas para entenderlo al instante. ¿Por qué?

Podía Rivera haber preguntado a la vicepresidenta –como lo hice yo mismo a finales de 2014 llamando al Palacio de la Moncloa, donde me oyeron, sin escucharme- por las gestiones que realizó, a través de su directora de gabinete, María González Pico, con el ministro Jorge Fernández Díaz, a finales de agosto y primeros de septiembre de 2012, para poner en contacto a los letrados de Luis Bárcenas con el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, primero, y con el comisario José Luis Olivera más tarde, en una reunión en el pub Milford de Madrid. La información, precisamente, se publicó en este periódico el 20 de enero de 2014.

Y con mayor amplitud dediqué varios capítulos de mi libro Queríamos tanto a Luis, publicado el 17 de septiembre pasado, a la colaboración del Gobierno, del ministro del Interior y del presidente, Rajoy, con el extesorero, después de su nueva imputación en la Audiencia Nacional en marzo de 2012, antes de la llegada de la primera cuenta de 22 millones de euros desde Suiza y después de hacerse pública, antes de la aparición de la contabilidad B, las fotocopias de los tesoreros del PP, aparecidas por primera vez en la portada de El PAÍS, el 31 de enero de 2013. Contactos que continuaron después de la publicación de las mismas, y cuya autoría, la de Bárcenas, fue considerada "apocrifa" por Rajoy mientras el PP y los letrados del extesorero pactaban negar que Bárcenas fuera, en efecto, el autor de las mismas.

                                   6a00d8341bfb1653ef01a511a9b858970c

Y el líder de Ciudadanos no siguió por este sendero. Por eso dijo que sería elegante…

En cambio, no lo fue Soraya con los miles de jóvenes que salen de España obligados por la crisis a buscar empleo en el extranjero. Sí. Fue cuando Soraya intentó, como ya hemos apuntado, descafeinar los datos negando la mayor, sacando lo peor de sí misma y del Gobierno. “Son personas que no han nacido en España”, dijo.

Aquellos que están fuera no podrán votar en virtud de las trabas que la legislación de voto rogado, que el PP se ha negado a modificar, impone desde 2011...pero sus familiares en España sí lo harán...

A estas alturas todo el mundo sabe, o debería saberlo, que el final es muy especial en los debates. Ronald Reagan machacó a Jimmy Carter en octubre de 1980 con su última frase.

                                 . 

Pablo Iglesias ya lo había conseguido en el debate convocado por EL PAÍS, al evocar la renovación. “Gracias 1978, bienvenido 2016”. Y parecía volver a conseguirlo ayer: “Solo quiero pedirles que no olviden las tarjetas Black, la Púnica, los desahucios, la Gürtel, el ‘Luis, sé fuerte’, los ERES, la estafa de las preferentes, las colas en la Sanidad, los recortes en Educación, [la reforma] del artículo 135 de la Constitución y la reforma laboral… Y sonrían, sonrían que sí se puede”.

Hay 6 Comentarios

De las palabras de Soraya se desprende que ha habido una contabilización en relación a quienes son nacidos en España y quienes no, a los fines de ponderar la importancia o, el interés o, la valía de su posición política. De su expresión política.
Todo un detalle del gobierno.
Esto raya en el fascismo. Pero........ya sabemos. No hay que extrañarse demasiado viniendo de quienes viene.

Somos muchos los que no estamos contabilizados como residentes en el extrajero. Soraya, que torpe eres, mona.

Después del debate de ayer, creo que el debate del próximo lunes entre los Srs. Rajoy y Sánchez reflejará lo antiguo, la decadencia de un poder que discrimina. Quizás una forma de mejorar el debate sería que el Sr. Sánchez aceptará trasladar preguntas de los otros candidatos (sr. Rivera y Sr. Iglesias, e incluso otros) para enriquecer el debate. ¿Cómo podemos concebir que en un sistema parlamentario se haga un debate como si fuera el de un sistema presidencialista? ¿Alguién puede dar credibilidad, en un país tan castizo, a la cobardía?

Soraya juega con las cifras cuando le conviene y como le conviene. Cuando le preguntan por la emigración de los jóvenes, porque aquí no encuentran trabajo, echa balones fuera diciendo que de los 700.000 que se han marchado 620.000 no han nacido en España. Pero Soraya, que estamos hablando de los 80.000 que sí nacieron en España, estudiaron con el dinero del contribuyente español y son otros países los que lo van a rentabilizar. De esos estamos hablando.
Pero Soraya no está pillada en la corrupción del PP, porque ella es del gobierno de Rajoy, El Escondido. Se ha presentado a un debate de candidatos a la presidencia sin que ella se haya postulado a ello. Cómo tragamos los ciudadanos ese despecho de Rajoy para con nosotros. Cómo es posible que toleremos a este individuo tan fatuo.
EL PAÍS rechazó la posibilidad de que Soraya representase a Rajoy en el debate, e hizo bien. A reírse a otra parte, aquí estamos hablando en serio.
Soraya salió con su traje de señora mayor a explicarnos lo bien que lo ha hecho este gobierno después de coger la ruina que cogieron. Que evitaron el rescate, lo cual no es cierto, hubo rescate. Soraya tiene el gobierno en la cabeza, parece ser una persona inteligente, pero en los debates se para, no reacciona al puyazo, algo se oye a lo lejos, "Monedero que pague". Todavía no le ha comunicado su ministro de Hacienda que ya ha pagado hace tiempo.
El Partido Populista de Mariano Rajoy ha perdido en cuatro votaciones alrededor de cinco millones de votos ¿Podría perder más? Pues claro que sí. Que se sumen los pensionistas del 0,25%, los preferentistas abandonados por el gobierno, los educadores, los fiscales, los jueces, los.......

Pues yo estoy totalmente de acuerdo con el Sr Ekaizer. Lo que ha ocurrido con el PP en estos años y que, tras destaparse el pastel, aun lo vote una parte del electorado habría que estudiarlo en la Facultad de Psicología.

No estoy de acuerdo con el Sr. EL Kaiser, salvo en lo de ADIOS PSOE, HOLA PODEMOS... En Eso Sí.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »