04 nov 2010

Las fotos premiadas siempre son polémicas

Por: Antonio Espejo

Darcy

Mi anterior post recordaba una cita indispensable para los amantes del periodismo gráfico, el fallo del concurso en honor de Eugene Smith. Si nos molestamos en visitar las páginas de los ganadores, y hacemos un repaso a sus obras, distinguimos claramente cómo el sello del maestro Smith flota en todas. Por ejemplo, Darcy Padilla tiene una forma de relatar muy limpia, con un discurso claro, directo; sabe utilizar perfectamente la luz, su intensidad, la dirección, iluminando lo que realmente interesa, pero sin olvidar la colocación de la cámara. El punto de vista parece que no esté allí, que los personajes actúen sin verla, con total espontaneidad. Los críticos con Eugene Smith dicen que colocaba a sus personajes, que componía antes y disparaba después. Ridículo, aunque en algún caso fuese así. ¿Se imaginan montar un funeral en un triste pueblo de la España de la postguera, o dentro de un avión en pleno ataque, incluso con los soldados heridos en el frente? Pregúntenle a Darcy Padilla, que ha estado 18 años siguiendo la vida de sus personajes.

Aunque como dice el refrán, para gustos, colores. Se acaba de inaugurar la exposición World Press Photo (WPP) en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), organizado por la fundación Photographic Social Vision. Son 170 fotografías ganadoras del concurso, clasificadas en diez categorías. Un concurso también mítico del periodismo gráfico, pero... ¡Ay! he puesto "pero". Pues sí, me atrevo a criticarlo un poco.

El concurso empezó en 1955, unos años en los que las imágenes fijas, las fotografías, tenían muchísimo más valor que hoy. Las obras premiadas aparecían en todos los medios de comunicación, y tanto el autor como la tragedia que, con toda probabilidad, contara quedaba grabada en la retina de todos los espectadores. Hoy también se publican y aparecen en los medios, pero el valor ha bajado. La retina está harta, se ha cansado de almacenar la violencia diaria, la televisión se ha encargado de que sea así. Ya no sorprende, se asume con fría naturalidad. No sé yo si por esta razón empiezan a aparecer fotografías que sorprenden por haber sido premiadas. 

 

01_Pietro+Masturzo

En la última edición del WPP ha ganado el fotógrafo italiano Pietro Masturzo. La fotografía ganadora, aquí arriba, forma parte de una colección que representa las protestas por las sospechosas elecciones en Irán. La gente grita su desacuerdo desde las terrazas y los balcones por la noche y en las calles durante el día. Pues bueno, si el premio es al mensaje, o al riesgo de hacer esta fotografía, o a la denuncia, o a lo que representa Ahmadinejad, habrá que conformarse con la simbología; pero puede ser que sea yo el que está pasado de moda, el que no me entero de nada, porque como fotografía, con todos mis respetos por Pietro, no me parece nada del otro mundo. Apenas se distinguen las tres mujeres, una está movida y otra en la penumbra. Se supone que están gritando y es evidente que las luces de las ventanas y, en general, toda la fotografía está un poco arreglada con Photoshop o similar.

Ser ésta, entre más de 100.000 originales, la mejor, me parece una falta de respeto a la profesión. Si quieren grabar en nuestra memoria un mensaje de forma fotográfica, ésta no es la mejor elección, es una fotografía que necesita muchas líneas de texto debajo, muchos datos que no se ven, ni se intuyen, de lo que pasa en ese justo momento, por qué es un drama. La polémica no es nueva, ni es mía, empezó desde el mismo momento que se supo el fallo del jurado. 

Ya sé que no se puede (ni se debe muchas veces) comparar trabajos, premios y demás, pero me gustaría reflexionar en el estilo de  los dos concursos. Se puede decir que el premio Eugene Smith, es un clásico,  y el WPP un concurso que, ha ido evolucionando durante 54 años y, ha pasado de ser un clásico. Me sigo quedando con la luz que entra por la ventana, y no con la que sale. Me sigo quedando con el  "suficientemente cerca" de Capa, aunque el riesgo de identificación sea total. Me sigo quedando con la fotografía que se te graba en la retina y no puedes olvidarte de ella una vez que la has visto, sea dura o blanda, de deportes o de violencia machista, un retrato o una gran manifestación.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 5 Comentarios

Los Concursos de Fotografía son siempre una buena iniciativa para encauzar la creatividad de los fotógrafos, para esto se ha creado FotografosNet.com, una Red Social para Fotógrafos, tanto profesionales como aficionados donde, además de constituir un magnífico escaparate para tu portafolio online al alcance de miles de clientes potenciales, puedes compartir tus conocimientos y aprender de otros.Red Social de Fotógrafos. http://www.fotografosnet.com

Pues sí. La fotografía, en un primer vistazo, parece más de un anuncio de perfume (por el color, la iluminación y los retoques de photoshop) que un reflejo de las manifestaciones iranís. Lo que me recuerda el exceso de estilización que existe en la fotografía periodística moderna. Más que reflejar la actualidad de una forma directa y concisa (o impactante) parece que se busca siempre el encuadre más extravagante, la abstracción en lugar de la concreción, en definitiva la anécdota en lugar del hecho. Como ejemplo, casi toda la fotografía política de los grandes periódicos.

Solo soy un pobre aficionado, pero tiene Vd. toda la razon, se van los ojos a las ventanas, no a las personas... cuando una foto necesita tanta explicación, no es una foto tan buena.
Sensacional su post.

A mi la fotografía de Pietro Masturzo me parece simplemente perfecta, no se de donde viene la polémica, pero siempre en estos concursos hay reventadores que no han ganado y lo que quieren es desprestigiar al ganador y jurado...

Falta de respeto me parece desprestigiar a Pietro Masturzo porque sí.

Completamente de acuerdo.

Usted señor Espejo no está pasado de moda, ni ha pedido su sensibilidad de espectador. Ciertamente la fotografía como cualquier obra de arte no debe necesitar de una larga leyenda que la explique. Acaso las pinturas, las esculturas, las instalaciones traen manuales de lectura?

La fotografía debe comunicar por sí misma la realidad que recrea y la última ganadoda del WPP no lo hace.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Apunta y dispara

SOBRE EL BLOG

Yo usaba carretes de los de antes, los que se llamaban Tri X y Kodachrome, aunque me encantó la llegada de los TMax y la Velvia. Paralelamente empecé a darle al Spectrum, y me engancharon los bits. Del escáner al sensor sólo era cuestión de tiempo y fe en la tecnología. Y siempre la tuve, la defendí y ahí sigo, con un dedo en el teclado del ordenador y otro en el disparador de la cámara. De eso hablaré en este rincón, de fotografía y de fotografía digital.

Sobre el autor

Antonio Espejo

Antonio Espejo (Murcia, 1952) es periodista licenciado en la Universidad Autónoma de Barcelona; y más tarde profesor de la misma y en escuelas de fotografía. Fotógrafo de diarios, revistas y agencias, hasta 1982 que entró en El País, donde permanece aunque ahora dedicado al Ciberp@ís

Archivo

agosto 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal