Fractura en el tribunal del `caso Bárcenas´

Por: Ernesto Ekaizer | 30 abr 2016

                                         5633cecfdeb73

 

                                     Pais-papeles-barcenas-g

 

 

     

 

 

 

 

 

   

 

 

 

      El tribunal de los Papeles de Bárcenas, publicados por este periódico el 31 de enero de 2013, ha conocido una fractura antes de fijarse la fecha del juicio oral, que tendrá lugar como más pronto en 2017. Dos magistrados, José Ricardo de Prada y Julio de Diego cuestionan que el magistrado Ángel Hurtado sea el ponente de dicha sentencia. (En la imagen, de izquierda a derecha De Diego, Hurtado y De Prada)

   La procesión ha ido por dentro en la Audiencia Nacional, entre el 11 de marzo  y el lunes pasado, 25 de abril, fecha en que la Sala de Gobierno zanja el debate. El magistrado ponente será el presidente de dicho tribunal, Ángel Hurtado, tras ser cuestionada su selección por los otros dos miembros del tribunal de enjuiciamento: José Ricardo de Prada y Julio de Diego.

   El jueves pasado, día 28 de abril, a su vez, la secretaria judicial Inés Velázquez Tavera da cuenta de que al quedar resuelta la composición y ponencia del tribunal de Papeles de Bárcenas, las actuaciones deben ser enviadas al magistrado ponente, Hurtado, para que se abra la fase de resolución sobre los medios de prueba a proponer en el juicio, paso previo para establecer la fecha del mismo.

    La sección segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional es la que enjuiciará las dos causas que afectan al Partido Popular: Gürtel 1999-2005 y Papeles de Bárcenas o contabilidad B del PP. La fecha del primer juicio ya es realidad: empezará el próximo 4 de octubre de 2016. La del segundo es la que se despejará próximamente. 

    Como se han producido en ambas causas la recusación de los magistrados Concepción Espejel y Enrique López, por su relación con el Partido Popular, ambos han sido sustituidos por los otros miembros de la sección segunda, De Prada y De Diego.

La ponencia 

 En todo tribunal hay un magistrado ponente. Es el juez encargado de presentar, una vez terminado el juicio, el proyecto de sentencia.

   En las dos causas apuntadas, el magistrado Hurtado, miembro de la sección segunda de lo Penal, será presidente y ponente, en sustitución de la presidenta recusada, Espejel, y del magistrado ponente recusado, López, respectivamente. 

    El debate se refiere a las normas de sustitución de magistrados y de ponentes en un tribunal cuando sus miembros tengan que ser reemplazadas por ausencia de uno o varios de ellos.

    Según los magistrados De Prada y De Diego, que forman parte del tribunal que enjuiciará los Papeles de Bárcenas, la norma aprobada el 24 de julio de 2015 "exclusivamente regula las sustituciones entre magistrados sin referirse a la asignación de ponencias". Por esta razón, señalaban en su escrito a la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional, el pasado 11 de marzo, "es una materia que debe regularse específicamente de tal manera que la designación de magistrados ponentes quede prefijada en todos los procedimientos y ante cualquier vicisitud, como que se produzca la sustitución de dos o más magistrados, que la sustitución abarque también al presidente de la Sala, en cuyo caso será de aplicación preferente el artículo 209.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial".  ("Los Presidentes de las Salas y de las Secciones serán sustituidos por el Magistrado con mejor puesto en el escalafón de la Sala o Sección de que se trate")

    Los magistrados, recuerdan, han aceptado, en el caso Gürtel 1999-2005, a raíz de la recusación de Espejel y López ya apuntada, fuera asumida por el magistrado Hurtado, además de la presidencia.

    "Sin embargo, no es la misma la situación del Procedimiento Abreviado 6/2015 [Papeles de Bárcenas], en que tras la aceptación de la recusación de la Ilustrísima señora Presidenta de la Sala [Espejel] y el Ilustrísimo señor Magistrado ponente [López] no está determinado en quién de entre los magistrados que componen en estos momentos la Sala debe recaer la ponencia, por lo que consideramos que debe ser esa Excelentísima Sala de Gobierno, la que siguiendo criterios objetivos, igualitarios, de transparencia y de distribución racional del trabajo, proceda a la asignación de la ponencia en este segundo procedimiento [Papeles de Bárcenas] y para los sucesivos".

    Los magistrados estiman que el magistrado Hurtado no sustituye a López, el anterior magistrado ponente, sino a Espejel. Hurtado lo hace conforme al artículo 209.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, habida cuenta de que es el más antiguo en el escalafón de los miembros de la sección segunda. El que reemplaza al magistrado ponente recusado López es De Diego, quien, según la interpretación de estos magistrados, debería hacerse cargo de la ponencia.

     De Prada y De Diego concluían con esta propuesta: "Que se proceda a la determinación de los magistrados que han de hacerse cargo de las ponencias de la sección segunda caso Gürtel 1 [1999-2005] y caso Bárcenas [Papeles], ratificando la asunción de ponencia realizada por el señor Hurtado en el primero de los procedimientos y designando para el segundo, como ponente, a alguno de los otros dos magistrados que componen el tribunal [De Prada y De Diego]"

 La Sala de Gobierno zanja

   La Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional, en su reunión del pasado 11 de abril, resuelve por unanimidad que el magistrado que sustituye a un magistrado ponente le reemplaza en su doble condición, como magistrado y como ponente. Es decir, se queda la ponencia. Pero no precisa a quién sustituye Hurtado en el caso de los Papeles de Bárcenas, es decir, si a Espejel o a López.

    He aquí el acuerdo, enviado el pasado 25 de abril por la secretaria de gobierno de la Audiencia Nacional, María Mosquera Lourdes, a la presidenta de la sección segunda, Concepción Espejel, respecto al "escrito presentado por dos magistrados en relación con el reparto de ponencias en la Sala de lo Penal":

     "La designación del magistrado que ha de sustituir por cualquier causa, en las secciones de la Sala de lo Penal de esta Audiencia, al que le correspondiera inicialmente intervenir, ha de efectuarse de conformidad con el Acuerdo de esta Sala de Gobierno del 24 de julio de 2015, de forma que ha de entenderse que el magistrado sustituto asumirá la ponencia de los asuntos si esta correspondiera al sustituido".
     Añade: "Así ha de entenderse dicho acuerdo en todo caso, y sin perjuicio de que en el supuesto de que ello pudiera conllevar en algún momento una sobrecarga de trabajo para algún miembro de la Sala, deviniera en aplicación los mecanismos de compensación previstos en el ordenamiento orgánico".
     José Ramón Navarro, presidente de la Audiencia Nacional, consultado por este cronista sobre esta resolución, señala: "La verdad es que es lo que siempre se ha hecho. Si un magistrado que tenía ponencia debía ser sustituido el que ocupaba su lugar también se hacía cargo de la ponencia. No se ha desdoblado la sustitución del magistrado, por un lado, y la ponencia, por el otro. Lo hemos aprobado por unanimidad". 
    Los magistrados que cuestionan este mecanismo apuntan que en rigor solo existe una norma para regular las sustituciones a partir de julio de 2015. Y que dicho mecanismo no precisa si una sustitución incluye también la ponencia. En el caso que nos ocupa, sostienen, quien sustituye al magistrado ponente recusado López no es Hurtado sino De Diego.
 
El fondo del debate      
 
  Detrás de los bastidores del problema puramente administrativo subyace un problema de fondo: ¿por qué el magistrado Hurtado tiene tanto empeño en quedarse las dos ponencias, a es decir, Gürtel 1999-2005 y Papeles de Bárcenas?
  Hurtado se opuso a las recusaciones de Espejel y de López.“No olvidemos la particular condición procesal —secundaria y colateral— que dicho partido [Partido Popular] ostenta en el presente procedimiento, que no es otra que la de supuesto partícipe a título lucrativo”, señaló en su voto particular. “Hasta qué punto es tolerable que la implicación de un actor secundario en el proceso penal, como es un mero partícipe a título lucrativo, pueda condicionar la formación de un tribunal penal…”.
   Dejó constancia el magistrado de “la campaña mediática orquestada por un determinado sector de la prensa en torno a la presente recusación, así como a la articulada contra la presidenta de la sección segunda, con determinado tipo de opiniones y valoraciones, no positivas, generadoras de auténticos juicios paralelos…”.
 
Diligencia de ordenación   
 
  En la diligencia firmada por la secretaria judicial Inés Velázquez Tavera, de la sección segunda de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, en la que se da cuenta de la composición de la sala, con Hurtado como ponente, junto con De Prada y de Diego, se pide que las actuaciones sean entregadas al magistrado ponente para resolver sobre los medios de prueba a considerar en el juicio. Esta diligencia no es firme, y, por tanto, cabe recurso de reposición contra ella en el plazo de tres días.
 
 

     

    

 

Hay 5 Comentarios

Dicho en Román Paladino.
En España estamos en una gran encrucijada histórica que al igual que la Revolución Francesa, marcará un antes y un después en nuestra historia nacional.
En este siglo.
Y en nuestra evolución como Nación y como Pueblo que se atiene a sus principios y a sus leyes.
Haciendo caso a los fundamentos que se han examinado, nos podemos encontrar en un futuro con personas que estén ejerciendo las funciones públicas y además estén sentadas en un banquillo.
Por actuaciones impropias de su cargo, o por haber estado malversando no solo los bienes públicos sino los valores morales de Estado defendidos.
En todos los micrófonos.
Ante la ciudadanía que mira con los ojos como platos como las varas de medir hacen equilibrios en el alambre para dar bálsamo a unos.
Y latigazos en las espaldas a otros.
Por el solo hecho de ser unos don nadie.
Una Revolución, esto de los adelantos técnicos que nos ponen las hemerotecas en pantalla mientras comemos en casa, y oímos a todo el mundo pontificar.
Mientras los papeles escritos dicen como se cobraba bajo mano dinero en negro, igual que aquellas tarjetas.
De infausto recuerdo.


Y una consulta de paso: el sr. Cebrian va a continuar relacionado con el mas importante periodico en español del mundo pese a estar implicado en el caso "Panama Papers"??? Deduzco que esa implicacion hizo que El Pais no haya sido tomado en cuenta para investigar la filtracion o que la cupula del diario resolviera no hacerla

Tengo la horrible sospecha que Hurtado es del PP. Su apellido lo confirma

Este circo es impagable... ni con todo el dinero de Panamá... otorongo no come otorongo y baila mondongo bilongo sobre un pie…

Para mi me resulta difícil entender las designaciones de jueces o ponentes, lo que si entiendo es que raramente pagan los corruptos y corruptores cuando son personas significadas en la "alta" política los que se sientan en el banquillo.
Se dice que cuestionamos a muchos jueces, no a todos, si a casi todos, tal vez por que operan más como funcionarios al servicio de un poder económico y político muy a la derecha, la palabra JUEZ les viene demasiado grande, un JUEZ que entiende la acepción de lo que representa un JUEZ, después de cuarenta años no serian capaces de llamarse jueces, sin haber hecho nada contra los criminales franquistas y como primera medida exhumar a las victimas dispersadas por nuestra geografía en innumerables cunetas, no merecen que se llame jueces a los que dan la espalda a los crímenes contra la humanidad y a los DERECHOS HUMANOS, pisoteados día si y día también, haciendo alarde del cordón umbilical que todavía les ata al franquismo.
Juicio a Aznar por Iraq, salud

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal