La abstención se abre paso

Por: Ernesto Ekaizer | 28 sep 2016

                                Campaña 20 D

 

 

       La mañana del miércoles 27 de septiembre, 8.30 hora de Madrid, momento en el que se difundieron las declaraciones de Felipe Gonzalez a la periodista Pepa Bueno, ha sido lo que en la jerga militar se llamaría el Día D, y ocho o nueve horas horas más tarde sería la hora H+9, aproximadamente, el momento en el que Antonio Pradas, dirigente del PSOE andaluz, llegó a la sede del PSOE con las 17 dimisiones de los miembros de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista. Estas 17 bajas se suman a otros tres vacantes sin cubrir para llegar a 20 miembros sobre 38 que hubo en su día.

    El objetivo: forzar la renuncia de Pedro Sánchez y el nombramiento de una Comisión Gestora. Las dimisiones reales materialmente hablando son 17. No es la mitad más uno de los miembros de la Ejecutiva Federal reales de 35. Pero los estatutos estipulan que cuando haya mayoría de bajas no cubiertas respecto al número de miembros de la Ejecutiva Federal, se citará al Comité Federal para que a su vez convoque a un Congreso Extraordinario que elegirá una nueva Comisión Ejecutiva Federal.

    Tampoco los estatutos prevén para el PSOE el nombramiento de una Comisión Gestora como ha sido, más recientemente, el caso de Madrid, decisión que adoptó la Comisión Ejecutiva Federal. Las gestoras sí están contempladas para los partidos regionales.

   Pero la dirección de Sánchez ha aceptado las 17 dimisiones más las 3 bajas, por así decir, autoadjudicadas, como una mayoría de vacantes. Por tanto, la Ejecutiva Federal pasa a estar en funciones y se propone convocar un Comité Federal, el que en las circunstancias de mayoría de bajas producida, tiene que convocar a su vez un Congreso Federal Extraordinario. Sánchez ha citado para hoy jueves a esa ejecutiva nacional...sin los 17 dimisionarios.

    El objetivo de las dimisiones, como se ha apuntado, era el nombramiento de una Comisión Gestora, pero he aquí que es el Comité Federal, el máximo órgano entre congresos, al que correspondería en todo caso la elección de una Comisión Gestora, cosa que, por otra parte, tampoco prevén los estatutos, y en las circunstancias en que la actual Ejecutiva Federal ha quedado minoritaria, los estatutos obligan en realidad a convocar un Congreso Federal Extraordinario. La Comisión Gestora no está ni se la espera, estatutariamente hablando.

   Además, la dimisión de los 17 miembros plantea un problema y es que ellos forman parte del Comité Federal como miembros de la ejecutiva.

   En otros términos, si dejas de ser miembro de la Ejecutiva Federal, ¿cómo vas a seguir siendo miembro del Comité Federal? Esto importa a efecto de contar las fuerzas con las que cuenta cada facción. Según la dirección actual, los miembros de la ejecutiva que han dimitido ya no forman parte del Comité Federal.

     Por tanto, Sánchez ha dado, al aceptarlas, la vuelta a las dimisiones.

   El Comité Federal del sábado 1 de octubre queda en el aire aunque no se haya desconvocado formalmente. Ese Comité Federal tenía en el orden del día la convocatoria del 39 Congreso Ordinario. Será la Ejecutiva Federal de hoy jueves la que tendrá que convocar a otro Comité Federal para que éste, a su vez, acuerde el Congreso Federal Extraordinario. 

    En otros términos, Sanchez viene a decir: queriáis cargaros el Congreso Federal y resulta que con las dimisiones y mi aceptación de ellas y de la situación, estatutariamente hablando, estamos abocados a un Congreso Extraordinario.

    Pero no es menos cierto que la movida de las dimisiones han impedido debatir en el Comité Federal del sábado 1, ya superado por la nueva realidad, según hemos apuntado, el tema central:  el cambio del no a Rajoy por el de la abstención.

  Felipe González, que ya había propuesto a título personal la abstención del PSOE si no se lograba formar gobierno, narró desde Santiago de Chile, en una entrevista grabada horas antes, que el 29 de junio de 2016, tres días después de las segundas elecciones generales del día 26, Pedro Sánchez le llamó para mantener una reunión. Fuentes consultadas aseguran que el ex presidente invitó al secretario general a su casa. Allí conversaron sobre la situación poselectoral. González ya había propiciado una abstención para que gobernara el PP tras las elecciones del 20-D si el PSOE no era capaz de formar gobierno.

   Según reveló González a Pepa Bueno, Sánchez le explicó en esa reunión del 29 de junio que el PSOE votaría no a Mariano Rajoy en la primera votación y que se abstendría en la segunda votación. También le apuntó Sánchez que no pensaba intentar la formación de un gobierno alternativo.

      "Me siento engañado", dijo el expresidente en la Cadena SER.

     González en ningún momento ha dicho que Sánchez le prometiera nada. Y, según diversas fuentes, incluyendo a este cronista, Sánchez contemplaba el escenario descrito por Felipe González caso de que Rajoy sumara 170 escaños. El portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, ha dado entender que esas eran las ideas que se manejaban en aquellos días.

     Sánchez no volvió a mantener reuniones con González desde ese momento, tan solo el intercambio de mensajes por teléfono, según ha explicado el ex presidente.

      Las declaraciones de Felipe González y el hecho de que ha manifestado sentirse "dolido", sensación que González ha explicado en estos meses a algunas personas próximas, apuntan a mostrar que Sánchez no es un líder fiable. Que un día dice una cosa y al otro hace otra. Este asunto de la fiabilidad es importante en un momento en el que el actual secretario general del partido proponía un debate sobre la investidura e invitaba a los partidarios callados de la abstención a dar un paso al frente, entre ellos a Susana Díaz, la presidenta andaluza y secretaria general del PSOE de Andalucía, a través de elecciones primarias a la secretaría general el 23 de octubre y Congreso Federal Ordinario el 2,3, y 4 de octubre.  

    En rigor, tal como hemos puesto de relieve en estas páginas, el Congreso Federal Ordinario propuesto por Sánchez, de celebrarse, no debatiría nada porque para esas fechas las Cortes ya estarían disueltas (30 de octubre de 2016). Las elecciones del 18 de diciembre serían una realidad.

   La oposición de los barones autonómicos a Pedro Sánchez, como ha señalado también González, subrayan los peores resultados electorales de la historia obtenidos en las sucesivas contiendas como un tema fundamental. Señalan que Sánchez se niega a admitir estos malos resultados. El último episodio han sido las elecciones vascas y gallegas. El líder del PSOE ha eludido pronunciarse con claridad sobre los retrocesos experimentados.

    La entrada en escena de Felipe González y su revelación sobre lo que Sánchez le comentó el 29 de junio de 2016 indican que, en efecto, el tema central que corroe al PSOE, el ser o no ser, es la abstención ante un gobierno presidido por Rajoy, asunto que ha sido tabú, en público, para los barones autonómicos -con la excepción de Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura- y cuya única alternativa real -descartada la posibilidad de un gobierno presidido por Sánchez- son las elecciones el 18 de diciembre.

   Pedro Sánchez ha insistido en hacer contactos para formar ese gobierno, pero se trata de un gesto de cara a la galería. En realidad, quiere ir a elecciones el 18 de diciembre porque cree que su campaña del no es no a Rajoy y al PP le permitiría recuperar terreno ante Podemos.

    González, precisamente, en su entrevista, subraya que la preocupación de Sánchez es cómo ganar a Podemos y la de Podemos cómo ganar al PSOE, siendo que el tema es derrotar al PP.

   La repetición, por segunda vez, de elecciones ha movilizado el pánico entre amplios dirigentes y barones autonómicos. La destitución de Sánchez y evitar la repetición de elecciones van estrechamente unidos.

    Los movimientos de las últimas horas tienen que despejar importantes incógnitas, aparte de la suerte de Sánchez. El Comité Federal tendrá que adoptar una posición ante una segunda investidura de Rajoy, es decir, por ejemplo, cambiar el no para asumir la abstención, al tiempo que convocar un Congreso Extraordinario.

    De salir adelante, la Comisión Gestora ideada por los barones autonómicos -que la dirección actual cuestiona como fórmula antiestatutaria-, para el que se apunta como candidato  para presidirla a Javier Fernández, presidente del Principado de Asturias y secretario general de los socialistas asturianos, debería dirigir al grupo parlamentario socialista la orden para abstenerse en la votación de una segunda investidura de Rajoy. El Comité Federal podría delegar, según los abstencionistas, por así decir, en la Comisión Gestora - cuestionada como fórmula por la actual dirección- las tareas políticas urgentes.

   La abstención quiere abrirse paso. Pero los obstáculos estatutarios están ahí.

  Para mañana se espera, tras la intervención de Felipe González, la de José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha sido muy crítico con Sánchez en comidas, cenas y reuniones, y que, al parecer, ha decidido manifestarse ante las cámaras de televisión.

Hay 7 Comentarios

No puede haber elecciones porque si las hay el candidato tiene que ser elegido por primarias y si Sánchez se presenta arrasa en la votación de los militantes.

La clave, la conocemos todos, son los interes personales de Susana Diaz, y sus tiempos... Tras el parto, ahora toca la Moncloa. Pero este arranque ha roto todas sus posibilidades, y sino al tiempo.
Y que "el País" deje de ser un periódico, para convertirse en un manipulador de opinión, poniéndose por encima de los militantes de un partido, eso es lo que me faltaba por ver.

El encastillamiento del Sr Sánchez cuando claman voces para que dimita es realmente insólito. Es evidente que él es el problema para que no haya gobierno y sería el primer culpable de nuevas elecciones. Terceras elecciones? Pero que bochorno a todos los niveles incluído el internacional. Sabemos lo que podemos esperar de Rajoy y sus Rita Barberá en el Senado, pero precisamente por eso, para evitar que sigan cometiendo atropellos hay que hacer una oposición seria y rigurosa, sin bloqueo a todo porque sí. Habría que apoyar a Rajoy en aquello que fuera beneficioso para todos y bloquear nuevas reformas laborales, por ejemplo. Pero todo eso al Sr. Sánchez le trae sin cuidado. Desde luego lo más insólito es que es capaz de fracturar el PSOE un partido histórico con experiencia de gobierno de 20 y tantos años sólo por agarrarse a la silla. Y al final va a salir, por la puerta de atrás, pero en estas batallas todo el mundo pierde plumas. Y en Genóva siguen el culebron con vermú y patatitas fritas, echándose unas risas. No será ESTE PSOE el que baje a los que asaltan España de su tribuna. Ahora es cuando los "barones" del PSOE tienen que dar TODOS un paso adelante y poner orden en casa de una vez por todas. Y pensar bien a qué candidatos (al Sr. Sánchez lo conocían en su casa) presenta a primarias o terciarias porque a los ciudadanos nos daría igual que lo nombraran a dedo. Siempre que sea capaz y devuelva al PSOE su papel relevanta en la política en España. Todo lo demás, sólo beneficia al PP y a los Podemitas (que por cierto trajo Rajoy con sus abusos)

No puedo entender que Felipe González pueda sentirse dolido, cosa que por otra parte me importa un pimiento, porque Sánchez le dijera que se abstendría en segunda votación y luego va y no lo hace....vamos a ver Señor González!!!!...lo realmente grave es que a usted le dijera lo contrario de lo que el Psoe ha estado diciendo a todos los españoles durante este tiempo, esto es que no dejaría gobernar al PP de ninguna manera....

Gracias por este esquemita, Ernesto Ekaizer, para aclarar el culebrón.
Se les ve el plumero... y a este periódico, también.

Pues sí, ¡vaya perejilada que han armado unos y otros!

El articulo ve ha parecido muy interesante sobre todo en su título y en su conclusión final. Al final de todo este proceso político ( único en la actividad democrática española ) lo que se resuelve es si Mariano Rajoy- el político más corrupto de la toda la democracia española – va a tener el respaldo del PSOE para seguir pilotando sus políticas antisociales otros 4 años más.
Pedro Sánchez y una gran parte del su partido ha decidido no seguir ese camino y buscar un cambio de rumbo importante del que va necesitar el apoyo de gran parte de la cámara.
Lo mejor de toda esta situación es que el Secretario General del PSOE tiene toda la razón de que es posible conformar este gobierno de todos contra Rajoy, contra sus medidas económicas y sobre todo para impulsar la lucha real de todos los corruptos de su partido,
Los críticos del PSOE están esgrimiendo como defensa de su postura los mismos argumentos que el propio PP desglosa en todos los medios de comunicación. España es lo importante y solo ellos son los verdaderos y mejores gobernantes para pilotar a esta España rota por ellos mismos en esta última legislatura.
Ahora como describe este fenomenal artículo se abre paso la postura de la abstención, oculta y a la vez muy bien pilotada por estos falsos críticos que han conseguido sin postularse ellos directamente, para no quemarse en sus comunidades o territorios de sus votantes echarle toda la culpa de los males a Pedro Sánchez y evitar que busque la única vía que desean la mayoría de las españoles y de los actuales parlamentarios que es sacar a Rajoy del poder y mandarlo a la oposición.
Estamos ante un importante debate nacional, no solo de la prensa interesada sino que ahora si que ha llegado y transcendido no solo a los militantes del PSOE sino a sus votantes y sobre todo a toda la sociedad española.
Pronto o muy pronto habrá ya fumata blanca o negra, según se mire. Pues.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

, Buenos Aires, 1949. Ha trabajado, por este orden, en redacciones de televisión, revistas semanales y diarios en Argentina; trabaja, desde hace 36 años en Madrid, en diarios, revistas, radio y televisión. Ha escrito ocho libros.

Las materias de Analítica son
las de un viejo proverbio latino:
"Nada humano me es ajeno"...

Sobre el blog

El periodismo para seguir siéndolo debe ser Periodismo Analítico... O no será. El viejo adagio según el cual los periodistas son como mínimo tan buenos como sus fuentes requiere una actualización. Necesitamos, según dice el profesor norteamericano Mitchell Stephens, periodistas con cinco cualidades: Informados, Inteligentes, Interesantes, Industriosos, y, sobre todo, Perspicaces.

Periodismo analítico

Libros

Queríamos tanto a Luis
Terminada la investigación judicial, el relato más completo de la relación entre Luis Bárcenas y el presidente del PP y del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El caso Bárcenas (Editorial Espasa, 2013)
El autor sigue los rastros del tesorero nacional del Partido Popular desde su imputación en la trama corrupta de Francisco Correa.

Sed de Poder .La verdadera historia de Mario Conde (Espasa, 2012)
La crisis de Bankia y del sistema financiero español es una ocasión para revisitar la historia del ex presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), destituido junto con su consejo de administración a finales de noviembre de 1993.

Indecentes. Crónica de un atraco perfecto (Espasa, 2012)
El relato, a partir de entrevistas e información inédita, hace un viaje hacia la gestación y estallido de una crisis que dará lugar a la Gran Depresión que afecta a la economía y la sociedad española.

Yo, Augusto (Aguilar, 2003)
Tras obtener, en abril de 2000, el Premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura del caso Pinochet en las páginas de EL PAÍS, el autor publica este libro en coincidencia con el XXX aniversario del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El Farol. La primera condena de Mario Conde (Temas de Hoy, 1997)
El 20 de marzo de 1997, la Audiencia Nacional condena a Mario Conde a seis años por los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil. El delito: el pago de una factura de 600 millones de pesetas (3,07 millones de euros) en 1990 a una sociedad domiciliada en Antillas Holandesas.

Vendetta (Plaza & Janés, 1996)
He aquí la violenta historia de dos financieros: Mario Conde y Javier de la Rosa. Practican el chantaje con un doble objetivo: añadir dinero a sus capitales fuera de España y neutralizar la acción de la justicia mediante presión sobre las instituciones.

Banqueros de rapiña. Crónica secreta de Mario Conde (Plaza & Janés, 1994)
Título premonitorio. La rapiña. Este libro analiza la crisis de Banesto, las maniobras para conseguir salvar la entidad mediante un acuerdo de ampliación de capital, la mayor de la banca española hasta entonces.

José María Ruiz-Mateos. El último magnate (Plaza & Janés, 1985)
Una radiografía del imperio oficial y clandestino, del magnate de Jerez.

Más información »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal