Encierro digital o en cama con Eugenia

Por: | 22 de marzo de 2012

Stay Home Sakoku - The Hikikomori Project
¿Es posible que las nuevas tecnologías en vez de liberarnos nos estén convirtiendo en prisioneros de nuestras propias herramientas? A esta y otras preguntas sobre la relación entre los seres humanos e Internet, intentará responder la artista australiana Eugenia Lim a través de una performance extrema, que comienza hoy.

Stay Home Sakoku de Eugenia LimLa acción consiste en encerrarse por una semana en una habitación de cinco metros por cinco, especialmente construida para este propósito en la galería West Space de Melbourne en Australia. De ese modo, el espacio de la galería se convertirá en un escenario, muy parecido a la habitación de una adolescente, donde Eugenia Lim se recluirá voluntaria e ininterrumpidamente desde las seis de la tarde (las 8 de la mañana de hoy, hora española), hasta el próximo jueves 29. Durante este periodo los únicos contactos que la artista podrá mantener serán con el público a través de Internet
La iniciativa, titulada Stay Home Sakoku: The Hikikomori Project, se inspira en el fenómeno japonés del hikikomori, que significa literalmente apartarse e indica un trastorno sociológico típico de Japón, síntoma de un fuerte desequilibrio psíquico. Este síndrome, que afecta sobretodo a los adolescentes, les empuja a encerrarse en sus habitaciones para temporadas que pueden prolongarse durante años, rechazando cualquier tipo de contacto que no sea virtual. El fenómeno, por el momento ajeno a la sociedad occidental, no tiene nada que ver con la costumbre de encerrarse en la habitación para escuchar música, chatear con los amigos o navegar por la red de nuestros jóvenes.

Eugenia Lim
El hikikomori y sus motivaciones más profundas han obsesionado Eugenia Lim hasta el punto que ha querido experimentarlo en primera persona, aunque sólo sea por una semana. El objetivo de la artista es reproducir la sensación de aislamiento, para intentar entender cómo puede afectar una persona que la experimenta voluntariamente durante un largo periodo. “Esta sensación de aislamiento tiene similitudes con los conflictos de Australia, un país contradictorio, verdaderamente multicultural y, al mismo tiempo, afligido por el pánico del puerto de frontera, una relación irresuelta con los pueblos indígenas y los conatos de racismo”, asegura Lim, que tiene orígenes orientales, aunque no es japonesa. El término Sakoku del título, literalmente ‘país en cadenas’, remite a un hecho histórico, que se remonta al periodo incluido entre 1633 y 1853, cuando Japón era un país cerrado, bajo la Ley Sakoku, que condenaba a la pena de muerte cualquier persona que entrara o saliera del país.
El fenómeno del hikikomori refleja el interés por los tabúes y las identidades marginales de Eugenia Lim, una vídeo artista que trabaja también con fotografía e instalación, combinando disciplinas distintas, para reflexionar sobre temas relacionados con la identidad, los estereotipos culturales y las razas. “Estoy convencida de que este fenómeno se está difundiendo lenta y sigilosamente en la vida de todos nosotros. Cada día somos más dependientes de la tecnología y las aplicaciones de la web 2.0, que casi inadvertidamente nos están convirtiendo en una nueva especie de reclusos, encerrados en nuestros aparatos y conectados digitalmente con el resto del mundo” afirma la artista.
Stay Home Sakoku
Durante todo el periodo de la introvertida performance, la vida cotidiana de Lim podrá ser escrutada en tiempo real, gracias a la retransmisión en streaming desde la página web de Stay Home Sakoku: The Hikikomori Project. También se podrá chatear en directo con la artista, que estará a disposición del público varias horas cada día y también relatará su experiencia en un blog, donde se propone reflexionar “sobre el significado de tener una vida digital”. Por su precisa voluntad, el streaming no será de vídeo, si no a través de imágenes que se actualizarán cada 15 segundos. “Es una forma de subrayar que, más allá de la aproximación de corte voyeurista por un lado y exhibicionista por el otro, quiero establecer con el público un contacto directo y una relación de debate e interacción recíproca”, explica Lim. Aunque los visitantes de la galería la podrán ver en vivo, expuesta como una obra más, sus contactos con el mundo exterior, se realizarán siempre y solo a través de Internet. Lim no podrá abandonar el escenario, ni recibir visitas y llevará consigo una serie de objetos de primera necesidad, que detallará al comienzo de la performance en la web del proyecto. Para subsistir tendrá sólo agua y para alimentarse dependerá de la generosidad del público. A partir del viernes 30, cuando la artista dejará su encierro voluntario, el espacio se convertirá en una instalación que se podrá visitar hasta el 14 de abril.


La performance de Eugenia Lim se inscribe en una tendencia bien radicada en Internet desde sus inicios, que combina las prerrogativas del voyeurismo en directo con la reflexión sobre los cambios generados por la irrupción de las nuevas tecnologías en las relaciones interpersonales y afectivas. La más célebre pionera de esta corriente del accionismo online fue Jenni Ringley, más conocida como JenniCam, que en 1996, empezó a retransmitir su vida en Internet las 24 horas del día y no paró hasta 2003. Aunque a Ringley no la animaba ninguna veleidad artística, su experiencia se convirtió en una de las piedras miliares del camino del arte en Internet y como tal participó en numerosas exposiciones.

Wafaa Bilal en Domestic tensionEntre los muchos proyectos artísticos realmente interesantes que la siguieron, queremos destacar Domestic tension. La web recoge la experiencia del artista iraquí Wafaa Bilal, que en 2007 se encerró durante un mes en una galería de Chicago bajo el fuego de los internautas, que le podían disparar con una pistola robótica cargada con bolas de pintura. “Quiero escenificar el drama de la población civil, indefensa, a la espera de convertirse en el próximo blanco de un misil tripulado a distancia. Sin embargo, quiero plasmar el sufrimiento sin hacer hincapié en las emociones más dramáticas, sino involucrando la gente en una especie de juego familiarmente peligroso”, nos explicó Bilal en aquella ocasión.

Marina Abramovic -The artist is presentTambién merece una mención la más reciente cronológicamente, The artist is present, la performance, concebida en 2010 para la retrospectiva homónima, que Marina Abramovic retransmitió en directo a través de Internet durante más de dos meses, desde el MoMA de Nueva York. Para realizarla Abramovic permaneció sentada, en completo silencio, en una sala del museo, exactamente 716 horas, a disposición de los visitantes, que podían tomar asiento delante de ella y acompañarla el tiempo que quisieran (compatiblemente con la presión de la larga cola que se formó cada día de la acción). Abramovic, internacionalmente reconocida por sus trabajos de larga duración sobre la identidad, las relaciones interpersonales y las conexiones entre el tiempo artístico y el tiempo cronológico, hizo gala de una imperturbabilidad rayana a lo extraterrestre, aguantando seráfica las miradas de los presentes, así como del público remoto que siguió la acción desde medio mundo. 

TEMAS RELACIONADOS:
- Abramovic: 716 horas ante una cámara (1 abril 2010)
- Un iraquí se ofrece como diana humana de los internautas (24 mayo 2007)

Hay 8 Comentarios


...El Aleph es SOLAMENTE SUYO y LO DESCUBRIÓ EN SU NIÑEZ ..."uno de los puntos del espacio que CONTIENE TODOS LOS PUNTOS”.. una esfera de dos o tres centímetros de diámetro DONDE TODAS LAS COSAS SUCEDEN...ha encontrado a El Aleph. Todo sucede al instante, TODO EL UNIVERSO SE REFLEJA EN El Aleph y El Aleph EN TODO EL UNIVERSO...

@ Felizísima Fortuna: Tu ultima frase me ha recordado al Borges del Aleph: "No me duele la soledad; bastante esfuerzo es tolerarse a uno mismo y a sus manias" (ste).

"El término hikikomori se refiere al fenómeno sociológico, como también a las personas que pertenecen a este grupo social. En la terminología del occidente, este grupo puede incluir individuos que sufren de fobia social o problemas de ansiedad social. Esto también puede ser originado por agorafobia, trastorno de personalidad evitante o timidez extrema."


"Mientras que algunas personas sienten presión por parte del mundo exterior, y padecen agorafobia, un hikikomori reacciona con un completo aislamiento social para evitar toda la presión exterior."

"El aislamiento de la sociedad normalmente comienza de forma gradual, antes de que el hikikomori cierre con llave la puerta de su habitación. A menudo se encuentran tristes, pierden sus amigos, se vuelven inseguros, tímidos y hablan menos. Frecuentemente son objeto de burla en el colegio, lo cual puede ser el detonante para su aislamiento."


"La falta de contacto social de estas personas y el aislamiento prolongado tienen un gran efecto en la mentalidad, con pérdida de habilidades sociales y los referentes morales necesarios
El aislamiento social completo parece que es, principalmente, un fenómeno japonés, pero jóvenes en todo el mundo sufren la misma presión social y pueden ser objeto de burla, por lo que a menudo se crea un comportamiento parecido de odio y agresión."


Sin llegar a esos extremos es UN DESCANSO padecer una forma suave de "hikikomorismo". Estar en tu casa con tus cosillas y sin que nadie te de la lata.

@yomismo: muchas gracias por tu comentario y sentimos mucho tu sufrimiento, aunque tenemos constancia de casos de depresión que tuvieron que continuar a arreglarsela para seguir llevando el pan a casa...
De toda forma no queremos abrir un debate alrededor de las psicopatologías conremporáneas que no es nuestro campo... Nos gustaría centrarnos en el contexto artístico, sobre el cual te invitamos a reflexionar.
Quizás no tienes bien claro que lo de "sacarse una pasta" en el medio digital, algo inverosímil... Sin duda haya artistas como la Abramovic y otros del sector del arte (con A mayuscula), que llegan a "sacarse una pasta" con iniciativas que tocan temas sociales y ocasionalmente de manera frívola y al amparo de curadores, museos y críticos poderosos, Sin embargo una cosa no tiene nada que ver con la otra y sin duda con la iniciativa de Eugenia Lim, que es creativa, comprometida y permite a todo el mundo opinar líberamente. Por eso te invitamos a charlar con ella, mientras esté disponible (hasta el día 29).

Y tampoco es el caso de Wafaa Bilal, que dudamos haya vivido como una "gilipollez" su experiencia. Desprendemos de tus palabras que no te enteraste de que "Domestic tension" se inspiraba en la memoria de su hermano, que meno de dos años antes fue abatido en Iraq en un "checkpoint" estadounidense... Hecho tragico quen el artista difundió solo al acabar la performance, para enfrentarse a un público real y no "sensibilizado". Otro hubiera podido enfrentarse a este sufrimiento convirtiéndose en "terrorista", Wafaa se encerró un mes en una galería bajo los disparos de todo el mundo con la esperanza de poder suscitar una reflexión, por lo menos en un público no "muy superficial"... Un saludo

menuda gilipollez, ya no saben que hacer para vender "arte", y todavia dira alguien que tiene merito jaja. Yo estuve con una depresion hace unos años y estuve no 5 dias sino casi un año encerrado. Me parece una burla por sacar pasta.

Si, por supuesto! Son diferentes en concepto y en tiempo.
Por cierto, gracias por contestar. Se agradece ;-)
Buen fin de semana!

Bueno, son propuestas distintas. Bilal se hacia disparar, Abramovic estuvo simplemente callada, Eugenia por lo meno tiene el valor de enfrentarse con todo el que quiera comentarle algo...

Ayer leí vuestro post y hoy veo esto: http://www.uncoveringctrl.org/2012/03/mirada-voyeur-kukuxumuxu-relocated.html
[Reconozco que veo ambas propuestas como la otra como una especie de mix entre Beuys y JenniCam, y que me interesan más las de Bilal o la de Abramovic, pero debe ser cuestión de que me estoy haciendo mayor :-)]
Un abrazo y gracias, de nuevo, por vuestro trabajo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El arte en la edad del silicio

Sobre el blog

El imprevisible universo de la creatividad basada en tecnologías digitales: net.art, media art, telepresencia, realidad aumentada. Estamos viviendo tiempos revolucionarios: las nuevas tecnologías han transformado el paradigma del arte, democratizando el proceso creativo e hibridizando el futuro.
“En las sociedades del siglo 21, el arte no se expondrá. Se difundirá”. La Société Anonyme.

Sobre los autores

Roberta Bosco y Stefano Caldana

, periodista especializada en arte contemporáneo y nuevos medios.

, periodista especializado en cultura digital.

Juntos escriben sobre temas de arte y cultura digital para CiberP@is, el suplemento dedicado a las nuevas tecnologías de El País y en otras secciones del diario.
Entre otros proyectos, han comisariado Conexión remota, una selección de net.art para la exposición Antagonismos. Casos de Estudio en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y las exposiciones Digital Jam y Web as Canvas en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, para el festival Art Futura; London Calling para el Festival Sonar y Donkijote para Laboral Centro de Arte en Gijón. Son autores de Arte.red, una historia navegable subjetiva de la creación en Internet para El País Digital.

Eskup

Facebook

Buscar en El Arte en la Edad del Silicio

Recomendamos

Arco Bloggers

Arco Bloggers ARCO Bloggers es una experiencia editorial participativa online de Roberta Bosco y Stefano Caldana para ARCOmadrid 2013.

ARCO Bloggers es un proyecto experimental y un encuentro de bloggers y creadores de opinión en la red, que tendrá lugar en el marco del Foro de Expertos, durante la feria de arte contemporáneo ARCOmadrid 2013.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal