Ayuda al Estudiante

Ayuda al Estudiante

El ecosistema educativo tiene un triángulo esencial: estudiantes, padres y profesores. Lo demás es contexto. Si este se sitúa en el centro de gravedad, algo va mal. Los análisis sobre educación tienen un peligro casi invisible: la paralización fascinada por lo mal que estamos. Descalificar sin analizar es injusto y analizar sin proponer alternativas, estéril. Así que el propósito de este blog es claro: ayudar a estudiantes, padres y profesores a encontrar alternativas de mejora.

El horario de estudio como antídoto de la desmotivación

Por: | 28 de abril de 2014

Horario 2 Camino definido

EL MÉTODO DE ESTUDIO VI 

Alguna ventaja tendrá trabajar con un horario cuando se ha implantado por todo el mundo para tan variada gama de actividades. Para un esfuerzo intelectual como el estudio es un instrumento impagable. Y lo es por diversos motivos que podemos resumir en la consolidación de hábitos capaces de neutralizar los bajones de motivación e interés (las personas muy motivadas no necesitarían realmente un horario, aunque a menudo lo siguen por decisión propia). El esfuerzo sin motivación es un calvario, y lo que permite superarlo es precisamente el hábito, el entrenamiento, la regularidad, la costumbre, o como lo queramos llamar: todo eso que viene a alimentar un buen horario.

Para los estudiantes que sospecháis que lo haríais mejor trabajando en casa con horario, pero no os animáis a dar el paso, recordaré algo que ya he tratado en este blog, pero creo necesario recuperar en el contexto del método de estudio. Refresquemos los pensamientos y sensaciones que suelen tener los estudiantes que renuncian al horario.

Inconvenientes de no tener horario

1. Ponerme a trabajar se me hace un mundo. Muchas veces, ni me pongo.

2. Siento que no consigo gran cosa, que no avanzo. Paso horas como si estudiara, pero sin aprovecharlas.

3. Solo para empezar, pierdo bastante tiempo y demasiada energía.

4. La barrera inicial me desgasta tanto que me cuesta alcanzar un buen ritmo, si es que lo consigo.

5. Desperdicio el tiempo picoteando aquí y allí, yendo y viniendo de forma indecisa de una materia a otra.

6. No ajusto los tiempos de trabajo a la importancia y la dificultad real de cada materia: me dejo llevar por lo que más me gusta o menos me desagrada.

7. Estoy tan deseando acabar que no puedo concentrarme.

Pero cuando planificas tu tiempo de estudio y lo materializas en un horario, en solo unas semanas se acaban todas esas sensaciones negativas (que a veces son inconscientes). Hablo de trabajar con un horario a lo largo de todo el curso, no de hacerlo cuando te apetece, cuando se te acumulen las cosas, cuando tengas grandes encargos, cuando tus padres se enfaden o cuando se te venga encima una avalancha de exámenes. Horario 3

Ventajas del horario

Profundizaremos enseguida en la técnica del horario, pero veamos primero sus ventajas encadenadas:

1. El horario genera hábito (con un gran esfuerzo inicial que, eso sí, luego se va reduciendo espectacularmente).

2. El hábito genera entrenamiento.

3. El entrenamiento genera acumulación de esfuerzo.

4. La acumulación de esfuerzo genera conocimientos e ideas orientadas a nuevos aprendizajes.

5. El entrenamiento mejora tu técnica de trabajo y te da pautas para sacarle mejor partido a tu propio estilo cognitivo, a tu forma de pensar y aprender.

6. El entrenamiento y la mejora de tus técnicas te permiten aumentar tu capacidad de concentración, tu agilidad y tu intensidad de trabajo.

7. El entrenamiento y la mejora de tus técnicas te permite depurar tu organización del trabajo, aspecto de importancia capital (aunque no lo desarrollaremos en este artículo).

8. Todo lo anterior fortalece tu autoconcepto, tu sentido de la responsabilidad y el nivel de satisfacción contigo mismo, lo que acaba teniendo un considerable beneficio retroactivo.

Estas ventajas son muy fáciles de comprobar. Es cierto que no todas se aprecian en cinco minutos, pero sería extraño que no las notaras al cabo de solo unas semanas de trabajar con un horario personal de estudio.

Cómo hacer tu horario personal

Veamos ahora las pautas técnicas para montarte tu horario personal:

1. El tiempo semanal debe oscilar normalmente entre las 15 y las 18 horas (en 6 días). Puedes ajustarlo, pero no debes improvisarlo sin motivo. En mi opinión, limitarse a hacer los deberes o quedarse por debajo de las 10 horas semanales no te garantiza un buen aprendizaje a partir de los cursos altos de la ESO.

2. La sesión diaria debería oscilar, según las circunstancias, entre 2 y 3,5 horas (pausas incluidas). El abanico parece amplio, pero así puedes acoger la variabilidad de los diversos días. Lo esencial es que el trabajo sea diario y que el promedio semanal no se quede corto.

3. La sesión diaria contiene varias unidades de estudio y sus pausas, y termina con unos pocos momentos para la organización. Posibles modelos que cada uno debe adaptar personal y diariamente: 2 horas disponibles (60 m + 5 m de pausa + 55 m); 2,5 horas (50 m + 5 m de pausa + 45 m + 10 m de pausa + 40 m); 3 horas (60 m + 10 m de pausa + 50 m + 10 m de pausa + 50 m); 3,5 horas (50 m + 10 m de pausa + 50 m + 10 m de pausa + 45 m + 15 m de pausa + 30 m).

4. El horario se ajusta lógicamente a las circunstancias, pero debe hacerse de forma estable y predefinida, no por capricho o desidia.

5. Si no es diario, no es horario (dejando a salvo el día semanal de descanso). 

6. El horario debe ser realista y revisable. Si se convierte en papel mojado, tíralo a la papelera y haz otro. O se cumple o se cambia. Pero no sobre la marcha, por pura apetencia del momento, sino por causa mayor. Horario

7. El horario consiste en una parrilla preestablecida con casillas vacías que uno debe rellenar cada día según las tareas pendientes y los compromisos futuros. 

8. El horario recoge un esquema general, y cada semana puede y debe ajustarse ligeramente según los cambios de circunstancias, pero no si no hay esos cambios.

9. Cualquier día perdido por imprevistos se debería recuperar en el día del fin de semana que estaba destinado a ser libre. Al menos, en las épocas de trabajo duro.

10. Incumplir el horario acaba rompiendo el hábito de tener un horario. Es decir, los incumplimientos tienen consecuencias muy importantes, por lo que es necesario ceñirse a él (especialmente en el inicio y el final).

11. Necesitamos el reloj para evitar la trampa que nos espera. Normalmente sobrevaloramos el tiempo de trabajo (especialmente si no nos interesa demasiado) y subestimamos el tiempo perdido (especialmente si estamos entretenidos). Es decir, media hora de estudio se nos hace tan larga como hora y media, mientras media hora de televisión nos parece que ha durado cinco minutos.

12. No hay que desaprovechar estos pequeños y reales tiempos cortos a la espera de aquellos amplísimos periodos hipotéticos que quizá no lleguen. Es mejor hacer tres ejercicios de Física en la media hora disponible de ahora mismo, que dejar que se acumulen para el día siguiente, solo porque tenemos previstas tres horas.

13. En el primer mes de aplicación del nuevo horario, el autocontrol debe ser permanente y estricto, sin contemplaciones. Cualquier incumplimiento debe hacer saltar la señal de alarma. Luego todo te será muchísimo más fácil y agradable.

14. En las pausas es mejor cambiar de aires y salir del lugar de estudio.

15. Las pausas se pueden retrasar si se está a punto de terminar algo, pero no se deben alargar más de lo previsto. 

16. Una última pista sumamente importante: en las pausas no conviene hacer nada que te resulte particularmente absorbente, para no perder media hora en lo que tú crees que son dos minutitos.

Los horarios generan alergias a bastantes personas, porque exigen una considerable dosis de autodisciplina (especialmente al inicio, porque luego el hábito va haciendo eficazmente su trabajo). Pero el argumento más peregrino contra ellos es el siguiente: "Tengo demasiado que hacer, así que no puedo permitirme un horario, ¡es que no puedo!". Hay un contraargumento que no debería necesitar demostración: si el horario es aconsejable en general, cuando se acumulan las tareas y se complican las agendas pasa de ser aconsejable a ser de vital importancia.

Porque establecer un horario de trabajo no es hacer juegos malabares con las horas, sino organizarlas de la manera más eficiente para recoger a corto plazo los variados frutos del hábito y el entrenamiento. Que son estupendos, como podrías comprobar en solo unas semanas.

 

  

Los artículos sobre el método de estudio son

1. El método de estudio: pínchalo en tu tablón de corcho.

2. Aprovechar o no 20.000 horas de clase, esa es la cuestión.

3. ¿Tomar apuntes o copiarle al profesor hasta los estornudos?

4. Conoce a tu profesor como a ti mismo (o casi). 

5. ¿En tu habitación o en la mía?

6. El horario de estudio como antídoto de la desmotivación.

7. Tres maneras de leer para estudiar mejor.

8. El subrayado, un arte en el que menos es más.

9. En síntesis, tu documento personal de estudio.

10. El sobresaliente te espera entre mapas, esquemas y resúmenes.

11. La memorización y la "burocracia del aprobado".

12. El repaso, una herramienta definitiva contra el olvido. 

13. Los exámenes en 40 pautas.

 

Hay 17 Comentarios

Para todo (lo que no nos gusta) tenemos que tener un horario. Si no, tendemos a no hacerlo nunca.
https://www.problemasyecuaciones.com/

Un horario que estipule el tiempo de estudio y el de descanso es idóneo para los estudiantes. Personalmente, he visto que los niños aprovechan mejor el tiempo de estudio cuando saben que pueden jugar cuanto éste termina. Pero, por supuesto, debe ser un horario equilibrado, factible y que no sea agotador.

Buenas Noches. Me ha gustado este contenido ha sido muy eficaz a mi diario vivir

Buenas Noches. Me ha gustado este contenido ha sido muy eficaz a mi diario vivir

Saludos.

Me encanto todo el contenido, me hasido de mucha ayuda para poder implementar mi horario de trabajo en busquedad de fomentar y afiazar mi habitos de estudios.

Gracias por tan importante informacion en solo bloque.

Saludos.

Me encanto todo el contenido, me hasido de mucha ayuda para poder implementar mi horario de trabajo en busquedad de fomentar y afiazar mi habitos de estudios.

Gracias por tan importante informacion en solo bloque.

Saludos.

Me encanto todo el contenido, me hasido de mucha ayuda para poder implementar mi horario de trabajo en busquedad de fomentar y afiazar mi habitos de estudios.

Gracias por tan importante informacion en solo bloque.

me gusto muchos sobre la ventaja del horario

El libro es uno de los inventos más importante de la humanidad, porque sigue siendo el principal portador de ideas, el libro no ha podido ser sustituido como el principal portador de ideas.
Nuestra vida se transforma a través de la lectura, podemos imaginarnos conocer el pensamiento de aquellos personajes que vivieron hace muchos años y que todavía podemos tener acceso a sus ideas por ejemplo, podemos imaginarnos leer a Platón, Aristóteles los cuales sus ideas siguen siendo brillantes y actualizadas. Un libro puede transformarnos a través de las ideas que están contenidas en él. Nos podemos convertir en nuestro propio maestro si nos acercamos a los libros desarrollando el hábito de la lectura la cual nos ayuda a desarrollar nuestra imaginación, a ejercitar nuestra mente e inteligencia (La lectura es a la mente, lo que el ejercicio es al cuerpo), pues a través de la lectura nos alimentamos de ideas la cual van directamente a nuestro cerebro y crean nuevas conexiones neuronales. ¿Cuál es el concepto de inteligencia? La persona más inteligente es la que sabe hacer mayores distinciones y estas nos llevan a tomar mejores decisiones y una forma de aumentar nuestra inteligencia es a través de la lectura.
¿Cómo desarrollar el hábito de la lectura? Pues así como aprendemos a nadar nadando aprendemos de ese modo el hábito de la lectura leyendo.
¿Cuáles son los libros más recomendables? Los libros que más nos atraigan y nos llame a la atención, de la misma manera que nos atraiga una novia tiene que atraernos para tener una buena relación y para saber si un libro nos atrae o no tenemos que conocerlo y la mejor manera es acercarnos a él, hojeándolo, leíamos la portada, la contraportada, el índice y una hojeada en general para ver si nos logra atraparnos. Debemos dedicarle a la lectura por lo menos de 10 a 15 minutos al día y veras que la lectura nos puede llevar a mundos que no nos imaginamos. Un libro nos lleva a desarrollar nuestra imaginación y podemos conocer el pensamiento de vivos y muertos y un libro siempre va a valer mucho más de lo que nos cuesta. Al dedicar esos pocos minutos a la lectura podemos empezar con los grandes clásicos tales como: “Los tres Mosqueteros”, “La vuelta al mundo en 80 días”, entre otros libros los cuales están bien escritos y también podemos desarrollar el hábito de la lectura con los libros de desarrollo humano y visitar una buena librería donde podamos hacer contacto, nutrirnos y donde tengamos acceso a las novedades más recientes y saber qué es lo queramos saber. Si queremos que nuestros hijos lean es importante dar el ejemplo permitiendo que ellos nos vean leyendo. Si queremos convertirnos en líderes, debemos ser buenos lectores para poder desarrollarnos a través del mundo de las ideas puesto que una sola idea puede transformarnos y nos puede dar la solución de un problema que estoy enfrentando. Debemos formar nuestra biblioteca, leer en un lugar de buena luz, donde podamos escuchar música relajante donde no haya distracción. También debemos subrayar los libros donde encontramos algo importante e ir tomando nota de las ideas más relevantes o sobresalientes para de esa manera poder asimilar y absolver esas ideas. Muchas personas han querido salir del subdesarrollo económico pero para poder hacerlo primero es necesario salir del subdesarrollo mental y una forma de salir es por medio de la lectura. La lectura nos ayuda a mejorar la ortografía, nos ayuda a pensar de manera mejor, nos ayuda a desarrollar nuestra imaginación, a desarrollar nuestra inteligencia y hacer una persona mucho más constructiva. Debemos recordar que nuestro gran enemigo se llama la ignorancia y ella nos hace cometer errores, más el gran elixir en contra de la ignorancia es la lectura y los libros siempre estarán al alcance de nuestras manos, si nos acercamos a la lectura vamos a construir un mejor país y hagamos nuestra la frases de Benjamín Franklin: “Vacía tu bolsillo en tu mente, y tu mente llenará tu bolsillo”.

Verdaderamente interesante, se que el haber leído esto me sera de gran ayuda.

http://educaop.com/ esta página es un blog donde puedes ayudar a personas creando entradas en forma de cursos... como tutoriales sobre alguna materia o tema en específico
dando la oportunidad de comprar incluso parciales de las materias que te queden pesadas o estudiar en la pagina

Bueno ,en verdad no tenia la idea de que uno podía tener un tipo de organización haci con el estudio y los modos de hacer las cosas para tener mejor resultados, , de aquí en adelante implantarè mi método de estudio y haci poder ser unos de los mejores ya que tendré mejor resultados

la orientacion universitaria es una unidad de desarrollo integral del estudiante.

muy buena estrategia espero en dios y ponerlo en practica para sacarle el máximo a mi estudios

la orientation universitaras es uno de los metodos mas eficiente para el aprendizaje cuyo aprendizaje es muy importante

la orientation universitaras es uno de los metodos mas eficiente para el aprendizaje cuyo aprendizaje es muy importante

Como el código de la circulación para los conductores, que enseña a interpretar y a respetar un lenguaje viario sin el cual no iríamos seguros a ninguna parte.
El estudio mal encarado o asumido nos puede embotar la mente, o ser como el agua pasada que no mueve molino desaprovechando el tiempo.
De quedarnos sin los fundamentos de la materia en la mente, y entendidos.
Como en la música.
Los tiempos.
Par quien sirve en el estudio y en la vida.
Sin orden no hay cierto.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Carlos Arroyo

ha navegado profesionalmente entre las cuatro paredes de un aula, la redacción de EL PAÍS y la dirección del Instituto Universitario de Posgrado. Esa travesía le ha convencido de que educar bien a los hijos es saldar buena parte de la deuda con la vida. Es autor de Libro de Estilo Universitario y diversos libros de ayuda al estudiante.

Web: www.ayudaalestudiante.com
Correo: arroyocarlos@ayudaalestudiante.com

Libros

Soy estudiante y necesito ayuda

Soy estudiante y necesito ayuda

El éxito en los estudios no es solo cuestión de inteligencia, sino que está al alcance de la mano con apertura personal al cambio, hábitos adecuados, una mejora organizativa, una adecuada actitud en el aula, un buen método de trabajo intelectual y una elevada dosis de motivación. Más información.

100 cosas que debes hacer para mejorar como estudiante

100 cosas que debes hacer para mejorar como estudiante

Una guía rápida con consejos concretos, claros y ordenados sobre cómo aprovechar lo que te empuja y evitar lo qué te frena para alcanzar el éxito académico. Perfeccionarás tus técnicas, aprenderás a manejar actitudes y motivación para aprovechar las clases, y mejorarás tus habilidades de organización y planificación. Más información.

Archivo

junio 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal