Miguel Mora

"Mejor puta que trabajar en una fábrica"

Por: | 05 de septiembre de 2012

Morgane-merteuil-au-grand-journal-de-canal-capture-d-ecran

@MorganeMerteuil Pute, militante, féministe, syndicaliste. Sec Gen du STRASS ( @strass_syndicat ) S'intéresse à d'autres trucs aussi, sexe et politique surtout.  Paris · http://site.strass-syndicat.org/

Esta es la foto y la presentación en Twitter de Morgane Merteuil, la secretaria general del sindicato de trabajadores del sexo, STRASS. Merteuil presume de ser puta, quiere seguir siéndolo y pide a las feministas abolicionistas que le dejen serlo: "Prefiero ser puta que trabajar una fábrica", afirma M. M. cuando le preguntan por su oficio.

Quentin Girard, el preriodista de Libération que adelantó la noticia, cuenta que con la llegada del socialismo al poder, las feministas francesas han emprendido una ofensiva para abolir del todo la prostitución, y el sindicato STRASS se opone duramente. En su panfleto Liberad el feminismo, publicado esta semana, Morgane denuncia la campaña de acoso de las asociaciones feministas y antiprostitución en primera persona. El librito empieza así: "En mi trabajo de azafata de barra americana, entendí muy pronto que si quería ganar más de 20 euros por noche debía ponerme a tailler des pipes (hacer felaciones). Al pensarlo, no vi el menor inconveniente, prefiriendo eso para pagar mis estudios a tantos otros trabajos penosos".   

A los 25 años, Merteuil ha puesto entre paréntesis sus estudios, y trabaja como escort girl a domicilio en París mientras milita activamente en el sindicato. Su cruzada para despenalizar el ejercicio del oficio más viejo del mundo le opone a asociaciones como Ni putas ni sumisas, a las que acusa de "imponer una imagen mainstream y burguesa de la mujer. No son ni emancipadoras ni creadoras de nuevas cosas, salvo para las que buscan un trampolín caliente hacia el Gobierno", afirma.

Merteuil dispara directamente contra Najat Vallaud-Belkacem, ministra de los Derechos de las Mujeres y portavoz del Gabinete, por su radical posición abolicionista, y acusa al feminismo institucional de "estigmatizar a las mujeres que llevan velo con su pensamiento poscolonial que cree que los que son distintos están atrasados".

Siguiendo los escritos de Virginie Despentes y de la suiza Grisélidis Réal, Merteuil rechaza la idea de "una sociedad binaria, que opone a hombres y mujeres, porque las relaciones de dominación son más complejas y se sobreponen varias opresiones". Sobre el hecho de ser prostituta, defiende la libre elección entre putas y clientes: "Sí, los hombres pueden ser tiernos y precavidos. Sí, las mujeres pueden amar el sexo. Y sí, prostituirse puede ser una forma de reapropiarse del propio cuerpo y la sexualidad", escribe.

El panfleto, según analiza Girard en Libération, "oculta o trata de forma rápida los aspectos negativos de la prostitución y el velo, aunque trata de combatir el oprobio moral y se sitúa contra el proxenetismo, la esclavitud, el tráfico de seres humanos y la explotación infantil".

La declaración final parece pecar de cierta ingenuidad no exenta de pasión: "Somos prosexo, proporno, proputas y por la libertad de llevar el velo, o al menos por la toma de conciencia de que no existe solo una prostitución sino varias, que no existe solo un velo sino muchos. Solo así podremos calificar el feminismo como una lucha por la dignidad de las mujeres, entendida como una lucha para que cada mujer pueda ser considerada digna, sean cuáles sean sus elecciones".


Hay 124 Comentarios

No sé de que habla esta señora, porque tanto trabajar como puta o en fábrica te la meten por el culo. O sea, que más dá?

La única manera en que la prostitución podría peligrar es si todos fuéramos homosexuales, pues las personas del mismo sexo se entienden mucho mejor y no tendrían tanta necesidad de recurrir a sus servicios. Pero mientras seres tan radicalmente distintos como hombres y mujeres sigan emparejándose, será inevitable. Por no hablar de quienes no consiguen o no desean emparejarse.

Y si esto es así, más nos vale aceptarla, legalizarla y respetarla. Porque ademas, cuando un individuo, tanto mujer como hombre, decide libremente vivir del tráfico carnal con su cuerpo, lo siento pero por más que lo intento y he intentado no consigo ver la falta de ética en ninguna parte. El hecho de que además se critique a mujeres prostitutas y no a hombres tiene un tufillo católico bastante hediondo.

Bravo por esta mujer y por una prostitución bien entendida, legalizada, respetada practicada por individuos libres. Y como dice Mia en su comentario, más nos valdría considerarla como un arte y que quienes lo practican hagan bien su trabajo, que de eso se trata.

Estoy muy de acuerdo con esta mujer. La postura abolicionista es sencillamente que nosotras (las feministas) decidimos lo que las personas deben y no deben hacer con su sexualidad. La libertad sexual sólo es libertad si coincide con lo que haríamos nosotras.

Vaya, ¿y las declaraciones de las feministas tampoco pecan de ingenuidad?

Y por que no?

Carla
www.lasbolaschinas.com

No tengo nada en contra de la prostitución pero creo que ese mundo no es tan glamouroso como pretende hacernos creer
Este es un relato sobre el mundillo de la prostitución en las calleshttp://www.lee-gratis.com/index2.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=71&Itemid=30

Pero con dignidad, eh!

Lo que en frances coloquial llaman "aimer le cul" no se traduce por "amar el culo" (?), sino por "amar el sexo"

Señor Mora, señor Mora... Que se le nota algo ¿lo de las feministas es ofensiva y lo Merteuil cruzada?, ¿no será al revés?. En fin, por lo menos habla de ello sin demasiados sesgos. Aunque sea con cuentagotas, de vez en cuando muestra que no todas las mujeres "modernas y progresistas" defienden lo que dice defender las adalides del feminismo más agresivo y vengantivo.

Son puntos de vista. El sexo es gratificante cuando es espontáneo, cuando cobras y te da lo mismo un viejo amarillemto, que huele a pescado pasado, un gordo velludo y con cara de Marilyn o cualquier cosa viviente con tal que te pague, debe ser una profesión bastante triste, en fin, cada quien hace de su vida un pito (literalmente).

En España el nivel de prostitución es altísimo. Hubo una burbuja de la prositutción unida a la burbuja financiera y medio millón de prostitutas de todo el Mundo encontraron trabajo en España. Gran parte de ellas se ha quedado en nuestro país y muchas se han casado con españoles. El nivel de matrimonios españoles en los que la mujer era puta (antes española y ahora del resto del Mundo) es alto, aunque luego no quieran reconocer su pasado o lo oculten...

Mia, cuidado con coger no sea que te cojan.

Me parece ingenuo querer abolir la prostitución, si eso existe desde los inicios del hombre, si alguien es prostituta o prostituto por que quiere, pues allá ellos, lo que los gobiernos deben hacer es vigilar que no se cometan abusos contra mujeres,niños, que no quieren estar en ese mundo, acabar sí ,con la trata de blancas, y regular la prostitución para evitar enfermedades y otros abusos.

tambien hay putos .... periodistas !

“Yo”: Hay mujeres y hombres (felices y/o infelices) que "cojen cosas de lo cual se están lamentando toda su vida” bajo la divina y sagrada unión del matrimonio. La próxima vez que comentes algo tan ignorante, pon un nombre para saber a qué gran sabio me dirijo.

En muchos países la prostitución es considerada como un arte. La mujer y su cuerpo, no tan solo es visto como una obra de arte, sino que la mujer en este oficio tiene un alto estatus social. También cabe resaltar la diferencia de que una puta y una prostituta no son lo mismo. Una prostituta decide sexualizar (por las razones que sea) y hace con SU cuerpo lo que ella decide, y lo convierte en un oficio del cual se lucra. La sociedad desmoraliza tal práctica. Sin embargo, esta la puta... La que también tiene el poder y derecho de hacer con SU cuerpo (valga la redundancia) lo que ella desee, donde sea, con quien sea, cuando quiera, y no cobra o pone precio a su decisión. Ahí entonces la sociedad decide que es algo personal y privado y el homre claro... NO SE QUEJA del canto gratis, eh! Sólo digo esto porque en algo si estoy de acuerdo y las mujeres tanto que pedimos igualdad. Y sin embargo nos condenamos unas a otras bajo estándares moralistas que (no nos damos cuenta), nos afectan y oprimen a todas. Ahora pregunto: Qué es mas honrado? Vivir tal vez trabajando en una fábrica y a la vez recolectando ayudas gubernamentales (que casi siempre es el caso), La familia o la individuo en necesidad, pasando hambre tal vez, obteniendo de las peores educaciones... O decidir que haces lo que te venga en gana con tu cuerpo, porque es tuyo, hacer lo que hace con el en una manera sabia y responsable, ganarte el pan y lo que le quieres brindar a la familia, si la tiene... Cada caso es diferente. Creo que lo peor de esto es como juzgamos. Nadie sabe las razones, y realmente, a nadie le incumbe tampoco. Porque nadie le paga los "billes" a nadie. Como dicen: “Cada loco con su tema”. Y nosotras somos libre y dueñas de nosotras. Nadie dice nada de un hombre promiscuo o puto...

Hay que ser muy pero que muy vaga para preferir estar de puta a estar en una fabrica. Ojala esta pobre infeliz no coja nada de lo que tenga que lamentarse toda la vida.

Combien (je t'aime) ma cherie?

¡Estupenda!

Es un comentario lateral: sospecho que lo que aquí se traduce "las mujeres pueden amar el culo", que en el original es "les femmes peuvent aimer le cul", se entendería mejor si se tradujera más fielmente como "a las mujeres les puede gustar follar": "une blague de cul" no es un chiste de culo sino un chiste verde. Miguel, se te echa de menos más en Roma que en París, la verdad.

Estoy completamente de acuerdo con Bueno. Basta ya de ser condescendientes. Me parece alguien con la cabeza muy bien amueblada.

Lo que dice esta bien pero me pregunto si tubiera que pagar impuestos como lo hace la que trabaja en la fabrica...habria que ver lo que dice.

¿"Cierta ingenuidad"? A mí me parece una declaración de una lucidez excepcional.

Dificil ponerse de acuerdo en este tema que lleva desde los inicios de la Historia. de lo que estoy seguro y coincido con esta mujer es que los políticos tienen un nivel de prostitución, avaricia, estulticia muchísimo peor y que hace más daño, que la libre elección de esta mujeres, que lo hacen por dinero, pero que no engañan al usuario y no perjudican al otro. En cambio de los políticos, raza corrupta, no podemos decir lo mismo. Hacen daños sus acciones y sus mentiras.
www.arquiterapiaa.blogspot.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es corresponsal en París, antes en Roma y Lisboa, fue redactor en la sección de Cultura y la Edición Internacional. Trabaja en EL PAÍS desde 1992, y es autor del libro ‘La voz de los flamencos’ (Siruela, 2008).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal