El Palomero

Joder Andrés, esto no se hace

Por: EL PAÍS

18 oct 2009

Joder negro, estas cosas no se hacen a los amigos. Uno no se va de repente, sin avisar, un viernes por la noche cualquiera, dejándonos hechos polvo. Pero tampoco me debería extrañar. Lo tuyo nunca fue seguir un guión. Ni mucho menos ser políticamente correcto. Y es que, perdona que te lo diga ahora, pero siempre has sido un bicho raro. “Iturriaga, escucha, que es que yo con 10 años, iba en el autobús en Madrid, ¡y era el único negro!”, solías contarme año tras año en nuestras interminables comidas y cenas de gira por esos mundos de dios. Quizás te debió marcar esto, o quizás no, pero el caso es que nunca has sido un personaje “clasificable”. Por muchas razones. Desde las profesionales hasta las personales. Desde tu estilo de retransmitir los partidos hasta esas pajaritas que me llevabas y de las que te sentías tan orgulloso. ¡Y luego no querías que te reconociesen!.
Tío, Andrew, ¿ahora qué hacemos sin tí? La gente quiere saber cómo eras detrás de las cámaras, si era verdad que la vida puede ser maravillosa, de dónde sacabas los apodos, si estabas deprimido por lo de la Sexta y muchas cosas más. Porque no veas la que se ha montado. Algún homenaje y más de una declaración de esas que empiezan con “yo fuí muy amigo” te habrían molestado sobremanera, pues la hipocresía nunca la toleraste bien, pero me refiero sobre todo a Internet. Han hecho un montón de vídeos en tu memoria, algunos de ellos sentidos de verdad.Te hubiese encantado. O igual tampoco. Porque nunca supe muy bien cómo llevabas esto de la fama. Por un lado despotricabas de casi todo lo relacionado con ella. De los pelmazos que cuando pasabas te gritaban ¡tiki-taka!, o los que podían estar todo el partido gritando ¡Andrés, Andrés!, a pesar de verte con los auriculares puestos y hablando sin parar. De tenerte que parar cien veces a firmar autógrafos y sacarte fotos. Pero por otro lado, todos los que andábamos alrededor tuyo estábamos seguros de que en el fondo, te gustaba cantidad.
Y eso te pasaba con muchas cosas. Eras como algunos entrenadores, que dicen no leer la prensa pero saben todo lo que escribe. Las audiencias te daban igual pero te las sabías de memoria. Te daba supuestamente lo mismo hacer fútbol, baloncesto o petanca, como una vez dijiste en una rueda de prensa (¡olé tus huevos!) pero éramos capaces de discutir sobre cualquier tema baloncestístico con una pasión inaccesible para alguien que no sienta este deporte. Preconizabas un mensaje optimista con lo de que la vida puede ser maravillosa y a veces te costaba demasiado disfrutarla. Tampoco me extraña, pues la has pasado muy putas. Con tu salud, con tu separación, con no poder tener a tus hijos siempre a tu lado. Cuando te dijeron que no ibas a retransmitir más el fútbol en la Sexta te hiciste el duro. Pero estabas jodido. Muy jodido. Lo estuviste todo el Eurobasket de Polonia. Decías que te daba igual pero te sentiste engañado y maltratado. Aún así, no se te notó en antena. Y fuiste capaz de despedirte con una elegancia sobresaliente cuando el cuerpo te pedía dar un buen portazo.
Sabes que te voy a echar de menos. A tus cosas buenas y también a las que no eran tanto, porque reconoce que a veces eras un auténtico dolor de huevos. Quizás en todas estas dualidades estaba la razón de tu magnetismo. De tu capacidad para atraer la atención, para ser escuchado, para salirte con la tuya casi siempre en los viajes, para hacernos reír una y otra vez con “las cosas de Montes”.
No sé durante cuánto tiempo seguirás siendo noticia. Teniendo en cuenta los tiempos que corren, supongo que no mucho. Pero no te preocupes. Gente como César, Daimiel, Epi, el Lagarto o yo mismo te vamos a llevar con nosotros. Y no seremos los únicos. Tu amigo Mikel, mi hijo, también lo hará. Para él estás asociado para siempre a Tokio, donde conseguiste que nos cambiaran de hotel y nos llevasen al Park Hyatt de la película Lost in Translation. Allí, todos juntos, pasamos una de las mejores semanas de nuestras vidas, a pesar de tus dificultades para hacerte entender y que te trajesen el agua sin gas y con hielo, pero no el hielo en el agua, sino en un vaso aparte. ¡Cómo lloraba el viernes Mikel cuando se enteró!
Y es lo que te decía al principio. Estas cosas no se hacen, joder. Podías haber esperado, no sé, 30 añitos más, hasta el Mundial de baloncesto del 2038, donde nos habríamos retirado a lo grande cantando las excelencias de la selección española de los hijos de Gasol, Navarro, Calderón y compañía. Hubiese estado bien.
Un beso en la calva, compañero. Y sin que sirva de precedente y esta vez sin que me lo tengas que decir, lo reconozco públicamente: ¡Qué suerte he tenido de haberte conocido!












Hay 433 Comentarios

Aprenderemos de ti y nos repetiremos cada día que "La vida puede ser maravillosa", porque asi te hubiera gustado Andrés

Yo acabé algo cansado de sus retrasmisiones, pero curiosamente ya le echo de menos porque ha dado una alegría y un positivismo a las retrasmisiones que traspasado los propios medios y han sido capaces de cambiarnos un poco la vida. Una pena y muy buen artículo de Itu.

Precioso Itu.Desde Málaga, desde el trabajo, un lagrimón enorme ha caído al leer tu despedida y los comentarios de tanta gente que tuvimos la suerte de disfrutarlo aunque sea vía televisión/radio.Tengo un nudo en la garganta que es como si un familiar se me hubiera ido. No sé si le hubiera gustado tanto revuelo, pero se lo merece.Saludos y abrazos a todos los que lo sentimos como nuestro.

Bonita despedida. Sincera. Andrés Montes me ha acompañado (más bien a mi esposo) muchas tardes de mi vida. La B.S.O de mis estudios tardíos. Hizo una apuesta creativa por personalidad marcada y le salió bien, o al menos eso quiero creer. Internet es la democracia y no sirven las manipulaciones de datos. El fallecimiento de Andrés Montes fue durante todo el sábado la noticia más leída. Sería por algo. ¿No?. Buen viaje, sr. Montes.

¡No podía ser menos!También lo echaremos de menos; incluso verlo en sus paseos por Coruña.Mi abuela decía:"triste las horas de las alabanzas",... sobre todo ahora por parte de algunos.Pero lo importante, él en ciertos momentos nos pellizcó el corazón, ¡gracias por tus trasmisiones de baloncesto!

Pues despues de todo lo que ha dicho Itu, no queda mucho mas que decir. Lagrimas desde Malaga. Un abrazo.

Descanse en paz. Gracias por todos los buensos ratos que nos has hecho pasar. Aunque a veces nos riéramos pensando en lo loco que estabas cuando escuchábamos tus frasecitas, lo cierto es que con tu muerte, parte de nosotros se va contigo... Porque la VIDA aunque como tu mismo decías PUEDA SER MARAVILLOSA, ya no lo será tanto sin personas humildes como tú que nos acompañen en ella.Mi más sincero pésame a la familia.GRACIAS POR TODO ANDRÉS !!!!!

Estoy contigo 100% Esto no se hace :(

Me ponía de los nervios... ¿porqué no decirlo?. Algunas veces veía el fútbol por la tele y lo escuchaba por la radio. Pero esa es la grandeza de la gente, no dejar indiferente al que escucha. No era como esos tíos que ni sabes como se llaman ni en cadena retransmiten los partidos. A pesar de que con tanto mote alguna vez llegué a pensar que jugaban 30 contra 30, hay que reconocer el carisma de este hombre y la pasión que le ponía a las cosas. Es una pena, la gente auténtica, diferente, que no entra por el aro aunque eso suponga llevar una pajarita horrible, no debería irse y menos de esa manera. Aunque yo no fuese su fan, eso no se hace, coño.

Palomero, no se como lo haces, pero cuando no me haces reir me pones el nudo en la garganta. Y en eso os pareceis montes y tu. Gracias a ambos por tantos buenos ratos.

Qué elegancia[:|]

Grande Itu. Para los fans de Andrés que no tuvimos la suerte de conocerlo en persona este tipo de escritos se agradecen.Gracias

Como otros lectores de tu blog, estaba deseando leer tus palabras respecto a Montes y la verdad que ha sido lo mejor que he leido de esta triste noticia.Hablas claro, sincero, y como piensas, no se pero me has puesto los pelos de punta.Le hecharemos mucho de menos, y cuando llegue el mundial de Turquia y no escucharle a el sera muy triste.Nunca te olvidaremos MOntes y tu frase de La vida puede ser maravillosa, que verdad es.

Escribes muy bien. Mejor que jugabas a baloncesto. Gracias por expresar con palabras lo que a otros se nos queda en el cuerpo. El espectáculo tiene que continuar... aunque no sé con quien. Andrés único.

Para un no creyente como yo lo más similar que hay al cielo de los creyentes es el buen recuerdo que deja la gente que se va a la gente que se queda. Yo no he conocido personalmente a Andrés. Pero he conocido a un Andrés que por la tele me decía que la vida puede ser maravillosa, con quien he compartido una de mis grandes aficiones, el basket (y que no me escuchaba por más que le gritaba desde el sofá de mi casa, pero a veces tampoco yo escucho a mi mujer cuando me habla y es lo que más quiero en esta vida).En fin, Andrés, muchas gracias por todo y no dudes en hacerme sonreir desde el recuerdo.Un fuerte abrazo Itu, espero que a tí te haga sonreir desde ya.

He de confesar que Andres tambien podia ser un autentico dolor de huevos desde el otro lado de la pantalla, porke no era un tio facil. Los tios faciles acostumbran a moverse bien en sociedad, nadie declara ni comparte criticas sobre ellos, se mantienen en esa linea invisible en la que no salpican a nadie, en definitiva, no te puedes fiar de ellos y encima son aburridos. Andres pertenecia a otra clase de persona, pertenecia a la clase de persona que te puedes pasar largo tiempo sin aguantar, pero que el dia que se va, y en una actitud completamente egoista, lo unico que quieres es oir su voz de nuevo. Juanma Iturriaga, gracias por este ejercicio de honestidad, nos has tocado.

Gracias.Siempre un poco de alegria un poco de emoción y un poco de ironía.Mucha suerte.

Ver un partido con Montes era como tener a un amigo en el salón, una forma de estar con los amigos cuando no lo estabas, o de tener a otro amigo cuando si lo estabas.Se te echara de menos!!!Como te gusta!!!

Se me saltan las lágrimas. Qué palabras más bonitas las de un amigo y lo difícil que habrá sido escribirlas.

Mi hijo Igor tiene un mes y su hermano de 5 años le suele decir cuando llora muy fuerte !QUÉ HUEVOS TIENES IGOR¡ y soltamos una carcajada.En casa la noticia de la muerte de Andrés nos ha dejado esa frase, pero ahora no nos sale reírnos tan fuerte porque nos acordamos de la persona que la dijo...los amantes del baloncesto te añoraremos, los de fútbol quizá no tanto, pero nadie pondrá en duda que eras un tipo diferente y así quisiste dejarnos.Un abrazo, Itu,...

Andrés, crack, hasta siempre.Gracias Itu... Un abrazo.

...pues no sé que poner. Una tristeza brutal es la que tengo encima... mi estado de ánimo es muy bajo. Me ha tocado la patata, la noticia y el blog... que injusta es la vida, yo pensaba que la gente como Andrés nunca se va, pero es que la vida es jodida hasta decir basta....Siempre he dicho que Andrés bordaba las retrasmisiones de basket pero que, personalmente, no me gustaba en las de futbol. Que recuerdos aquellos partydos de W. Earp, Aerolineas 23, melodia de seducción, ...etc... madre mía, no me lo puedo creer... Año 1 despues de R. Parish... y a partir de hoy año 1 despues de A.Montes...... ¿por que todos los jugones sonrien igual? ...Un saludo Itu,

Nunca volveran a ser lo mismo los partidos , consiguio que toda la familia nos reunieramos para verlos, nos gustase o no el futbol, o el basquet, sus comentarios ( vuestros comentarios) nos hacian pasar un rato estupendo juntos,gracias.

Aunque se lo único que tenemos la vida, no vale nada. Tal vez por eso puede ser maravillosa. Grannde Itu, yo moriría muy tranquilo sabiendo que dejo amigos capces de escribirme así. Salu! Montes

Gracias Itu, por describirnos a ese Andres que esta detras de las camaras, a ese Andres mas desconocido pero igual de grande.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0168e4edc422970c

Listed below are links to weblogs that reference Joder Andrés, esto no se hace:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

El palomerismo es toda una filosofía de vida que se basa, como la termodinámica, en tres principios. El de la eficiencia: “Mínimo esfuerzo, máximo rendimiento”. El del aprovechamiento. “Si alguien quiere hacer tu trabajo, hacerte un regalo o invitarte a comer, dejale”. Y el de la duda: “Desconfía de los que no dudan. La certeza es el principio de la tiranía”. A partir de ahí, a divertirse, que la seriedad es algo que ahora mismo, no nos podemos permitir.

Sobre el autor

Juanma López Iturriaga

Básicamente me considero un impostor. Engañé durante 14 años haciendo creer que era un buen jugador de baloncesto y llevo más de 30 años logrando que este periódico piense que merece la pena que escriba sobre lo que me dé la gana. Canales de televisión, emisoras de radio y publicaciones varias se cuentan entre mis víctimas, he logrado convencer a muchos lectores para que comprasen mis libros y a un montón de empresas que me llaman para impartir conferencias. Sé que algún día me descubrirán, pero mientras tanto, ¡que siga la fiesta!

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal