Apuntes científicos desde el MIT

Apuntes científicos desde el MIT

Este Blog empezó gracias a una beca para periodistas científicos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Boston, donde pasé un año aprendiendo ciencia con el objetivo de contarla después. Ahora continúa desde Nueva York buscando reflexiones científicas en otras instituciones, laboratorios, conferencias, y conversando con cualquier investigador que se preste a compartir su conocimiento.

Neurociencia del picor, la visión, y la identidad sexual

Por: | 20 de noviembre de 2008

Esta vez hice lo contrario de lo me había recomendado todo el mundo. Y me ha ido la mar de bien. (Estoy atendiendo al congreso de Neurociencia que se celebra en Washington DC, uno de los mayores del mundo, y en el que durante 5 días se gastarán 110.000 chinchetas para colgar posters científicos) Tanto mis colegas científicos como periodistas me dijeron: “concéntrate sólo en lo que te interese. Pasa de lo demás o terminarás loco. No intentes abarcar demasiado, escoge unas pocas presentaciones y no te disperses”. Parecía un buen consejo, pero luego pensé… si realmente me interesa un área determinada, puedo buscar información por mi cuenta y leerme los artículos científicos otro día con toda la calma del mundo. Además, ya ningún científico espera a los congresos para anunciar un descubrimiento revolucionario. Al contrario, si tiene indicios de algo muy prometedor, se lo calla hasta publicarlo para que ninguno de los asistentes “se lo pise”. En cambio, un congreso como éste es ideal para explorar en lo desconocido, para abrir tu mente a nuevas temáticas que ni siquiera habías contemplado, y para revisar el programa sin un interés predeterminado dejándote fluir libremente por donde tu inquietud intelectual te conduzca. El título de un mini simposio me recordó el excelente consejo que Boyce, nuestro estimado director de Knight Fellowship , nos dio al empezar la aventura en el MIT: “Explorad aquello que todavía no sabéis que os interesa. Buscad nuevos estímulos. ¡Rascad donde no os pique!” Neurociencia del picor A primera lectura este título puede parecer sólo una curiosidad más, pero esconde el nacimiento de una línea entera de investigación. Me explico: hasta el momento los científicos trataban al picor como si fuera un dolor atenuado. Pensaban que la sensación de escozor se transmitía por los mismos circuitos nerviosos y se reproducía en las mismas áreas del cerebro que las señales del dolor. Sin embargo, varios descubrimientos han demostrado que el picor tiene sus mecanismos específicos. ¿Superfluo? No para los miles de pacientes que sufren picor crónico, para aquellos casos en que los antihistamínicos no son efectivos, y sobretodo para algunos tratamientos contra el dolor que causaban molestos picores como efectos secundarios, y que hasta ahora se consideraban inevitables. Según Ethan Lerner, moderador del simposio especial sobre picor en el congreso de neurociencia, “el picor es el síntoma más común que tratan los dermatólogos". “El picor es algo que ocurre en tu cerebro, no en tu piel” dijo el investigador Clemens Foster. El contacto con una sustancia alergénica, o la picadura de un mosquito, hace que segregues histamina y una señal nerviosa viaje hacia tu espina dorsal, llegue al tálamo, se distribuya por otras áreas del cerebro, y aparezca una sensación de picor acompañada de enrojecimiento, hinchazón, y deseo de rascarse. Dos cosas matizan los científicos: 1- este es el modelo clásico que puede tratarse con anti-histamínicos, pero hay otro tipo de picor no relacionado con la histamina para el que no existen tratamientos efectivos, y para las personas afectadas resulta un problema devastador. 2- Al contrario de lo que se pensaba hasta el momento, el picor no es un dolor atenuado, ni sigue sus mismos circuitos. Zhou-Feng Chen de la Washington University in Sant Louis ha descubierto el primer gen relacionado específicamente con el picor. Los ratones mutantes que Zhou-Feng Chen creó sin el gen del receptor GRPR reaccionaban de manera normal al dolor, pero no sentían escozor, algo muy relevante para ciertos tratamientos con morfina que generan intensos picores como efecto secundario. Chen también inyectó un inhibidor del GRPR en ratones que recibían morfina, y comprobó el picor desaparecía sin que el tratamiento contra el dolor perdiera eficiencia. Este inhibidor del GRPR podría terminar generando un fármaco contra el picor. Lo interesante del caso es también ver cómo está naciendo una nueva disciplina, y las herramientas que se desarrollan para poder investigarla. Robert LaMotte dijo “el picor está donde el dolor estaba en los años 60”, y presentó un modelo de ratón de laboratorio con el que se distingue perfectamente si está sufriendo picor o dolor. Por su parte Matthias Ringkamp utiliza una planta llamada Cowhage para reproducir los picores no inducidos por la histamina, y así comprobar que involucran a fibras nerviosas diferentes. Siento decepcionaros tras semejante rollo, pero los principales expertos en picor no supieron responder a la pregunta de por qué rascarnos alivia temporalmente el escozor, ni porqué no podemos dejar de hacerlo. Sugirieron que una señal dolorosa sobre la zona podría silenciar los circuitos del picor, pero “continua siendo un misterio” confesó Zhou Feng-Chen. Devolver la visión con terapia génica Éste es uno de los anuncios que más me ha impactado. Mi impresión era que la terapia génica tuvo un boom hace varios años, pero debido a problemas y dificultades metodológicas estaba perdiendo interés. La idea es reparar genes defectuosos en las zonas concretas del cuerpo que sea necesario, utilizando un promotor que los introduzca copias correctas en las células y las inserte en el lugar correcto de la cadena de ADN. “La terapia génica es conceptualmente muy sencilla, pero muy difícil de realizar”, dijo Paul Sieving, director del Instituto Nacional del Ojo del NIH. Pues bien, este mismo año un estudio clínico con terapia génica ha logrado mejorar la visión de tres adolescentes que sufrían un tipo ceguera causada por la mutación del gen RPE65, que codifica un enzima necesario para metabolizar la vitamina A. Los investigadores inyectaron directamente la versión correcta del gen RPE65 por debajo de su retina de los pacientes.“Representa uno de los grandes avances en medicina, y vuelve a poner a la terapia génica de actualidad”, añadió Sieving. Dejadme añadir a mi que en el congreso casi todo son avances muy prometedores en ratitas, por lo que esta noticia me resultó más notoria. El olor del amor Quien primero abordó este asunto fue Hiroaki Matsunami de la Duke University, al presentar sus estudios sobre la Androstenona, un esteroide sexual que se segrega en la saliva y el sudor, pero que curiosamente no la pueden oler el 30% de las personas. La mitad del 70% restante lo percibe como un olor agradable (en los tests la asocian a palabras como dulce, floral, vainilla…), mientras que para la otra mitad resulta molesta (la relacionan con sucia, sudor, orina…). Matsunami ha demostrado que esta diversidad está relacionado con las variantes de un gen que codifica al receptor olfativo OR7D4. Si tienes la variante “RT” del gen, olerás la androstenona sin problema y te resultará desagradable. Si tienes la variante “WM”, es más probable que no la huelas, pero si lo haces te resultará placentera. Algunos científicos han sugerido que la androstenona actúa como una feromona (moléculas que percibe el olfato y regulan el apetito sexual), pero la responsabilidad que tienen en la conducta sexual humana está en entredicho. No en cambio en otros animales, y aquí llegó el turno de la investigadora de Harvard Catherine Dulac, experta en feromonas y en la acción del órgano vomeronasal (la zona del cerebro encargada de regular la percepción de las feromonas). Dulac presentó en una conferencia plenaria sus impactantes resultados : Cuando inactivó el sistema olfativo de ratones macho, estos no se apareaban. Cuando inactivó el órgano vomeronasal, se intentaban aparear sin distinguir entre hembras o machos. Pero además, y esto fue lo más sorprendente, empezaban a tener comportamientos femeninos: Dulac nos mostró un video en el que ratones machos primero construían un nido, y luego cogían cuidadosamente a sus crías para meterlas en él. Está bien documentado que este tipo de conducta maternal es exclusiva de las ratones hembras. Cuando inactivó el órgano vomeronasal de las hembras, estas también dejaban de distinguir entre machos o hembras, y sin que todavía haya una explicación clara, aumentaba de manera considerable su apetito sexual y también realizaban comportamientos masculinos muy intensos. Es una lástima que no os pueda enseñar el video que Dulac nos mostró, en el que una hembra intentaba aparearse desesperadamente con un macho apoyando las patas en la espalda de su compañero, y realizando unos característicos movimientos repetitivos con la pelvis. Más allá de la curiosidad, el trabajo de Catherine Dulac es relevante porque concluye que los cerebros no están diferenciados por sexos. Existen circuitos específicos de comportamientos masculinos y de comportamientos femeninos, pero ambos están presentes tanto en machos como hembras y simplemente el entorno puede activar unos u otros. Dulac sugiere que esto tiene mucho sentido evolutivo, porque en ciertos momentos podría ser positivo que un mamífero adoptara actitudes propias del otro sexo. Debo añadir que al salir de la conferencia dos neurocientíficos españoles que habían leído este blog me advirtieron cautelosos que se trataba de un trabajo controvertido, y que de ninguna manera se podía extrapolar a humanos. Les contesté que estaba claro, pero que entonces Dulac no debería haber mostrado subliminalmente una foto de tres hombres con un bebé en brazos… Quizás si habéis aguantado a leer un post como éste os pase lo mismo que a mi atendiendo con actitud de explorador a un congreso cuyo "resumen" para prensa de "hot topics" es de 593 páginas; que en lugar de cerrar interrogantes se os abran de nuevos. Mea culpa, pero en el fondo no me parece nada tan pernicioso… :)

Hay 16 Comentarios

Hola Muy interesante el post. Sorprende que con tantos avances cientificos, particularmente en el campo de las neurociencias, una patologia tan omnipresente como el picor siga en el nivel de entendimiento que se tenia de ella en 1960.

Hola a todos & todas! Siempre que oigo algo acerca de cómo afectan los aromas (lo llamaré así) a nuestro comportamiento me surge una duda, un caso concreto que escapa a esa explicación: hay gente que se enamora por Internet, sin haberse visto nunca (y mucho menos olerse)... cómo se puede explicar esto? Si alguien puede contestarme o recomemdarme algún libro, video, entrevista o lo que sea, lo agradecería Pere, qué vida la tuya! Es genial! Un saludo a todos! ^^

Señor Canalejo, Gracias por este útil comentario. Yo fui uno de los que, en su momento, criticó su tendencia a escribir en exceso y a monopolizar ciertos posts, e igual que hice eso en su momento, ahora sería injusto no agradecerle la brevedad y concisión que ha usado esta vez para aclarar el tema. Si me admite un consejo, no deje que el ansia por decir mucho se adueñe de lo mucho que tiene usted por decir.

Tres razones, sin gran trascendencia y sin ofender a nadie, eso intento: 1º-el picor, el dolor o la quemazón (por frio o por calor), un organismo vivo por un acto reflejo se rasca, se da un manotazo o se masajea la zona. 2º- el acto de rascar, manotazo o masaje, aumenta el umbral al dolor, de la quemazón y del picor. Desaparece el malestar. 3º- por un fenómeno electro fisiológico, los nervios sensitivos que llevan estos estímulos al cerebro, este los interpreta como actos propios y de ahí siente la sensación de bienestar. Ejemplo: si te duele una rodilla de forma continua, si te das un golpe contundente en otra zona del cuerpo. El dolor de la rodilla desaparece (aunque de forma temporal), es para que se entienda el silogismo del acto reflejo del planteamiento.

Poz fale. Pendone zu eminencia porrr zerr tam tomtím i harrrojante. me boi a rrrazquar 1 rrratonzitto, dijo, rrratyto.

Manu, Dices: "Pues tienes razón en lo de ahuyentar, se escribe con hache intercalada, aunque se pronuncia exactamente igual con ella o sin ella, que cosas" Pues claro que se pronuncia igual. La hache no se pronuncia. ¿A qué viene ese comentario improcedente? La "c" y la "z" también se pronuncian igual y eso no obsta para que puedas intentar esforzarte en saber cómo se escriben las palabras que usas. O eso, o usa palabras que sepas cómo se escriben. Nadie te manda intentar llegar más lejos de lo que puedas. "pero no conozco a ninguna medusa ni sapo que parasite en un organismo humano" Los saqué como ejemplos de picor que no tiene nada que ver con parásitos. Si, en tu teoría, el picor es para librarse de parásitos, ¿por qué pican las picaduras de medusa, el contacto con las secreciones de los sapos, los eccemas, etc.? "sí haría falta desincrustar utilizando las uñas porque ¿has probado a aplastar una pulga de un manotazo?" Sí, pero ya lo decía en mi mensaje: los primates que se desparasitan, no se rascan, sino que extirpan los parásitos usando los dedos como pinzas (no como cepillos). Dado el tamaño de un piojo, rascarse te hace más daño a ti mismo de lo que le logra a hacer al piojo, y eso en el caso de que le aciertes siquiera. "al rascar se aumenta el riego sanguíneo de la zona irritada, con la correspondiente afluencia de células defensivas: glóbulos blancos, neutrófilos, etc., lo que ayudaría a prevenir pequeñas infecciones, supongo." Insisto, a mí las inflamaciones no me pican, y son justamente una reacción fisiológica para aumentar el flujo de "células defensivas" a una zona concreta del cuerpo. Por pura física, si tu cuerpo envía sangre a un punto y tú, por tu parte, rascas sobre ese punto, lo único que lograrás será bombear esa sangre fuera y retrasar el efecto curativo de la inflamación. En todo caso, sentirías alivio si rascases alrededor de la zona donde notases el picor, y ejecutando movimientos que convergieran hacia ella. ¿Quién se rasca haciendo círculos y arrastrando el dedo hacia el centro de los mismos? Aunque ahora que leo tus comentarios, me acabo de dar cuenta de que, cuando algo me parece muy dudoso, me rasco la cabeza. Debe de ser para que aumente el flujo de sangre y así intentar darle sentido a las ocurrencias que tiene la gente.

[....] "Siento decepcionaros tras semejante rollo, pero los principales expertos en picor no supieron responder a la pregunta de por qué rascarnos alivia temporalmente el escozor, ni porqué no podemos dejar de hacerlo. Sugirieron que una señal dolorosa sobre la zona podría silenciar los circuitos del picor, pero “continua siendo un misterio” confesó Zhou Feng-Chen". La pregunta no es el porqué nos rascamos, sino el porqué rascar alivia por algún tiempo el escozor. ¿Es un error evolutivo de las señales eferentes y después de las aferentes del cerebro? Quizá debido a que el rascar debe poner de otra forma los vellos (pelos), en un primer momento. ¿ Se rascan las ranas? No lo sé.

Hola "No creo". Pues tienes razón en lo de ahuyentar, se escribe con hache intercalada, aunque se pronuncia exactamente igual con ella o sin ella, que cosas. Respecto al resto..., tu puedes opinar lo que te parezca, por supuesto, igual que yo opino lo que creo conveniente y el resto lo que le dé la gana, pero no conozco a ninguna medusa ni sapo que parasite en un organismo humano, lo cual no quiere decir que no pueda haberlos ¡ojo!. Yo me refería más a pulgas, garrapatas, piojos y otros bichillos chupasangre que sí haría falta desincrustar utilizando las uñas porque ¿has probado a aplastar una pulga de un manotazo? ¿Y una colonia de hongos o bacterias?. En fin, que es sólo mi teoría particular y si no se comparte, pues allá cada cual con sus porqués, que son sólo especulaciones mías. Por otra parte, al rascar se aumenta el riego sanguíneo de la zona irritada, con la correspondiente afluencia de células defensivas: glóbulos blancos, neutrófilos, etc., lo que ayudaría a prevenir pequeñas infecciones, supongo. Si cuela o no cuela, me trae sin cuidado, je, je, que yo no vengo aquí a meter goles ni nada por el estilo. Por cierto, si adviertes alguna otra falta de ortografía, te agradezco que la corrijas por mí [;)] Un saludo.

Hola: Me ha interesado mucho esta entrada, sobre todo lo de la terapia génica de la visión. Me parece muy interesante, pero me surge una duda. ¿Se lo inyectaron directamente? ¿introducidas en células? Voy a buscar algún artículo, que me he quedado con la duda. Sigue así

Manu, 1) Se escribe "ahuyentar", con hache intercalada. Dicho esto, 2) ¿Rascarse para ahuyentar parásitos? Evolutivamente hablando, ¿no sería mucho más efectivo dar manotazos para machacarlos? Cuando te pica una medusa, ¿quieres pasarte el día rascándote para ahuyentarla? La medusa se queda igual por más que te rasques, eso te lo aseguro. Y si lo del picor tuviera que tener alguna efectividad, cabría verla en el caso de los mosquitos, y sin embargo ya ves que simplemente son tan pequeños/sutiles que ni notas la picadura. Además, yo no sé nada de parásitos, pero sí sé cómo se desparasitan los homínidos que lo hacen, y no se pasan el día rascándose los unos a los otros. Si de desparasitar se trata, lo mejor es "extirpar", pero no "rascar". Te harías más daño a ti del que le harías al parásito (en los casos en los que fuera lo bastante pequeño como para que rascar tuviera sentido. Ya he dicho que, en casos como el de las medusas o los sapos, la teoría directamente no tiene sentido). 3) Lo del riego sanguíneo tampoco cuela. Cualquier inflamación representa un aumento del riego sanguíneo, y yo en ese caso el picor no lo veo por ningún lado.

Sólo quería apuntar que yo siempre he pensado que rascarse como reacción refleja ante el picor debe tener una razón evolutiva muy simple, como auyentar a potenciales parásitos que causaran esa señal de alerta, aumentar la irrigación sanguínea de la zona, etc., es decir algo tan simple como lógico y efectivo. Y como siempre, felicitarte por el blog, claro [;)] Un abrazo.

Hola Pere: Me alegra saber que científicos españoles pusieran peros a lo trabajos de Catherine Dulac. Me interesa ver que la búsqueda de la diferencia sexual sigue siendo un poryecto científico vivo y que a pesar de la larga trayectoria histórica no acaba de encontrar un explicación definitiva que confirme las diferencias. Respecto que Dulac presentara esa foto lo entiendo como parte de lo que se ha llamdo "retórica de la ciencia", es decir que la ciencia no es sólo lo que se investiga y en apariencia "se demustra" sino que también es (hablando en plata) el cuento que te vende. Ese cuento tiene una forma especial, con sus nudos y sus desenlaces y sus estilos propios que son lo que le dan la efectividad en las audiencias o su apariencia de "verdad". Así cuanto más prometedor y provocador se presente un tema, más oportunidades de conseguir forndos y hacer de ese el gran tema de investigación. Gracias por tu "cuaderno de campo".

Hola Pere, Cada vez que se habla del cerebro surgen nuevas dudas e interrogantes. Tiene pinta de ser un congreso superinteresante. Aunque no és mi campo no deja de sorprenderme. Hasta luego!

Genial. Gracias por mantenernos al tanto de lo que ocurre en todos los campos de la ciencia :) . Normalmente me olvido de las otras disciplicas, y cuando leo tu blog me dan ganas de estar tambien en ese congreso y poder escuchar y ver todo tambien!

Es la primera vez que veo este blog, a los que me estoy aficionando por culpa de Juan Cruz. Curiosísimo lo del picor y espero se me exokique porqué me rasco tanto la cabeza, sin visitantes incómodos,.Sorprendente lo del olor sexual y la influencia del fútbol, WM, en el mismo. Y resulta que una simole inactivación nos vuekve maricones. JMSegovia

Pere, En serio, ¿no hay ninguna manera de evitar que entren en el blog impresentables como éste cuyo único interés parece ser el de parasitar tu blog para promocionar el suyo? ¿Por qué no borras automáticamente todos los mensajes en los que aparezca http://comielotrodia.wordpress.com/ ? Por favor, considéralo. Es que yo, al menos, me estoy pasando a otros blogs algo más supervisados, y es una pena porque el tuyo también me gusta, pero esto de que pueda entrar cualquiera es un despropósito. Todo el mundo sabe que hay gente que no sabe controlarse.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0168e4ecb0f8970c

Listed below are links to weblogs that reference Neurociencia del picor, la visión, y la identidad sexual:

Sobre el autor

Pere Estupinya

. Soy químico, bioquímico, y un omnívoro de la ciencia, que ya lleva cierto tiempo contándola como excusa para poder aprenderla.
Sígueme en Facebook o a través de mi web pereestupinya.com.

Libros

S=EX2 S=EX2
En esta nueva aventura científica que recorre desde laboratorios y congresos de medicina sexual hasta clubs de sadomasoquismo o de swingers, Pere Estupinyà nos ofrece la obra más original y completa que ningún autor hispanohablante haya escrito nunca sobre la ciencia de la sexualidad humana.

El ladrón de cerebros La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender.
En El Ladrón de Cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI —los científicos— y compartirlo con sus lectores. El Ladrón de Cerebros

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal