Apuntes científicos desde el MIT

Apuntes científicos desde el MIT

Este Blog empezó gracias a una beca para periodistas científicos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Boston, donde pasé un año aprendiendo ciencia con el objetivo de contarla después. Ahora continúa desde Nueva York buscando reflexiones científicas en otras instituciones, laboratorios, conferencias, y conversando con cualquier investigador que se preste a compartir su conocimiento.

El cuarto dedo del Pterosaurio

Por: | 19 de octubre de 2011

Si vienes a NY empápate de arte en el Metropolitan y el MOMA, arriésgate con museos y galerías más alternativos, escucha jazz en directo, pasea por los mercados de China Town, sal de fiesta por el Lower East Side, camina con los ojos y cerebro bien abiertos, acércate al east village a saludar, y sube al Empire State si te apetece. Pero no dejes de ir al Museo de Historia Natural. No te lo puedes perder. Sacrifica el Moma si es necesario. Pero pásate una mañana entera explorando todas sus salas y exposiciones. Sobre todo las que a priori no te llamen la atención. Rasca aunque no pique, y detente a reflexionar ante los pequeños detalles que logren despertar tu curiosidad. Te acompañarán de vuelta tras tus vacaciones y los comentarás durante meses con todos tus amigos.

Como descubrir que las alas de los reptiles voladores del Jurásico se originaron por la elongación del cuarto dedo de su mano. Fíjate si no en la foto de arriba. ¿Ves el primer hueso cortito que sale del hombro? Es el equivalente a tu húmero. La articulación donde se dobla hacia arriba sería tu codo. Los siguientes dos huesos pegados son radio y cúbito, y allí donde distingues esa especie de fino hueso sesamoideo dirigido hacia atrás empieza propiamente la mano. ¿aprecias esa especie de garra en el punto más alto del fósil con tres muñones? Son tres falanges. Los tres dedos de la mano. El cuarto es todo lo que viene a continuación; un hipertrofismo casual que favoreció la aparición de alas sin plumas en unos reptiles no dinosaurios que poco tienen que ver evolutivamente con las aves actuales. Quizás por el recubrimiento membranoso te recuerden más a las de los murciélagos. Pero tampoco. La alas de mamíferos como el murciélago, aves como el colibrí, insectos como la mariposa, o reptiles prehistóricos como los pteosaurios, todas aparecieron de manera independiente en la historia evolutiva de la vida en la Tierra.

Impresionado me quedé por el cuarto dedo de los ya extintos pterodáctilos. No te olvides de la ciencia ni cuando vengas a NY.

********

Contacto: pere@mit.edu / Twitter: @Perestupinya

Facebook group: Apuntes Científicos desde el MIT Web: www.elladrondecerebros.com

Hay 3 Comentarios

Hace mucho que estuve en NYC e hice más o menos lo que tu dices: estuve todo un día en el Museo de Historia Natural. Me perdí por supuesto millones de detalles pero te puedo asegurar que me fascinó la impresionante colección de esqueletos de dinosaurios, muchos de ellos marinos si no me falla la memoria, y fué en conjunto una experiencia maravillosa estas horas en el museo.
Por otra parte decirte que he entrado de manera más o menos casual en tu blog, la ciencia me interesa enormemente y procuro seguir alguno de los mejores, y me ha encantado y ya me tienes enganchado a tu blog después de leer varias de tus entradas. Gracias por compartir tu sabiduría y, aún más importante, tu espíritu abierto y lleno de humor. Un saludo de los de verdad.

joder, básicamente se le secaron los brazos y los huesos se convirtieron en dedos, menudos mostrencos debían ser estos bichos. Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

qué pasadaaaaaaaaaaa El cuarto dedo del Pterosaurio :)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01675feb3068970b

Listed below are links to weblogs that reference El cuarto dedo del Pterosaurio:

Sobre el autor

Pere Estupinya

. Soy químico, bioquímico, y un omnívoro de la ciencia, que ya lleva cierto tiempo contándola como excusa para poder aprenderla.
Sígueme en Facebook o a través de mi web pereestupinya.com.

Libros

S=EX2 S=EX2
En esta nueva aventura científica que recorre desde laboratorios y congresos de medicina sexual hasta clubs de sadomasoquismo o de swingers, Pere Estupinyà nos ofrece la obra más original y completa que ningún autor hispanohablante haya escrito nunca sobre la ciencia de la sexualidad humana.

El ladrón de cerebros La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender.
En El Ladrón de Cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI —los científicos— y compartirlo con sus lectores. El Ladrón de Cerebros

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal