Apuntes científicos desde el MIT

Apuntes científicos desde el MIT

Este Blog empezó gracias a una beca para periodistas científicos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Boston, donde pasé un año aprendiendo ciencia con el objetivo de contarla después. Ahora continúa desde Nueva York buscando reflexiones científicas en otras instituciones, laboratorios, conferencias, y conversando con cualquier investigador que se preste a compartir su conocimiento.

Huevos para adelgazar: Creer al médico o al investigador?

Por: | 25 de agosto de 2008

Los periodistas científicos estamos suscritos a Eurekalert , un servicio que diariamente envía por mail un listado con los estudios que las principales revistas científicas publicarán en dos o tres días. Estas noticias están “embargadas”, eso significa que el periodista puede documentarse, preparar el artículo, hacer entrevistas… pero tiene prohibido publicarlo hasta un día y hora determinado. La verdad es que las notas de prensa presentan el tema muy bien mascadito. Si os habéis preguntado porqué ciertas investigaciones atemporales aparecen el mismo día en varios medios a la vez y planteados de forma tan similar, éste es el motivo. Haced la prueba. Por ejemplo el viernes quedaba libre de embargo una noticia con el titular “Kids with pets grow up to be snorers” (Los niños con mascotas tienen más posibilidades de roncar de mayores). Si escribes eso mismo en el google, mirad lo que ocurre . Todos son estudios publicados en revistas científicas de referencia, cuyo estricto sistema de revisión avala en principio que la investigación es rigurosa: El científico envía el artículo a la revista. Si al editor no le encaja puede descartarlo directamente, pero si le gusta, lo distribuye a una serie de expertos en ese campo de investigación que de forma anónima darán su opinión acerca de ese trabajo. Estos “referees” pueden vetar el artículo a la primera de cambio, pero lo normal es que pidan correcciones, más experimentos, aclaraciones… Entonces el editor se lo comunica al autor, que regresará al laboratorio para completar los datos o experimentos solicitados. Cuando los tiene, vuelve a enviar el artículo al editor, y éste a los referees. Si no quedan satisfechos vuelta a empezar. Pero si dan su visto bueno, la revista acepta el artículo y lo prepara para su publicación. Cuando consideran que es muy relevante, o puede ser interesante para el público, distribuye notas de prensa anunciándolo. Eurekalert es uno de los servicios que las aglutina y envía a los periodistas. Yo consulto sus titulares cada día. Es una buena forma de ir siguiendo la actualidad, y siempre hay algún estudio que te llama la atención. Por ejemplo, hace un par de semanas me dejó intrigadísimo una nota de prensa diciendo que “desayunar dos huevos cada día ayuda a peder peso”. En la investigación se comparó un grupo de personas cuyo desayuno incluía 2 huevos cada día, y otro que ingerían la misma cantidad de calorías en bagels . Ambos grupos sufrían sobrepeso y estaban siguiendo una dieta de restricción calórica, pero el que consumía huevos perdió un 65% más de peso durante los 2 meses que duró el estudio. La hipótesis es que al tener proteínas y otro tipo de grasas, los huevos son más saciantes que el bagel y resulta más fácil adherirse a la dieta y comer menos en el almuerzo. Tiene sentido, no digo que no. Pero lo que me dejó mosqueado era otra frase del artículo: “los niveles de colesterol y triglicéridos no variaron entre los individuos que consumieron huevos o bagels. Este resultado es consistente con los más de 30 años de investigaciones concluyendo que los adultos sanos pueden comer huevos sin que esto impacte su riesgo de enfermedad cardiaca”. Confieso tener cierta apatía por los asuntos de nutrición. El programa de doctorado que cursé justo antes de abandonar la ciencia de laboratorio era “nutrición y metabolismo”. Soy consciente de la importancia de comer sano, de la trascendencia de la nutrición en ciertas enfermedades concretas, y de los buenos estudios que hacen avanzar esta ciencia. No hay duda. Pero me chirría ver cómo por el camino entre el laboratorio y la opinión pública se exageran (a veces por culpa de los medios, y otras por los propios científicos) los mil beneficios del aceite de oliva, los “milagros” de la soja, las propiedades anticancerígenas del te, la absoluta necesidad de comer frutos secos… y sobretodo los mensajes contradictorios que en ocasiones hacen que no sepas a ciencia cierta cuál es el consejo a seguir. Por ejemplo, los huevos. Me sonaba que no eran tan malos para el colesterol como se había dicho en un principio, pero no tenía entendido que estando sano pudieras comer dos huevos cada día sin preocuparte. Entonces… y aquí viene la parte que más me interesa, ¿Cómo podemos contrastar si esto es cierto o no? Hay diversas maneras. La peor es fiarte de lo que un post como éste pueda decir. Hay 2 métodos mucho mejores: 1ª opción: Preguntar a un experto. No conozco a nadie que investigue directamente en huevos (si conocéis a alguien, reenviadle este mensaje y que nos de su opinión), pero he contactado con 3 nutricionistas y un médico de entre mis conocidos, y ninguno me ha dicho que pueda comer 2 huevos al día tranquilamente. Uno sí sabía que la ingesta de colesterol estaba poco relacionado con los niveles en sangre, pero afirmó que él no comería 2 huevos cada día. Una me dijo que ella no recomendaba más de 4 a la semana, y proponía hacer tortillas sólo con las claras (era estadounidense). Otra también citó que el “consenso científico” son 4, y lo importante es el equilibrio en lo que comas. Insisto: mi muestra es pobre y azarosa, y ninguno de los consultados era especialista en huevos, pero sí tienen pacientes a los que aconsejan. 2ª opción: Buscar en la literatura científica. Pubmed es el motor de búsqueda donde puedes encontrar cualquier artículo en el ámbito de la medicina. Si pones “egg” y “cholesterol" te aparecen 2495 artículos y 100 revisiones (piezas más largas que repasan el estado de la cuestión). Ordené las revisiones por fecha, busqué en los resúmenes las que hablaban directamente de la relación entre comer huevos y niveles de colesterol en sangre, imprimí los 7 más recientes, y miré las conclusiones. Sorpresa: salvo en personas con cierta predisposición, hay unanimidad en la poca relación entre ingesta de huevos y colesterol en sangre. Tal afirmación nació hace años cuando “por lógica” se pensó que las cantidades tan elevadas de colesterol en la yema del huevo debían aumentar el colesterol sanguíneo. Los 7 estudios que he revisado dicen que no es así, que esto es un mito. Aseguran que las grasas saturadas son el problema real, y que el huevo es muy beneficioso y no debe restringirse. Esto me genera un par de dudas que querría compartir con vosotros. La primera: ¿a quien creemos? A la persona que nos aconseja o a los estudios? Una de las grandes lecciones que la ciencia nos ofrece para implantar en nuestra vida cotidiana es la toma de decisiones basadas en la evidencia. Éste es el factor clave del progreso científico, el corregir constantemente las creencias cuando las evidencias de la experimentación lo sugieren. Hacer caso a los hechos y no a las personas. El principio de autoridad y el sentido común no se lleva muy bien con la ciencia. Por tanto yo (pero que cada uno haga lo que quiera, claro) me inclino a confiar más en el Pubmed que en mis consultados. Y la segunda duda: Si realmente los investigadores llevan tantos años diciendo que comer huevos no aumenta el colesterol, qué pasa con la gente a quien he preguntado? Acaso no se creen tales publicaciones? O no han actualizado los conocimientos que alguien les dio en su momento? Por favor, que nadie se enfade. No pretendo promover el consumo de huevos, ni contradecir a nadie, simplemente trasladar unas reflexiones. Insisto: he cogido 4 personas al azar, que quizás no representan a la mayoría de expertos. Lo que sí parece claro es que la opinión pública tiene inculcado que debe moderarse ante algo tan exquisito como un huevo frito y la tortilla de patatas., con su cebollita… el asunto no es trivial en absoluto! Nota: Como dijo algún sabio, este post es tan largo porque no he tenido tiempo de hacerlo más corto. Nota2: los primeros autores de los artículos revisados son Kratz M, Novello D, Fernadez ML, Schärer M, Butarbutar TB, McDonald BE y Kritchevsky SB

Hay 39 Comentarios

Con frecuencia están arraigadas en la población creencias que no están basadas en la evidencia científica. Cuando se publican estudios que aportan evidencia contraria a estas creencias, no siempre los resultados se trasladan al saber popular... en especial cuando hay intereses comerciales por medio.

Buenísimo lo de la ministra francesa y el Aznar, me he partido de risa, ja, ja, ja, ja, ja. Deberías hablar aquí de eso, ja, ja, ja.

la vdd q jalada eso ni la mas pendeja lo cre

la vdd q jalada eso ni la mas pendeja lo cre

la vdd q jalada eso ni la mas pendeja lo cre

Hace años se decía que el mejor pesado era el blanco, luego pasaron a decir que mucho mejor el azul (y no tengo ni idea de distinguirlos). Ahora dicen esto y después esto otro... En cuanto a nutrición tu post me viene confirmando algo que venía sospechando, las cosas no están claras (valga la redundancia huevera) entre la gente e, incluso, entre profesionales. Hoy en día tenemos exceso de información: información en la calle, en la tele, los periódicos y de los "expertos". Informaciones contradictorias, falsas informaciones y "amnesias de fuente" (a propósito de un post anterior). Y consultar el pubmed resulta difícil para algunos y aburrido para otros. Yo a comer, dentro de lo que por lógica sea razonable y sin hacer caso a los grandes milagros y desdichas atribuidas a los alimentos. Afortunadamente no me sobran quilos (*). Los alimentos afectan, evidentemente, pero sin exagerar. Ya lo decían: no hay veneno, sino dosis. Santi (*) Espero que en el futuro no salga un estudio diciendo que la obesidad es saludable :P

El título está bien puesto: "...creer al médico o al investigador". Da a entender que los médicos son algo distinto de los investigadores, es decir, que los médicos estan fuera de la ciencia, aunque maese Catedrático de Medicina opine lo contrario. La ciencia que practican los médicos es barata, pobre Catedrático, aunque tú creas lo contrario.

Los huevos son un pecado comerlos. Es una ofensa a los huevos de Dios.

Medicina china, homeopatía, etc. Médicos confundidos entre ciencia y superstición, por no saber bien lo que es la ciencia.

Soy un médico matasanos, no necesito más neuronas.

Al catedrático de Medicina: Cómete tres huevos cada día y desarrolla tu cerebro, te faltan neuronas.

Al doctor: Barata tu intervención. Charlatán quien habla sin decir nada, v.g. el doctor. Listillo el que cree saber más que los demás, v.g. el mismo.l

Esto es ciencia barata, para médicos, charlatanes y listillos que no saben nada y creen que saben mucho.

Esto es ciencia barata, para médicos y charlatanes.

Felicidades por el artículo. Yo creo que el problema con esto de los huevos es que una vez que se crea un dogma es muy difícil revertirlo, ni entre la gente corriente ni entre los médicos. Por ejemplo, pasa lo mismo con el café, que no es perjudicial para la hipertensión. Y otro tema que se está dando por válido entre público y muchos nutricionistas, y que no está en absoluto demostrado, es que el consumo de antioxidantes prevenga el envejecimiento. (Science (vol 309, 5733; pp 81-84))

Esto es ciencia barata, para médicos.

Pere, yo sinceramente, hace mucho tiempo que solo hago caso al Pubmed. Y te diré porqué: Hace tiempo los peces de mi acuario morían por causas desconocidas. Se les encorvaba el cuerpo y morían, de un día para otro. Buscando en internet, foros etc, leí acerca de la tuberculosis como enfermedad causante del encorvamiento y muerte sin otra explicación. Ahí empezo la comedura de tarro. Mil personas decían que "Mycobacterium marinum" era el causante de la tuberculosis, y que encima se pasaba al humano. En tiendas me decían que ni de coña, que nunca usaron ni usarán guantes y que todo era mentira. Que en todo caso ellos usaban antibióticos a granel y punto. En internet me recomendaron lejía y empezar de cero. En las tiendas que pasara de todo. Hasta que un compañero del laboratorio me dijo: criatura, has buscado en el pubmed? Busqué mycobacterium marinum, y para mi sorpresa, era el agente de la tuberculosis en peces, y SI SE TRANSMITE AL HUMANO. Había casos descritos de pacientes con fotos y todo. En los mismos artículos recomendaban tratar con guantes a los peces tropicales si se tienen cortes en las manos, y lavarse las manos con abundante detergente si no se usaban guantes porque no había cortes.... Yo a partir de ahora, haré caso a lo segundo que apuntabas, seguiré tomando los huevos cuando me apetezcan, pero sobre todo no diré, no gracias, ya llevo 4. Estupendo el artículo. Un Saludo.

Creo que este asunto de los huevos es para otro tipo de blog, no para este.

Muy buena la comparacion entre el "sentido comun" y la experiencia basada en la evidencia, pero tambien hay que tener en cuenta que los estudios cientificos se realizan en condiciones controladas que no siempre reflejan la realidad del individuo. Ademas, entre las diversas fases laboratorio-datos-referees-editores se obvia o selecciona informacion para condeguir un mayor impacto cientifico. Lo mejor seria utilizar las dos cosas porque puede que dos huevos diarios no te suban el colesterol pero te pueden provocar un colico al higado. Un saludo de una investigadora en activo (pero no en huevos y colesterol)

HHHHHHHHHHHHHH

Ni la autoridad, ni el sentido común, ni las publicaciones prestigiosas.... si lo podemos comprobar nosotros mismos. Si lo que queremos saber es el efecto de la ingesta de una cierta cantidad de nuevos en nuestra colesterolemia, fácil: 1. Análisis de sangre. Conocemos el nivel inicial de colesterol (en sus fos fracciones: LDL y HDL) 2. Durante un período de tiempo, por ejemplo 2 semanas, ingerimos 2 huevos diarios. 3. Nuevo ánálisis de sangre. Conoceremos el nivel final de colesterol. Si sólo hemos variado nuestro estilo de vida en la ingesta de esos 2 huevos diarios, las variaciones del colesterol sanguíneo se deberán a ese factor. Segura que en cada persona los efectos serán diferentes. Al científico le interesan las leyes generales. Al ciudadano, su aplicación particular. SALUDOSSSSSSSSSSSSSSS

amigo mío: ¿conoces algún blog donde se traten temas de 'cultural history' con tanta claridad, lucidez y encanto como tratas tu las científicas?

Hablando de huevos es muy difícil ponerse de acuerdo según las cultura. Por ejemplo, una vez leí que en USA se considera normal y saludable comer 14 huevos a la semana, algo en un país como España con la dieta mediterránea es totalmente inadmisible. Nos obstante yo al menos 1 o 2 veces a la semana me como mi tortillita de patatas. Un saludo ¡Tú blog en genial!

Brillante juego de opiniones "cientificas" contra opiniones "practicas" de profesionales. Lo bueno, creo que es cada un tiempo, levantarse una mañana, cada un mes o dos, y decir, HOY ME VOY A COMER DOS HUEVOS FRITOS DE DESAYUNO, CON JAMON, PORQUE YO LO VALGO. Y te los comes y punto. No??? Tampoco hace falta comer huevos todas las mañanas, porque pierde el encanto. Un saludo crack!!

"...qué pasa con la gente a quien he preguntado? Acaso no se creen tales publicaciones? O no han actualizado los conocimientos que alguien les dio en su momento?" Touché

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0162fef6873d970d

Listed below are links to weblogs that reference Huevos para adelgazar: Creer al médico o al investigador?:

Sobre el autor

Pere Estupinya

. Soy químico, bioquímico, y un omnívoro de la ciencia, que ya lleva cierto tiempo contándola como excusa para poder aprenderla.
Sígueme en Facebook o a través de mi web pereestupinya.com.

Libros

S=EX2 S=EX2
En esta nueva aventura científica que recorre desde laboratorios y congresos de medicina sexual hasta clubs de sadomasoquismo o de swingers, Pere Estupinyà nos ofrece la obra más original y completa que ningún autor hispanohablante haya escrito nunca sobre la ciencia de la sexualidad humana.

El ladrón de cerebros La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender.
En El Ladrón de Cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI —los científicos— y compartirlo con sus lectores. El Ladrón de Cerebros

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal