Tuitear sin leer: Nuevo deporte olímpico

Por: | 10 de junio de 2013

The-big-bang-theory_TINIMA20121226_0717_5
                                                                                             The Big Bang Theory

Nadie que escriba un blog en junio de 2013 aspira a que el lector -que ahora se llama usuario porque Internet se usa, no se lee-, llegue hasta la última línea

. Yo tampoco. De hecho es posible que a estas alturas (tercera línea) muchos ya hayan abandonado o estén a punto de hacerlo.

La mayoría solo se desplazará su cursor hasta la mitad de este post.

 

Según los cálculos de Chartbeat, una compañía que se dedica a observar el comportamiento de los lectores on line en tiempo real, por cada 161 personas que entran en una página, alrededor de 60 (un 38%) se larga sin leer una línea del primer párrafo.

 

 

En el segundo párrafo quedarán unos 100, de ellos cinco no llegarán al tercero. Y muchos de los que lo hagan dejarán de leer para irse a tuitear un artículo que aún no saben cómo termina. En el cuarto párrafo alguno de los que resista se irá a la sesión Comentarios a señalar que echa en falta que el autor no haya comentado un asunto que se trata en el párrafo siguiente, pero él no ha tenido paciencia para llegar allá. 

 

Todo esto que era una intuición, fruto, entre otras cosas, de mi propio comportamiento, se ha confirmado con las teorías de Jakob Nielsen, un experto en usabilidad (Web usability) que es quien afirma que los usuarios son egoístas (selfish), vagos (lazy) y despiadados (ruthless).  Aquí lo tienen por si alguien le quiere poner cara. 

 

Jakob.nielsen

Según Nielsen, la mayoría de ustedes entrarán, pongamos por caso a este blog, sin la más mínima intención de leer, así que escanearán de arriba a abajo y si no encuentran lo que buscan se largarán. ¡Anda que no hay cosas que hacer en Internet! Es la ley de la selva. No hay segundas oportunidades. El proceso no durará más de dos minutos.

"Se mueven por Internet como aves de rapiña, olisquean -sólo devoran hechos-, y si no avistan comida siguen la ronda. Son Informavores, organismos que consumen información, siempre que no sea aburrida y no sea presentada en párrafos de más de seis líneas". Los estudios de Eye-Tracking demuestran que los lectores tienen la peligrosa tendencia de pasar por encima de los grandes bloques de texto. (Voy por cinco líneas, así que pongo punto y aparte).  

La revista Slate habla en el artículo You won't finish this article (Usted no terminará este artículo) con Josh Schwartz, analista de tráfico y datos on line para ChartBeat, y este experto confirma la peor de las previsiones. A saber: "A la gente le cuesta cada vez más concentrarse, y mientras más palabras escriba perderá lectores a un ritmo más rápido".

La proporción es esta: Por cada 100 lectores que se van 50 se quedan. La mayoría deslizará el cursor solo hasta la mitad del artículo y no dará más oportunidades. Uno se lo juega todo en el titular y en la foto. Los únicos artículos que merecen ser vistos por encima de arriba a abajo son aquellos en los que hay fotos y vídeos.

Vean en este gráfico el comportamiento de los lectores en tiempo real.

Chartbeat

Otra intuición que muchos teníamos, y que han demostrado los gráficos de Chartbeat es la compulsión por recomendar artículos en Twitter que no hemos leído. Estos analistas estudiaron la relación entre el número de tuits que conseguía un post y las personas que había llegado con el cursor a sus líneas finales, y llegaron a la conclusión de que nada es lo que parece: Un artículo que ha sido tuiteado muchas veces no tiene por qué haber sido el más (y sobre todo) el mejor leído. Ni un artículo al que muchos lectores le hayan dedicado tiempo y concentración tiene que ser el de más éxito en Twitter. ¿Un caso clásico de postureo? 

Este es el fenómeno representado en un gráfico 

Chartbeat2

Uno de los pilares de la teoría de Jakob Nielsen es que los lectores/usuarios no son los que tienen que cambiar. ¿Por qué deberían querer hacerlo? El problema es de los que escriben en Internet. Según este experto la fórmula para atrapar a la gente es sencilla. Vean:

  • Hacer listas y usar estos puntitos indiscriminadamente
  • Emplear abundancia de negritas y subtítulos para ayudarles con la dispersión
  • Hacer oraciones cortas
  • Plantear una idea por párrafo
  • Prescindir de los juegos de palabras
  • Minimizar las reflexiones profundas sobre cualquier tema porque producen oraciones larguísimas y complicadas como ésta
  • Emplear la mitad de las palabras que se usarían en la escritura convencional

Finalmente cruzar los dedos y confiar en que los milagros existen.

PD. Luego no se quejen los queridos lectores de la profusión de listas en Internet sobre lo humano y lo divino. 

Hay 74 Comentarios

Este tema da para una pelicula: Twittear antes de leer ;-)

Pues no te equivoques, detesto leer un artículo que al final resulta incompleto e inexacto. No hay como un buen articulo bien pensado, bien editado y bien presentado. Este está un poquito quedado, pero es bueno

Me recuerda a esos tiempos mozos en que regalé el libro "La Conjura de los necios" a un amigo que oficialmente admitía: "Yo no leo".
Se vio obligado con mi regalo a leer, y mucho.
Iluso de él, me enviaba mensajes comentando por que parte del libro iba y lo enganchado que estaba a la novela en plena época de exámenes. Digo iluso porque yo me partía de risa a escondidas.

Si antes sólo leían por obligación social, ahora ya...

P.D.: Sí, es muy cierto este post que has escrito. Pero no puede dejar de darme una rabia tremenda que la gente haga eso. Lo hacen, pero sigue fastidiando.

Excelente artículo, Sin desperdicio. Resulta muy aleccionador.
A partir de ahora voy a poner en práctica tus expertas sugerencias.
Enhorabuena

Felicidades por el artículo.
Toda la razón del mundo.
Textos cortos, claros, con atrapa ojos...

Yo soy de esos de los que dejan a medias o sin empezar más de la mitad de los artículos que abren.
Pero es que tengo a mi disposición muchos más del doble de artículos de los que tenía previa cuenta en twitter.
Y sí, recomiendo sin leer, pero recomiendo artículos que a mi no me interesan a gente que pienso que les puede interesar.
Total, que si generalizo, se lee más o menos lo mismo que antes pero escogiendo en una mayor variedad.

Lo que no hago es criticar sin leer.

P.D.: La fórmula que se recomienda para publicar artículos que `triunfen` es la misma que se usa en diarios y programas sensacionalistas y/o populistas.

Cierto. Yo no he pasado del tercer párrafo. Después de "solo se desplazará su cursor" ¿? y "cinco no llegaran" (llegarán quizás) no he podido seguir.

Qué tontería. Al final olvidé que quería comentar dos cosas. A) Una vez escribí un artículo sobre el cebiche y por la cantidad de cliqueos (no digo 'visitas' ni 'lecturas' expresamente) Wordpress suele recordarme que debería escribir otra vez sobre el tema. Suficiente razón para mí para no hacerlo. B) Una vez descubrí experimentalmente que mis entradas con adornos audiovisuales parecían atraer a más lectores. Decidí renunciar a ellos como simples adornos. No me llamaría la atención que alguien alguna vez 'descubra' que añadiendo un video en el que la bitacorera o bitacorero se aligera de ropa, aumenta el número de visitantes. Una bitacorera o bitacorero, ¿se desea lectores o simples olisqueadores?

Muy interesate y que conste que yo siempre llego hasta el final si el artículo es interesante y está bien escrito. ;)

Me parece un poco preocupante que en internet se tenga que simplificar todo tanto, simplificar cómo y sobre qué se escribe significa al final que también se simplifiquen nuestros pensamientos e ideas.

Pienso que también es la ansiedad de consumir en internet los máximos artículos posibles en el menor tiempo,yo me incluyo,en el 50% de los casos n llego a la mitad del posts,a menos que sean temas que me interesen de forma muy clara,eso sí no tuiteo nada que no haya leído hasta el final

Personalmente prefiero leer un texto interesante y bien escrito -aunque sea largo- que ver un video. Simple gusto por la buena lectura. Noto también que los consejos para conseguir más lectores se olvidan de lo más importante: los contenidos. Como si el (man)tener una bitácora fuera una simple carrera por captar lectores a cualquier precio. Lo que me apena, por otra parte, es que cada vez más gente parece considerar importante haber compartido el aire con el señor Cerrodeazúcar o Fulanitalaprincesa. ¿Se sentirán tan pequeños o insignificantes para tener que mencionarlo? ¿Tiene mérito, importancia, valor, significancia, sentido?

Demasiada gente con demasiado tiempo libre.

Creo que incumplo, uno por uno todos los puntos de legibilidad en internet, dudo que me hayan tuiteado jamás, tengo pocos pero fieles lectores: y me encanta!!

No leemos, escaneamos. Yo la primera, creo que efectivamente tenemos una saturación de información y el objetivo es leer muchas cosas en el menor tiempo posible. La fórmula de Nielsen es sencilla, no todos la aplicamos siempre y hay más factores que varían en todo esto. Pero no está de menos volver a leerla y diseñar una buena estrategia.

La clave es tener unos contenidos dinámicos, actuales y contar algo interesante, como este recorrido en combi vw desde México a la Patagonia, ya van 10 meses de trayecto... http://www.zaiguaweb.com/

"En el segundo párrafo quedarán unos 100, de ellos cinco no llegaran al tercero"

100 se quedan en el segundo párrafo y 5 de ellos no llegan al tercero...

Joder, parece una adivinanza con trampa, pero es que no encuentro la respuesta... Intenté con el viejo truco de plata-no es pero ni con esas...

Por definición, tenemos poco tiempo en nuestra sociedad moderna. Si a esto añadimos que el navegante de Internet es un consumidor de comida rápida, entendemos perfectamente que el porcentaje de personas que leen un artículo completo sea ridículo. Internet será visual en un futuro. Artículos leídos en un vídeo en lugar de tener que leerlos en pantalla. Al tiempo.

En otro orden de cosas. No recuerdo que Tolstoi, Víctor Hugo o Delibes emplearan profusión de negritas. Y la gente los sigue leyendo. Hasta el final.

Cuando escribo en mi blog nunca uso negritas, ni listas estructuradas, hago frases largas, empleo palabras poco convencionales con las que a veces juego, y expreso varias ideas en cada párrafo (o a veces no expreso ninguna), párrafos que, por cierto, suelen ser de más de cinco líneas. Tampoco me preocupa excesivamente que se me lea mucho o poco, será que no vivo de eso.
Me conformo con que quien me lea me lea bien.

Karelia, pues yo llegué hasta el final, y ya me lo barruntaba yo esto que expones... Yo no soy analista, ni científico, ni humanista, ni sociólogo; pero yo me hacía una cuenta parecida: tengo X seguidores, y siempre me digo que la mitad nunca entra. De la mitad restante, sólo la mitad lee algo y la otra mitad no más de dos lineas... el resto de lo que queda, aproximadamente lo lee con intención de comentar y sólo lo hace un 10%... lo que me queda, es que no tengo más de dos o tres comentarios (sin contar mis respuestas, que siempre termino por responder). Y yo creo que mí blog (como el de muchísimos de los que sigo y comento) es interesante, modestia a parte... ¡Buen artículo!

Besicos.

http://naturarezamuerta.blogspot.com.es/

Muy cierto... lo mismo nos ocurre en nuestro blog sin ir más lejos....... http://nutri-cosmetica.com/blog

Escribo poesía en mi blog. Por las estadísticas de entradas a las páginas, veo que muchos buscan solo las imágenes que cuelgo, y esos pasarán sin duda de leerme, y otros buscan términos que aparecen en mis textos pero que no tienen nada que ver con lo que buscan, por lo que tampoco leerán. Por si acaso, grabo las poesías en mi voz, a ver si así escuchan todo el texto y se quedan un poquito más. Sonrío. Internet es así y así será me temo.

60+100+5+otros > 161 personas que entran en una página.

En mi opinión lo importante es dejar en su segundo plano al lector aunque sin olvidarlo. Para tratar de agradar a una amplísima mayoría hay que poner el listón excesivamente bajo, con lo que a la postre a quien acabas fallando es a tí mismo.

Un artículo no deja de ser mejor o peor porque a pesonas de toda condición pueda o no gustarles. Moverse por cifras, tan de moda actualmente, simplemente conlleva perderse en la nada y la mediocridad.

Yo estos artículos no los leo, pero lo voy a retuitear. ¿De qué va?.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Antigurú

Sobre el blog

Agotada de la alta concentración por metro cuadrado de gurús de las redes sociales, en este sitio se levanta un muro de contención: Todos somos torpes y primerizos en la jungla digital. No hay expertos. Eso, al menos, es lo que enseñan en la Universidad de Stanford, donde se ha inventado casi todo y nadie se proclama gurú de nada. Este es, pues, un lugar para reírse de los tropezones en Internet. El viernes abrimos consultorio. Pregunte sin piedad, porque más temprano que tarde todos tendremos nuestro minuto de miseria digital.

Sobre la autora

Karelia Vázquez

es periodista. Escribe en El País Semanal desde 2002, y en Marie Claire, desde 2005. Es la primera española que obtiene una beca J. S. Knight en la Universidad de Stanford (California), que le permitió, entre otras cosas, vivir una temporada en Palo Alto, el Dorado de las nuevas tecnologías, comprar en el mismo supermercado que Mark Zuckerberg y compartir plaza de garaje con los chicos de Facebook. También ir a clases de Clifford Nass, Clay Shirky, Evgeny Morozov y otros -esta vez sí- gurús de la era digital. Es autora del blog “Vivo entre Google y Facebook”, porque así era literalmente. Ha sido cobaya de variados experimentos extremos en Internet, y este blog no pretende ser ni más ni menos, que eso: Un sitio para radicales.

Eskup

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal