Ayuda al Estudiante

Ayuda al Estudiante

El ecosistema educativo tiene un triángulo esencial: estudiantes, padres y profesores. Lo demás es contexto. Si este se sitúa en el centro de gravedad, algo va mal. Los análisis sobre educación tienen un peligro casi invisible: la paralización fascinada por lo mal que estamos. Descalificar sin analizar es injusto y analizar sin proponer alternativas, estéril. Así que el propósito de este blog es claro: ayudar a estudiantes, padres y profesores a encontrar alternativas de mejora.

La trampa de la multitarea

Por: | 28 de febrero de 2013

La multitarea es casi una caricatura de la tarea

A mediados del siglo XVI no existían Facebook, Twiter, WhatsApp o Tuenti, los modernos herederos de la televisión en la categoría de ladrones de tiempo, pero ya había quien denunciaba los problemas derivados de querer estar a la vez en todas partes, la mejor manera de no estar de forma provechosa en ninguna. Nada menos que el filósofo Blaise Pascal decía: “La desgracia del hombre proviene de una sola cosa, y es el no saber permanecer en reposo en una habitación...”.

Pascal murió a los 39 años, pero seguro que le hubiera dado un patatús aún más prematuro si hubiera tenido ocasión de ver a los jóvenes del siglo XXI en sus habituales sesiones de multitarea. Es decir, haciendo simultáneamente cosas como ver la tele, repasar un examen, atender al mail, mantener una charla por WhatsApp, oír música con un solo auricular, tener el ordenador portátil sobre sus piernas vomitando fuego, tomarse un vaso de zumo y un par de galletas (sembrando de miguitas el sofá) y consultar en la web qué ponen en la mismísima tele que está viendo, todo ello mientras se van poniendo poco a poco el pijama.

Así que aquel deseo de Pascal de permanecer en reposo en una habitación, se supone que concentrado en sus pensamientos o simplemente relajado, es hoy casi una especie de locura o alucinación. Con la salvedad de esos seres excepcionales que practican yoga o meditación trascendental. Pero creo que no vendría mal recuperar la certeza de que la multitarea es una trampa paquidérmica. ¿Por qué?

Para empezar, porque está demostrado científicamente que se produce un considerable bajón en la atención y el rendimiento intelectual de los jóvenes (y no tan jóvenes) en situación de multitarea respecto a aquellos que se concentran en una tarea y solo después se ocupan de otra. 

Imagino que más de uno tendrá la tentación de objetar: “No, qué va… Eso les pasará a algunos, pero a mí desde luego que no. Yo puedo hacerlo todo bien en esas condiciones. Y, además, me gusta. Tengo la sensación de aprovechar bien el tiempo”. Si eso fuera así realmente, mi más sincera enhorabuena, porque debe de ser de los poquísimos del planeta Tierra. Pero lo normal es que se esté sobrevalorando.

Dejaré que lo demuestren los científicos de la Universidad de Stanford (Estados Unidos). En el estudio que se puede consultar aquí, realizado hace más de tres años, demostraron cómo se altera el control cognitivo y, en consecuencia, se deteriora el rendimiento en situación de multitarea. Uno de los investigadores de Stanford, el profesor Cliford Nass, llega a hablar de los jóvenes multitarea como “los retoños de la irrelevancia” porque “todo les distrae”. Otro investigador, Eyal Ophir, añade: “Seguimos buscando en qué son mejores [los jóvenes multitarea] y no lo hemos encontrado”. Según mi experiencia, ya pueden seguir buscando, que no lo encontrarán.

Una de mis frases preferidas para el día a día es esta: “Todo a la vez es nada por el momento”. En primer lugar, hacerlo todo a la vez es desatender un mínimo criterio de prioridades racionales, y eso no es bueno, sino todo lo contrario (más adelante hablaremos aquí de una propuesta de modelo de prioridades para los estudiantes).

Jason Bourne, espía multitarea por excelencia
En segundo lugar, porque los humanos no somos exactamente computadoras infalibles. La calidad de nuestro trabajo no es independiente de nuestro nivel de concentración. Más bien lo contrario. Es posible estar concentrado en algo, generalmente no muy amplio, pero no lo es estar concentrado en todo lo que pasa alrededor (solo el gran Jason Bourne, el especialista multitarea por excelencia, y algún que otro espía lo consiguen).

La concentración en la tarea permite mejorar considerablemente varias facetas importantes del funcionamiento mental:

  1. la velocidad de procesamiento.
  2. la agudeza perceptiva y de razonamiento.
  3. la profundidad mental.
  4. la capacidad de asociación de ideas.
  5. la sensibilidad frente a los propios errores.

En fin… ¿cómo lo diría? La diferencia entre hacer algo de forma concentrada o de forma dispersa es tan grande que la consecuencia suele ser hacerlo bien o hacerlo mal. Por no hablar de la relajación… ¿Cómo es posible relajarse con tres pantallas delante de los ojos, una docena de mensajes por minuto y ocho o nueve cosas por hacer casi simultáneamente?

Algunos creen incluso que la multitarea es síntoma de inteligencia. Ignoro en qué se basan, más allá del caso Bourne. Pero creo que, si uno se para un momento a pensarlo y se olvida de sus costrumbres, podría ver con objetividad que la multitarea es una amenaza permanente contra la calidad del trabajo, con todas sus consecuencias en los resultados académicos, y, en la misma medida, contra la calidad del descanso, con todas sus consecuencias en el nivel de estrés y en la salud.

Demos un paso adelante: para cambiar un hábito dañino es esencial identificar el peligro. Pues bien, ¿dónde está el principal peligro de la multitarea? Nadie lo duda, ¿verdad? En la pantalla. En cualquiera de sus modalidades, con la excepción evidente de que se esté trabajando con el ordenador. ¿Alguien puede decírselo a nuestros jóvenes?

No le harán caso, pero estarán avisados. O, al menos, les distraeremos durante cinco segundos de su multitarea. Algo es algo.

Hay 14 Comentarios

En algunos comentarios hay ejemplos de tareas que pueden realizarse al mismo tiempo, pero claramente son tareas sencillas y mecánicas. Pero en lo que se refiere a los estudiantes, es complicado asimilar, relacionar y aprender si uno está pendiente de otras cosas. Estos procesos son más eficientes si los alumnos están 100% concentrados. No obstante, esta situación de concentración total es agotadora si se prolonga durante largas jornadas. Los estudiantes no pueden mantenerla durante todas las horas lectivas, así que los profesores debemos alternar tareas que requieren una alta y una baja concentración.
Personalmente, divido mis clases de matemáticas en dos: tres cuartos que requieren una alta concentración y el resto del tiempo para que resuelvan problemas. En la esta segunda parte les permito que comenten los problemas entre ellos y realicen problemas interactivos de mi web https://www.matesfacil.com/interactivos/ para amenizar la clases.
Un saludo.

tampoco creo q sea cierto.

Me gusta mucho la manera en que manejan las diversas actividades y la forma de decir las cosas y opino lo mismo una mujer si puede ser multitareas

Jóvenes aislados o encerrados en su mundo tecnológico, otros permanentemente de espaldas a otra vida que no sea la que tienen con sus “conectados”, padres que se dejan llevar por todo ello para evitar la desagradable y esforzada tarea de educar, otros adultos que no observan en ello más que ventajas para su hijos sin atisbar los peligros y amenazas. Y las modas, las compañías que las crean, los productos, y las empresas que las comercializan, los contenidos, y los grupos mediáticos que las suministran, haciendo balance de cuentas, que sale enormemente positivo.

Y cuando nos preguntamos qué está pasando, vamos descubriendo que sutil y progresivamente se ha ido colando un cambio de paradigma en la manera de contemplar el mundo educativo en el más amplio sentido. A pocos he oído hablar de las consecuencias de esta colada, y a menos aún han sido capaces de oponerse a que la adaptación al medio sea un valor principal, que establecer relaciones satisfactorias con las influencias mediáticas resulte, sin más, positivo, y que delegar ciertas funciones familiares y escolares al mundo circundante no supone peligro alguno.
http://www.otraspoliticas.com/educacion/%C2%A1la-bolsa-o-la-vida

La comunidad científica actual tiene sus propios enfoques ya establecidos. Falta mucho para que entiendan los beneficios que representarán “los retoños de la irrelevancia” cuando estén en su lugar. -sus intereses son limitados ( http://makerfaireafrica.com/made-in-nigeria-the-film-project/ )

Je! y aun no entiendo como se puede lograr algo como esto sin desarrollar la habilidad "multitarea"

http://www.youtube.com/watch?v=3vC5TsSyNjU

Claro está, estos "hábitos" de los que se tratan aquí como multitarea, desperdician o desvían potencial humano, (hablando de "producir"). Los chicos de ahora pueden lograr cualquier cosa, si se concentran. Pero el mercado de la distracción es más poderoso. Je!

Lo que dice el profesor Arroyo lo he vivido en carne propia siendo ya no tan joven pues pronto entraré a los 40. Me encuentro haciendo un doctorado y siempre me crei muy inteligente pero la multitarea y la procastinacion me han puesto realmente en problemas (bajo rendimiento, estres, fatiga, envejecimiento,.. etc). Aconsejo leer este texto con la mayor seriedad y profundizar en la solucion. Abrazos.

En general, de acuerdo, pero me parece muy categórico. Para empezar, habría que considerar qué considera como multitarea. por ejemplo, escuchar música ayuda a concentrarse en infinidad de tareas, y algunas personas rinden más, a la larga, si conversan mientras realizan tareas caseras, porque se motivan más. Además, a menudo, la multitarea no es una opción, sino una necesidad. En cuanto a las excepciones, son más de lo que la entrada de blog afirma, y no hace falta ser un superdotado, aunque hay que saber en qué momentos del día y de la semana es más recomendable, y huir del resto. Por lo demás, muchos soñamos con ser un poco más "monotarea". En cuanto a nuestros hijos, empiezo a sospechar que se las arreglarán mejor, porque muchos de nosotros hemos sufrido el paso de "monotarea" a "multitarea", pero un gran segmento de las nuevas generaciones no ha conocido otra cosa que la "multitarea".

En casi todo de acuerdo, es una excelente exposicion excepto en demonizar la multitarea. Y me explico.

En los tiempos estresantes que corren, donde todo se quiere para ayer, y casi es más importante cumplir con los tiempos que con la calidad, la multitarea viene a ser una virtud de unos pocos, un sintoma de inteligencia como se aventura en el reportaje, y una necesidad cada vez mas necesaria en el mundo laboral.

Cuando se mezcla en el mismo contexto las palabras "joven" y "estudio", saltan todas las alarmas para sentir un deseo irreflenable de impartir responsabilidad. Pero si somos objetivos respecto de lo que significa la multitarea en el mundo actual, debe hacerse un analisis menos emocional, y entender que es casi una necesidad.

En sintesis, la multitarea es sinonimo de bajo rendimiento, lo asiento y comparto; pero en el mundo laboral que particularmente me rodea, el rendimiento es lo menos que se valora. Y el debate surge de esta afirmacion ¿son nuestros jefes, los que nos valoran, lo suficientemente competentes para no darse cuenta de esta disyuntiva?

Nuestros jovenes no son sino una reproduccion de las conductas de los adultos.

Hay un concepto que el articulo no tiene en cuenta: es mejor la multitarea que la procastinación

Yo si tengo que planchar prefiero planchar y ver la tele al mismo tiempo o estudiar y oir musica que simplemente retrasar indefinidamente las tareas tediosas o abandonarlas antes de tiempo, oyendo música y trabajando tengo un extra de motivación que de otra forma posiblemente me haría simplemente abandonar el trabajo para buscar otro más gratificante.

Todo eso no se tiene en cuenta en el articulo para nada

E incluso un ordenador experimenta una considerable pérdida de rendimiento cuando trabaja en condiciones de multitarea.

Ya lo decía Federico el Grande de Prusia "El que lo defiende todo acaba por no defender nada".

Totalmente de acuerdo, en el aula se palpa notablemente. Intenta hacer dos cosas a la vez y no harás ninguna de ella bien. En algún momento hasta yo me he creído capaz: http://detapasporsevillayotrascosillas.blogspot.com.es/2012/11/joder-con-la-ensenanza.html

Muchas mujeres son ejemplo de que la multitarea sí es posible. Igual sólo en ellas...

La multitarea solo es imaginable en una máquina, un ser humano jamás lo será.
http://www.menfoodspain.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Carlos Arroyo

ha navegado profesionalmente entre las cuatro paredes de un aula, la redacción de EL PAÍS y la dirección del Instituto Universitario de Posgrado. Esa travesía le ha convencido de que educar bien a los hijos es saldar buena parte de la deuda con la vida. Es autor de Libro de Estilo Universitario y diversos libros de ayuda al estudiante.

Web: www.ayudaalestudiante.com
Correo: arroyocarlos@ayudaalestudiante.com

Libros

Soy estudiante y necesito ayuda

Soy estudiante y necesito ayuda

El éxito en los estudios no es solo cuestión de inteligencia, sino que está al alcance de la mano con apertura personal al cambio, hábitos adecuados, una mejora organizativa, una adecuada actitud en el aula, un buen método de trabajo intelectual y una elevada dosis de motivación. Más información.

100 cosas que debes hacer para mejorar como estudiante

100 cosas que debes hacer para mejorar como estudiante

Una guía rápida con consejos concretos, claros y ordenados sobre cómo aprovechar lo que te empuja y evitar lo qué te frena para alcanzar el éxito académico. Perfeccionarás tus técnicas, aprenderás a manejar actitudes y motivación para aprovechar las clases, y mejorarás tus habilidades de organización y planificación. Más información.

Archivo

junio 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal