El Palomero

Joder Andrés, esto no se hace

Por: EL PAÍS

18 oct 2009

Joder negro, estas cosas no se hacen a los amigos. Uno no se va de repente, sin avisar, un viernes por la noche cualquiera, dejándonos hechos polvo. Pero tampoco me debería extrañar. Lo tuyo nunca fue seguir un guión. Ni mucho menos ser políticamente correcto. Y es que, perdona que te lo diga ahora, pero siempre has sido un bicho raro. “Iturriaga, escucha, que es que yo con 10 años, iba en el autobús en Madrid, ¡y era el único negro!”, solías contarme año tras año en nuestras interminables comidas y cenas de gira por esos mundos de dios. Quizás te debió marcar esto, o quizás no, pero el caso es que nunca has sido un personaje “clasificable”. Por muchas razones. Desde las profesionales hasta las personales. Desde tu estilo de retransmitir los partidos hasta esas pajaritas que me llevabas y de las que te sentías tan orgulloso. ¡Y luego no querías que te reconociesen!.
Tío, Andrew, ¿ahora qué hacemos sin tí? La gente quiere saber cómo eras detrás de las cámaras, si era verdad que la vida puede ser maravillosa, de dónde sacabas los apodos, si estabas deprimido por lo de la Sexta y muchas cosas más. Porque no veas la que se ha montado. Algún homenaje y más de una declaración de esas que empiezan con “yo fuí muy amigo” te habrían molestado sobremanera, pues la hipocresía nunca la toleraste bien, pero me refiero sobre todo a Internet. Han hecho un montón de vídeos en tu memoria, algunos de ellos sentidos de verdad.Te hubiese encantado. O igual tampoco. Porque nunca supe muy bien cómo llevabas esto de la fama. Por un lado despotricabas de casi todo lo relacionado con ella. De los pelmazos que cuando pasabas te gritaban ¡tiki-taka!, o los que podían estar todo el partido gritando ¡Andrés, Andrés!, a pesar de verte con los auriculares puestos y hablando sin parar. De tenerte que parar cien veces a firmar autógrafos y sacarte fotos. Pero por otro lado, todos los que andábamos alrededor tuyo estábamos seguros de que en el fondo, te gustaba cantidad.
Y eso te pasaba con muchas cosas. Eras como algunos entrenadores, que dicen no leer la prensa pero saben todo lo que escribe. Las audiencias te daban igual pero te las sabías de memoria. Te daba supuestamente lo mismo hacer fútbol, baloncesto o petanca, como una vez dijiste en una rueda de prensa (¡olé tus huevos!) pero éramos capaces de discutir sobre cualquier tema baloncestístico con una pasión inaccesible para alguien que no sienta este deporte. Preconizabas un mensaje optimista con lo de que la vida puede ser maravillosa y a veces te costaba demasiado disfrutarla. Tampoco me extraña, pues la has pasado muy putas. Con tu salud, con tu separación, con no poder tener a tus hijos siempre a tu lado. Cuando te dijeron que no ibas a retransmitir más el fútbol en la Sexta te hiciste el duro. Pero estabas jodido. Muy jodido. Lo estuviste todo el Eurobasket de Polonia. Decías que te daba igual pero te sentiste engañado y maltratado. Aún así, no se te notó en antena. Y fuiste capaz de despedirte con una elegancia sobresaliente cuando el cuerpo te pedía dar un buen portazo.
Sabes que te voy a echar de menos. A tus cosas buenas y también a las que no eran tanto, porque reconoce que a veces eras un auténtico dolor de huevos. Quizás en todas estas dualidades estaba la razón de tu magnetismo. De tu capacidad para atraer la atención, para ser escuchado, para salirte con la tuya casi siempre en los viajes, para hacernos reír una y otra vez con “las cosas de Montes”.
No sé durante cuánto tiempo seguirás siendo noticia. Teniendo en cuenta los tiempos que corren, supongo que no mucho. Pero no te preocupes. Gente como César, Daimiel, Epi, el Lagarto o yo mismo te vamos a llevar con nosotros. Y no seremos los únicos. Tu amigo Mikel, mi hijo, también lo hará. Para él estás asociado para siempre a Tokio, donde conseguiste que nos cambiaran de hotel y nos llevasen al Park Hyatt de la película Lost in Translation. Allí, todos juntos, pasamos una de las mejores semanas de nuestras vidas, a pesar de tus dificultades para hacerte entender y que te trajesen el agua sin gas y con hielo, pero no el hielo en el agua, sino en un vaso aparte. ¡Cómo lloraba el viernes Mikel cuando se enteró!
Y es lo que te decía al principio. Estas cosas no se hacen, joder. Podías haber esperado, no sé, 30 añitos más, hasta el Mundial de baloncesto del 2038, donde nos habríamos retirado a lo grande cantando las excelencias de la selección española de los hijos de Gasol, Navarro, Calderón y compañía. Hubiese estado bien.
Un beso en la calva, compañero. Y sin que sirva de precedente y esta vez sin que me lo tengas que decir, lo reconozco públicamente: ¡Qué suerte he tenido de haberte conocido!












Hay 433 Comentarios

...Un abrazo Itu...

En mi caso, Montes entró en mi vida por casualidad, haciendo zapping descubrí esa voz cobriza que llamaba Cocodilo Dundee a Luc luc Longley, que decía que Steve Kerr era Wyatt Earp y que cuando alguien se marcaba un triple era un ratatatata. Y qué decir de las piedras que lanzaba Saquille O'Neal o de cómo aerolíneas Jordan ganaba él solito la final del 98 entre Bulls y Jazz. Que la vida puede ser maravillosa, al ritmo del sonido de la Motown.Ese ambiente de música negra, baloncesto del bueno y esa generosidad emocional que hacía que no pudieses escapar al magnetismo de esa atmósfera. Escucharle era como oir a Truffaut o a Giuseppe Tornatore hablando del cine de su infancia.Amigo Iturriaga (sí, ese que decías que en tu vida habías hecho de 0 a 1 mates a lo largo de tu carrera pero que no lo recuerdabass bien, lo dijiste en el mundial de Japón), un abrazo fuerte. Eternamente Montes.

Itu, estaba esperando leerte. Por la parte que te toca: lo siento. Gracias por lo que pones de tu parte, ahora y antes, cuando él lo sentía de verdad, yo diría que ese beso o caricia que le haces en las últimas imágenes, las de la despedida del campeonato de Europa, resumen todo lo que has escrito más arriba. Seguiremos leyéndote y oyéndote, algunos necesitamos ojos suplementarios para entender más algunos deportes.

UN TEXTO SENTIDO Y SINCERO.EL SEÑOR MONTES SEGURAMENTE QUERRÁ QUE SIGAMOS VIENDO LA VIDA COMO ALGO MARAVILLOSO.

Gracias Itu por permitirnos conocer un poco más a un genio con otro de tus grandes artículos.

Juanma, grande el texto que has escrito. Desde dentro. Gracias por compartirlo con todos nosotros. Seguro que le ha llegado de alguna manera a Andres.Un abrazo.

lloro por ti nunca te conoci pero te quiero eras como alfahui

Gracias Itu por mostrar tu dolor.No hay mejor homenaje para Andres.Siempre consiguió hacerme reir,contara lo que contara.Descanse en paz.Y seguro que cuando nuestro Atletico gane una liga,una copa de europa o un derbi"algo se movera al sur de la ciudad"y en "el paseo marítimo de la castellana"las gaviotas sonreiran con pajarita.

Itu, eres un crack. Mucho animo y un abrazo fuerte de verdad. Supongo que estará siendo muy duro para ti. Me he emocionado algo leyendo tu blog. Y para Andres, que decir. Sobran las palabras. Gran parte de estos años inimaginables de Basket han sido tambien gracias a él. "la vida puede ser maravillosa pero hay veces que uno se lleva grandes golpes"

He estado entrando a El País cada hora para ver si habías escrito ya en el blog, ansiaba leer tus palabras porque intuyo que va a ser el mejor homenaje que voy a leer sobre Andrés Montes, rebosando cariño y respeto, haciéndolo todavía mas cercano, con su vaso de agua sin gas y el hielo en otro vaso. Gracias Itu y gracias Andrés. Que divertido ha sido ver baloncesto con este señor, no creas, a veces me sacaba de quicio, pero como os eché de menos en la semifinal de este eurobasket de este año, yo en Escocia, con el portátil en el Bed & Breakfast viendo en partido por un canal on-line rumano, y faltaba algo, no se ganó igual, erais vosotros y sobre todo Andrés Montes, 20 años oyéndole son muchos, dos días a la semana entra en tu casa, te habla, y le coges cariño. Siempre recordaré tras un rebote de Felipe Reyes en este eurobasket el "lo tengo que decir, lo tengo que decir, FELIPE, QUE COJONES TIENES!!!! hala, ya lo he dicho". Genial y único. Descansa en paz.

Pues eso, y mucho. Chao Andrés.

Gracias Itu, por poner palabras a nuestra tristeza. ¡Paseando a Miss Daisy!....jo, que genio!!!!

Excepcional Itu... Gracias por tu sinceridad y tus palabras. Hasta siempre Montes.

Un abrazo, Juanma. Bien fuerte.

Itu, eran tus palabras las que ansiaba leer, y no todas las noticias y condolencias del resto de famosos. Quería saber qué escribías sobre Andrés... y me ha encantado. No era lo que me esperaba y quizás por eso me ha encantado.Ánimo, sé que lo necesitas. Hasta yo en estos momentos, y ni siquiera lo conocía en persona. Creo que sigo sin creerme del todo que esto sea verdad. Un saludo

Un abrazo, Juanma. Bien fuerte.

Fuerza a su familia y amigos. La vida sigue siendo maravillosa, disfrutémosla día a día...

Bien Iturriaga, pero creo que aun mas claro, nunca debio dejar el plus para pasarse a la sexta y que aprovecharan su tiron comentando el futbol aunque reconozco que el y Salinas formaban un tandem genial. Le recordaremos

Gracias por esos párrafos Iturriaga. Se ha ido una persona entrañable, un ídolo, un crack, un auténtico genio que ha sabido teñir sus retransmisiones de emotividad y alegría. Su recuerdo nos hará la vida más maravillosa.

Con veintipocos años, entre tema y tema de procesal, que se me atravesaban y se me atrevesaban, descubrí a Anthony Daimiel y Andrés Montes comentando partidos y partidos de la NBA por Sportmanía. Era un rollo super especial, que iba mucho más allá del baloncesto, pero con mucho baloncesto. Había Estados Unidos, con cafeterías en Portland, mormones en Utah, magia en NY (siempre predilecta, pero con Samuray Candy no era suficiente). Había risas, había anotaciones al margen... Era salir de mi pequeño cuarto, en un pueblo pequeño y unos estudios sin gusto para dejarme llevar de tu mano. Van Morrison sonaba de fondo. GRACIAS, Andrés

¡Cuánta pena!

Son muchos años en vela viendo cientos de partidos NBA y también con los partidos de la selección. Hasta siempre amigo, te vamos a echar de menos

Ya me estoy imaginando la que se va a liar en el cielo cuando Andrés se encuentre allí con Espartaco, ET, Humphrey Bogart, Curtis Mayfield, Marvin Gaye, Martin Luther King, Fernando Martín, Frank Sinatra, Marlon Brando, Mao, Ghandi, Tierno Galván, Drazen Petrovic...[8o]

Andres, darte las gracias por tantos buenos momentos de baloncesto, tu has sido el auténtico jugón todos estos años de retrasmisiones, simplemente gracias, y decirte que no te vas porque siempre estarás en el recuerdo de la gente. Y por cierto, tenías razón, la vida puede ser maravillosa

Saludos Itu, estoy jodido porque he crecido con este personaje unico e intrasferible desde los tiempos que retransmitia basket con Siro Lopez en Antena 3 radio con Garcia, me gusta le gente diferente, con personalidad y que no crea indiferencia como era el bueno de Andres, yo creo Itu que tu tambien aunque no lo creas eres tambien de ese club de tipos con caracter y personalidad, te mojas sobre la forma de ser de Andres y eso es gratificante ya que siempre que fallece alguien hay mucho peloteo, saludos jugon y la vida puede ser maravillosa.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0168e4edc422970c

Listed below are links to weblogs that reference Joder Andrés, esto no se hace:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

El palomerismo es toda una filosofía de vida que se basa, como la termodinámica, en tres principios. El de la eficiencia: “Mínimo esfuerzo, máximo rendimiento”. El del aprovechamiento. “Si alguien quiere hacer tu trabajo, hacerte un regalo o invitarte a comer, dejale”. Y el de la duda: “Desconfía de los que no dudan. La certeza es el principio de la tiranía”. A partir de ahí, a divertirse, que la seriedad es algo que ahora mismo, no nos podemos permitir.

Sobre el autor

Juanma López Iturriaga

Básicamente me considero un impostor. Engañé durante 14 años haciendo creer que era un buen jugador de baloncesto y llevo más de 30 años logrando que este periódico piense que merece la pena que escriba sobre lo que me dé la gana. Canales de televisión, emisoras de radio y publicaciones varias se cuentan entre mis víctimas, he logrado convencer a muchos lectores para que comprasen mis libros y a un montón de empresas que me llaman para impartir conferencias. Sé que algún día me descubrirán, pero mientras tanto, ¡que siga la fiesta!

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal