Consultorio Antigurú: Hashtags #como #si #no #hubiera #un #mañana

Por: | 10 de mayo de 2013

Hashtag2

#no #necesitas #poner #un #hashtag #en #todas #las #palabras #que #usas #en #Instagram.

Eso es así. 

De esto va el consultorio de hoy. De esa gente que deja etiquetas sin orden ni concierto allá donde vaya: en Twitter, en Instagram, en Pinterest, incluso en Facebook, donde no tienen sentido ni función alguna. Nos dedicaremos a la red de moda, Instagram donde la presencia de hashtags es cercana a la pandemia global.

Todo gurú de Instagram que se precie conoce el famoso artículo de Mashable donde quedaron acuñados las etiquetas más populares de esa red social. La lista llega a veinte y, en teoría, si usted utiliza una de esas etiquetas sus fotos serán más populares, conseguirán más Likes y más seguidores. En resumen, sus fotos llegarán más lejos.

#Picoftheday (la foto del día) y #nofilter (sin filtro) están entre los más empleados. Sin embargo, todo el mundo sabe que la etiqueta #nofilter es más bien una mentira piadosa. Concedo que quizás haya un 0,1% de la población mundial que no use los filtros de Instagram en sus fotos, pero les aseguro que son muchos más los que aseguran en esa red social que sus fotos están hechas con luz natural. #nofilter, ¿De verdad?

Por otra parte, el uso de #picoftheday se supone excepcional. La foto del día debe ser LA FOTO, pero si usted publica cuatro diarias con esa etiqueta, el personal se acabará cansando de su autoestima desenfrenada y perderá toda credibilidad.

Estas son algunas de las etiquetas más populares:

  •  Para las fotos de comida:

#instañam #love #instagood #instafood
#food #yum #yummy #sharefood #breakfast #brunch #dinner #lunch #dessert #recipe
#bacon #eggs #chocolat #icecream #pie #sandwich #salad #sweets #cooking

  •  Para las fotos de paisajes, playas y naturaleza en general:

#leaves #lonely #location #landscape #landscapes #loneliness #trees #thevillage #beautifulplace #fall #fields #forest #road #railway #december #dark #alone #autumn #autumnsky #autumncolor #love

  •  Para modas y estilismos varios:

 #love #cute #girl #fashion #design #beauty #style #cool #special #outfits #tops #jeans #mensfashion #trend #trends #fashionlover #menswear #men #instafashion

  •  Para viajes, excursiones y visitas a ciudades:

#love #travel #trip #summer #vacation #outdoors #architecture #nature #landscape #vacation #visiting #instatravel #roadtrip #mytravelgram #travelingram

Por supuesto, #iger (+la ciudad donde estéis)

Aunque Instagram pone en 30 el límite de hashtags a emplear, desde aquí le advertimos que el uso de diez hashtag consecutivos en la misma foto es un hecho sin explicación racional alguna y que sospechamos relacionado con el horror vacui.

Desde el punto de vista técnico la peor de las consecuencias de abusar de los hashtags es que cuando alguien se ponga a buscar fotos por etiqueta podrá encontrar cualquier cosa menos organización y buenas fotografías. Para su vida social las consecuencias serán mucho más duras: el hartazgo que produce la profusión de etiquetas por todas partes está alcanzando cotas difíciles de imaginar. Aquí Storify se ha hecho eco del clamor popular contra el uso irracional de etiquetas en Instagram.

Si con todo esto no consigo convencerle de moderar los  hashtags a un número razonable (entre dos y tres) por foto, les propondo echar un vistazo a este artículo de Sol León.

Y como recurso último y desesperado acudo a Juan Pablo Puerta, ingeniero y mente cartesiana de este consultorio para que nos ilumine con sus argumentos contundentes. Es decir, para qué fueron creados y para qué debemos usar los hashtags.

La función de los hashtags es clara: seguir la conversación de una forma no lineal y que no dependa solo de lo nos cuentan nuestros amigos. Cada tag (etiqueta) es una entrada a una de otras fotos de Instagram que -cuando tiene sentido, no es demasiado rebuscado y es adoptado por la mayoría- funciona como una suerte de armonía cibernética.

 El hecho de que tenga un hash delante viene de la nomenclatura de los canales de IRC (que por si hay alguien despistado es una forma aún muy usada de chatear con varios cientos de personas en Internet). Los canales, que iban separados por temas, empezaban por un hash si eran compartidos entre varios servidores, o por un ampersand si eran locales del servidor. El hashtag denota tanto la especificidad de un tema, la elección libre (como los canales de IRC, que los creaba quien quisiera y los cerraba el último en usarlo) y la naturaleza distribuida de los mismos.  

Ahora bien, ¿quién fue el genio que trasladó esto desde el IRC a Twitter? Fue, nada más y nada menos que el caballero Chris Messina (no el actor, el otro), que es, además, el padre del movimiento coworking (al menos, fue quien acuñó el término) y uno de los responsables de la adopción de Firefox a nivel mundial. 

Los hashtags se han convertido en una manera perfecta de sincronizar conversaciones. Han permitido pasar de una conversación entre amigos a elegir el “canal” que queremos escuchar.

En entornos donde la sincronización es complicada, cómo en las conferencias, los oradores suelen elegir el hashtag con antelación para que los oyentes puedan comentar la ponencia en tiempo real.

Otros servicios más cerrados (como Facebook) hacen que los pobres que se empeñan en usarlos con hashtag queden como modernos de pueblo. Gente que quiere ir de enterada, pero que no termina de pillar el rollo al asunto. 

Pues eso, digamos que abusar de los hashtags es un síntoma de chonismo y mal gusto.

Palabra de Antigurú. 

Hay 4 Comentarios

Valido la diversidad de opiniones, mucho más si se enuncia con la efectividad que manifiestan artículos como éste. Sin embargo, eso de que intenten desarrollar un sentido de prudencia en torno a cuántos hashtags poner en my beloved instagram, me sienta como me sentaba que me dijeran que tenía que ir a misa los domingos para evitar desintegrarme en el averno olvidada por el favor y la misericordia de mi Dios, al que afortunadamente para mí rescaté de toda esa pendejada. LOL Yo le he sacado partido al desbarajuste de hashtags y me ha ido muy bien. Mucho éxito y un abrazo sincero!!!! :)

Aleluya por este articulo

estoy de acuerdo

Es cierto que el abuso por parte de los twiteros hace que en ocasiones el tem principal sea imposible de seguir al poner # en todo el contenido del mensaje http://www.capitanfood.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Antigurú

Sobre el blog

Agotada de la alta concentración por metro cuadrado de gurús de las redes sociales, en este sitio se levanta un muro de contención: Todos somos torpes y primerizos en la jungla digital. No hay expertos. Eso, al menos, es lo que enseñan en la Universidad de Stanford, donde se ha inventado casi todo y nadie se proclama gurú de nada. Este es, pues, un lugar para reírse de los tropezones en Internet. El viernes abrimos consultorio. Pregunte sin piedad, porque más temprano que tarde todos tendremos nuestro minuto de miseria digital.

Sobre la autora

Karelia Vázquez

es periodista. Escribe en El País Semanal desde 2002, y en Marie Claire, desde 2005. Es la primera española que obtiene una beca J. S. Knight en la Universidad de Stanford (California), que le permitió, entre otras cosas, vivir una temporada en Palo Alto, el Dorado de las nuevas tecnologías, comprar en el mismo supermercado que Mark Zuckerberg y compartir plaza de garaje con los chicos de Facebook. También ir a clases de Clifford Nass, Clay Shirky, Evgeny Morozov y otros -esta vez sí- gurús de la era digital. Es autora del blog “Vivo entre Google y Facebook”, porque así era literalmente. Ha sido cobaya de variados experimentos extremos en Internet, y este blog no pretende ser ni más ni menos, que eso: Un sitio para radicales.

Eskup

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal