Ayuda al Estudiante

Ayuda al Estudiante

El ecosistema educativo tiene un triángulo esencial: estudiantes, padres y profesores. Lo demás es contexto. Si este se sitúa en el centro de gravedad, algo va mal. Los análisis sobre educación tienen un peligro casi invisible: la paralización fascinada por lo mal que estamos. Descalificar sin analizar es injusto y analizar sin proponer alternativas, estéril. Así que el propósito de este blog es claro: ayudar a estudiantes, padres y profesores a encontrar alternativas de mejora.

La existencia de Dios como incitación al pensamiento

Por: | 22 de agosto de 2013

Post número 16 de la serie El mejor profesor de mi vida, escrita por los lectores del blog como homenaje a la profesión docente.


Autor invitado: ALEJANDRO BELLIDO (Valencia)

El mejor profesor de mi vida se llamaba Alfredo Santos, y me ha costado acordarme del nombre porque todo el mundo le conocía como El Jamao.

Un día nos dijo que creíamos que ese mote se lo poníamos nosotros, pero, en realidad, era él el que lo había elegido, porque era una palabra que se había inventado y utilizaba mucho.

Era profesor de Filosofía. Fue la persona que me enseñó a pensar, y por eso le estoy tan agradecido.

Sus clases consistían en eso: en pensar. Parecía que no había temario y que nosotros hacíamos la clase, pero como con su mote, era él que nos dirigía hacía donde debíamos llegar sin que nos diéramos cuenta. 

Nunca he tenido muy claro de lo que hablaba la alegoría de la caverna de Platón, porque erámos nosotros los que decíamos de qué hablaba, y él nunca nos dijo si era correcto o no. Sin embargo, no lo debí entender mal a tenor de mi nota de selectividad (9). Y es que a él no le interesaba tanto lo que dijera Platón como que fuéramos capaces de pensar y lo supiéramos interpretar.

Un día nos propuso que demostráramos la existencia o no de Dios utilizando un planteamiento lógico. Así lo hicimos, pero nos dijo que habíamos dado argumentos muy pobres, que él esperaba mucho más de nosotros. Eso se me clavó en el alma. Añadió que podía demostrar con un planteamiento lógico, sin lugar a dudas, la existencia de Dios, y que algún día nos lo diría.

Nos sorprendió porque de él se esperaba todo lo contrario. Esperé esa explicación y siempre me quedé con la duda de cómo podía demostrarlo.

Ahora sé que es lo que quería. Quería que pensáramos. Y decirnos eso fue la mejor forma de lograrlo. Era su modo de que siguiéramos pensando, aunque ya no estuviéramos en clase.

Hace siete años se murió. Le quedaba poco para jubilarse. No pude ir a su entierro y siempre lo he sentido. Por eso quería hacerle este homenaje.

Para darle las gracias por enseñarme a pensar.

 

 

Nota sobre la serie El mejor profesor de mi vida

La idea de pedir la participación de los lectores para publicar esta serie surgió a finales de abril, cuando estaba retocando precisamente el post El mejor profesor de mi vida. La primera selección de testimonios de los lectores de este blog es muy emocionante. Comenzó a publicarse el pasado 4 de julio (con El milagro de Miss Phillips con la Historia) y continuará publicándose hasta primeros de septiembre.

Sería estupendo que siguieran llegando textos y fuéramos capaces de establecer un día fijo para publicar esos testimonios más adelante. Por eso animo a todos los lectores, y también a los jóvenes que aún están a diario en el aula, a enviarme sus textos.

Las normas son muy simples:

- Identificar al autor y al profesor con nombres y apellidos.

- Extensión: 500-1.000 palabras.

- Ubicación: ciudad actual del autor y ciudad en la que se produjo el encuentro con el profesor.

Espero nuevos testimonios. Creo que el reconocimiento a los grandes profesores es nuestra deuda moral como estudiantes y nos ennoblece como sociedad. Que falta nos hace.


 

 

 

 

Hay 5 Comentarios

El ecosistema educativo tiene un triángulo esencial: estudiantes, padres y profesores.

Y al graduarte es Academoia profesional y Empresas
y los capitalist pigs son solo desechos que no pudieron tener nevel eduicativo por su desmedida ambicion por al dinero y terminan despreciamndo a los Profesionales

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2012/07/la-universidad-vacua.html

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2011/08/como-buscar-empleo-y-no-morirse-de-la.html

Dios existe como Poder Divino, no como Persona, ya que una persona se define como sujeto de derechos y obligaciones. Tal sujeto corresponde a lo Humano que se ha fabricado a Dios a su imagen y semejanza, es decir, con bondad (amor, amparo, etc.) y con maldad (odio, venganza, etc.). Siempre el ser humano ha tratado y trata de justificar su propia conducta acudiendo a ese "poder divino" para lo que le conviene. Los llamados "textos sagrados" vomitan esas contradicciones.

Las personas nos hemos dado cuenta a través de la escritura de que antes de ahora, ya otros pensaban sobre los mismos temas que hoy nos cuestionamos.
No tenían internet, pero para el caso es lo mismo.
Dejando bastante claro, que con el paso del tiempo y los miles de años, la naturaleza humana no ha cambiado tanto como nos podíamos imaginar.
Resultó bastante sorprendente encontrar manifestaciones escritas y bien articuladas en los albores de la historia.
Sorprende por ejemplo encontrar una obra literaria absolutamente magistral ya en la remota Grecia.
De donde nos viene nuestra cultura.
Y siempre el referente de Dios, o de dioses, o diosas.
Frente a la humilde condición humana, limitada, débil y perecedera.
Como la culminación de un mundo múltiple, animado, y auto suficiente.
La pregunta es la misma, pero las referencias sobre la que las sustentamos son mayores.
Sumando dos y dos, por fuerza en cuanto se alcanza la suficiente madurez concluimos que son cuatro.
Con seguridad.
Desde la investigación y la analítica de todo lo que tenemos delante de nuestros ojos, sin tener que recurrir a historias rocambolescas.
Analizando el resultado a la vista, del que formamos parte, que somos nosotros mismos, nuestra constitución humana, y nuestro entorno cercano o lejano, grande o pequeño.
Desde la calidad y la cantidad.
Con un microscopio o con un telescopio.
Con la física cuántica, o con una balanza de pesas.
Nuestra mente como un embudo de menor a mayor.
Y de ahí a la conclusión lógica.
Que no puede ser de otra manera.
Sin un mecánico, un diseñador, un probador, un estudio y un ingeniero que monte un prototipo.
Y lo ponga en marcha.
Descontando el tiempo, que según con que piñón rodemos así marcha la bicicleta.
O nos parece.
Desde la humilde condición de personas.


Yo no pienso, luego Dios existe.

http://cuidadoconloshuevos.blogspot.com.es/

¡Qué importante hacer pensar al alumno! Fantástico Post.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Carlos Arroyo

ha navegado profesionalmente entre las cuatro paredes de un aula, la redacción de EL PAÍS y la dirección del Instituto Universitario de Posgrado. Esa travesía le ha convencido de que educar bien a los hijos es saldar buena parte de la deuda con la vida. Es autor de Libro de Estilo Universitario y diversos libros de ayuda al estudiante.

Web: www.ayudaalestudiante.com
Correo: arroyocarlos@ayudaalestudiante.com

Libros

Soy estudiante y necesito ayuda

Soy estudiante y necesito ayuda

El éxito en los estudios no es solo cuestión de inteligencia, sino que está al alcance de la mano con apertura personal al cambio, hábitos adecuados, una mejora organizativa, una adecuada actitud en el aula, un buen método de trabajo intelectual y una elevada dosis de motivación. Más información.

100 cosas que debes hacer para mejorar como estudiante

100 cosas que debes hacer para mejorar como estudiante

Una guía rápida con consejos concretos, claros y ordenados sobre cómo aprovechar lo que te empuja y evitar lo qué te frena para alcanzar el éxito académico. Perfeccionarás tus técnicas, aprenderás a manejar actitudes y motivación para aprovechar las clases, y mejorarás tus habilidades de organización y planificación. Más información.

Archivo

junio 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal