El Palomero

Joder Andrés, esto no se hace

Por: EL PAÍS

18 oct 2009

Joder negro, estas cosas no se hacen a los amigos. Uno no se va de repente, sin avisar, un viernes por la noche cualquiera, dejándonos hechos polvo. Pero tampoco me debería extrañar. Lo tuyo nunca fue seguir un guión. Ni mucho menos ser políticamente correcto. Y es que, perdona que te lo diga ahora, pero siempre has sido un bicho raro. “Iturriaga, escucha, que es que yo con 10 años, iba en el autobús en Madrid, ¡y era el único negro!”, solías contarme año tras año en nuestras interminables comidas y cenas de gira por esos mundos de dios. Quizás te debió marcar esto, o quizás no, pero el caso es que nunca has sido un personaje “clasificable”. Por muchas razones. Desde las profesionales hasta las personales. Desde tu estilo de retransmitir los partidos hasta esas pajaritas que me llevabas y de las que te sentías tan orgulloso. ¡Y luego no querías que te reconociesen!.
Tío, Andrew, ¿ahora qué hacemos sin tí? La gente quiere saber cómo eras detrás de las cámaras, si era verdad que la vida puede ser maravillosa, de dónde sacabas los apodos, si estabas deprimido por lo de la Sexta y muchas cosas más. Porque no veas la que se ha montado. Algún homenaje y más de una declaración de esas que empiezan con “yo fuí muy amigo” te habrían molestado sobremanera, pues la hipocresía nunca la toleraste bien, pero me refiero sobre todo a Internet. Han hecho un montón de vídeos en tu memoria, algunos de ellos sentidos de verdad.Te hubiese encantado. O igual tampoco. Porque nunca supe muy bien cómo llevabas esto de la fama. Por un lado despotricabas de casi todo lo relacionado con ella. De los pelmazos que cuando pasabas te gritaban ¡tiki-taka!, o los que podían estar todo el partido gritando ¡Andrés, Andrés!, a pesar de verte con los auriculares puestos y hablando sin parar. De tenerte que parar cien veces a firmar autógrafos y sacarte fotos. Pero por otro lado, todos los que andábamos alrededor tuyo estábamos seguros de que en el fondo, te gustaba cantidad.
Y eso te pasaba con muchas cosas. Eras como algunos entrenadores, que dicen no leer la prensa pero saben todo lo que escribe. Las audiencias te daban igual pero te las sabías de memoria. Te daba supuestamente lo mismo hacer fútbol, baloncesto o petanca, como una vez dijiste en una rueda de prensa (¡olé tus huevos!) pero éramos capaces de discutir sobre cualquier tema baloncestístico con una pasión inaccesible para alguien que no sienta este deporte. Preconizabas un mensaje optimista con lo de que la vida puede ser maravillosa y a veces te costaba demasiado disfrutarla. Tampoco me extraña, pues la has pasado muy putas. Con tu salud, con tu separación, con no poder tener a tus hijos siempre a tu lado. Cuando te dijeron que no ibas a retransmitir más el fútbol en la Sexta te hiciste el duro. Pero estabas jodido. Muy jodido. Lo estuviste todo el Eurobasket de Polonia. Decías que te daba igual pero te sentiste engañado y maltratado. Aún así, no se te notó en antena. Y fuiste capaz de despedirte con una elegancia sobresaliente cuando el cuerpo te pedía dar un buen portazo.
Sabes que te voy a echar de menos. A tus cosas buenas y también a las que no eran tanto, porque reconoce que a veces eras un auténtico dolor de huevos. Quizás en todas estas dualidades estaba la razón de tu magnetismo. De tu capacidad para atraer la atención, para ser escuchado, para salirte con la tuya casi siempre en los viajes, para hacernos reír una y otra vez con “las cosas de Montes”.
No sé durante cuánto tiempo seguirás siendo noticia. Teniendo en cuenta los tiempos que corren, supongo que no mucho. Pero no te preocupes. Gente como César, Daimiel, Epi, el Lagarto o yo mismo te vamos a llevar con nosotros. Y no seremos los únicos. Tu amigo Mikel, mi hijo, también lo hará. Para él estás asociado para siempre a Tokio, donde conseguiste que nos cambiaran de hotel y nos llevasen al Park Hyatt de la película Lost in Translation. Allí, todos juntos, pasamos una de las mejores semanas de nuestras vidas, a pesar de tus dificultades para hacerte entender y que te trajesen el agua sin gas y con hielo, pero no el hielo en el agua, sino en un vaso aparte. ¡Cómo lloraba el viernes Mikel cuando se enteró!
Y es lo que te decía al principio. Estas cosas no se hacen, joder. Podías haber esperado, no sé, 30 añitos más, hasta el Mundial de baloncesto del 2038, donde nos habríamos retirado a lo grande cantando las excelencias de la selección española de los hijos de Gasol, Navarro, Calderón y compañía. Hubiese estado bien.
Un beso en la calva, compañero. Y sin que sirva de precedente y esta vez sin que me lo tengas que decir, lo reconozco públicamente: ¡Qué suerte he tenido de haberte conocido!












Hay 433 Comentarios

Itu, creo que mucha gente al enterarse de la muerte de Andrés sintió parte del dolor que transmites en tu artículo, un dolor que fundamentalmente tenéis sus mas allegados, pero que esencialmente se encuentra en todos los que admirábamos su forma de ser.DEP jugón!

Si Itu se siente tan Jodido, yo no quiero saber como estará Daimiel...

Grande Iturriaga....Hipocresia hay por todas partes...Los 5 minutos que charle con el en su portal un dia del pasado curso baloncestistico me demostraron lo cercano que era...me senti por una vez en la vida como Daimiel...hablando de mi padre ( ex-boxeador de la epoca grande de este pais) se me caia el alma al suelo. Yo tambien puedo decir eso de Que suerte he tenido de haberte conocido...auque solo 5 minutitos de una fria tarde de invierno...

[8o]Madrugones de los sabados para ver la NBA y mi padre flipando

Gracias Itu, ha sido lo mejor que he leido estos dias, y he leido mucho. Andrés se merece este articulo, aunque tengas toda la razón del mundo. Andrés, esto no se hace! DEP

Muy buenas palabras Itu, una despedida perfecta.

Entre sollozos escribo estas palabras..y es la pirmera vez q me pasa, nunca antes habia llorado por alguien al q no conozco en persona y supongo q será por lo peculiar y cercano de este personaje llamado andres montes...Y es verdad Epi!no he encontrado un homenaje sentido y sincero en todos los medios excepto aqui, tus palabras nos acercan todavia un poquito mas a Andres y se agradecen mucho..Cuanta gente habrá q diga:joer q pena q se ha muerto el del tiki-taka, cuando al principio le ponian verde por confundir a messi con ronaldinho y decian q no tenia ni idea de futbol;pues a lo mejor es verdad q su fuerte no era el futbol ,si no el basket(como todos sabemos),pero se esforzaba como el q mas para entenderlo y se empapaba de sabiduria al lado de valdano, el capitan narvaez y como no....salinas!!.....como tu bien dices:!cuanta hipocresia!Echaremos de menos esa forma de amenizar el mas aburrido de los partidos,esa voz rasgada con aquel tono caracteristico, ese look con esas pajaritas(del club de Melrose Place !como el diria) todo eso, los q realmente le admiramos lo echaremos de menos.Por q eres tan bueno McGrady?? se preguntaba una y otra vez siempre q T-Mac liaba alguna de las suyas, yo ahora me pregunto : Por q eras tan bueno Andres? Ahora ya sabemos q es la vida sin los jugones, por q tu si tenias la autentica sonrisa del jugon y claro q la vida puede ser maravillosa ,contigo lo era,pero aora se nos antojara un poquito mas dificil entonar esa frase tan optimista y llena de ilusionQue suerte hemos tenido todos de poder oirte y escuxar todos estos años,grande Montes! menuda putada nos has echo, estate orgulloso de lo bien q has echo tu trabajo y de la huella q dejas a todos aquellos aficionados al baloncestoHasta siempre Crack!!!! Good Vibrations..Y gracias Epi un abrazo fuerte.

Señor Iturriaga:Hacía tiempo que no leía algo tan bonito y tan bien escrito.Un fuerte abrazo y mi más sentido pésame por su pérdida

Porque todos los jugones sonrien igual?

Lo siento... hemos vivido las páginas más hermosas del baloncesto de la mano de Andrés Montes, en sus retransmisiones de la NBA con Daimiel, contigo, Itu, con la selección... una pena para sus amigos. Nos quedan los recuerdos,a los demás, de momentos de alegría e ilusión, de nervios y zozobra viéndoos y escuchándoos mientras jugaba un equipo que nos emociona... y ya no será lo mismo... la vida es una putada

Gran artículo. El sentimiento puesto te pone la carne de gallina. Gracias Itu y, aunque me resisto, me revelo y me jode, adios Andrés.

Lo siento muchisimo, el baloncesto en casa ya no será lo mismo, pero ¡la vida puede ser maravillosa!Un abrazo Itu.

Gracias por plasmar en palabras lo que tantos pensamos. Hasta siempre Andrés

buen blogg, me gustaría que aclarases un poco vuestra relación en las retransmisiones. cómo se tomaba él tu manera de ser, había siempre buen rollo porque yo intuía algo de pique porque vuestros caracteres eran muy muy distintos. De hecho, aunque es evidente por tus palabras que fuera os llevabáis muy bien, siempe tuve la sensación que mientras retrasmitiais no había demasiado buen rollo y que tu caracter ácido e irónico no terminaba de sentirse cómodo. A Andres se le echará de menos, la vida es dura y también maravillosa y suele cebarse con la gente que sufre

Simplemente, MOntes, somos muchos los que te recordaremos. Un fuerte abrazo alli donde estes.

Genial Itu, genial!Sencillo y sentido

Por qué se va la gente con talento? Andrés me hizo disfrutar con sus transmisiones de baloncesto y logró que después de muchos años volviera a ver fútbol en televisión. Gracias por desdramatizar un deporte tan maravilloso como el fútbol y dejar tu sello. Y a los que no les gustaba Andrés Montes lo único que les puedo decir es que tienen un problema, que no saben admirar las cosas buenas de la vida, y la gente con talento es para admirarla. Yo no envidio a los que tienen dinero, envidio a los que tienen talento. Gracias Andrés por ser como eres y por habernos hecho pasar tantos buenos momentos. Lo bueno de que te hayas ido ahora es que siempre te podremos tener en el recuerdo, ya que en Internet se han quedado tus vídeos y seguiremos disfrutando de ti. Lo malo, que los jugadores de baloncesto y de fútbol de próximas generaciones no tendrán la gran suerte de que un hombre como tú les ponga un apodo. Y gracias a Iturriaga por este artículo que siempre guardaré.

cuando m entere de la noticia, te prometo que me quede dolido, no he llorado a moco tendido pero si que alguna que otra lagrima eche.no lo conocia en persona pero andres era de esas que te cala hondo.mis amigos y yo estamos jodidos por la perdida, no va a ser lo mismo las retransmisiones a partir de ahora.su motes, sus cantos, sus frases y sobretodo su devocion hacian que el partido mas peñazo se convirtiera en algo entretenido.me ha encantado tu post Itu,solo puedo decir dos cosas, mucho animo a todos sus seres queridos y que gracias a gente como andres, la vida no puede, es maravillosa

Gracias, Juan Manuel. Debe tener algo de catarsico, o ritual, pero desde que me enteré de la noticia, he estado esperando tu "carta" en el blog. Porque siempre pienso en los que se quedan, que es mas certero que elucubrar sobre los que se van. E igualmente me he sorprendido a mi mismo, por dolerme y pensar en echar de menos a un profesional, que desde que me engancahara en las madrugadas de la NBA, fue provocando en mi un hartazgo creciente, hasta resultarme cansino y pesado. Como dices que no transigia con la hipocresía, es mi respeto el decirlo así. Nunca pensé que su irrevocable despedida ahora me hiciera añorarle. Ánimo en tu vacío; ayudanos a llenarlo. Un abrazo

Estaba esperando desde que se supo la noticia tu comentario en la web, como me esperaba, muy bien escrito."¿Por qué todos los jugones sonríen igual?"

No, no se hace... Aún se me encoje el estómago. No me lo termino de creer. Un genio se ha ido. Hasta siempre, Andres.

Admito abiertamente y sin hipocresia que no me gustaban las retransmisiones de Campos. A una persona que no le gusta mucho el futbol si encima no se entera mucho ni de los nombres de los jugadores y esas cosas del futbol que se comparten con el marido, pues figurate....el caso es que cuando se despidio de la Sexta, me alegre poco, pense, "Coño, ahora si que me voy a aburrir", ahora que ya por fin era capaz de saber de quien hablaba cuando usaba un mote.....Vaya, cuando me entere de que habia fallecido, me lleve una tremenda sorpresa....y, a pesar de no gustarme, me lleve un pequeño disgusto....

Increiblemen sincero, el mejor de los homenajes que he leido hacía este gran genio, gracias de verdad Itu por contarnos esas experiencias. Un abrazo

Un gran tipo, nos dió una visión diferente de como retransmitir partidos de fútbol y de baloncesto, nunca lo conocí en persona, pero siempre me pareció una persona especial desde que comencé a ver las retransmisiones de la NBA con el Plus.Me llevé un enorme disgusto y sinceramente le echaré de menos.Hermosas palabras Itu, cuando el domingo vi varias veces su despedida de la Sexta como un señor, rodeado de Epi, Calderón y de tí, me sentí raro muy raro.Un abrazo para tí y un recuerdo para el Jugón. [:[]

Grande Itu... GRANDE

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0168e4edc422970c

Listed below are links to weblogs that reference Joder Andrés, esto no se hace:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

El palomerismo es toda una filosofía de vida que se basa, como la termodinámica, en tres principios. El de la eficiencia: “Mínimo esfuerzo, máximo rendimiento”. El del aprovechamiento. “Si alguien quiere hacer tu trabajo, hacerte un regalo o invitarte a comer, dejale”. Y el de la duda: “Desconfía de los que no dudan. La certeza es el principio de la tiranía”. A partir de ahí, a divertirse, que la seriedad es algo que ahora mismo, no nos podemos permitir.

Sobre el autor

Juanma López Iturriaga

Básicamente me considero un impostor. Engañé durante 14 años haciendo creer que era un buen jugador de baloncesto y llevo más de 30 años logrando que este periódico piense que merece la pena que escriba sobre lo que me dé la gana. Canales de televisión, emisoras de radio y publicaciones varias se cuentan entre mis víctimas, he logrado convencer a muchos lectores para que comprasen mis libros y a un montón de empresas que me llaman para impartir conferencias. Sé que algún día me descubrirán, pero mientras tanto, ¡que siga la fiesta!

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal