El triunfo de los antisociales

Por: | 28 de marzo de 2014

Sociopatas2

                                                                                               © Gloria Rodríguez

El complemento más honesto de las redes sociales está aquí. Venía haciendo falta algún accesorio, app o widget que pusiera coto al "todos somos amigos", "qué buenas personas somos" , "a ver si coincidimos todos en algún sitio y nos tomamos algo" que estaban en el ADN de FacebookInstagram o Foursquare

Hacía falta un servicio que nos hiciera más fácil hacer realidad el soberano deseo de no querer ver a otra persona ni en pintura. Algún servicio de geolocalización que nos permitiera correr (o caminar elegantemente) en sentido contrario de un ex, de un antiguo amigo o, llegado el caso, de un jefe. Y esa obra social, queridos lectores, ha llegado y se llama Cloak, una palabra que pudiéramos traducir al castellano como capote o tapadera. Su eslogan promete que nos ayudará a pasar de incógnitos en la vida real. Nada más y nada menos. 

Uno de sus creadores, Chris Baker, es un viejo conocido por haber sido director creativo de Buzfeed y por su prolífica creación de productos digitales para sociópatas. Léase, aplicaciones misántropas.  Por ejemplo, de su cerebro salió la versión para navegadores de Unbaby.me, que escondía las cascadas de fotos de bebés de Facebook, y en algunos casos las cambiaba por fotos de gatos. Otra de sus creaciones es Hate with Friends, una herramienta que permite determinar con una precisión casi exacta si usted y uno de sus "amigos" de Facebook se odian. Es tan inteligente que puede informarle de si el odio es recíproco. Además, le envía una alerta cuando algún otro amiga también ha empezado a odiarle. Que todo se pega e información es poder. 

Hate_with_friends_poster

 

 

Pues Baker junto a Brian Moore han traído Cloak a nuestras vidas. La app utiliza la información de Instagram y Foursquare para espiar dónde están sus amigos, los coloca en un mapa, le permite poner una alarma a los que preferiría no cruzarse en su camino, y le avisa cuando hay cierto peligro de que se alineen los astros y acabe usted coincidiendo con quien no quiere.  Digamos cuanto antes que si sus "amigos" no se geolocalizan con frecuencia Cloak no podrá higienizar su vida social. 

Con Cloak en su móvil usted dispondrá de un mapa de situación que estará conectado a Foursquare e Instagram, de momento y donde podrá ver la geolocalización de sus amigos (repito, de aquellos que se geolocalicen). Usted podrá revisar el mapa cada vez que quiera y poner una bandera encima de aquellos contactos con los que no le gustaría coincidir. Así Cloak podrá mandarle una alarma, una especie de orden de alejamiento, que le avisará cuando las distancias se estén acortando y esas personas estén entrando en su espacio geográfico. También podrá decidir cuál es su radio geográfico. Es decir si quiere que le avisen cuando esa persona está a dos metros o a dos kilómetros. 

Según sus fundadores, ya tienen 200.000 usuarios. ¡Tanto buen rollo no era verosímil! Y, según las revisiones de la app, los contactos que con más frecuencia se marcan como apestados suelen ser los ex, los vecinos con incontinencia verbal, los compañeros de trabajo y los jefes en esos días en que se ha dicho alguna mentira piadosa. 

Los fundadores de Cloak dijeron al diario The Washington Post que ellos no habían creado "una parodia" sino una "herramienta útil" para la vida social. "Hemos vivido el éxito de redes sociales como Facebook y Twitter que nos han mantenido unidos, pero personalmente creo que los proyectos antisociales están en alza, cada vez vemos más este tipo de herramientas". 

Moore y Baker recuerdan la insistencia con la que durante años los usuarios pidieron a Facebook una opción de "No me gusta". Algo que de momento no ha llegado. "En el mundo de Facebook simplemente no hay espacio para ser  "algo menos que amigo" de otra persona". 

Aquí podemos ver el ejemplo de cómo la columnista de tecnología de Yahoo Alyssa Bereznak puso una alarma Cloak a su editor: "No deseaba verlo más tiempo que el que se establecía en mi contrato laboral", explicó. Afortunadamente su jefe, Jason Gilbert, es un adicto a las redes sociales y hace check-in allá donde vaya, con lo cual evitarlo era bastante fácil. Así lo hizo Alyssa: 

En el primer paso lo ubicó en el mapa:

Yahoo1

En el segundo, tocó encima de su cabeza (en la foto) y le colocó una bandera encima

Yahoo2

A partir de ahora con la alarma activada, el teléfono le avisaría de cuando su jefe estuviera cerca de sus sitios habituales. Ella configuró la alarma para que sonará cuando su editor estuviera a dos millas (poco más de tres kilómetros). "No quiero correr riesgos", escribió en su columna. (Entendemos que se trata de una broma)

Cloak no es exactamente un concepto nuevo, aunque quizás sea el más fácil de incorporar a la rutina diarias. También existe el experimento "Hell is other people" (El infierno son los otros) y la web Avoid Humans que le pretarán servicios parecidos.

¡Bienvenido a la era de las redes antisociales! 

Hay 14 Comentarios

Para Sodapop: Curioso. Yo tuve un jefe así. Se lo encontraron muerto poco después de que yo dejase de trabajar allí.

Gracias por la información. A ver si se geolocaliza más a menudo mi jefe, y puedo ir a la oficina a trabajar, sin que nos interrumpa con reuniones estúpidas, insultos y amenazas solapadas para algún miembro del equipo y sin que nos haga perder tiempo de trabajo, que luego recuperamos fuera de la jornada laboral. Con la que está cayendo y que las empresas todavía tengan este nivelazo de management. Así nos luce el pelo. En algún país escandinavo lo fusilarían al amanecer. Aquí lo ascendemos para que siga dando por cu...

Supongo que era un intento de trollear, nonoclaro. De lo contrario, es evidente que eres de esos a los que les convendría permanecer callados siempre.

Está bien, "nonoclaro". Capucha es "hood" - que también es un término muy plástico y flexible-, cloak es una capa larga con o sin capucha, con o sin mangas en la que te puedes envolver y "desaparecer" de la vista de los demás. Así, también viene a significar, metaforicamente, "tapadera" y "velo". Por eso devino en verbo, significando "ocultar, tapar, desaparecer". Personalmente, creo que Karelia Vázquez traduce correctamente lo que escribe en sus artículos, y eso no es muy habitual.

Capote?? Tapadera???? CAPUCHA

Incultura de periodistas

"Hate with Friends, una herramienta que permite determinar con una precisión casi exacta si usted y uno de sus "amigos" de Facebook se odian"

Y tan exacta, como que funciona diciendo tú mismo que le odias, a mi no me parece que eso sea determinar.

http://www.hatewithfriends.com/

Creo que puede ser una herramienta de gran ayuda para mujeres con y sin orden de alejamiento en casos de VG.

Era de esperar que después de más de una década de compartir todo con todo el mundo las personas se cansaran. Ahora tendremos que pagar para tener privacidad y que nuestros datos estén seguros.


A los interesados en compartir su información de contacto de forma rápida, fácil y segura les recomiendo esta página: http://goropo.com

ME...Encanta!!!

Antisocial no debe confundirse con huraño. Aquél no ha interiorizado las normas y protocolos de la sociedad, éste sí pero simplemente se siente mejor si hay poca gente en torno suyo o en la soledad más absoluta.

¿Se acabo tanto buenrollismo? ¿y por que no? Cuanto más se parezcan las redes sociales a la vida real yo pienso que mas relevancia e importantes serán, no dejar de ser una herramienta útil y sencilla de manejar debe de ser fundamental y esta red creo que auna las dos cosas.

Pues miara, yo solo por evitar a toda esa gente que tiene la dichosa manía de "geolocalizarse" cada 10 minutos e informar al gran público de dónde están y lo que co*o quiera que estén haciendo a cada momento, ya me bajaría la app. Por cansinos.

Por fin una App creada con dos dedos de frente.

Jajaja!! Qué buena esta app!!

http://areaestudiantis.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Antigurú

Sobre el blog

Agotada de la alta concentración por metro cuadrado de gurús de las redes sociales, en este sitio se levanta un muro de contención: Todos somos torpes y primerizos en la jungla digital. No hay expertos. Eso, al menos, es lo que enseñan en la Universidad de Stanford, donde se ha inventado casi todo y nadie se proclama gurú de nada. Este es, pues, un lugar para reírse de los tropezones en Internet. El viernes abrimos consultorio. Pregunte sin piedad, porque más temprano que tarde todos tendremos nuestro minuto de miseria digital.

Sobre la autora

Karelia Vázquez

es periodista. Escribe en El País Semanal desde 2002, y en Marie Claire, desde 2005. Es la primera española que obtiene una beca J. S. Knight en la Universidad de Stanford (California), que le permitió, entre otras cosas, vivir una temporada en Palo Alto, el Dorado de las nuevas tecnologías, comprar en el mismo supermercado que Mark Zuckerberg y compartir plaza de garaje con los chicos de Facebook. También ir a clases de Clifford Nass, Clay Shirky, Evgeny Morozov y otros -esta vez sí- gurús de la era digital. Es autora del blog “Vivo entre Google y Facebook”, porque así era literalmente. Ha sido cobaya de variados experimentos extremos en Internet, y este blog no pretende ser ni más ni menos, que eso: Un sitio para radicales.

Eskup

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal