Apuntes científicos desde el MIT

Apuntes científicos desde el MIT

Este Blog empezó gracias a una beca para periodistas científicos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Boston, donde pasé un año aprendiendo ciencia con el objetivo de contarla después. Ahora continúa desde Nueva York buscando reflexiones científicas en otras instituciones, laboratorios, conferencias, y conversando con cualquier investigador que se preste a compartir su conocimiento.

Dos tipos de eyaculación femenina, uno sí es pis

Por: | 19 de noviembre de 2013

Screen Shot 2013-11-16 at 11.09.08 AMHay dos tipos de eyaculación femenina.

La más común es justo la que pasa más desapercibida: en el momento del orgasmo la mayoría de mujeres segregan una especie de líquido traslúcido-blanquecino, que a menudo suele quedarse en el interior del canal vaginal y confundirse con la lubricación propia de la excitación genital.

No suele ser muy abundante, y sólo cuando la mujer está arriba o si tiene eyaculaciones más cuantiosas es cuando se aprecia mejor la descarga del fluido, saliendo generalmente a borbotones durante las contracciones del orgasmo.

Este líquido se segrega en las glándulas de Skene o “próstata femenina”, y contiene componentes parecidos al semen masculino como el antígeno prostático o PSA. Es el que corresponde a la columna “ejaculate” en la tabla superior.

Otra cosa diferente es el “squirting” o expulsión a chorro de masivas cantidades de líquido transparente, que se ha puesto tan de moda por influencia del cine porno.

Las actrices niegan que sea orina, pero cuando se les pregunta en qué receptáculo de la zona pélvica almacenan tanta cantidad de líquido, se encogen de hombros. No hay vuelta de hoja. Sale de la vejiga y cuando se analiza su composición (“squirt” en tabla superior) se observa que tiene urea y propiedades similares a la orina.

Esta eyaculación a chorro tipo squirting es mucho menos frecuente. La mayoría de mujeres no la han tenido nunca, algunas sólo unas pocas veces generalmente de manera inesperada y embarazosa, y a un mínimo porcentaje –más alto entre las actrices porno puesto se puede entrenar- les ocurre de manera frecuente, dicen que tras una estimulación vigorosa del punto-G.

Análisis químicos de la eyaculación y el squirting. Los primeros experimentos para analizar la eyaculación femenina los realizó el sexólogo Gary Schubach a finales de los años noventa.

Schubach reclutó varias mujeres que decían expulsar gran cantidad de líquido durante el orgasmo, les introdujo un fino catéter por la uretra hasta la vejiga, y les pidió que se masturbaran. Si el líquido era orina saldría por dentro del catéter, y si no lo era por fuera.

Schubach comprobó que en los casos de copiosas cantidades efectivamente el líquido salía por dentro del catéter, pero también observó que por fuera aparecía un fluido de una textura diferente. Analizando este último vio que era más turbio y recordaba al semen masculino, y que parecía salir de unas glándulas al lado de la uretra llamadas glándulas parauretrales o de Skene, que en origen embrionario son homólogas a la próstata masculina y por eso se tildan de próstata femenina. Se empezó a intuir que podía haber dos tipos diferentes de eyaculación femenina.

Mucho más reciente, en una investigación publicada en 2011 en el Journal of Sexual Medicine, Emmanuele Jannini y A. Rubio analizaron en gran detalle las expulsiones de una mujer de 43 años que podía producir ambos tipos de líquidos.

Comparando con su propia orina recogida por la mañana (la tabla superior son los resultados de su estudio), los autores observaron que el líquido abundante y transparente durante la expulsión violenta tipo squirting contenía urea, ácido úrico y creatinina, y que por tanto era orina diluida proveniente de la vejiga y “eyaculada” debido a la relajación muscular durante el orgasmo.

Screen Shot 2013-11-16 at 10.26.27 AM
Muestras de squirt y eyaculado. Imagen: J Sex Med 2011;8:3500–3504

En cambio la sustancia más traslúcida y espesa era totalmente diferente, efectivamente estaba formada por sustancias muy parecidas las segregadas por la próstata masculina, y era la que en propiedad debiera llamarse eyaculación femenina.

En la conclusion de su artículo científico dicen literalmente que:

“La eyaculación femenina y el squirting son dos fenómenos diferentes. Los órganos y los mecanismos que los producen son diferentes. La eyaculación femenina real es la liberación de un líquido blanquecino, espeso y escaso desde la próstata femenina, mientras que el squirting es la expulsión de un líquido diluido desde la vejiga urinaria”.

Pero… ¿por qué se produce el squirting? El artículo no explica a qué se deben las diferencias entre orina y líquido del squirting, que no tiene color amarillento ni huele como orina. Pero hay una posible explicación.

Durante 2012 coincidí con Emmanuele Jannini tanto en el congreso internacional de medicina sexual en Chicago como en el europeo de sexología celebrado en septiembre en Madrid, y me dijo que estaban estudiando la siguiente hipótesis: durante el acto sexual en ocasiones se pueden producir desajustes en los niveles de una hormona llamada vasopresina, que entre otras funciones es antidiurética y responsable de concentrar orín en los riñones (razón por la que a veces tras un coito largo tenemos mucha sed y ganas de ir al baño).

Según Jannini, quizá en función de la intensidad del placer o la duración del acto, si los niveles de vasopresina fluctúan mucho se podría generar una situación temporal y transitoria análoga a la diabetes insípida, en la que aumenta muchísimo la producción de orina en los riñones. Bajo estas condiciones la vejiga acumularía una enorme cantidad de orina, que estaría tremendamente diluida, y que por la contracción muscular durante un orgasmo intenso podría ser expulsada incontroladamente. Estaría tan diluido que no se identificaría como tal, pero en realidad este squirting sí es pis que sale por la uretra proveniente de la vejiga.

El porno, mal referente

Es cierto que algunas mujeres eyaculan más notoriamente y sienten orgasmos más intensos por estimulación del punto-G. Y es positivo que si lo desean exploren sus cuerpos en busca de experiencias diferentes. Pero para evitar presiones deben saber que el squirting que vemos en las películas porno es una exageración, y que además responde a otro fenómeno.

Algunas actrices hacen directamente trampa introduciéndose líquido en sus vaginas, otras beben elevadísimas cantidades de agua antes de las escenas, y aunque suelan negarlo, muchas admiten que podría ser pis diluido. Yo para S=EX2 he entrevistado actrices y directoras como por ejemplo Tristan Taormino, quien reconoció que ella también cree que es orín. Adelante si es eso lo que da un morbo especial, faltaría más, pero en principio esas ráfagas no es lo que la pareja debería pretender lograr.

Screen Shot 2013-04-13 at 4.47.21 PM********

Contacto: pere@mit.edu / Twitter: @Perestupinya / Facebook Group

Web: www.pereestupinya.com / www.elladrondecerebros.com

 

Hay 38 Comentarios

La verdad que yo sólo lo he visto en las películas, pero si que he visto "lluvias doradas" http://xurl.es/9ik46

Hay dos tipos de orgasmo femenino , el que provoca una visa oro y el que provocan 2 visas oro .

ADVERTENCIA: el post escrito por "Sofía" es de un imbécil que hace publicidad de un blog infame sobre fútbol. Debe tener mucho tiempo y poca vergüenza porque está en todos los foros cualquiera sea el tema que se trate. El artículo del Pere muy interesante. saludos!

DICE UN TIPO EN ESTE FORO QUE A UN HOMBRE SI LO PENETRAS ANALMENTE PUEDE MEARSE ENCIMA.... TÍO, ESO NO ES MEARSE DE GUSTO, ES TENER MUCHAS GANAS DE MEAR!!! ESPERO QUE NO PASE LO MISMO CON LA CAQUITA... SEGURO QUE NO TE HARÍA TANTA GRACIA O AL MENOS NO RECLAMARÍAS SU PLACER... yo, ante tal circunstancia, prefiero el sexo heterosexual con las cavidades vacías.

En hombres tambien sucede al realizar sexo anal, el sujeto penetrado al entrar en orgasmo, a veces se orina teniendo la sensación de una gran y placentera eyaculación, pero es pis.

Otro intento de engaño. Y de hacer creer a la gente que es lo bueno y que es lo malo. Nosotros no engañados lo probamos y lo recomendamos http://www.capitanfood.com

Me quedo con el final: Tanto el porno como algunas escenas eróticas de películas normales, como algunos libros eróticos, dan una visión totalmente distorsionada de la realidad, tanto a los hombres como a las mujeres. Ellos no sabe cómo tienen que acercarse y producir placer y esperan unas respuestas que no pueden obtener, ellas creen que sufren "disfunciones" porque no disfrutan como creen que deberían hacer y se frustran.

Al margen de esto, la eyaculación femenina no es sinónimo de más placer, luego deberíamos olvidarnos de ella, salvo cuando haya que lavar las sábanas.

Un saludo, y feliz dia a todos.

El termino pissparty adquiere un nuevo significado para mi.

www.felizyrelajado.com

El squinting existe en el sexo real. Y las sensaciones son distintas, ni mejores ni peores. Lo que hace falta es que las mujeres entren más en contacto con su sexualidad y descubran que hay muchas sensaciones por explorar.

Genial esta aportación más científica! Muchas gracias Pere :-)

Genial artículo. Creo que el porno está haciendo mucho daño y hace que los hombres nos traten como a las actrices. Nosotras somos mucho más sensibles o al menos yo, juzguen ustedes mismos: http://xurl.es/2s50l

No conozco a ninguna chica que practique el squirting, sólo lo he visto en el cine.
http://www.lafoliemadrid.com

ay ay, cuánto daño hace el porno al sexo, lo mejor es el sexo real y olvidémonos de las fantasías irreales
http://www.nicescorts.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Pere Estupinya

. Soy químico, bioquímico, y un omnívoro de la ciencia, que ya lleva cierto tiempo contándola como excusa para poder aprenderla.
Sígueme en Facebook o a través de mi web pereestupinya.com.

Libros

S=EX2 S=EX2
En esta nueva aventura científica que recorre desde laboratorios y congresos de medicina sexual hasta clubs de sadomasoquismo o de swingers, Pere Estupinyà nos ofrece la obra más original y completa que ningún autor hispanohablante haya escrito nunca sobre la ciencia de la sexualidad humana.

El ladrón de cerebros La ciencia es la aventura más apasionante que puedas emprender.
En El Ladrón de Cerebros, Pere Estupinyà se infiltra en los principales laboratorios y centros de investigación del mundo con el objetivo de robar el conocimiento de los verdaderos héroes del siglo XXI —los científicos— y compartirlo con sus lectores. El Ladrón de Cerebros

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal