Apuntes científicos desde el MIT

Apuntes científicos desde el MIT

Este Blog empezó gracias a una beca para periodistas científicos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Boston, donde pasé un año aprendiendo ciencia con el objetivo de contarla después. Ahora continúa desde Nueva York buscando reflexiones científicas en otras instituciones, laboratorios, conferencias, y conversando con cualquier investigador que se preste a compartir su conocimiento.

Por qué elegir una pareja y no otra

Por: | 06 de agosto de 2009

En su último libro “Why him? Why her?” (Por qué él? Por qué ella?), la antropóloga de la Rutgers University Helen Fisher define 4 personalidades básicas (exploradora, constructora, directora y negociadora), y defiende que en lo referente a las relaciones amorosas unas encajan mejor entre sí que otras. Conocí a esta experta en el estudio científico del amor en un congreso donde presentaba una investigación en la que había escaneado los cerebros de parejas que decían llevar más de 20 años enamorad@s, me habló del libro que estaba terminando sobre por qué elegimos a un tipo de persona y no otro, dijo que me lo enviaría cuando se publicara, lo hizo, y aprovechando el relax intelectual del verano os intentaré resumir su tesis principal, elaborada a partir de encuestas y estudios realizados con 39.913 miembros del portal de citas online chemistry.com . Según Fisher somos una mezcla de 4 tipos de personalidades básicas en las que siempre se suele indentificar una predominante, y al menos otra secundaria. Para Fisher la “personalidad” tiene dos componentes: carácter (algo que las experiencias vividas van perfilando) y temperamento (características más innatas). Y según ella, en algo tan visceral como la selección de pareja el peso de la biología resulta bastante más elevado. De hecho, incluso asocia los 4 tipos de personalidades a niveles más altos de ciertas hormonas. Fisher pasó un test a los casi 40,000 sujetos de sus estudios para caracterizar los 4 tipos de personalidad y ver qué compatibles eran entre ellos. El test está en el segundo capítulo de su libro, y diría que se puede completar online si os registráis en chemistry.com. Pero quizás con la siguiente descripción general ya podréis saber en cuál encajáis vosotros como primaria y secundaria: (utilizo el masculino, pero evidentemente es tanto para mujeres como hombres) - Explorador (dopamina): impulsivo, curioso, autónomo, flexible, irreverente, y siempre en busca de novedades. La frase que en el test más les diferenciaba respecto otras personalidades es “Actúo de improvisto dependiendo del momento”. Y la palabra que más utilizaban para describir lo que buscaban en una relación es: “Aventura” - Constructor (serotonina): calmado, respetuoso, disciplinado, social y con preferencia por amistades leales ante interesantes. Su frase es: “mi familia y amigos dirían que tengo valores tradicionales”. Y su palabra: “Familia” - Director (testosterona): analítico, competitivo, independiente, estratega, amante del debate y capaz –si es necesario- de solucionar problemas sin dejarse llevar por las emociones. Frase: “soy más analítico y lógico que la mayoría de gente”. Lo que más valoran en su potencial pareja: “Inteligencia” - Negociador (estrógeno): expresivo, idealista, imaginativo, empático, introspectivo, sensible, abierto de mente, y deseoso de profundizar en las necesidades y sentimientos más profundos de sus amig@s. Su frase: “A veces imagino vívidamente que me pasan cosas tanto horribles como maravillosas”. Palabra: “Pasión” En la extensa muestra que analizó Helen Fisher (edad media 37 años), el 26% resultaron ser exploradores, el 28,6% constructores, el 16,3% directores, y el 29,1% negociadores. A estas alturas, a pesar de no haber realizado el test, seguro que ya tenéis una idea de cuál sería vuestra personalidad primaria, cuáles van fluctuando en vuestra mente como secundarias, y si a lo largo de vuestra vida se han mantenido constantes o han evolucionado de un tipo a otro. Una vez establecidas estas categorías, Helen Fisher hizo un nuevo estudio con 28.128 miembros heterosexuales de Chemistry.com para ver quienes se elegían entre ellos. No hubo grandes sorpresas; los exploradores se sentían atraídos por otros exploradores, y los constructores por otros constructores. Sin embargo, los directores preferían negociadores y los negociadores se inclinaban por directores. Estas dos personalidades, tanto si se trataba de hombres o mujeres, parecían buscar individuos que les complementaran. Una primera conclusión es que la frase “polos opuestos se atraen”, es cierta dependiendo de la personalidad de cada polo. Seguimos… Más allá de la atracción inicial, las combinaciones que al final se dan en la vida cotidiana son múltiples ¿funcionan mejor unas que otras? Fisher siguió aspectos del día a día de cada personalidad, y resulta muy curioso leer qué preferencias de planes para el fin de semana suelen ser más frecuentes, o qué tipo de grupos sociales establecen, lugares en los que prefieren vivir, relevancia del sexo, ideales de futuro, y sobre todo, cómo evolucionan las parejas con diferentes uniones de personalidades. De nuevo, pocas sorpresas en lo obvio: los exploradores-exploradores forman una combinación explosiva, se entienden a la perfección y tienen relaciones muy intensas, pero son quienes tienen más posibilidades de divorcio. En cambio, entre las parejas que llevan varias décadas casadas existe una mayoría de constructores-constructores. Algunas de las otras conclusiones que Helen Fisher ofrece en su libro son: Las mujeres negociadoras suelen sentir alergia por los exploradores. Los exploradores y directores no se atraen, pero cuando se unen pueden llegar a altos grados de compatibilidad Si el constructor y el director solucionan los inevitables conflictos que aparecerán durante su relación, pueden llegar a entenderse y complementarse muy bien. La combinación que menos se da es constructor-explorador. Los negociadores se entregan, viven con intensidad la pasión y el drama, pero pueden desilusionarse fácilmente ante los problemas de pareja. Dos directores sentirán una atracción intelectual inmediata, y posiblemente su entendimiento sexual será muy satisfactorio. Pero quizás les costará establecer lazos emotivos fuertes y compartir plenamente sus vidas. Si escogen un negociador, la unión de la mente del primero con el corazón del segundo puede ser una combinación fenomenal . Insisto en que este post es más veraniego que científico. Sin desmerecer en absoluto los análisis de Fisher, algunos planteamientos y conclusiones parecen más avalados por su dilatada experiencia tras tantos años investigando acerca del amor, que por estudios exhaustivos publicados en revistas científicas de referencia. Y como experiencias en este campo tenemos todos… recabemos algunas de ellas!

Hay 52 Comentarios

Ayyy, Jorgito... no te pongas tantas veces en evidencia. No es lo mismo decir "...una velocidad superior a seis décimos de la velocidad de la luz"(v>0.6 c), que es lo que dice Temístocles, que decir "una velocidad seis décimos superior a la velocidad de la luz"(v>1.6 c), que es la traducción disléxica de haces. Hay que reconocer que tu espíritu de autosuficiencia ignorante da mucho juego.

Temístocles, cretino o quien seas, O SEA, que si yo digo que mi sueldo es 3/4 "SUPERIOR" al tuyo (usando la palabra que tú usaste), tú en lugar de coger tu sueldo y sumarle 3/4, ¿multiplicas por 3/4 y te sacas de la manga un sueldo más bajo? Enhorabuena porque acabas de acuñar un uso lingüístico (absurdo, por supuesto): que una cantidad pueda ser "superior" a otra y ser inferior a ella (la velocidad de la que tú hablas no es seis décimos superior a la velocidad de la luz, sino seis décimos la velocidad de la luz, CRETINO). Tiene huevos. Si es que con gente tan inteligente como vosotros en el barrio no sé cómo no están arreglados el sida, el cáncer, la superpoblación y el cambio climático. Pues en tus términos, multiplícate por cero, chaval.

Al igual que muchos el post me parece veraniego, ligerito, del tipo de artículos que se pueden encontrar en algunas publicaciones para encontrar pareja en función del signo del zodiaco (sería interesante conjugar ambas teorías, el director aries, la negociadora piscis....) No está mal para olvidarse de temas más serios :)

Seis décimos = 6/10 un décimo es una décima parte cuando tienes 37 grados y 3 décimas de fiebre tienes 37.3º C seis décimos de c es 6/10*300.000Km/s = 180.000 Km/s; eso es menor que la velocidad de la luz. no pensaba que hacía falta explicártelo tan sencillito... si asunieras que tú también te puedes equivocar, quizá hubieras reconocido un error tan tonto como el que has cometido.

No te vayas Jorgito

Para el cretino, La frase a la que me refiero decía "una velocidad superior a seis décimos de la velocidad de la luz" o lo que es EXACTAMENTE lo mismo, >>>> más rápido que la luz <<<< cosa que es imposible. De verdad que estoy HASTA LOS COJONES de sabihondos que dicen ESTUPIDECES. Me largo.

vaya, que sorpresa. Ahora resulta que el "supersabio" de Jorgito también recurre a la técnica de cambiar las frases de los que le contradicen para luego decir que se han equivocado.

Temistocles, Cuando hablas de un foton yendo mas rapido que la luz, de que hablas exactamente? Eso no existe.

Un "pero" para Jorgito. De acuerdo en el carácter no científico del estudio presentado. Pero hay que tener cuidado con los ejemplos. Afirmas que "La aceleración fruto de la gravedad no es "bastante cierta", es una verdad como un puño". Pues... verás, si un cuerpo (incluso un fotón) se acerca a un centro de un campo gravitatorio con una velocidad superior a seis décimos de la velocidad de la luz, resulta que no se acelera... sino que se desacelera. Argumentar acerca del carácter científico de una teoría no es tan fácil. Saludos

"""Bien podria ser que Fischer no tiene mucha razon o bien podria ser que a la hora de diagnosticar a que tipo perteneceis no lo haceis adecuadamente.""" Por eso no es posible hablar de ciencia, porque la conclusión final depende del análisis subjetivo de uno mismo, no de criterios objetivos contrastables. Esto es psicoanálisis, no ciencia. Y que alguien que se dice "Director" (i.e. analítico, independiente) no aspire a analizar los datos y a contrastarlos de manera independiente constituye una prueba fehaciente de lo endeble de las categorías postuladas. """Todos hemos sido de todo en algun momento,""" Muy analítico esto también [:D] """pero la cuestion es cual es nuestra forma de pensar en el fondo.""" En el fondo = cuando no hay qué interferencias externas y en qué momento(s). A menos que definas de manera muy clara y precisa las condiciones para establecer cada tipología base, la cantidad de solapamientos hará cada una de ellas virtualmente inútil. La clasificación emplea ADJETIVOS CALIFICATIVOS TOMADOS DEL LENGUAJE COMÚN. Es como estudiar mecánica con los términos "pelín", "a ojo de buen cubero", "más o menos", "mucho" y "poco". """Yo diria que soy del tipo Director y me he sentido identificado con lo que dice.""" De nuevo, no te lo puedes decir tú, tendrían que decírtelo los investigadores y, lo que es más, tendrían que decírtelo sobre la base de observaciones sobre OTRAS personas, buscando correlatos, comparándolos contigo, y categorizándote después sobre esa base. Pero cero de eso, así que cero de ciencia. """pero exactamente como dice Fischer acabamos rompiendo.""" A menos que todo el mundo se case con la primera persona a la que conocen, NECESARIAMENTE hay un mayor número de parejas rompiendo en cualquier momento dado que de parejas que han pasado toda su vida juntos. Por tanto, la mayoría de parejas rompen. Por tanto, tu caso no dice más a favor de la tipología de Fischer de lo que dice en contra. """Seguro que lo que dice tiene muchas aproximaciones, pero eso no quita que pudiera ser en sus entranas bastante cierto.""" "en sus entrañas", "bastante cierto", etc. La ciencia no es "bastante cierta", se hace una hipótesis y o se refuta o se corrobora. La aceleración fruto de la gravedad no es "bastante cierta", es una verdad como un puño. Relaciones de pareja, autoayuda, psicoanálisis y servicios de contactos NO SON ciencia. Y quienes los practican, raramente son directores. Lo dice un director 100%. Además de explorador 100%, constructor 100% y negociador 100% [:D]

Pues la verdad es que de todo lo que ha dicho....no me siento identificado con ninguna caracteristicas que ha dicho....porque tengo varias de algunas, por ejemplo, soy : curioso, autónomo, flexible, respetuoso, disciplinado(cuando hay que serlo...), social, analítico, competitivo, independiente, estratega, imaginativo, sensible y abierto de mente, asi que no encuentro nada de coincidencia, y eso de las frases que decia, la verdad es que no me identifico con una ni mucho menos...

Bravo, García-Valiño, muy bueno, je, je, je!

Hola, me uno a este foro que me han recomendado. Me he reído con la clasificación de García-Valiño. María Hernández demuestra un fino sentido común y buen olfato. El post en cuestión es veraniego, de piscina; ameno pero de temática nada científica. En cualquier caso, enhorabena, Pere.

Bien podria ser que Fischer no tiene mucha razon o bien podria ser que a la hora de diagnosticar a que tipo perteneceis no lo haceis adecuadamente. Todos hemos sido de todo en algun momento, pero la cuestion es cual es nuestra forma de pensar en el fondo. Yo diria que soy del tipo Director y me he sentido identificado con lo que dice. Para mi es muy importante que mi pareja sea de mente abierta (abierto de mente). Y mi ultima relacion fue con alguien muy inteligente e independiente, amante del debate. En resume Directora. Y sabeis que? Hubo mucho feeling mental y fisico, pero exactamente como dice Fischer acabamos rompiendo. Seguro que lo que dice tiene muchas aproximaciones, pero eso no quita que pudiera ser en sus entranas bastante cierto.

El tema es vender libros. Como los comentaristas anteriores, yo también pertenezco a los cuatro tipos al 100%, dependiendo de la hora del día... Es el post que menos me ha interesado últimamente, siento decirlo.

Interesante el articulo. Interesante el test de Chemistry.Soy negociadora y exploradora. Imagine que todo lo q facilite el conocimiento de uno mismo te ayuda a relacionarte mejor. Me sorprende que un cientifico varon se lea un libro de Helen Fisher en vacaciones. Gratamente quiero decir...

SIN OFENDER a tu equipo pero se nota cuando tu escribes los post o tus amigos. Tu escribes muchisimo mas dinamico y mas entretenido!... Excelente!!! Bye

Artículo de verano. El comentario de García-Valiño... genial, hilarante. Receta de verano para parejas: 1. Atracción. La química no se compra ni se mide con ningún test. Sólo sirve sentirla sin lugar a dudas. Esencial. 2. Intereses, aficiones, gustos comunes... si queremos que la química dure... 3. Como es imposible una afinidad al 100%, como no podemos desear lo mismo en todo momento... hace falta la racionalidad: los buenos sentimientos no sirven para solucionar conflictos. Si Juan quiere ir al cine y María al teatro, como Juan quiere mucho a María querrá ir al teatro pero como María quiere tanto a Juan querrá ir al cine... el amor no soluciona nada... habrá que negociar. 2 y 3 son inversamente proporcionales: si no nos gusta demasiado razonar ni ceder... mejor buscar una afinidad próxima al 100%... o, mejor dicho..."Date por j..."

Un viejo amigo tenía la clasificación perfecta, según él, en este tema: "Hay dos grupos de mujeres en el mundo: las que te gustan y las demás" Y se quedaba tan pancho. Aunque si lo pienso, es simple, pero acertada. Hace algún tiempo leí en alguna parte que no recuerdo, que aunque se suele decir que buscamos que nuestra pareja sea "el complemento" o lo contrario a lo que somos, ésto no funciona. Por ejemplo, si eres una persona muy activa, amante de la aventura, que si se derrumbara el techo de tu casa no te pillaría debajo tienes a buscar una persona tranquila, sosegada, al que le gusta el jardín y la lectura, que disfruta de una tarde en el sofá y viceversa. Pero luego en la práctica, si te gusta salir a bailar y te has emparejado con un practicante de la relajación, terminarás odiando el yoga, el taichí y todo lo que tenga que ver con esa tranquilidad, porque lo que quieres es salir a bailar y si por el contrario, te gusta pasar las tardes en tu sofá leyendo o viendo una exposición pero tu pareja es adicta a los deportes de riesgo, terminarás odiando hasta las cuerdas de las que cuelga. Por tanto solo quedan dos opciones posibles. Si optas por un "contrario" solo te queda o aceptarlo tal y es, porque así era cuando le conociste o averiguar si te atraía porque en el fondo también te gustaría ser un poco como él. O buscar una pareja con gustos similares para que cuando quieran salir a bailar, bailen o cuando quieran hacer taichí, lo hagan. De todas formas, ¿quién no ha pensado alguna vez.. "este es el hombre o la mujer de mis sueños y luego resultó ser una pesadilla o puro insomnio?. No creo que la atracción inicial tenga mucho que ver con lo que esperamos a largo plazo de esa persona, sino más bien es una cuestión de "química" momentánea. Si cuaja, cuaja y si no cuaja... a seguir buscando, que el mundo es más ancho que largo. Un saludo, Pere María Hdez.

"Musculitos (anabolizante): narcisista de su propio cuerpo, fanático del gimnasio, siempre ante el espejo,.." JA JA Muy buena la clasificación

Los blogueros somos 100 por 100 negociadores y más cosas. Hay algo que parece un poco simple en este análisis. El aspecto emocional ( su estado, así como el dominio de la persona en el manejo, conocimiento y comunicación del mismo) y la actitud ética o no de la persona para con los demás , me parecen aspectos, variables, interesantes para concluir algo.

Musculitos (anabolizante): narcisista de su propio cuerpo, fanático del gimnasio, siempre ante el espejo, no sólo para ver su volúmen, sino el de la chica en top de lycra que trabaja los abductores. Su lema: "20 claras al día sin yema". Vivalavida (cocaína), noctámbulo, amante del deporte, sobre todo televisado, juerguista, amigo de sus amigos, risueño, simpático, informal. A sus más de treinta años aguanta en danza toda la noche. Su lema. "hay que vivir el presente, porque en diez años, todos calvos". Nutricia (oxitocina): maternal, dulce, obsequiosa, risueña, adora la repostería, las tartas de nata, sabe preparar postres exquisitos, busca en los hombres la ternura, la lealtad, que sea un buen padre de sus hijos, Su lema: "la bondad por encima de todo". Hiperactiva (metilfenidato): periodista, relaciones públicas, multitarea, super efectiva, está al día en todo, mantiene diez ventanas simultáneas en la pantalla y numerosas conversaciones simultáneas, su móvil nunca descansa, necesita estar en el torbellino, y en la cama es una tigresa. Su lema: "Si no me siguen, no me sirven". Manitas (Ducados), ni explorador, ni negociante, pero te arregla cualquier avería o desperfecto, borderline pero de gran visión práctica, tosco en la mesa pero recio de manos, fiel, cautivador a su manera, su lema: "con carne y que haya dónde agarrar". Solipsista (aspirina), reflexivo, meditabundo, intelectual, kantiano, ególatra, incapaz de tener la casa recogida, tarda una hora en hacer la compra de la semana porque lee hasta los envases, no le interesa tanto el mundo como realidad sino como representación, baja empatía, amante del debate espeso. Su lema: "Alte Knochen und Schädel liegen hinter Glas". Y así sucesivamente.

El trabajo de Helen Fisher me recuerda terriblemente a los indicadores de Myers-Briggs que, si no me falla la memoria, se apoyaban a su vez en las tipologías de Jung. Más aún, los cuatro tipos de personalidad que describes se me antojan afines a los temperamentos de Keirsey: artesano, guardián, idealista y racional, más sus respectivas variantes. Creo recordar que el libro clásico de Keirsey, "Please understand me", ya incluía un capítulo sobre la compatibilidad de los distintos temperamentos en el ámbito de las relaciones de pareja. De eso hace ya 25 años, lo que me lleva a preguntarme... ¿cuanto tiene de original y cuanto es heredado en el libro de Fisher?

Puf, Pere, me temo que soy "negociadora" sin remedio. Nunca antes lo había visto así pero es interesante el enfoque.

Bueno, es cierto que me ha pasado como a los dos compañeros de comentarios anteriores, me he visto reflejado en cada tipo de personalidad, aunque también es verdad que en un test que me hicieron hace tiempo (el clásico de activo o no activo, emotivo o no emotivo, primario o secundario, etc.) me pasó exactamente lo mismo y estoy seguro de que caería en un montón de contradiciones. Da la sensación de que la personalidad es lo suficientemente compleja como para resistir de momento a cualquier estudio científico en el sentido estricto de la palabra. No hay más que ver lo complicado que es saber lo que va a hacer la gente en la Bolsa o incluso en una operación salida!.Con lo fácil que es la estadística de partículas inertes (dinámica de fluidos, termodinámica,...) en cuento les pones inteligencia a esas partículas se estropea todo!. Está bien el artículo, Pere, es un libro sobre el que se ha hablado mucho y así ya tenemos una idea de si nos interesa leerlo o no.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0162fef67cf2970d

Listed below are links to weblogs that reference Por qué elegir una pareja y no otra:

Sobre el autor

Pere Estupinya

. Soy químico, bioquímico, y un omnívoro de la ciencia, que ya lleva cierto tiempo contándola como excusa para poder aprenderla.
Sígueme en Facebook o a través de mi web pereestupinya.com.

Libros

S=EX2 S=EX2
En esta nueva aventura científica que recorre desde laboratorios y congresos de medicina sexual hasta clubs de sadomasoquismo o de swingers, Pere Estupinyà nos ofrece la obra más original y completa que ningún autor hispanohablante haya escrito nunca sobre la ciencia de la sexualidad humana.

El ladrón de cerebros La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender.
En El Ladrón de Cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI —los científicos— y compartirlo con sus lectores. El Ladrón de Cerebros

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal