Apuntes científicos desde el MIT

Apuntes científicos desde el MIT

Este Blog empezó gracias a una beca para periodistas científicos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Boston, donde pasé un año aprendiendo ciencia con el objetivo de contarla después. Ahora continúa desde Nueva York buscando reflexiones científicas en otras instituciones, laboratorios, conferencias, y conversando con cualquier investigador que se preste a compartir su conocimiento.

Marc Hauser, y las miserias de la Ciencia

Por: | 01 de octubre de 2010

Estoy un viernes lluvioso del recién estrenado octubre en la Universidad de Harvard, justo frente al edificio del departamento de psicología donde un par de años atrás visité al reconocidísimo –hasta hace dos meses- psicólogo evolutivo Marc Hauser. Impresionado por su elocuencia, capacidad comunicadora, y originalidad de sus estudios con humanos y macacos sobre los orígenes evolutivos de la moralidad, durante mi estancia en Cambridge asistí regularmente a sus seminarios, y en varias ocasiones cité sus investigaciones en el blog.

Ahora resulta que Hauser, autor del libro “The Moral Mind”, habitual de charlas, programas de televisión , director de un extensísimo grupo de investigadores en Harvard, y considerado como uno de los científicos más prolíficos en el estudio científico de la naturaleza humana, ha quedado defenestrado para la práctica científica por haberse inventado resultados y coaccionado a algunos de sus alumnos para que modificaran sus datos hasta ajustarse a la tesis que él quería defender. Equivalente al caso más escandaloso de dopaje en deporte que podáis imaginar.

Las noticias aparecieron a principios del pasado agosto, pero estando rodeadas de cierto secretismo y claroscuros, quería venir hasta aquí para contrastar de primera mano con investigadores amigos hasta qué punto la situación era tan grave. Es muy grave. Más incluso de lo que me había imaginado. “Podría ir a prisión”, me llegó a decir una neurocientífica del MIT.

Cuentan que todo empezó cuando un grupo de sus postdocs envió una carta al decano de Harvard explicándole que Marc Hauser les obligaba a modificar resultados científicos, y que en varias ocasiones se los había inventado directamente. Esta acusación, en el mundo de la ciencia, es un pecado capital. Algo absolutamente intolerable. Harvard empezó una investigación interna, que concluyó con el anuncio de que efectivamente, Hauser había incurrido en mala conducta científica y varios de sus artículos publicados contenían resultados fraudulentos.

Hauser trabajaba en muchas líneas diferentes y colaboraba con gran cantidad de grupos. Parece que sus experimentos con humanos están limpios, pero un número indefinido de sus trabajos analizando la conducta de macacos y chimpancés han sido manipulados. Durante la investigación, misteriosamente algunos de sus videos de macacos habían desaparecido, y no se encontró registro de los datos de ciertos experimentos que decía haber realizado. Hauser tomó un año sabático justo antes de que la polémica explorara, y sólo hizo unas declaraciones públicas en las que sí reconoció haber cometido errores.

Harvard ha cerrado su laboratorio , y se rumorea que como gran parte de su financiación procede de fondos públicos otorgados por la National Science Foundation (NSF), va a ser juzgado por delito y acusado de cargos graves. También rumores, se dice que el FBI está investigando el caso.

Para los investigadores en su campo de trabajo, la noticia es mucho más que una decepción por los errores de alguien tan querido. Están escandalizados, y lo consideran un verdadero desastre. Primero porque Hauser era una referencia, un autor muy citado, y la retirada de algunos de sus artículos afecta a otras investigaciones relacionadas. Y segundo, por la imagen que se proyecta al público de la ciencia. En especial, de la psicología evolutiva.

De mi charla con Hauser, todavía recuerdo la insistencia que mostraba en defender que por primera vez en la historia estábamos utilizando el método científico para investigar a fondo la naturaleza humana. Hauser es un tipo encantador, y sin duda gran parte de la ciencia que ha realizado continúa siendo brillante, pero esta pureza de la metodología científica en el estudio de la naturaleza humana que comentaba, queda en entredicho. Ha salido muy tocada. A la psicología evolutiva se la acusa habitualmente de defender sus planteamientos sólo con la coherencia de sus historias. Por eso experimentos con macacos como los de Hauser tenían tanta relevancia. Ahora, por ejemplo, el Wall Street Journal decía que la propia psicología evolutiva merecía un “morality check”.

El caso de Hauser es impactante, pero ni mucho menos es el único. Hace dos semanas una premio Nobel de Harvard retiró dos de sus artículos científicos tras no poder reproducir los experimentos que había realizado uno de sus postdocs. Y hace una semana en Nature leíamos el sorprendente caso de una investigadora de la Universidad de Michigan que denunció que un compañero le contaminaba sus muestras por celos y competencia, pusieron cámaras en el laboratorio, y efectivamente le descubrieron boicoteando experimentos. Se respira un clima enrarecido en la ciencia.

Lo más grave es que cuando aquí en Harvard y en MIT comentas estos casos (y si hay científicos en la sala, por favor dadnos vuestra opinión), te responden un “no es de extrañar con la presión a la que estamos sometidos”. Ayer me decían: “La competencia es feroz. Aquí si no tienes un Science o un Nature no consigues plaza”. Este “aquí” no es exclusivo de Cambridge, desde luego. Y las posibles malas conductas científicas para conseguirlo, seguramente tampoco. La ciencia está a riesgo de perder la imagen de pureza que quizá algún día tuvo.

Nosotros continuaremos disfrutando de la ciencia como lo hacemos del arte; apreciando sus mejores obras y buscando la creatividad de las nuevas ideas. Nunca asumimos que todas fueran buenas, pero sí nos dejábamos llevar fácilmente por ellas. Ahora nos están forzando a ser cada vez más meticulosos.

********

Contacto: pere@mit.edu / Twitter: @Perestupinya Facebook group: Apuntes Científicos desde el MIT

Hay 56 Comentarios

Sí, yo también me di cuenta de ese mal uso de la palabra escrutar, increible, no?

Vicky Puig, neurocientífica, dice así: "sus publicaciones son escrutinizadas por mucha gente". Creo que no se puede ser un buen científico si se cometen semejantes faltas en el lenguaje. No existe "escrutinizada" en nuestro idioma. Existe la palabra "Escrutar", del latín "scrutare", y su participio es "escrutado/a".

Lamentable. Ahora tendremos que invertir energías no sólo en comprender un paper sino que en buscar si tiene algo "oscuro".

Hola Vicky, me interesa mucho el trabajo que haces, ¿podrías decirme donde puedo encontrar tus artículos? Un afectuoso saludo.

Como cosaco que soy, o estás conmigo o estás en mi contra. O uno u otro. A ver si te decides.

Cosaco, no creo estar del todo de acuerdo contigo. A mi alrededor la presión por publicar se iguala a mantener el prestigio de los laboratorios. Todos los investigadores principales de por aquí son famosillos y sus publicaciones son escrutinizadas por mucha gente, sobretodo colegas envidiosos. Por eso se preocupan bastante de que no haya errores en las publicaciones. Los jefes te presionan mucho para que hagas ciencia de calidad que se publique en una revista importante, no se conforman con poco.

Hola, Vicky, gracias por tu respuesta. Mi pregunta iba de colega a colega, porque yo mismo he trabajado en neurociencia, y no en un grupo importante precisamente, y la presión por publicar artículos para poder acceder a ese campo (da más prestigio tener un proyecto perteneciente a dicho campo) es bastante grande. He visto cómo los resultados experimentales eran "interpretados" de otra manera para ajustarlos a una hipótesis preestablecida. Esto es grave, pero al tratarse de trabajos mediocres, algunos de los cuales ni siquiera son aceptados en revistas de neurociencia, no se nota. Por eso te lo preguntaba, porque tú, que estás en el MIT, debes haber visto o sufrido algo parecido. Pero ya veo que eres una científica de verdad. Lamentablemente, no todos son como tú. Un cordial saludo.

Hola Cosaco, si te refieres a presiones para falsificar resultados, no, jamás. De hecho, todo lo contrario, los tres jefes que he tenido son muy estrictos y nos hacen reanalizar y chequear los datos muchas veces antes de su publicación. Si te refieres a presiones para publicar en revistas de alto impacto, sí, mucha desde que estoy en MIT. Aquí existe mucha competitividad, a veces alentada por los mismos jefes. Por eso trabajamos muchas horas al día y eso incluye muchos fines de semana. Algunas personas no llevan bien esta presión, no es mi caso. Saludos

¿Tú sufres esas presiones, Vicky?

Yo también lo acabo de leer, Vicky. Es realmente desconcertante. Insólito.

Otro artículo de un laboratorio de Harvard en Nature que ha sido retirado esta semana. Los autores tienen 'serias dudas' sobre los resultados... http://www.elpais.com/articulo/sociedad/revista/Nature/retira/articulo/celulas/madre/Harvard/elpepusoc/20101015elpepusoc_15/Tes Los del comité ético de Harvard deben ir desbordados... todos estos escándalos son una vergüenza para la mejor universidad del mundo. Para mí estos casos dejan claro que no se puede hacer buena ciencia bajo las presiones gigantescas que sufren los investigadores para publicar...

Triste noticia. El que no quiera dedicarse a la ciencia que no se dedique. Es un mundo duro, pero hay que ser coherente, aplicar el método científico y no mentir. QUé pasaría si Darwin hubiese falseado sus resultados?? por favor señores, la investigación tiene que ser pura, y más a los niveles de Harvard. Olvídense del dinero, déjenlo para los banqueros, los científicos de verdad queremos hacer ciencia, el que busque fama y dinero que se haga broker, especulador, político o banquero... la ciencia tiene que ser pura...

Creo que esto sucede mas a menudo de lo que creemos. Acá en México hay casos por ahí debajo de la mesa de fraudes, plagios y demás basura en facultades desde medicina hasta ciencias sociales. Pero el dinero, por desgracia, manda. La pureza de la ciencia no existe, así como tampoco la pureza de un ser humano. Que es pureza??? Los científicos traen una cultura encima. Muchas veces el sistema académico huele a podrido desde las bases, como las formas de evaluar al docente o las políticas de los recursos. Generan a veces conductas indeseables pero que se vuelven hábitos tan comunes que no los ponen en duda. En México existe una gran desigualdad en el mundo de la investigación. Existe corrupción, envidias, celos, etc. Perjudica la pedagogía. Miles y miles de estudiantes salen sin rumbo, con una pobre preparación metodológica, teórica y filosófica; apáticos ante la falta de oportunidades que el país les da. Y también porque ven el ambiente tan a veces horrible que es la academia. Y también la cultura insana del científico lleno de competencia, tratando de sacar el trabajo, juntar status para lograr ser valorado, encuadrarse en las políticas que le piden o de plano dañar al de junto para salir del problema. Esa cultura científica de status, envidias, competencias, celos, y otras cosas pues terminan por hacer lo que pasó con Hauser. Saludos desde México

En efecto, tal como dice el final del artículo, deberemos ser "cada vez más meticulosos". El caso Hauser no es un caso aislado ni surge por generación espontánea. Lo que queda en cuestión es el propio sistema de evaluación actual en buena parte de la actividad científica, pero también el de los propios métodos "experimentales" aplicados a áreas que son absolutamente reacias a él. Leyendo el impactante librito de Laurent Segalat, (genetista investigador del CNRS), "La science à bout de souffle", podemos ver el caldo de cultivo que hace que el caso Hauser no sea la excepción. Ver reseña en: http://rigas.ouvaton.org/spip.php?article379 Por otra parte, Hauser trabaja en "psicología evolucionista" no "evolutiva". Tanto una como otra, tienen serias dificultades para ser llamadas ciencia (le pongamos el calificativo que sea al término "ciencia").

Ooooooooooooh, "no me parece fundamentada", que pijo hablando.

IGV: No sólo las ciencias "naturales" (?) son ciencia, mi argumento no es tan ingenuo. La psicología bien hecha cubre muchos campos que también son ciencia. Pero la psicología evolutiva es una cosa muy específica, y yo creo que no es ciencia. Esta en concreto no es una discusión tan vieja, porque la PSE es bastante reciente. Y me parece muy importante aclaralo, porque cuando una pseudociencia se hace tan popular y renombrada, acaba perjudicando a las ciencias de verdad. La argumentación de Sabor, sin embargo, no me parece fundamentada.

Resumen: la psicología evolutiva es un fraude, y por extensión toda la psicología.

En la vieja discusión sobre si la psicología es una ciencia (o en este caso la piscología evolutiva) se olvida a menudo que no sólo las ciencias naturales son ciencia. También existen las ciencias sociales, como la economía, la psicología y la sociología. La psicología nunca ha aspirado a ser una ciencia axiomática ni exacta, aunque sí se nutre de elementos de otras ciencias sociales (como la estadística, la antropología...) y de ciencias naturales como la biología y las neurociencias (por ejemplo, en la utilización del método experimental) con las que por cierto no aspira a equipararse. Esta distinción entre ciencias naturales y ciencias sociales nos viene de la Escuela de Frankfurt, pero tampoco es un dogma único, de ahí la vieja disputa del positivismo (vías de llegar a la verdad, etc). Yo entiendo que cuando algunos dudan de que la PSE sea una ciencia se refieren a que dudan de que sea una ciencia natural, cuando eso no está en entredicho. El aspecto interesante del post es que algunos investigadores como Hauser, que han querido prestigiar sus ideas con el método experimental, no aprendieron a aplicarlo bien, y recurrieron al truco de la ley de Murhpy: "si los hechos no se ajustan a la teoría, cambia los hechos".

Hace unos dos anos ocurrio un caso peor, una antropologa publico un libro en tres universidades traduciendo trabajos publicados en Cuba por la Casa del Caribe de Santiago de Cuba y puso solo el nombre de ella en la portada aprovechandose de que parte de los academicos cubanos habian muerto y es que los patrocinadores de las universidades tes exigen resultados y creditos y la propia universidad para mantener el presupuesto, si a esto le agregas el darwinismo de la sociedad norteamericano donde todo se hace tenso y rapido, al borde del infarto, no es de extranar conductas anomalas en algunos cientificos y academicos que se sienten atrapados por la necesidad de tener exito o perecer en el medio y se arriesgan a falsear tesis. No es el unico caso y no depende tanto de factores morales del individuo como de la sociedad que los compulsa a semejante actitud. La bioteca debe ser mejor ensenada en las universidades norteamericanas porque estas personas arrastran lagunas en su formacion academica.Ese es otro aspecto. La NSF, de uno de cuyos informes soy colaborador privado por Sarasota, Florida, trabaja en este aspecto por la magnitud del problema que reviste un caracter social en America, mas que individual..

Lo que demuestra el caso Hauser es que al macho alfa el método científico le sirve de maza. Los departamentos científicos son estructuras piramidales y los machos alfa tienen desesperación por la cúspide...

Pues si miramos cómo contratan al profesorado en España... Estoy seguro que si se implantara el sistema americano, la mayoría de los profesores universitarios en España iban a la calle por incompetencia.

Solo hay que leer el libro de Smolin "Las dudas de la física del siglo XXI", l a cuarta parte, para ver como funcionan las grandes universidades norteamericanas contratando al profesorado

Interesantísimo. Pero el análisis del artículo y los comentarios se centran en el fraude, y a mí me interesa tanto o más el discutir si la psicología evolutiva (PSE) es ciencia o no. "Por primera vez en la historia estábamos utilizando el método científico para investigar a fondo la naturaleza humana" me parece una afirmación discutible por todos los lados. En mi opinión: 1) La ciencia ya intenta desde hace tiempo investigar la naturaleza humana. Modestamente, pero en muchas direcciones. 2) La PSE no es ciencia en el sentido de que la mayoría de sus hipótesis no son falsables. Tiene sin embargo un gran valor para nuestra epistemología: aporta posibles justificaciones de cómo somos basadas en hechos naturales y no místicos. Las explicaciones son a menudo tan poco falsables como las místicas, pero el hecho de que exista una posible alternativa sirve para descartar la NECESIDAD de las explicaciones misteriosas, cosa que muchos no terminan por aceptar. Ya sólo por eso la PSE tiene mucho mérito. Pero hay que tener cuidado de no atribuírle características que no tiene.

IGV, parece ser que no has entendido ese artículo. En fin.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0168e4ec75d1970c

Listed below are links to weblogs that reference Marc Hauser, y las miserias de la Ciencia:

Sobre el autor

Pere Estupinya

. Soy químico, bioquímico, y un omnívoro de la ciencia, que ya lleva cierto tiempo contándola como excusa para poder aprenderla.
Sígueme en Facebook o a través de mi web pereestupinya.com.

Libros

S=EX2 S=EX2
En esta nueva aventura científica que recorre desde laboratorios y congresos de medicina sexual hasta clubs de sadomasoquismo o de swingers, Pere Estupinyà nos ofrece la obra más original y completa que ningún autor hispanohablante haya escrito nunca sobre la ciencia de la sexualidad humana.

El ladrón de cerebros La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender.
En El Ladrón de Cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI —los científicos— y compartirlo con sus lectores. El Ladrón de Cerebros

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal