El Palomero

Joder Andrés, esto no se hace

Por: EL PAÍS

18 oct 2009

Joder negro, estas cosas no se hacen a los amigos. Uno no se va de repente, sin avisar, un viernes por la noche cualquiera, dejándonos hechos polvo. Pero tampoco me debería extrañar. Lo tuyo nunca fue seguir un guión. Ni mucho menos ser políticamente correcto. Y es que, perdona que te lo diga ahora, pero siempre has sido un bicho raro. “Iturriaga, escucha, que es que yo con 10 años, iba en el autobús en Madrid, ¡y era el único negro!”, solías contarme año tras año en nuestras interminables comidas y cenas de gira por esos mundos de dios. Quizás te debió marcar esto, o quizás no, pero el caso es que nunca has sido un personaje “clasificable”. Por muchas razones. Desde las profesionales hasta las personales. Desde tu estilo de retransmitir los partidos hasta esas pajaritas que me llevabas y de las que te sentías tan orgulloso. ¡Y luego no querías que te reconociesen!.
Tío, Andrew, ¿ahora qué hacemos sin tí? La gente quiere saber cómo eras detrás de las cámaras, si era verdad que la vida puede ser maravillosa, de dónde sacabas los apodos, si estabas deprimido por lo de la Sexta y muchas cosas más. Porque no veas la que se ha montado. Algún homenaje y más de una declaración de esas que empiezan con “yo fuí muy amigo” te habrían molestado sobremanera, pues la hipocresía nunca la toleraste bien, pero me refiero sobre todo a Internet. Han hecho un montón de vídeos en tu memoria, algunos de ellos sentidos de verdad.Te hubiese encantado. O igual tampoco. Porque nunca supe muy bien cómo llevabas esto de la fama. Por un lado despotricabas de casi todo lo relacionado con ella. De los pelmazos que cuando pasabas te gritaban ¡tiki-taka!, o los que podían estar todo el partido gritando ¡Andrés, Andrés!, a pesar de verte con los auriculares puestos y hablando sin parar. De tenerte que parar cien veces a firmar autógrafos y sacarte fotos. Pero por otro lado, todos los que andábamos alrededor tuyo estábamos seguros de que en el fondo, te gustaba cantidad.
Y eso te pasaba con muchas cosas. Eras como algunos entrenadores, que dicen no leer la prensa pero saben todo lo que escribe. Las audiencias te daban igual pero te las sabías de memoria. Te daba supuestamente lo mismo hacer fútbol, baloncesto o petanca, como una vez dijiste en una rueda de prensa (¡olé tus huevos!) pero éramos capaces de discutir sobre cualquier tema baloncestístico con una pasión inaccesible para alguien que no sienta este deporte. Preconizabas un mensaje optimista con lo de que la vida puede ser maravillosa y a veces te costaba demasiado disfrutarla. Tampoco me extraña, pues la has pasado muy putas. Con tu salud, con tu separación, con no poder tener a tus hijos siempre a tu lado. Cuando te dijeron que no ibas a retransmitir más el fútbol en la Sexta te hiciste el duro. Pero estabas jodido. Muy jodido. Lo estuviste todo el Eurobasket de Polonia. Decías que te daba igual pero te sentiste engañado y maltratado. Aún así, no se te notó en antena. Y fuiste capaz de despedirte con una elegancia sobresaliente cuando el cuerpo te pedía dar un buen portazo.
Sabes que te voy a echar de menos. A tus cosas buenas y también a las que no eran tanto, porque reconoce que a veces eras un auténtico dolor de huevos. Quizás en todas estas dualidades estaba la razón de tu magnetismo. De tu capacidad para atraer la atención, para ser escuchado, para salirte con la tuya casi siempre en los viajes, para hacernos reír una y otra vez con “las cosas de Montes”.
No sé durante cuánto tiempo seguirás siendo noticia. Teniendo en cuenta los tiempos que corren, supongo que no mucho. Pero no te preocupes. Gente como César, Daimiel, Epi, el Lagarto o yo mismo te vamos a llevar con nosotros. Y no seremos los únicos. Tu amigo Mikel, mi hijo, también lo hará. Para él estás asociado para siempre a Tokio, donde conseguiste que nos cambiaran de hotel y nos llevasen al Park Hyatt de la película Lost in Translation. Allí, todos juntos, pasamos una de las mejores semanas de nuestras vidas, a pesar de tus dificultades para hacerte entender y que te trajesen el agua sin gas y con hielo, pero no el hielo en el agua, sino en un vaso aparte. ¡Cómo lloraba el viernes Mikel cuando se enteró!
Y es lo que te decía al principio. Estas cosas no se hacen, joder. Podías haber esperado, no sé, 30 añitos más, hasta el Mundial de baloncesto del 2038, donde nos habríamos retirado a lo grande cantando las excelencias de la selección española de los hijos de Gasol, Navarro, Calderón y compañía. Hubiese estado bien.
Un beso en la calva, compañero. Y sin que sirva de precedente y esta vez sin que me lo tengas que decir, lo reconozco públicamente: ¡Qué suerte he tenido de haberte conocido!












Hay 433 Comentarios

Gracias por todo tios.Soy cojonudos.Hasta siempre,Andrés.

Conozco a Andrés desde sus retrasmisiones de la NBA. A mi marido le gustaba pero a mi me costó hacerme con su jerga apondando a los jugadores de basket y a la manera de jugar. Me convenció cuando criticaba la forma de jugar basada en la defensa "amarrategui" decía y tenía razón. Me hice incondicional de su manera de ser. Reconozco que a veces la mezcla de Itu y Montes podía ser demasiado, se agradecía el contrapunto de Epi. Recuerdo lo agridulce que fue ver su despedida de la sexta el día que ganamos la medalla de oro. Ya desde ese día le echamos de menos. Que descanses en paz.

Precioso articulo Itu. Palabras como estas,como las que he leido de Daimiel o las de Pau...son las que demuestran el tipo de persona que era Andres Montes. Un personaje unico e irrepetible.Tenia esperanzas de que volviera a dar la NBA junto a Daimiel, y contigo y Epi...pero esa esperanza se evaporo el viernes a eso de las 22'30h cuando lei la noticia. Y que curioso pq yo ahora me estoy leyendo Grandes Esperanzas de Dickens...Dicen y creo q es cierto, que los grandes deportes lo hacen grande los grandes jugadores. A mi me enganxaron al basqet aparte de grandes jugones (Iverson-McGrady-Carter-Jason Williams_Kobe-O'Neal...) otros dos jugones de primera: Montes y Daimiel...y despues disfrute de lo lindo con el trio calavera: MOntes-Itu-Epi, coincidiendo con la mejor generacion del basqet español (perdona Itu)Hasta siempre maestro, estes donde estes Un saludo muy cariñoso EpiPD: y si...que suerte que tuviste de haberlo conocido :)

Aquí uno más que llora recordando, gracias a tus palabras, a una persona que no conocí pero que me acompañó en las retransmisiones de baloncesto. Un abrazo a todos los que te conocían en persona, a los que te querían y estarán sufriendo tu ausencia. Descanse en paz.

DESDE QUE DEJÓ DE RETRANSMITIR LOS PARTIDOS DE FÚTBOL DE LA SEXTA, VEO LOS PARTIDOS CON EL VOLUMEN DE LA TELEVISIÓN QUITADO, YA QUE LOS COMENTARIOS NO ME LLAMAN LA ATENCIÓN.EN EL BALONCESTO ME PASA LO MISMO . ESOS COMENTARIOS HAN CREADO ESCUELA Y UNA FORMA DE RETRANSMITIR UN PARTIDO COMO NADIE HA SIDO CAPAZ DE HACERLO.ESPERO QUE HAYÁ DONDE ESTÉS, TÚS COMENTARIOS DEJARAN SORPRENDIDOS A TODOSTE ECHAREMOS DE MENOS

Muy buena reflexión Itu, la verdad que no hay mucho más que decir... solo: "la vida puede ser maravillosa" o no para todos? Yo creo q sí, siempr se puede hacer maravillosa...Descansa en paz Andrés Montes.

Nos deja un grande. Andrés Montes fue el que nos dio ese impulso más para creer en nuestra selección en el Mundial de Alemania. Con su alegría e ironía nos contagiaba a todos y nos contagiaba de lo maravillosa que puede ser la vida. Él nos animaba la fiesta del fútbol, nos hacía reir con sus piques con Salinas, nos hacía soltar carcajadas con los motes a los jugadores, y nos hacía vivir el fútbol desde un punto de vista más animado y de más alegría. Pocas veces antes habíamos reído tanto viendo un partido de fútbol. Quizás no era el más entendido de fútbol,pero lo disimulaba como nadie, y esos aprietos los saldaba con un chiste o una frase irónica que nos hacía a todos sonreir. Tras esto, llegó el éxito de nuestros chicos de oro en baloncesto, unos éxitos que el deporte español siempre recordará, y cada vez que veamos imágenes de esos éxitos, recordaremos esos comentarios de Andrés, y esa ironia para cantar triples, mates, `pinchos de merluza´, y más jugadas personalizadas por el gran locutor.Ahora ya no está con nosotros, pero todos le seguiremos recordndo en nuestros corazones, porque Andrés Montes ha marcado época, y estos últimos años, el fútbol y el baloncesto de La Sexta tienen nombre: ANDRÉS MONTES.No me quiero despedir sn transmitir mis condolencias a los familiares y seres queridos de Andrés, y darles todo mi apoyo y condolncias en estos momentos tan difícles.DEP ANDRÉS, SIEMPRE ESTARÁS EN NUESTROS CORAZONES.

Como decía mucho Andrés....¡¡ Sensacional !! ¡¡ Extraordinario !!Gracias Iturriaga por haber escrito esta maravilla. Nunca habrá nadie como Andrés Montes. Hasta siempre

Un abrazo Itu en estos momentos jodidos .Desde Castellón voy a echar de menos a ese equipo magnífico de comentaristas . En recuerdo de Andrés intentemos todos hacer de la vida algo maravilloso.

Itu tu comentario ha sido el mejor homenaje. Aproximadamente en el año 1985-88, en un partido de la selección que se jugaba a las 15.00 horas (no recuerdo ni el campeonato ni contra quien os enfrentabais) en el momento de salir a la cancha para iniciar el calentamiento, Andrés te acercó el micrófono sin que te dieras cuenta y se te escuchó decir "Que llenazo", porque estaba vacío el pabellón. Quién iba decir el en ese momento el tándem que formaríais veintitantos años despues. Aparte de alegría e ilusión habeis generado una corriente de optimismo y de humor alrededor del basket, y esas cualidades han sido mérito vuestro, junto al lagarto, Epi y Calderón. No quiero olvidarme de la etapa del Plus: junto con Segurola Computer(el mejor periodista deportivo) y Daimiel y sus "Crónicas en Rosa" he vivido la mejor etapa de la NBA(junto a la de Magic-Bird):las finales de Aerolineas Jordan,Pippen y el mejor Cruella de Vil Rodman. Esos partidos son impagablesAnimo Itu y siempre Montes

Gracias Itu... no habia llorado jamas por una persona q no conociese pero Andres sin haber sabido ni que yo existia ha sido como un amigo mas con el q me sentaba junto a él y daimiel a devorar partido tras partido de la NBA.Tenia la pequeña esperanza de ver un retorno probablemente imposible a la NBA con Daimiel.Pero guardare los grandes momentos que vivi con ellos.

Con los ojos llenos de lágrimas te digo, gracias Itu.Y tienes razón, coño Andrés, esto no se hace...

Un magnífico "contra ataque" de sentimientos, Itu. "Ya te digo".

Reconozco que cuándo oía tus retramisiones por tv, me ponías nerviosa (aunque pensaba: joder, es particular)pero el día que te conocí aunque brevemente (vinistes a radio nacional, te entrevistaba Manolo Fernandez para su programa La Terraza ) Manolo nos presentó,me distes la mano y me plantastes dos besos en las mejillas,el tacto de tu piel era suave,hablabais Manolo y tú, entonces el te dijo tranquilo es discreta,puedes confiar. No me suelo equivocar con las personas y al oirte hablar confirmé es un buen tipo.Cuando me enteré de tu muerte, lo primero que recorde no eras tú como profesional eras túcomo persona dandome ese beso y esa manos tan suaves de "mimosin ". Desde aquí felicito a todas las personas que te conocieron y disfrutaron de tu compañia y si te tienen de vez en cuando en su recuerdo, siempre sabrán: que la vida puede ser maravillosa.......hasta el infinito y más allá.

Simplemente UNICO !!!!!!!

Se ha ido un periodista diferente, genuino que te podía gustar o no, pero a los que nos gustaba esa forma de hacer el periodismo deportivo, puedo decir que siempre será un referente para los aficionados deportivos en especial del baloncesto. Gracias Andrés siempre recordaré esa frase de "tiempo de un Killer tiempo de Reggie Miller" Hasta siempre y un abrazo a todos en especial a A. Daimiel y Epi.

Muchísimas gracias Andrés, por todo lo que has significado para el baloncesto y el deporte en general.Y gracias también Itu por escribir lo que realmente el corazón te marcaba, los pelos de punta se me quedaron.Descanse en Paz, Andrés Montes.

Precioso Iturriaga, no se me ocurre otro calificativo. Un fuerte abrazo!

Descanse en paz un locutor único, con un estilo desenfadado, alegre y muy original. Andrés nos enriqueció con su gran experiencia adquirida durante muchos años del mundo baloncestístico, en el cuál disfrutaba y nos hacía disfrutar a todos.A nivel humano creo que hemos perdido más aún, pues se trataba de un profesional muy educado, jamás habló mal de nadie, respetuoso y que creó en todos los aficionados un cariño entrañable hacia su persona.Estoy triste porque se ha marchado una persona que era capaz de hacer feliz a todos los que estaban en contacto con él.Espero que el en el cielo, a partir de ahora la vida sea maravillosa.

Joder Itu, que putada. Parece que estás hablando con él y nosotros no podemos. Es de agradecer la naturalidad que manifiestas en estos momentos. Estaba oyendo a Michael Franks y su tema My Present, a la vez que leía tu artículo y la cosa estaba empezando a ponerse acongojonadora. Un sentido abrazo para todos los que como tú, lo echaremos de menos.

una carta preciosa, una despedida magnifica

Me ha encantado Itu, muchas gracias.

Una gran pérdida.Descanse en paz.

Joder tio he acabado llorando porque se nota que esta escrito con el corazón.

Esto ha sido un mazazo, los que disfrutábamos con sus retransmisiones vamos a echarlo mucho en falta. Parece que haya que morirse para que la gente le reconozca lo bueno que era. Lástima que los de la secta no se enteraran de lo querido que era Andrés por el pueblo.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0168e4edc422970c

Listed below are links to weblogs that reference Joder Andrés, esto no se hace:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

El palomerismo es toda una filosofía de vida que se basa, como la termodinámica, en tres principios. El de la eficiencia: “Mínimo esfuerzo, máximo rendimiento”. El del aprovechamiento. “Si alguien quiere hacer tu trabajo, hacerte un regalo o invitarte a comer, dejale”. Y el de la duda: “Desconfía de los que no dudan. La certeza es el principio de la tiranía”. A partir de ahí, a divertirse, que la seriedad es algo que ahora mismo, no nos podemos permitir.

Sobre el autor

Juanma López Iturriaga

Básicamente me considero un impostor. Engañé durante 14 años haciendo creer que era un buen jugador de baloncesto y llevo más de 30 años logrando que este periódico piense que merece la pena que escriba sobre lo que me dé la gana. Canales de televisión, emisoras de radio y publicaciones varias se cuentan entre mis víctimas, he logrado convencer a muchos lectores para que comprasen mis libros y a un montón de empresas que me llaman para impartir conferencias. Sé que algún día me descubrirán, pero mientras tanto, ¡que siga la fiesta!

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal