Autopsia

Autopsia

El blog “Autopsia” es una mirada. Sólo una mirada y las palabras que deja como rastro para volver.
No creo en la inocencia de la casualidad. Hoy es más fácil crear una nueva realidad a la que mirar que enfrentarse a la existente, por eso tenemos que “ver por los propios ojos”, aportar nuestra mirada y compartirla.

Hombres "SAPpiens"

Por: | 01 de abril de 2013

SAP-Hombres-MCEEso de que “algo tendrá el agua cuando la bendicen”, de alguna manera nos viene a decir que la casualidad se mueve por callejones estrechos y tortuosos, tanto que difícilmente llega a la plaza pública de los acontecimientos.

Y algo parecido podríamos afirmar sobre la igualdad cuando observamos la reacciones que se producen ante su mera mención. “Algo tiene la desigualdad cuando la bendicen… y cuando quienes la bendicen son hombres”. No “los hombres” como grupo social, y por tanto, no todos los hombres, sino hombres, muchos hombres.

Lo especifico y matizo porque de esa reacción lo que uno deduce es que muchos parecen no querer enterarse de lo que va el tema, de lo que se plantea, ni de por qué  se hace. Para ellos los problemas han empezado en el momento en que la sociedad se han enfrentado a la desigualdad y a la violencia de género, es decir, a la violencia que ejercen “determinados hombres” contra sus parejas partiendo de las referencias culturales que llevan a entender esas conductas como aceptables y normales, que es lo que recogen una y otra vez los estudios sociológicos (el 1’4% de la población entiende que la violencia de género es aceptable en determinadas ocasiones –MSPSI-). 

Antes no había problemas, no se hablaba de desigualdad porque las mujeres hacían lo que la cultura y los hombres les decían que hicieran, ni los hombres estaban discriminados. Tampoco pasaba nada cuando se producían separaciones y divorcios y los hijos e hijas quedaban bajo la custodia de la madre. Nadie protestaba, y ellos menos.

Ahora, cuando la situación ha cambiado, y cuando no se ve normal que un hombre agreda a su pareja, y cuando las responsabilidades de la paternidad y maternidad se exigen más allá de la separación, todo parece un complot contra los hombres. No se habla de cambios para abordar una situación demostrada como injusta, sino de complot generalizado contra los hombres.

Los comentarios al post “SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL (SAP)” (30-3-2013) son muy ilustrativos en este sentido.

Hasta el momento de escribir este nuevo post se habían recibido 56 comentarios, el 80’4% firmados por hombres, el 10’7% por mujeres y el 8’9% restante sin que se pudieran identificar si pertenecían a un grupo o a otro. La gran mayoría de los comentarios critican el contenido del post, concretamente lo hacen el 78’6%, y lo hacen fundamentalmente los hombres, que lo critican en el 93’3% de sus aportaciones (las mujeres que intervienen lo critican en el 33’3%, y de los no identificados lo hacen el 40%).

Lo interesante de estas críticas y aportaciones son los contenidos de sus razonamientos y las formas de exponerlos, que básicamente se concretan en los siguientes “argumentos”:

  • Uno de los principales argumentos es la crítica y los ataques personales hacia el autor, es decir, hacia mi; algo habitual entre esta gente tan razonable e ilustrada, como ya expuse en el post “Mis adorables machistas”   http://blogs.elpais.com/autopsia/2013/02/mis-adorables-machistas.html Qué le vamos a hacer, siguen tan adorables como siempre.
  • La razón de fondo es que todo forma parte de un complot contra los hombres, da igual la realidad, la historia, la evolución del derecho, las justificaciones que aún existen y que demuestran esa “permisividad” social, las manifestaciones vinculadas con la desigualdad y discriminación de las mujeres asociadas a la violencia… Eso no importa, todo es una estrategia para atacar a los hombres, y de paso acabar con la familia, puesto que para eso son el “pater familias”. Ya he insistido y demostrado que no tengo nada contra los hombres, todo lo contrario, ya lo expuse en otro post  http://blogs.elpais.com/autopsia/2012/06/nosotros-los-hombres-i.html
  • Y claro, si hay un ataque y una estrategia tiene que haber responsables. El causante del problema tiene nombre: el feminazismo, y apellidos: mujeres y hombres que sometidos a su ideología (el hembrismo) quieren acabar con la sociedad y la convivencia. 
  • Otra táctica es utilizar la generalización para criticar los argumentos sobre el SAP y como forma de desviar la atención y distraer la reflexión de la sociedad. Todo lo que se dice sobre la conducta que llevan a cabo determinados hombres, bien al ejercer la violencia contra las mujeres durante la relación o al acusarlas de producir un SAP tras la separación, es generalizado como si fuera una crítica a todos los hombres. Algunos, incluso, intentando ser irónicos dicen que se van a autodenunciar por el delito de “ser hombres”. Tiene su gracia la ocurrencia.
  • Y, paradójicamente, ellos mismos emplean la generalización para demostrar sus argumentos, y hablan de casos particulares de SAP y de denuncias falsas que conocen o que han sufrido, para presentarlos como la demostración de que toda la situación de la desigualdad y la violencia como una manipulación del feminazismo. Es decir, cuando se habla de determinados hombres violentos no quieren ver que sólo se esté hablando de esos hombres y no de todos los hombres, en cambio, cuando se producen, según ellos, algunos casos de denuncias falsas o de “malas influencias” sobre los hijos, la cosa no queda reducida a esos casos mínimos (así lo dicen las estadísticas del CGPJ y la FGE), y la extienden a toda la violencia de género y a todas las separaciones.
  • Otro elemento que he apreciado en estos comentarios (críticos) es su repetición. Concretamente 5 comentarios han sido  repetidos varias veces y así cuentan como 12. Imagino que lo harán para aumentar la sensación de mayor rechazo al post e incrementar la probabilidad de que sean leídos. Pero lo que en verdad demuestran es poca confianza en sus razonamientos cuando tienen que recurrir a estos trucos.

La situación demuestra que para ellos todo vale, una cosa y lo contrario, con tal de defender su posición e ideología. Lo mismo da utilizar la “generalización” como argumento que como crítica, da igual no haber hablado de desigualdad y violencia contra las mujeres durante años y pasar de repente a hablar de violencia contra los hombres y de discriminación, les resulta indiferente haber repetido durante siglos que el rol principal de las mujeres es el de ser madres sin hacer nada para cambiarlo, y ahora quejarse de que las decisiones de una cultura machista benefician la maternidad respecto a la paternidad… Pero claro, los incoherentes, manipuladores, mercenarios, indoctos… somos los que ponemos de manifiesto su estrategia machista y posmachista.

Y el Síndrome de Alienación Parental (SAP) es un ejemplo paradigmático de su argumento y de la fuerza que pueden llegar a tener a través de la manipulación, por eso molesta tanto que se cuestione.

Y qué le vamos a hacer, si la comunidad científica no lo admite como categoría diagnóstica pues no existe como tal. Y si hay científicos que lo defienden, pues que lo defiendan y que intenten que sea admitido, pero mientras tanto debe quedar al margen de las bases para tomar una decisión científica y judicial. Y si hay profesionales forenses que lo diagnostican, pues tendrán que ser ellos y ellas quienes expliquen cómo se puede diagnosticar algo que no acepta la ciencia, lo cual no es muy profesional que digamos.

El SAP no existe como no existe el “Síndrome de Estocolmo” desde el punto de vista científico, ni tampoco el “Síndrome de la Clase Turista”, ni el “Síndrome Postvacacional”, ni tantos otros… Todos ellos son descripciones gráficas de otro tipo de trastornos o alteraciones que deben tener una base clínica para su consideración y para la adopción de medidas en su nombre.

Me sorprende que ese 93’3% de hombres, 33’3% de mujeres y 40% de indefinidos e indefinidas, se envuelvan en la crítica hacia la falta de rigor científico en quienes elaboramos nuestras conclusiones en publicaciones y congresos que requieren obligatoriamente pasar por tribunales científicos. Y, en cambio, ellos que tanto cuestionan lo que los demás hacemos no sean capaces de pasar por ese proceso que está al alcance de todo el mundo, y así demostrar nuestro teórico error y manipulación.

Pero claro, es más fácil criticar y atacar al que no piensa como ellos e insistir en que todo es un complot propiciado por el lobby feminista, capaz incluso de que no se incluya el SAP en el DSM-IV-TR, como dicen, y de que se incluya la violencia de género como una violencia especial. Y me sorprende cómo con tanta capacidad, según manifiestan las voces posmachistas, este lobby no haya sido capaz de acabar directamente con la desigualdad y la violencia de género… ¿Son adorables o no son adorables?

Hay 60 Comentarios

Hola Miguel, espero que no te frustres con tus comentaristas y sigas diciendo la verdad. En mi opinión está tan claro como el agua que lo que les pasa a estos "adorables" es que no son capaces de digerir que la mujer es un igual, que ya no vale con utilizarla y dejarla, sin preocuparse de ocuparse de sus hijos. Yo soy hija de padre maltratador, que obviamente acusó a mi madre de habernos comido el coco en contra de él cuando ella por fin se separó. Yo, ya adulta, le dije a mi padre que si no queriamos saber nada de él es porque nos había maltratado, a los hermanos y a mi madre y aun así, a pesar de oir la verdad de mis labios él sólo se queda con su verdad ( mi madre nos malmetió contra él) Otra cosa, él nunca se ocupó de pagarnos nada cuando se separaron, para él ya no éramos más sus hijos, nos veía los fines de semana pero no se preocupó de nuestras necesidades materiales. A menudo pienso que muchos hombres que se separaban antes no protestaban porque la ley no les pedía nada, ahora como les piden protestan. Por eso sé que estás en lo cierto. Gracias Miguel. Tú eres un hombre.

Me parecen un poco raras las cosas que pasan en este y otros blogs. parece que la comunicación en Internet está siendo manipulada por grupos ideológicos con intereses precisos. Creo que la realidad en la calle es muy distinta; por cada machista que se reafirma en ciertas creencias tradicionales hay al menos 10 hombres que se han dado cuenta que están quedando fatal.
Mis chicos de la oficina cuando salen juntos a desayunar y yo les interpelo cariñosamente con un "banda machista organizada", me contestan que ya son conscientes de que ellos cometieron el pecado original y que no tienen solución. Ni tienen la culpa, ni eligieron ser hombres.

Para Patufet: En los procedimientos de divorcio, hay una separación física de los cónyuges, que lógicamente, afecta a los hijos. Para ello, fiscales y jueces, asignan la CUSTODIA GENERALMENTE A UNO DE LOS PADRES (AL PADRE O A LA MADRE) Y ACUERDAN UN RÉGIMEN GENERAL DE VISITAS Y VACACIONES PARA AMBOS. La custodia compartida es otra cosa, con la que, personalmente, como le he comentado, no estoy de acuerdo.
Soy licenciada en Derecho y Máster en violencia de género por la UNED, de mi experiencia y formación he aprendido que por el bien de los hijos, el clima de tensión entre los padres debe ser mínimo, si de verdad queremos que crezcan felices, dediquémosles TIEMPO DE CALIDAD, MÍNIMOS ENFRENTAMIENTOS CON LA OTRA PARTE Y SOBRE TODO, INCULQUÉMOSLES RESPETO.
El caso, es que a veces, las tensiones entre los padres envenenan no sólo la relación entre los cónyuges, sino que afectan también a los hijos.
FINALMENTE, LE INSISTO EN QUE SI SU RÉGIMEN DE VISITAS ES INSUFICIENTE, RECLAME MÁS TIEMPO CON SUS HIJOS, ES SU DERECHO.

Comparto la entrevista que el programa Carne Cruda 2.0 hizo a Celia Amorós el 12 de marzo.

La entrevista comienza en el minuto 10.

http://nuriavarela.com/celia-amoros-en-carne-cruda/

... Para abogada: En fin, espero haberme expresado con claridad, y le pido disculpas, si no es así, pero se desprende de mi comentario anterior que lo que, en mi opinión, desestabiliza a nuestros hijos es que un progenitor le diga que haga judo y el otro que no haga judo, por decir algo, o sea, que las diferencias que mantienen los adultos, que los ha llevado a la separación, las trasladen a los menores, de forma que cuando uno le diga blanco, el otro progenitor le diga negro, solo porque el otro le dijo que blanco, aunque Lorenzo Acosta, en la entrada de su blog que nos sirve para debatir, diga que esas prácticas (y otras peores) no existen. Eso, con custodia monoparental o con custodia compartida, es lo que desestabiliza a nuestros hijos, y no lo de vivir en dos casas, si los padres, por mucha guerra que tengan, van a una por lo que toca a la educación de sus hijos, como es su deber.

Para Abogada: Pues nada, ríase, usted que puede (y ante todo, gracias por su respuesta).

Lo de la ausencia de custodia compartida en este país es ... pues eso, una cosa de este país. Usted no podría esbozar esos argumentos tan simples contra la custodia compartida en Suecia, ni en Finlandia, ni en Holanda, ni en Alemania, ni siquiera en Francia. Aquí, en cambio, va usted sobrada:

Lo del desequilibrio por tener dos residencias: Pues, según eso, no quiera tampoco que sus hijos vayan a la escuela porque, aunque vivan solo en un sitio, con el tiempo que pasan en la escuela, es como si estuvieran en dos. Dirá usted que esto es absurdo pero, en cambio, dice que "desequilibraría a los niños el hecho de tener dos residencias" y se queda tan fresca. Dentro de lo que cabe, mi hija se lo tiene montado muy bien. Hay una manzana idílica, con un jardín en medio muy bien cuidado porque, en realidad, es un trozo de campo de golf. En un lado de la manzana está su escuela, en otro lado la vivienda familiar y en otro su otra vivienda familiar, que es la mía. Con un poco de exageración, podría considerarse que esas dos viviendas son la misma. Pero en verano solemos pasar un mes entero en un lugar maravilloso de la sierra, donde tenemos otra casa y a donde nos gusta también mucho de ir en Semana Santa y hasta en Navidad. A partir de ahora, como lo que usted dice me ha dado qué pensar, suprimiré esas estancias en la otra casa de la sierra, o dormiremos en la puta calle, no sea que mi niña, por acudir a dos residencias, ahora sí que ya no lo puedo negar, se me traumatice, la pobre.

En cuanto a lo que me dice como abogada, y en mayúsculas, le agradezco el consejo: Pero usted qué me va a decir, si es abogada y vive de las peleas y los enfrentamientos, llamados más finamente pleitos: pues eso, que vaya al juzgado. Con procurador, abogado y pago de tasas judiciales, se sobreentiende. Y seguro que, ya puestos, podría hacerme usted un hueco en su agenda y ejercer usted misma mi representación procesal, si se la pago generosamente, ¿verdad?

Saludos cordiales.

A abogada.
Perfecto, no le gusta la custodia compartida. Pues custodia para los padres, no? O lo que realmente le gusta es solo para la madre (si le conviene, porque si quiere compartirla no tiene problemas). Me parece estupendo, pero no se atreva a mencionar la palabra igualdad.

Para Patufet: como madre, no creo en la custodia compartida, porque creo que desequilibraría a los niños el hecho de tener dos residencias y sencillamente, a veces, en matrimonios que viven en distintas ciudades a muchos kms. es inviable.
Como abogada le diré que en la mayoría de casos el tema de la custodia compartida, es simple y llanamente, parte de la guerra que se declaran dos persona en un determinado momento.
Si quiere pasar más horas con sus hijos, VÁYASE AL JUZGADO Y PELEE POR UNA REVISIÓN DEL CONVENIO REGULADOR DEL RÉGIMEN DE VISITAS, COMO HACEN TODAS LAS PERSONAS QUE TIENEN ESTE PROBLEMA QUE USTED DICE.
Lo de civilmente muerto, excepto para pagar, me da risa, la justicia está mal, pero no tanto.

Hola Sr. Lorente, espero que si tiene familia, y llega el día que se quieran divorciar, su mujer se lo ponga fácil. Puesto que si no es así, sufrirá usted mismo todo aquello que actualmente no se cree, o no quiere ver.

Espero que tenga la posibilidad de vivir la experiencia de dormir encerrado en un calabazo, y que le separen de sus hijos, sin duda esto le abrirá la mente, y descubrirá otras formas de ver las cosas.

Espero que esto no le suceda, pero tenga cuidado, puesto que usted, sus hermanos, primos, tíos, amigos o hijos, también son varones: maltratadores por naturaleza.

Es evidente la falta de constitucionalidad en este asunto... He leido informes JURIDICOS "Feminazis"en los que solo hay que cambiar varon por "negro, judio, etc..." y mujer por "ario, etc"... Y veriais lo que se lee... IMPRESIONANTE. Para resumir, el hombre es un maltratador por naturaleza y por el mero hecho de ser hombre, es un maltratador.... ¿ Quien maltrata a quien y como ? ... JA... S2

PARA ABOGADA, que escribe "como madre y abogada", por ese orden, o sea, que escribe como madre, porque es igual que si yo escribo "como fontanero y abogado" y luego defiendo las ventajas de los fontaneros, suponiendo que existan.

Le escribo en nombre de los varones separados que NO nos negamos a pagar la pensión a nuestros hijos, ni hemos dejado de pagarla en nuestra vida, pese a estrategias de la otra parte como cancelar la cuenta bancaria sin avisar.

Lo que queremos es poder seguir en contacto asiduo con nuestros hijos, por otro nombre CUSTODIA COMPARTIDA, que es una cosa muy rara que existe en todos los países europeos que nos dan sopas con onda en cuanto a políticas de igualdad.

Ya conoce usted la tomadura de pelo de la custodia compartida de aquí: con el visto bueno del fiscal, que así manda más que el juez (¡viva la independencia judicial!), y si ambas partes están de acuerdo, bonita manera de estimular el desacuerdo y la guerra de géneros.

Porque lo que aquí se hace es meter a los hijos en un saco, como si fueran cosas y no personas, junto a otras dos cosas, vivienda familiar y dinero de la pensión, de forma que quien se queda con la primera cosa se queda con todo el saco. y esa es la mujer, que para eso está, en pleno siglo XXI, como si siguiera con la pata quebrada y en casa.

(Por cierto, aún estamos esperando una mediación familiar efectiva, como está previsto que se desarrolle según la ley del divorcio, en vez de tanto enfrentamiento, más beneficioso para las "abogadas" que para las "madres").

Si quedarse con los hijos no llevara consigo estas ventajas, ¿las mujeres seguirían deseando la custodia? Sin duda que sí pero, sin duda también, estarían más dispuestas a compartir.

La solución no es, desde luego, eliminar la pensión de alimentos, sino avanzar de una vez hacia la custodia compartida.

La cual no es "una semana en una casa y otra semana en otra", como usted la caricaturiza, sino una sentencia a la carta, según cada caso, en lugar de una sentencia de cortar, copiar y pegar, como las de la custodia monoparental.

Frente a esos supuestos niños "alterados emocionalmente" por la custodia compartida, que usted cita, ¿no conoce también a algún niño fastidiado emocionalmente por haber quedado huérfano de un padre que no ha muerto -o sí, muerto civilmente, salvo para pagar?

Ya me dirá qué niños son esos, que se quedan tan frescos ante la pérdida efectiva de un progenitor. Va a dejar usted mal al señor Lorente Acosta, que dice que no existen estrategias de manipulación contra los niños para que odien al otro progenitor.

¡CUSTODIA COMPARTIDA YA!

La crisis hace que este tipo de individuos, en los procesos de separación/divorcio vean a la mujer como la "mala", porque al quedarse con la custodia de los hijos (la mayoría de las veces), ellos tienen que pasarle una pensión de alimentos (qué raro, siendo hijos suyos), todo esto crea un clima de envenenamiento hacia la mujer y créame, en la mayoría de los casos, no importan los hijos, importa hacerle daño a la otra persona. Por otro lado, no creo en la custodia compartida, como madre y abogada, no creo en que sea positivo que los hijos vivan una semana en una casa y otra semana en otra, conozco casos en que los críos están totalmente alterados emocionalmente. Creo que también se pelea por este tema para hacerle daño a la mujer.

◄◄◄◄◄◄------------------------►►►►►►►
►►►PERDER 20KG AL MES Es Posible!!
►►►Todo Depende De.... ¡TU HIGADO!
►►►VIDEO GRATIS Te Explica Porque Y Lo Qué Debes Hacer: ►►►http://su.pr/2tMGDd

Premio Hormigos, sin más dilacción, para el Sr. Lorente a esa labor silente, desinteresada, pragmática, sin ánimo de lucro, sin aleccionamiento ni adoctrinamiento y en ausencia de sectarismo ni propaganga de masas que conllevará, cuando ganemos las elecciones, una dirección en uno de los 17 Observatorios de Violencia a crear ó una nueva Delegación de Gobierno a imagen y semejanza del autor.
Enhorabuena, ladran ... luego cabalgamos.!!!

Acabando: Por mucho que el SAP no exista, lo que sí existen son actitudes por parte de un progenitor orientadas a poner al menor contra el otro. Y eso es MALTRATO INFANTIL. Y usted no habla de ello, y eso debería avergonzarle. Peca usted de lo que critica y pretende ignorar un hecho absolutamente innegable con tal de defender su posición e ideología. Existen firmes y reputados defensores del SAP. Critíquelos argumentadamente a ellos y no a los mindundis que vagamos por estos foros.

Por otra parte, le sugiero que repita sus estadísticas en casi cualquier foro. Encontrará que la mayoría de los que comentan son hombres. ¿Y le sorprende acaso que, siendo hombres la mayoría de los que comentan, se posicionen en contra de actitudes y leyes en las que los mayores perjudicados son ellos?

En cuanto a sus análisis de los comentarios: La crítica y los ataques personales los sufren todos los columnistas, no sólo usted. Va en el sueldo. También suelen ser los argumentos principales a los que nos enfrentamos muchos foreros cuando nuestras ideas no comulgan con la mayoría. Segundo: No es un complot contra los hombres. Es una lucha por la mujer que se está haciendo a costa de todos, hombres incluidos. Como dijo su querido Toni Cantó ante la Comisión de Igualdad, “¿qué tipo de igualdad es esa que se está haciendo de espaldas al hombre?”. No estamos incluidos en la lucha por la Igualdad. Por eso no creemos en lo que ustedes llaman “igualdad”. Y, claro, a este tipo de lucha no se le puede llamar feminismo. El feminismo cree en la igualdad. Lo que usted(es) hace(n), no. Hay que encontrarle un nombre: Hembrismo, feminazismo, extremismo de género... ¿No ha buscado usted eso del “neomachismo” para referirse a no-sé-qué-actitudes que no comulgan con sus ruedas de molino? Permítanos a nosotros no insultar al verdadero feminismo dándoles a ustedes y sus actitudes el mismo nombre. Su referencia al número de comentarios es de una puerilidad ¿insólita?, pero se lo explicaré: Los comentarios tardan en publicarse. Algunos ni siquiera se publican. Cuando enviamos el comentario y no lo vemos publicado en un par de minutos, volvemos a enviarlo. Y luego salen publicados varias veces. Llámenos impacientes. He adquirido la costumbre de escribir mis comentarios en otro soporte para poder copiarlos y reenviarlos porque, curiosamente – y sobre todo si el blog está sometido a moderación/censura – muchos de ellos nunca son publicados por razones que nunca se explican. Si no hay moderador, ¿por qué tardan tanto en publicarse? Y si hay moderador, ¿por qué no borra los mensajes repetidos? Algo no cuadra en la publicación de comentarios y la culpa es de ustedes, no nuestra.

Por partes: ¿Mención a la igualdad? El discurso hembrista tiene el mismo concepto de igualdad que el que cerraba “rebelión en la granja”: Algunas personas son más iguales que otras. Y es contra ese concepto de “igualdad” (falsa igualdad, claro) que nos rebelamos. Estamos perfectamente enterados de qué va el tema. De lo de siempre: Derechos SIN responsabilidades. Por cierto, ¿violencia de “determinados hombres”? No dice tal cosa el articulado de la Ley Integral... Allí se habla de usted. Del hombre. Pregunto: ¿El 1,4% entiende que la violencia de género es aceptable o quizás se están refiriendo a lo que se ha venido llamando “violencia doméstica”? Violencia que enmarca, además, agresiones entre hermanos, hacia padres o abuelos, o hacia la pareja, y que no existirían de no mediar la convivencia. Sería interesante que puntualizara ese comentario, porque me arriesgaría a afirmar que se trata de lo que yo digo y no de una violencia hacia la mujer “por ser mujer”. ¿Antes no había problemas? ¿En qué se basa para decir eso? ¿Y cómo está seguro de que el cambio es sólo culpa de la LIVG? ¿Se olvida usted de la modificación en la Ley de Divorcio? Antes de 2005, se necesitaba un motivo justificado para romper un contrato matrimonial. Después de 2005, el contrato matrimonial no vale ni el papel en el que se firma. ESE HA SIDO EL CAMBIO. Antes de 2005, la mujer que quedaba con la custodia de sus hijos era fundamentalmente por incumplimiento de las obligaciones matrimoniales del marido. ¿Cómo iba un hombre, habiendo incumplido su contrato, a creerse con el derecho a exigir encima la custodia de sus hijos? Y cuando era la mujer la que incumplía el contrato, solía perder la custodia. Después de 2005, muchos hombres han sentido que han cumplido con todas las partes del contrato y, sin embargo, se arriesgan a perderlo todo. AHÍ ESTA LA DIFERENCIA. No es la LIVG. Es la ley de divorcio. Y cuentan, además, con las espada de Damocles que es la LIVG. El complot no es contra los hombres. Es POR las mujeres, a costa de lo que sea, hombres incluidos.

Adeante, adelante, adelante... Tu contribucion es muy necesaria¡,,

He escuchado a mi hija decir, después de escucharselo a su madre, que yo la había abandonado (mientras la daba de comer y durante un proceso judicial en el que su madre intentaba que mi hija solo pudiera verme cada quince días, mientras yo intentaba que comiera conmigo todos los días porque su madre trabajaba a mediodía).
Si el resultado del intento de romper la relación de una niña con su padre es un síndrome o no puede ser una discusión interesante, pero que hay madres que lo intentan arropadas por las leyes, no os quepa duda. Y sobre sí eso es también violencia de género se podría hablar largo y tendido...

Que no estén de acuerdo con tus tesis y supuestos no quiere decir que sean machistas ni maltratadores, adorable autor...
El nivel habitual de El País y de el país.

Hola, es la primera vez que te leo y parece que la cosa viene ya de lejos y está caliente.
No sé bien si tienes razón en lo que dices porque aunque me he tomado el tiempo de leer tu artículo no sigo demasiado el tema. Será que en mi entorno, más bien civilizado, las mujeres no dicen sufrir ese tipo de violencia, buenas son ellas...
Sin embargo te escribo en referencia a un párrafo que me llama la atención por antieconómico.
Dirás tú que defiendo la postura machista clásica; Pero, ¿no te parece una pérdida de tiempo citar un porcentaje de hombres, otro de mujeres, y el tercero, de indefinidos, subdividirlo a su vez en indefinidos e indefinidas? ¿No incluye la palabra indefinidos tanto a hombres como a mujeres? O es que por que acaba en o se refiere a los hombres solamente. Quizá hasta ahora estaba interpretando mal lo que veía cuando al leer periodistas no venían a mi mente solamente las mujeres.
Espero que no te moleste mi reflexión, un saludo.

Soy mujer, y víctima de la manipulación de unos niños por su madre, en contra de mi pareja. Los niños odian a su padre porque ella le critica constantemente, desde hace años (a pesar de que fue ella la que se enamoró de otra persona, a la que uno de los niños llama papá) Me da igual como llamen a la manipulación de los niños por un progenitor, pero no me diga que no existe porque yo lo vivo a diario, lo sufro a diario, y además le puedo enseñar pruebas objetivas de todo este doloroso proceso.

Y para el resto de comentaristas de este blog me gustaría hacer un apunte. He leído que ahora los neomachistas (me gustaría saber la diferencia con los machistas anteriores) van ahora de víctimas. El victimismo es una actitud censora hacia lo que creemos injusto, en lugar de una actitud beligerante. Creo que lo primero ha sido siempre patrimonio mayoritario de las mujeres y lo segundo de los hombres, más que nada por motivos atávicos e históricos, y por desigualdad, imagino. Discrepar con una feminista no te convierte en machista. Eso es una criminalización gratuita, es juzgar y calificar a una persona de forma peyorativa, en definitiva una falta de respeto. Dicho esto, me gustaría preguntar, tanto al autor del foro como a sus lectores si el machismo se puede erradicar a base de látigo y juicio popular en lugar de hacerlo con educación y librepensamiento.

La ciencia está, desgraciadamente, en manos de subvenciones. No puede usted, Miguel, aseverar que lo que la ciencia no acepta no existe. Yo no lo sé ni pretendo saberlo pero el razonamiento lógico, del que usted hace gala con una interesante mezcla de lenguaje científico y filosófico con ciertas dosis de elegante ironía, a veces no es el vehículo idóneo para describir y estudiar las emociones.
Verá, desde mi punto de vista manipular a un niño es harto sencillo por parte de un progenitor en contra de otro y no deja de ser una forma de violencia (tan execrable como las demás) el usar a un hijo o hija como arma arrojadiza en contra de su padre por motivos espurios de venganza. O dicho de forma más prosaica, no se debe mangonear la mente de tu hijo para que odie a su padre por un ataque de cuernos. Y esta circunstancia tan íntimamente guardada en el ámbito familiar es muy difícil de dictaminar, al igual que el maltrato psicológico pues se desarrolla de puertas para dentro. Para el segundo supuesto hay una ley que protege a la víctima, para el primero no hay nada, ni lo habrá viendo su postura y de los que son como usted.

Miguel, en mi comentario al anterior artículo tuyo sugería que te demos la oportunidad de salir de tu equivocación. NO la haz aprovechado.


Ahora te señalo tu mayor falacia: sostener que la alienación parental o es un síndrome psiquiátricamente admitido o es un invento neomachista. Al contrario de lo que puede pensar una mentalidad de psiquiatra, las formas indeseables de relación social se resiste a ser inventariadas en un catálogo clínico: cuando se alega en un juicio que ha existido alienación parental, todo tipo de pruebas es válido para evidenciar la conducta (no el síndrome) alienadora, felizmente el sentido común indica que el oráculo psiquiátrico no es la única y última fuente de veracidad.


¿Ves ahora tu equivocación? Por favor, no sigas contaminando la opinión pública con tu sofisma:


"El SAP no ha sido admitido como trastorno en las clasificaciones psiquiátricas; por lo que los médicos psiquiatras legistas no pueden diagnosticar el SAP en cuanto trastorno; luego, cualquier alegación de "alienación parental" (no "síndrome") en un juicio debe ser desechada por anticientífica y, lo que es peor, neomachista".


Ojalá te hagas cargo en lo sucesivo de críticas que, como esta, no entra en la guerra de las emociones y pasiones de género, sino que pretenden racionalizar los debates. Así honrarías tu autoenarbolado cientificismo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Miguel Lorente

Miguel Lorente Acosta . Aunque parezca extraño, soy Médico Forense, también Profesor de Medicina Legal de la Universidad de Granada, Especialista en Medicina Legal y Forense, y Máster en Bioética y Derecho Médico.
He trabajado en el análisis del ADN en identificación humana, el análisis forense de la Sábana Santa, y en el estudio de la violencia, de manera muy especial de la violencia de género, circunstancia que llevó a que me nombraran Delegado del Gobierno para la Violencia de Género en el Ministerio de Igualdad.

-->

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal