14 sep 2010

Las cámaras EVIL, una nueva moda

Por: Antonio Espejo

Los que trabajamos y vivimos (o hemos vivido) de la fotografía, siempre soñamos con poder llevar colgado del hombro un equipo válido para el 90% de las ocasiones. Pero, sobre todas las cosas, deseamos que pese poco. Si las fotografías son deportivas, es misión imposible, cualquier teleobjetivo de 300 milímetros o más, que sea muy luminoso, pesa ya demasiado. 

E-PL1 

Pero no va de grandes ópticas, va casi de compactas con óptica intercambiable. Es la moda actual, son las llamadas EVIL, por las iniciales del inglés Electronic Viewfinder Interchangeable Lenses, Visor electrónico con objetivos intercambiables, aunque eso del visor, la mayoría de los casos es una típica pantalla y nada más. Es la diferencia fundamental con las réflex de toda la vida. El típico prisma del visor, el que recibía la imagen real del objetivo gracias a un espejo, ha desaparecido y el espejo también, ahora hay que conformarse con una pantalla en color, igual que en el resto de compactas. 

Una pena. Yo soy de los del visor, de los que nos gusta concentrarnos mirando por él y encuadrar la imagen que ya tenemos creada en nuestro cerebro. Es rápido, preciso y ayuda en la composición, no hay reflejos que estorben, ni condiciones de luz adversas, es la óptica la que manda en ello, lo que ella ve, es lo que el ojo ve.

Ahora, si la luz es generosa, hay que llevar una visera para tapar la dichosa pantalla, o no hay manera de ver lo que aparece allí. Claro que si la luz es escasa, el sensor ayuda a ver lo que el ojo no ve y la pantalla nos lo muestra en toda su intensidad... dando el cante en sitios oscuros en los que puede interesar pasar más bien desapercibido. En fin, todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. 

SonyNex7 

 

A falta de espejo, prisma y demás partes de un visor, se aligera el peso y, sobre todo, el espacio. Así que las EVIL son más pequeñas y más ligeras que sus hermanas mayores. Alguna ventaja tienen, por supuesto. Lo que se ahorra en espacio puede dar lugar a sensores más grandes, más sensibles y con más número de píxeles o/y de mayor tamaño. Además, el control manual sigue funcionando igual y el autofocus y la velocidad de disparo no cambian. El precio es, de momento, un problema, todas parecen estar por encima de una réflex con características parecidas.

Así que la batalla por este nuevo mercado está servida. Los primeros en aparecer fueron los defensores del sistema Micro Cuatro Tercios, Olympus y Panasonic, a los que pronto se apuntó Samsung y ahora, la imparable Sony con una crecida de ventas tal que ya está en segundo lugar de la clasificación.

¿Será una nueva moda, o realmente triunfarán? El tiempo lo dirá.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 19 Comentarios

Me han parecido muy utiles vuestras opiniones.Aun recuerdo cuando mi vapuleada D70 de Nikon (nefasto servicio técnico en españa, 5 envíos al SAT y no supieron arreglarla o cambiarla,hasta la quinta vez, eso si COBRANDO siendo error suyo) era la leche en calidad/precio hace 6-7 años.Ahora, salvo que tengas inquietudes fotgráficas, hasta las camaras de los últimos moviles hacen fotos aceptables (rollo turístico, claro) y sin llevar un molesto equipo a cuestas.Como avanza la tésnica pardiez! Reiterando mi amargura, NIKON nunca mais

Yo tengo la panasonic GF1 y hasta que no le añadí el visor durante las horas centrales del día no me aclaraba, por eso pienso que el visor es indispensable, antes tenía la canon G7 y nada tiene que ver ese visor con el panasonic. Para horas centrales del dia y fotografía de objetos en movimiento el visor imprescindible.

Estoy empezando en esto de la fotografía, y me mueve más el sentido práctico que el artístico, lo que permite adivinar lo que voy a decir.

Seguro que no he sido el primero en preguntarse

"¿Cuándo llegará el día en que pueda sacar fotos correctas en el 90% de las situaciones sin llevar una mochila de equipo a la espalda?"

"¿Cuando, de una vez por todas, podré sacar fotos con RUIDO ACEPTABLE con una cámara compacta fuera de las horas centrales de un día de verano?

"¿Para cuando el fin del ruido a ISO 100 en una compacta"?

Pues parece que algunos fabricantes han oído, por fin, nuestras súplicas. Por tanto, lo de las EVIL me parece UNA BUENA NOTICIA.

La gran noticia diría yo.

Me sorprende que nadie haya comentado una de las características más importante de esta cámara: graban vídeo. ¿Poder grabar vídeo en 1080p con objetivos fotográficos de excelente calidad por 1000€? Maravilloso. Búsquen en Vimeo los vídeos de la Lumix GH1 y otras cámaras "grandes" m4/3 y van a flipar. Ahora en la feria alemana saldrán la GH2 y la E5 y van a arrasar este año.

Olympus dijo que dejará de fabricar cámaras con espejo. ¿Captan la indirecta? m4/3 se va a comer el mercado.

Me sorprende que nadie haya comentado una de las características más importante de esta cámara: graban vídeo. ¿Poder grabar vídeo en 1080p con objetivos fotográficos de excelente calidad por 1000€? Maravilloso. Búsquen en Vimeo los vídeos de la Lumix GH1 y otras cámaras "grandes" m4/3 y van a flipar. Ahora en la feria alemana saldrán la GH2 y la E5 y van a arrasar este año.

Olympus dijo que dejará de fabricar cámaras con espejo. ¿Captan la indirecta? m4/3 se va a comer el mercado.

Estoy con Jose. Las DSLRs actuales son una herencia de las camaras analogicas donde se aplica la misma tecnologia por comodidad, por costumbre de fabricantes/usuarios o simplemente como arte/romanticismo/nostalgia respecto a lo mejor que se podia hacer entonces. Las nuevas camaras simplemente hacen lo lógico: prescindir de los complejos prismas y espejos que son totalmente innecesarios en un mundo sin carretes. Las camaras digitales no tienen porque ser iguales a las analógicas, aunque los principios ópticos sean universales. Y lo importante es hacer buenas fotos, aunque a los amantes a la fotografia de toda la vida les guste perpetuar una manera de hacer las cosas estas camaras también permiten hacer buenas fotos.

El tema, creo, se está desbordando. Tengo una Sigma DP2 con un sensor grande, igual que las cámaras DSLR. Hice recientemente un viaje por Europa y me la llevé. Sigo pensando que una reflex pequeña, por ejemplo la Olympus 410, que tengo, es mejor. Ocupa poco más y con dos objetivos se cubre casi toda la gama de necesidades. La compacta DP2 la uso exclusivamente para llevarla siempre conmigo y con sus 14 megapixeles en tres capas puedo hacer esas fotos que se te pueden escapar por no llevar equipo contigo.

Una evolución lógica diría yo. Hay compactas y DSLR excelentes, quedaba ese nicho en el mundo digital, y las empresas lo están explotando. Como las otras, tendrán su público.

Las Panasonic y Olympus, m4/3, juegan con la ventaja de contar con un abanico de ópticas buenas e interesantes, las de las 4/3. No deja indiferente ver una se esas pequeñas colgando de un Zuiko 35-100 f/2, aunque evidentemente ese no sea el principal uso para el que han sido diseñadas.

En calidad de imagen, rango dinámico, sensibilidad ISO, se comportan de forma absolutamente equiparable a cualquier modelo del sistema 4/3 o APS-C, y mucho mejor que cualquier compacta.

Creo que tienen un buen y largo recorrido, aunque eso dependerá del "mercado".

Mi experiencia es que es un placer llevar solo tres cuartos de kilo de viaje, en vez de los ocho o nueve a los que estaba acostumbrado. Y además las compañías de vuelos "low cost" ya no me dan la tabarra al subir al avión :-). Eso si, comparto la opinión del autor de que necesitan un "visor", así que esa será mi siguiente inversión en gadgets fotográficos.

Paco

La GF1 es una m4/3. El sensor es 18x13 mm aprox., o sea algo mas de la mitad que un APS-C. Cuando digo que la calidad es buena hasta ISO 400 es que el ruido en formato 1:1 en el monitor del ordenador no es un factor claramente perceptible. ISO 800 tampoco es que sea malo pero ahi si es necesario filtrarlo en la mayoria de los casos. El tema de los objetivos es algo relativo porque teniendo sus ventajas, lo cierto es que por el momento no hay mucho donde elegir y el precio es bastante elevado. Ademas, al menos en el caso de la GF1, no tiene demasiado sentido ponerle un tele por el tamaño de la camara. Tienen un macro y un fisheye muy interesantes, pero son caros y si no estas metido en ese tipo de fotografia no merecen la pena. Añadele a eso que el 20mm es una gozada y realmente la pregunta que se hace uno es, para que quiero otro objetivo en esta camara?.

De qué tamaño de sensor estamos hablando? Hoy en día cualquier compacta moderna produce un ruido aceptable a ISO 400, mientras que un sensor APS-C sube hasta 800 sin muchos problemas e incluso 1600.
La adopción de los objetivos intercambiables es buena pero si di el salto a las DSLR no fue ni por los modos (cualquier compacta moderna ya proporciona funciones PASM) sino por la nitidez y ésta no sólo te la da una buena óptica.

Pues quizás serán el futuro. Por ahora, y no por mucho más dinero, las cámaras réfles siguen siendo las reinas. Y si no, que se lo pregunten a la nueva cámara de Nikon:
http://fotografolowcost.blogspot.com/2010/09/d7000-nueva-camara-de-nikon-para-el.html

Tengo una Panasonic GF1 con el objetivo 20mm-f1.7 y tengo que decir que es una camara realmente estupenda. Antes de comprarla estuve dudando mucho entre ella y una dslr ya que la diferencia de precio no era demasiada y la calidad de imagen y los objetivos disponibles eran en principio una ventaja para la reflex. En mi caso era importante que la camara fuese pequeña, rapida y sencilla de manejar, asi que al final me decidi por la Panasonic. La camara le da mil vueltas a cualquier compacta a nivel de calidad de imagen sin ninguna duda y hasta ISO 400 el nivel de ruido es mas que aceptable, ademas se puede usar formato RAW en lugar de JPG, cosa que de hecho es mas que recomendable dado que la calidad del JPG no es destacable en esta camara. El objetivo es una gozada, muy, muy rapido en el enfoque, extremadamente nitido en aperturas grandes y medias (hasta f8 mas o menos, de ahi en adelante pierde un poco de nitidez) y muy luminoso. Personalmente creo que este tipo de camaras son perfectas para cualquier persona que quiera introducirse un poco mas en serio en la fotografia, para usuarios que valoren mucho la portabilidad y la sencillez de manejo (viajes, fotografia urbana) y para usuarios avanzados como segunda camara. En mi caso, pienso que algun dia ire a por una reflex pero la GF1 me va a acompañar mucho tiempo.

Con estas camaras se puede usar un visor electronico, montado en la zapata del flash. Se puede comprar con la camara. Mucha gente tambien las usa instalando un visor optico, lo que las convierte en una especie de rangefinders, a una octava parte del precio de una Leica M9 ...

Al parecer la calidad de imagen, tanto de la Olympus como la GF1 de Panasonic, es buenisima, que es lo que cuenta. Muchos fotografos profesionales (hablo de gente que no se separaba de la Leica) ya usan una de estas (sobre todo la GF1) como segundo cuerpo, o para llevar encima todo el tiempo.

Compacta, con objetivos intercambiables y, opcionalmente, posibilidad de añadir un visor electrónico: Ricoh GXR

http://www.quesabesde.com/noticias/analisis-ricoh-gxr-muestras-videos-gr-a12-s10,1_5983

Que cansinos son los comentaristas de camaras, que cansinos los comentaristas... Los argumentos contra las evil -que no son ninguna novedad, hace mas de dos años que se pusieron a la venta- son absurdos. Recuerdan a los que recibieron a la Leica. Aciertan igual. Las webs de fotografia se llenaron de comentarios profetizando el fracaso del micro 4/3 y pese a su error, ahi siguen. Ninguno ha pedido perdón por su estupidez.

Las DSLRs son un error de diseño, una herencia ridicula de una tecnologia obsoleta: el absurdo sistema de espejo, complejo, caro y delicado, se inventó porque era la unica forma de ver la imagen real producida por el objetivo y para algunos usos (teles, microscopio, reproducciones) era necesario. Los fabricantes convencieron a los aficionados incautos de que necesitaban esas maquinas caras cuando les hubiese bastado una compacta cualquiera.
.
Una vez que existe un sensor capaz de enviar la imagen a un monitor, no hace falta para nada. Eso si, es mas facil de vender a un consumidor algo que se parece a lo que lleva usando mucho tiempo que un diseño que aproveche las caracteristicas de un sistema nuevo

Yo no creo que ocupen el lugar de las DSLR, sino de las compactas avanzadas.

A mí, como a tí, me gusta ver por el visor. La nitidez no es comparable. La fotografía es un arte, no un ejercicio de fast food.

Además, las ventajas más claras (pantalla) viene con la práctica totalidad de las DSLR. Mi Nikon D5000 tiene además la pantalla abatible, algo muy muy útil en muchas ocasiones.

¿Y los "schiiiick" del disparo? ¡A mí me gusta oír la precisa mecánica en movimiento, de verdad!

Gracias por el blog, me encanta :-)

A mi también me fastidia esta nueva moda de eliminar el visor cuando podría ser perfectamente compatible con la posibilidad de emplear la pantalla trasera... No me lo explico amigos, y en ocasiones hablamos de cámaras de 1000€ ¿tanto supondría poner un visor?

Vamos, como las Leica de toda la vida, pequeñas pero con lentes intercambiables, quita el visor telemétrico por el electrónico y voilá! lo mismo. Un concepto de hace 60 años renovado, pero igual. Para mí, estas serían las cámaras ideales si se les pudiese poner un visor óptico, tal vez aprovechando la zapata del flash como alguna Panasonic...

Trinufará cuando la diferencia de precio con respecto a una compacta sea de 100 / 200 € (me refiero a un conjunto cuerpo y objetivo aceptable)... Aún así no veo claro su 'espacio'. Creo que cualquier fotógrafo aficionado con conocimientos, saca partido a una compacta normalita en ocasiones especiales (si te ha pillado con la réflex en el cajón). Si se toma la decisión de sacar el 'equipo' (viaje, fotos especiales) entonces la prioridad es la calidad frente a la incomodidad. Ese 'ni chicha ni limonada' (calidad media, peso-volumen medio) no me seduce.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Apunta y dispara

SOBRE EL BLOG

Yo usaba carretes de los de antes, los que se llamaban Tri X y Kodachrome, aunque me encantó la llegada de los TMax y la Velvia. Paralelamente empecé a darle al Spectrum, y me engancharon los bits. Del escáner al sensor sólo era cuestión de tiempo y fe en la tecnología. Y siempre la tuve, la defendí y ahí sigo, con un dedo en el teclado del ordenador y otro en el disparador de la cámara. De eso hablaré en este rincón, de fotografía y de fotografía digital.

Sobre el autor

Antonio Espejo

Antonio Espejo (Murcia, 1952) es periodista licenciado en la Universidad Autónoma de Barcelona; y más tarde profesor de la misma y en escuelas de fotografía. Fotógrafo de diarios, revistas y agencias, hasta 1982 que entró en El País, donde permanece aunque ahora dedicado al Ciberp@ís

Archivo

agosto 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal