Apuntes científicos desde el MIT

Apuntes científicos desde el MIT

Este Blog empezó gracias a una beca para periodistas científicos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Boston, donde pasé un año aprendiendo ciencia con el objetivo de contarla después. Ahora continúa desde Nueva York buscando reflexiones científicas en otras instituciones, laboratorios, conferencias, y conversando con cualquier investigador que se preste a compartir su conocimiento.

Por qué elegir una pareja y no otra

Por: | 06 de agosto de 2009

En su último libro “Why him? Why her?” (Por qué él? Por qué ella?), la antropóloga de la Rutgers University Helen Fisher define 4 personalidades básicas (exploradora, constructora, directora y negociadora), y defiende que en lo referente a las relaciones amorosas unas encajan mejor entre sí que otras. Conocí a esta experta en el estudio científico del amor en un congreso donde presentaba una investigación en la que había escaneado los cerebros de parejas que decían llevar más de 20 años enamorad@s, me habló del libro que estaba terminando sobre por qué elegimos a un tipo de persona y no otro, dijo que me lo enviaría cuando se publicara, lo hizo, y aprovechando el relax intelectual del verano os intentaré resumir su tesis principal, elaborada a partir de encuestas y estudios realizados con 39.913 miembros del portal de citas online chemistry.com . Según Fisher somos una mezcla de 4 tipos de personalidades básicas en las que siempre se suele indentificar una predominante, y al menos otra secundaria. Para Fisher la “personalidad” tiene dos componentes: carácter (algo que las experiencias vividas van perfilando) y temperamento (características más innatas). Y según ella, en algo tan visceral como la selección de pareja el peso de la biología resulta bastante más elevado. De hecho, incluso asocia los 4 tipos de personalidades a niveles más altos de ciertas hormonas. Fisher pasó un test a los casi 40,000 sujetos de sus estudios para caracterizar los 4 tipos de personalidad y ver qué compatibles eran entre ellos. El test está en el segundo capítulo de su libro, y diría que se puede completar online si os registráis en chemistry.com. Pero quizás con la siguiente descripción general ya podréis saber en cuál encajáis vosotros como primaria y secundaria: (utilizo el masculino, pero evidentemente es tanto para mujeres como hombres) - Explorador (dopamina): impulsivo, curioso, autónomo, flexible, irreverente, y siempre en busca de novedades. La frase que en el test más les diferenciaba respecto otras personalidades es “Actúo de improvisto dependiendo del momento”. Y la palabra que más utilizaban para describir lo que buscaban en una relación es: “Aventura” - Constructor (serotonina): calmado, respetuoso, disciplinado, social y con preferencia por amistades leales ante interesantes. Su frase es: “mi familia y amigos dirían que tengo valores tradicionales”. Y su palabra: “Familia” - Director (testosterona): analítico, competitivo, independiente, estratega, amante del debate y capaz –si es necesario- de solucionar problemas sin dejarse llevar por las emociones. Frase: “soy más analítico y lógico que la mayoría de gente”. Lo que más valoran en su potencial pareja: “Inteligencia” - Negociador (estrógeno): expresivo, idealista, imaginativo, empático, introspectivo, sensible, abierto de mente, y deseoso de profundizar en las necesidades y sentimientos más profundos de sus amig@s. Su frase: “A veces imagino vívidamente que me pasan cosas tanto horribles como maravillosas”. Palabra: “Pasión” En la extensa muestra que analizó Helen Fisher (edad media 37 años), el 26% resultaron ser exploradores, el 28,6% constructores, el 16,3% directores, y el 29,1% negociadores. A estas alturas, a pesar de no haber realizado el test, seguro que ya tenéis una idea de cuál sería vuestra personalidad primaria, cuáles van fluctuando en vuestra mente como secundarias, y si a lo largo de vuestra vida se han mantenido constantes o han evolucionado de un tipo a otro. Una vez establecidas estas categorías, Helen Fisher hizo un nuevo estudio con 28.128 miembros heterosexuales de Chemistry.com para ver quienes se elegían entre ellos. No hubo grandes sorpresas; los exploradores se sentían atraídos por otros exploradores, y los constructores por otros constructores. Sin embargo, los directores preferían negociadores y los negociadores se inclinaban por directores. Estas dos personalidades, tanto si se trataba de hombres o mujeres, parecían buscar individuos que les complementaran. Una primera conclusión es que la frase “polos opuestos se atraen”, es cierta dependiendo de la personalidad de cada polo. Seguimos… Más allá de la atracción inicial, las combinaciones que al final se dan en la vida cotidiana son múltiples ¿funcionan mejor unas que otras? Fisher siguió aspectos del día a día de cada personalidad, y resulta muy curioso leer qué preferencias de planes para el fin de semana suelen ser más frecuentes, o qué tipo de grupos sociales establecen, lugares en los que prefieren vivir, relevancia del sexo, ideales de futuro, y sobre todo, cómo evolucionan las parejas con diferentes uniones de personalidades. De nuevo, pocas sorpresas en lo obvio: los exploradores-exploradores forman una combinación explosiva, se entienden a la perfección y tienen relaciones muy intensas, pero son quienes tienen más posibilidades de divorcio. En cambio, entre las parejas que llevan varias décadas casadas existe una mayoría de constructores-constructores. Algunas de las otras conclusiones que Helen Fisher ofrece en su libro son: Las mujeres negociadoras suelen sentir alergia por los exploradores. Los exploradores y directores no se atraen, pero cuando se unen pueden llegar a altos grados de compatibilidad Si el constructor y el director solucionan los inevitables conflictos que aparecerán durante su relación, pueden llegar a entenderse y complementarse muy bien. La combinación que menos se da es constructor-explorador. Los negociadores se entregan, viven con intensidad la pasión y el drama, pero pueden desilusionarse fácilmente ante los problemas de pareja. Dos directores sentirán una atracción intelectual inmediata, y posiblemente su entendimiento sexual será muy satisfactorio. Pero quizás les costará establecer lazos emotivos fuertes y compartir plenamente sus vidas. Si escogen un negociador, la unión de la mente del primero con el corazón del segundo puede ser una combinación fenomenal . Insisto en que este post es más veraniego que científico. Sin desmerecer en absoluto los análisis de Fisher, algunos planteamientos y conclusiones parecen más avalados por su dilatada experiencia tras tantos años investigando acerca del amor, que por estudios exhaustivos publicados en revistas científicas de referencia. Y como experiencias en este campo tenemos todos… recabemos algunas de ellas!

Hay 52 Comentarios

Llevo muchos días sin visitar el blog. Queda claro que comentábamos un blog veraniego. Se ha planteado si es científica o no la teoría Hellen Fisher y yo sólo observé que no es fácil razonar acerca del carácter científico de una teoría. Propuse un contraejemplo para las leyes de Newton, pero mi comentario provocó una serie de malentendidos y descalificaciones personales (a mí incluido, que no he faltado al respeto a nadie). No entiendo. Espero que mejore el clima., por respeto a Pere y a sus colaboradores. Saludos a todos y a por el siguiente artículo

Gran articulo Pere. Muy ameno y bien redactado. Felicitaciones de veras!

Kablete: sé que la opción correcta es la a): desengrasarnos de tanto neuropost.

Una buena recomendación para los que busquen "evidencia" . Un libro que hace pocos años recogía evidencia sobre el tema: EL CERVELL ERÒTIC por Adolf Tobeña. Es psicólogo, unos de mis profes hace unos cuantos años en la Universitat Autònoma de Barcelona. Por encima del título, más que de erotismo, habla de enamoramiento y de los procesos neuronales incluso bioquímicos que se producen en el cerebro.

Ignacio García-Valiño; Creo que la opción correcta es la b) o la d). Nos está intentando colar un post de pseudociencia, ¡pero no pasará! Lo de la identificación con las hormonas se parece la teoría de los humores o a los elementos antiguos de la materia... http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_los_cuatro_humores http://es.wikipedia.org/wiki/Elementos_de_la_antig%C3%BCedad Si en el pasado estas teorías han vendido...¿Por qué no iban a hacerlo a hora, verdad señora Helen Fisher?

He decidido cambiar mi nombre por mis siglas, para que no me googleen por vías extrañas y fuera de contexto (Internet es un arma de doble filo), dicho lo cual: a la anónima científica del anterior comentario: ¿qué hubiera dicho Mr Freud de tu anterior "Lapsus linguae"? Cualquier tontería, como tantas que dijo. No obstante, Pere escribió hace poco un post en el que sostenía que las neurociencias han comprobado la existencia del subconsciente (no como órgano con una ubicación determinada, sino en el plano funcional). Personalmente creo que no hay un consciente y un subconsciente como polos extremos, sino también gradaciones, o estados "preconscientes". Esto lo descubrí volando en avión. Siempre que me despierto de una siesta en un vuelo tengo un instante de pánico que dura unos pocos segundos, con un buen subidón de adrenalina. Es el momento en que, todavía con los ojos cerrados, ya no estoy dormido pero tampoco despierto, y tomo consciencia de dónde estoy: ¡flotando en el aire a miles de metros de altura y en un cacharro descomunal que pesa decenas de toneladas!! En cuanto abro los ojos y recupero la plena conciencia, entra en juego mi sistema racional, que evalúa la situación y me dice: "tronco, tranquilo que estos chismes aguantan". Y recupero la calma de inmediato. De hecho, me hace gracia ese momento de pánico. Llevo toda la vida viajando en avión y siempre me pasa, no falla. Esto me ha llevado a la conclusión de que el miedo se encuentra en el área preconsciente (hablo en términos funcionales), y que en nuestra neocorteza se encuentran los mecanismos para neutralizarlo. Mi consciente me dice: no tengo miedo a volar. Pero mi subconsciente me ha revelado lo contrario. En fin, nadie es perfecto.

perdón, mi ignorancia subconsciente me hizo escribir "SUBJETIVO" en vez de "SUBCONSCIENTE". más carnaza :)

(nombre según año 2008) bravo! Desconozco la intención de Pere Estupinya dando a conocer el libro pero ha valido la pena por la calidad de los comentarios! calidad de todo tipo, está claro. Para los científicos decir que no me han pedido el número de colegiada al intentar dejar este comentario, habrá que mejorar la seguridad del blog. Jorgito eres muy grande (no explicaré los motivos que me llevan a decir esto) pero puntualizar (también a Malditos Anónimos) que la historia la escriben los anónimos, así que un respeto. Aplausos y ovación a Ignacio García-Valiño y Temístocles. Lo malo de las clasificaciones es todo cambia de algún modo, al menos en la psicología, y por mucho que uno tenga unos rasgos de personalidad, existe la libertad de acción y no sólo nos movemos en el mundo subjetivo, que para mi humilde opinión, cada vez me decanto más a opinar que no existe. Aquí tenéis carnaza para criticar (los que tengan ganas de hacerlo), y excusas para los que tengan ganas de instruirme, que estaré encantada. Firmado: Una ignorante con mucha curiosidad.

Claro, guapa, soy todo eso que te gusta y mas, je, je. Saludos

No lo creas, Antígono. Te advierto que soy exploradora espídica-dopamínica, creo en la pasión, pero valoro mogollón la inteligencia, la creatividad y la capacidad de innovar. Lo que me dopa es el humor inteligente. No comulgo con borregos que siguen el rebaño; a los Directores siempre les pido un porcentaje del beneficio, mínimo 25%, y a los Constructores, que me cambien el suelo y me amplíen la cocina. Detesto a los Negociadores que no convencen, con tanto estrógeno, y a los Exploradores que se quedan a medias o se arredran ante el peligro. ¿Todavía quieres una cita, guapetón?

Hola a todos, Personalmente me he leido el libro y es mucho mas cientifico (basado en las hormonas y como estas afectan el comportamiento del ser humano) que el articulo de verano como le llaman muchos de ustedes. Les recomiendo la lectura del mismo antes de hacer declaraciones tan descalificativas. Saludos L.

Antígona, seguro que tú eres mi media naranja.

Antígona, """¡Esto es un blog de ciencia!""" Hasta que Pere nos zoscó el post del verano. Ahora estamos oficialmente de vacaciones hasta que Pere retome la senda de los Temístocles y demás súper-genios al cubo. """Sin ánimo de criticar: dejadlo ya""" Si me lo dice la hija del rey de Tebas.

Seguro que no incluyó la variable de "¿Me pone cachondo o no me pone cachondo?" para valorar el peso que tiene sobre sus cuatro variables principales (explorador y demás). De hecho, lo q diferencia a la pareja de los amigos es que son dos personas que se unen para perjurarse "exclusividad en la cama", y de ahí, todo lo demás que se prometen.

Sin ánimo de criticar: dejadlo ya, o seguid en MySpace. ¡Esto es un blog de ciencia!

¡Jorgito, Jorgito, que te haces mucho de querer! Es una de las formas de buscar el amor, llamar la atención para ser la reina de la fiesta. Pretendientes no te faltan. Ahora, busca al más castigador...

Equilibrio amigos...equilibrio, un poco de aquí, otro poco de allá y se nos olvidan esas cosas que no nos gustan del otro...¿o es que nunca habeis perdido el corazón y la piel por alguien de quien dirías "este no es mi tipo"? Si no fuera por estos momentos...me encanta vivir despeinada! Saludo a todos

"Otro anónimo", jaja. No, si en el blog lo que falta no son anónimos. Van a tener que empezar a numerarse, jajaja. Total, que cuando hablo porque hablo y cuando me disculpo porque me disculpo, pero aquí yo siempre recibo. Anónimo enésimo, el acto de disculparse y reconocer el error, como yo he hecho, es intrínsecamente humilde. No sé si también querías que me bajara los pantalones y vendiera la casa. Es que a veces da la sensación de que hay a quien le gustaría ver a un caballo arrastrando mi cadáver alrededor de la fuente de Atocha. En fin, si me vais a seguir criticando, por lo menos buscaros agravios, porque eso de ir por ahí escupiendo odio y criticando hasta cuando uno se disculpa como que roza la psicosis.

Jorgito ni disculpandose es humilde, pero vale,cada loco con su tema.

Veo que H. Fischer ha escrito mucho sobre el amor, y dudo que su condición de antropóloga avale su pretensión de un tratamiento riguroso de lo que es un discurso de la intersubjetividad por su propia naturaleza. H.F. no tiene hijos, porque ha antepuesto su trabajo. Nada que objetar, La verdad es que los hijos son una demoledora lección de realidad en esto del amor, sobre todo cuando son pequeños, porque crean muchas tensiones y hacen que tu pareja pase a un segundo plano en muchas ocasiones, o que no tengas tiempo ni oportunidad de salir a cenar con tu pareja. No sé si la "anatomía del amor" de pareja vale lo mismo en los DINK que en las parejas totalmente absorbidas por sus hijos. El "amor romántico" puede convertirse en supervivencia pura y dura.

Gracias al comentarista de las 20:23, coincido en que anda mucho anónimo suelto y, efectivamente, creo que he sido el primero que se ha disculpado y que ha dado la razón a alguien en el blog. Debería limitarme a hacer el anónimo y desaparecer cuando me ponen en evidencia, pero mira por dónde, aquí los hay que seguimos las reglas de la discusión racional. De paso, retomando el "contraejemplo" a la aceleración de la gravedad propuesto por Temístocles: él habla de un cuerpo que viaja a seis décimos de la velocidad de la luz, mientras que yo hablaba de cuerpos, cuya definición no implica velocidad alguna (o serían móviles). Eliminada tal asunción errónea, los móviles que desaceleran quedaron lógicamente excluidos a priori (ya que una frase sobre cuerpos que aceleran no hace referencia a móviles que desaceleran). Es curioso cómo uno puede poner un ejemplo de la aceleración de los cuerpos y cómo después puede venir un idiota a negar la aceleración de los cuerpos con un ejemplo de la desaceleración de los móviles. Pero el tío tenía que demostrar que fue el más listo de su clase de bachillerato. Mi autosuficiencia ignorante puede dar mucho juego, pero no sería nada sin la envidia pedante que delata a algunos.

Ignacio garcia-valiño: MUY BUENA TU CLASIFICACION JA JA. Deberias escribir tu un libro!!!! Una pena que una respetable antropóloga escriba libros tan poco serios. Yo me he leido un libro de ella fabuloso. "Anatomia del amor". Creo que es de lo mejor que se ha publicado sobre el amor. Muy recomendable

Jorgito, no sólo escribes muy bien, sino que eres honesto. Abajo esos cretinos anónimos que se hacen los listos.

Tratando de retomar el debate (para que vuelva a parecer un foro de adultos), mi única duda es: ¿Por qué Pere nos envía este "post veraniego"? a) Para desengrasarnos las neuronas de tanto nauropost b)Porque se ha apostado con un amigo del MIT a que sus lectores distinguen ciencia de seudociencia, y nos pone este cebo a ver si picamos. c)Ha conocido a una Negociadora peliteñida de "Machachuches" (Channel) que le ha contado que los Directores-Exploradores-Periodistas le molan, y no sabe si fiarse.d) Ha discutido amistosamente con Helen Fisher en un bar y para demostrarle que aquí en España somos más críticos que el público americano y no comulgamos con ruedas de molino ha lanzado el hueso a su jauría de sabuesos, para que pueda leer nuestras opiniones. e) Ninguna de las anteriores.

Efectivamente, Si alguno de los genios que pululan por aquí me hubiera hecho notar mi interpretación errónea del redactado original de Temístocles, en lugar de responderme en primera instancia con lo de "supersabio" y con acusaciones de tergiversación, no me habría costado recnocer mi error antes, cosa que hago ahora. Ciertamente, no presté atención a las palabras de Temístocles y no dijo lo que yo le atribuí. Sin que sirva de precedente, me aplico lo de cretino y ceporro. Pero la próxima vez, por favor, haced como yo y, si tenéis razón, antes de pasar a insultar pasar por la fase de argumentación, para evitarnos un puñado de mensajes innecesarios. En fin, gracias por la corrección. Está claro que, mal que me pese, también es verano para mí.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0162fef67cf2970d

Listed below are links to weblogs that reference Por qué elegir una pareja y no otra:

Sobre el autor

Pere Estupinya

. Soy químico, bioquímico, y un omnívoro de la ciencia, que ya lleva cierto tiempo contándola como excusa para poder aprenderla.
Sígueme en Facebook o a través de mi web pereestupinya.com.

Libros

S=EX2 S=EX2
En esta nueva aventura científica que recorre desde laboratorios y congresos de medicina sexual hasta clubs de sadomasoquismo o de swingers, Pere Estupinyà nos ofrece la obra más original y completa que ningún autor hispanohablante haya escrito nunca sobre la ciencia de la sexualidad humana.

El ladrón de cerebros La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender.
En El Ladrón de Cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI —los científicos— y compartirlo con sus lectores. El Ladrón de Cerebros

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal