Apuntes científicos desde el MIT

Apuntes científicos desde el MIT

Este Blog empezó gracias a una beca para periodistas científicos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Boston, donde pasé un año aprendiendo ciencia con el objetivo de contarla después. Ahora continúa desde Nueva York buscando reflexiones científicas en otras instituciones, laboratorios, conferencias, y conversando con cualquier investigador que se preste a compartir su conocimiento.

Paul Zamecnik: Investigando hasta los 96 años

Por: | 10 de noviembre de 2009

Revisando la sección de ciencia del New York Times encontré la noticia de la muerte de Paul Zamecnik , codescubridor del ARN de transferencia.

Me pregunto porqué no llegué a hablaros de mi visita el pasado febrero a su laboratorio del Massachusetts General Hospital , donde “el científico vivo que más merecía el Nobel de los que no lo tenían” (como su nieta me dijo que le citaban), continuaba investigando a sus 96 años.

Conocí a la nieta de Zamecnik a finales de enero en el bar Marvin’s y de casualidad. Como de costumbre. Tras las primeras presentaciones y contarle los motivos de mi inmediato viaje a Boston me dijo: “deberías entrevistar a mi abuelo”. “¿Quién es tu abuelo?”. “Un científico muy importante, que descubrió algo del ADN, y dicen que es la persona que no tiene el Nobel y más lo merece”. Sonaba bien, pero Natasha terminó de convencerme cuando tras preguntarle la edad de su abuelo me respondió: “96 años, y todavía acude casi a diario a su laboratorio! La investigación y la biología son su vida”. A las dos semanas estaba sentado frente a Paul Zamecnik en su despacho del MGH.

Su nieta no exageraba. Acabo de escuchar la grabación de nuestra charla y he rememorado el momento en que alguien abrió la puerta y le entregó una caja de unos 20x30 cm. Paul Zamecnik leyó la etiqueta, y exclamó “ya han llegado!”. Se giró hacia mi sonriente e ilusionado y me dijo: “estas células son muy especiales, son células humanas de un paciente con fibrosis quística y cáncer de páncreas. ¿Sabes? De los 3 mil millones de pares de bases que tiene el genoma humano, a estas células les falta un fragmento de TTT en un gen específico. Esta mutación es la que causa el 75% de los casos de fibrosis quística. Nosotros estamos viendo si podemos repararla utilizando un ARN mensajero que inserte UUU en la cadena complementaria, y luego las sustituya por CCC con unas enzimas especiales. ¡Es un trabajo precioso!”

Me dejó impresionado. Con el tono más respetuoso que pude expresar, le pregunté qué le motivaba a seguir investigando con tal pasión a su avanzada edad. Me miró como si hubiera preguntado algo muy extraño, como si la respuesta fuera del todo obvia, y contestó entrecortado: “bueno… es muy estimulante… nosotros creemos que puede haber una relación entre la fibrosis quística y el cáncer de páncreas, y que quizás haya un virus implicado... nadie más está haciendo esto... Es como un misterio, y solucionarlo podría ayudar a mucha gente… Además, este campo de la biología molecular avanza a un ritmo tan frenético que siempre te mantiene expectante. Todavía recuerdo, hace ya muchos años, cuando conseguimos insertar un pedacito de gen humano en una bacteria, y más tarde en el núcleo de una célula animal. En esos momentos se acercaba la fecha de mi teórica jubilación, pero… ¿¿cómo vas a parar entonces?? Las posibilidades que se abrían eran excitantes!”

Recordé de golpe estar frente a uno de los biólogos moleculares más reconocidos del siglo XX, que había ya cumplido los 40 cuando Watson y Crick descubrieron la estructura del ADN. Cuando le pregunté cómo vivió él esta revolución se levantó, cogió un libro, y me hizo leer un párrafo.

El libro era el clásico “The Eighth Day of Creation”, que narra la historia de cómo en los años 60 - 70 se desarrolló el campo de la biología molecular y la revolucionaria posibilidad de manipular el ADN de los seres vivos. La cita que Paul Zamecnik me señaló orgullosos era un fragmento en que él mismo relataba su encuentro con James Watson en verano de 1954: “(…) Miré la joven cara del Dr. Watson por encima de su jersey blanco irlandés, después a su modelo de ADN de doble cadena, y le pregunté cómo las instrucciones del ADN se transformaban en una secuencia de proteínas. ¿Se copiaban directamente como si fuera una plantilla? ¿o servía para generar un ARN? Lo segundo parecía probable, pero no teníamos ninguna respuesta. ¿Cómo se desenrollaba esta complicada doble hélice? Watson sonrió mostrando inseguridad. Existía un abismo entre el ADN y la síntesis de proteínas”.

Era el gran misterio de esa época, y la obsesión científica de Paul Zamecnik. Pocos años después, él y sus colegas contribuirían a cerrar tal abismo con un descubrimiento clave en la historia de la biología: la caracterización de una molécula llamada ARN de transferencia (ARNt) cuya misión es transportar los aminoácidos a los ribosomas, los orgánulos celulares donde se fabrican las proteínas.

Éste fue el primer gran éxito científico de Zamecnik. El segundo se produjo a finales de los 70, y como muchos conceptos novedosos fue inicialmente acogido con escepticismo. Paul Zamecnik propuso usar fragmentos de ARN para inactivar genes específicos, en lo que llamó terapia antisentido. Conociendo la secuencia del gen defectuoso, podemos sintetizar una secuencia genética que “se enganche” al ARN mensajero de ese gen y lo bloquee.

En la actualidad ya existen algunos fármacos utilizando el concepto de terapia antisentido desarrollado por Zamecnik, y varios más están siendo testados en estudios clínicos.

Pocas cosas avanzan tan rápido a lo largo de una vida como el conocimiento científico. ¿cómo vamos a parar? Es excitante.

Hay 17 Comentarios

realizando un trabajo hacer de la biosintesis de proteina me encontre con esta persona muy interesante.. pero por los bajos recursos q uno tiene solo me baso en libros y cosas q encuentro en el inter y me parecio interesante .. y kisiera pedirte si puedes enviarme un ejemplo de P.C. Zamecnik hacerca de que la proteinas son las q sintetizan las proteinas para plasmarlo en mi trabajo gracias.. y saludoss

Por qué se sigue defendiendo el conocimiento horizontal?. La informción está.....pero el conocimiento lo trasnmite los 96 años de este ejemplar científico. Cuanta soberbia está rodeando al mundo de la ciencia actual...... Enhorabuena por este artículo y que el ejemplo del Prof Zamecnik se extienda por todos...

Pere, me encantan tus articulos desde hace tiempos, Zamecnik es extraordinario como otros mas. Yo tengo una colega Betty J. Meggers, MS & Ph.D en Antropologia, trabaja 7 decadas para America Latrina por medio del Smithsonian Institution, y sin sueldo! Coinventora de la hidratacion de la obsidiana como metodo de datacion. Llevo x primera vez metodos de C-14 y seriacion a varios paises. Ha publicado libros y articulos cientificos que llegan a 400. Ha conseguido entrenar a otros y editar y traducir sus manuscritos. En su vida espartana dona el dinero de derechos de autor para con fondos semilla incentivar a cientificos desde Cuba hasta la Patagonia. Y todos los dias de 7.30AM a 6PM le encuentras trabajando con entusiasmo a sus 88 a.

Zamecnik no sólo ha sido un científico extraordinario, sino que tuvo la suerte de no ser español y trabajar en la universidad española.

Pere. Gracias por compartir la experiencia con ZAmecnik, un científico centenario, que a su edad, solo te hace pensar: ! y es que hay mucho por hacer! Un abrazo

Genial, Pere, entrañable. Qué gran experiencia haber conocido a este sabio venerable. Tuvo además el talento de burlar la vejez con su afán inquisitivo. Ahora, a quien no se puede dar esquinazo es a la Parca.

Gracias....

Zamecnik, tiene el Stoop Syndrome, primer post de Pere y donde yo comencé mis comentarios, buena época aquella, hará un par de años más o menos. Por aquellos años de 1960 ya se empezaba a manipular células como un ser elemental con autonomía propia. Más tarde ya trabajamos en mi laboratorio con células madre. Estábamos en concordancia con un cirujano endocrino que nos proporcionaba células sobre todo de: tiroides y de las glándulas paratiroideas, estábamos desarrollando un trabajo sobre la relación para crina del tiroides con las paratiroides y así logramos identificar células de tres tipos de tumores de las células C de las paratiroides, clasificándolos en: adenomas, hiperplasias y carcinomas, estos últimos como se supo después los más malignos de todos. Las personas con el Stoop Syndrome no descansamos nunca, solemos morir con las botas puestas. Por cierto tengo el proyecto de volver a los laboratorios, para desarrollar algunas ideas que no pude terminar con motivo de mi jubilación, por motivos a parte de la edad, de la lesión en la rodilla derecha, que ya por fin me han operado y voy recuperando gradualmente el tono muscular y por ende la fuerza perdida en dicho miembro. Por eso lo de este hombre y otros muchos no me extraña y me agrada que haya seres humanos que su única belleza y poder sea la de su constancia y trabajo continuado, con ilusión y alegría en sus quehaceres diarios. Ojalá viva muchos años más entre nosotros este gran hombre, descubridor del ARN de transferencia. Saludos para todos.

gracias zamecnik de una madre con dos hijos con fibrosis quistica

Muy interesante. Y luego van le dan un nobel al Obama por sonreir. Hay que joderse (con perdón).

Lo que es triste es que ni un sólo personaje como Zamecnik, que dedicó toda su vida a la ciencia y a mejorar el modo de vida de miles de personas (aunque no lo admita en la entrevista muy específicamente, se nota que algo que le entusiasmaba era que sus descubrimientos pudieran ayudar a los demás), tenga ningun tipo de eco ni en la prensa ni en el conocimiento general de la población. Creo que ya hemos hablado previamente de esto en el blog, pero realmente el animal estúpido y conformista que son las masas no es consciente de lo bien que estamos gracias a gente como él. Aunque él nos haya dejado, espero que su investigación dé sus frutos y que su legado nunca se pierda.

... y lo más triste es que el periodico no ha publicado la noticia... Gracias Pere!!

Pere, eres un afortunado. Has conocido a Paul Zamecnik!

Espero no tener tantas ganas de trabajar en mi vida. No quiero ni pensar los años que me quedarían para jubilarme si llego a la edad de este científico. un artículo estupendo, como otros tantos. PERE

Bueno, el segundo (jejejej).

¡Guau, soy el primero! ¿El descubrimiento de los microARN de interferencia en 1998, que citó Miquel Bosch, tiene algo que ver con Zamecnik? Saludos, José Manuel

Pere, te tengo una envidia muy sana, otro interesante artículo. Gracias.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01675feb34d4970b

Listed below are links to weblogs that reference Paul Zamecnik: Investigando hasta los 96 años:

Sobre el autor

Pere Estupinya

. Soy químico, bioquímico, y un omnívoro de la ciencia, que ya lleva cierto tiempo contándola como excusa para poder aprenderla.
Sígueme en Facebook o a través de mi web pereestupinya.com.

Libros

S=EX2 S=EX2
En esta nueva aventura científica que recorre desde laboratorios y congresos de medicina sexual hasta clubs de sadomasoquismo o de swingers, Pere Estupinyà nos ofrece la obra más original y completa que ningún autor hispanohablante haya escrito nunca sobre la ciencia de la sexualidad humana.

El ladrón de cerebros La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender.
En El Ladrón de Cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI —los científicos— y compartirlo con sus lectores. El Ladrón de Cerebros

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal