El Palomero

Más conspiraciones

Por: Juanma Iturriaga

05 mar 2014

Ch1274

Hace algo más de dos meses escribí un post titulado “Tiempo de conspiraciones”. Cuando uno se pone a opinar y salvo que tengas la autoestima de Aznar, el hombre que nunca se ha equivocado, siempre queda espacio para la duda sobre el acierto o no de las aseveraciones que viertes. Estas pueden aumentar o disminuir, según el tiempo te quite o no razón. En el caso de aquel post, las pocas que pude tener se disipan día a día. Un par de ejemplos de esta misma semana.

Tras el derby madrileño futbolístico, Cholo Simeone, entrenador colchonero, aseguró que “hay gente a la que no le gusta que estemos ahí” (supongo que se refería a la lucha por el título), sensación ratificada por algunos de sus jugadores, Juanfran ayer mismo sin ir más lejos. No es la primera ni la última vez que se utilizan estas tácticas como elementos de cohesión de los equipos. Al parecer no basta con la motivación que da la competición, el enfrentarte a los mejores en busca de tus objetivos. Hay que buscar algo más, y ahí en donde entramos en estos terrenos donde surgen figuraciones más o menos fundadas (su conexión con la realidad es lo que menos importa) que crean enemigos sin especificar cuyo objetivo es el acoso y derribo de tus esperanzas. Cuenta la leyenda que Fabio Capello entraba en el vestuario del Real Madrid con varios periódicos donde se criticaba a su equipo o donde no le daban opciones para ganar la liga. No sé si será o no verdad, pero seguro que no fue ni el primero ni el último. Mirar, mirar lo que dicen aquí, nadie confía en nosotros, venía a decir, estos se alegran cada vez que perdemos. El efecto a perseguir era tocar el orgullo de sus jugadores con la intención de convertir los partidos en cruzadas. No sólo está en juego tres puntos en cada uno de ellos, sino el orgullo, la autoestima, el darles en las narices a todos los que desconfían.

Segundo ejemplo. Desde hace ya un tiempo las declaraciones que llegan desde Barcelona están teñidas de todo tipo de teorías donde se mezcla lo deportivo con otras cuestiones. Leyéndolas, a veces de modo literal y otras entrelíneas, se adivina un mensaje que parece haber calado. Existen manos negras, actuaciones condicionadas, objetivos torticeros que buscan la desestabilización por caminos alejados de los deportivos. Aunque no lo comparta, entiendo que esto se produzca, pues cuando estás en el ojo del huracán, el sistema nervioso supera muchas veces nuestra zona racional. Un mundo tan emocional como el deportivo, sujeto a vaivenes descomunales y donde resulta tan difícil a veces mantener los pies en el suelo y las neuronas bien conectadas (lo digo por experiencia) resulta caldo de cultivo ideal para que los protagonistas entren en ese juego.

1393936106_215949_1393936598_noticia_normal

Lo que me parece incomprensible es que desde posiciones menos comprometidas surjan voces que alimenten estos devaneos conspiratorios. Y si una de esas voces es el secretario de estado para el deporte, comienzas un poco a alucinar. Como dijo Vicente del Bosque ayer, seguramente la intención de Miguel Cardenal con su artículo ha sido la de unir, la de reivindicar un club como el Barcelona, uno de los grandes referentes mundiales del deporte. Pero creo sinceramente que equivocó el cuando y el cómo.

Vivimos desde hace años inmersos en una crisis demoledora. Una situación creada en buena medida, según estamos viendo día a día, por la avaricia y la falta de escrúpulos de demasiada gente con responsabilidades políticas, económicas o de otras índoles. La aparición de chorizos y chorizadas parece no tener fin, lo que por lógica nos ha hecho muy sensibles (o al menos más sensibles que antes) a estas cuestiones donde el enriquecimiento propio ha sido el paradigma de actuación, por encima de cualquier otra cuestión, servicio público o administración de nuestros dineros incluidos. En este ambiente donde se está demostrando fehacientemente (y a pesar de los defensores de la transparencia, que son los que más impedimentos le ponen) que la corrupción ha campado a sus anchas durante demasiados años, se suceden las investigaciones sobre posibles delitos, como no podía ser de otra forma. El Barcelona, por ejemplo, ha sido protagonista últimamente de algún caso, como los impuestos de Messi o el culebrón del contrato de Neymar. No tengo ni idea de cómo terminaran, pero lo que no es de recibo y resulta difícil de asimilar, es que en plena investigación salga el secretario del deporte a reivindicar al club azulgrana como si se tratase de un abogado defensor personado en la causa y confundiendo churras con merinas. Aquí no se pone en cuestión al Barcelona, sino a determinadas infracciones que haya podido cometer. El Barça, como ningún otro club u organización, independientemente del significado e historia que tenga, está exento de estas posibles actuaciones. Y ahí entramos en otro terreno, el de la inmunidad del mundo del deporte, más concretamente del fútbol. Han sido tantos años haciendo de su capa un sayo, saltándose las normas, gastándose lo que no tenía y embarcándose en aventuras suicidas amparados en el apoyo social con el que cuentan, que todavía algunos creen vivir en un limbo legal.  

Cardenal comete, bajo mi humilde punto de vista, dos errores. El primero, dar recorrido a teorías conspiratorias, campañas difamatorias y operaciones de acoso y derribo, alimentando a aquellos que las proclaman a los cuatro vientos. El segundo, poner la mano en el fuego porque la actuación del club blaugrana ha sido impecable. Parece mentira que después de estos años donde la cantidad de manos quemadas en España es enorme, todavía existan posicionamientos de este tipo por parte de nuestros políticos. Aunque puede que sea lógico, si nos atenemos al gusto del presidente del gobierno por esta práctica, aunque que en unas cuantas ocasiones el defendido a capa y espada haya terminado siendo un auténtico delincuente.

Lógicamente, la oleada de críticas desde diferentes sectores ha sido grande. Una vez que lo hecho en estos años por demasiada gente e instituciones, hecho está, el único consuelo que nos queda a la ciudadanía es que el poder judicial sea capaz de descubrir y castigar a aquellos que sean culpables de actuaciones delictivas, sean las que sean y vengan de donde vengan. Injerencias como las de Cardenal, aunque no haya sido el motivo principal que le inspiró para escribir el artículo, no son nunca de recibo, y menos en estos tiempos convulsos donde lo único bueno que nos podría dejar esta tremenda crisis sería la regeneración ética y moral de nuestra maltrecha sociedad. Y para ello, nadie al que se le demuestre una mala actuación, debería quedar exento de pagar su culpa.  Y la tarea de juzgarlas no es responsabilidad de los políticos ni de los seguidores, sino de la justicia.  

Hay 31 Comentarios

Como Capello es italiano no sabía que el imperativo del verbo mirar es mirad.

Oir hablar del nunca bien ponderado Jose Mari y su autoestima sin ir puesto de pacharán....Si hay algo que tiene grande ese zoquete pretencioso es el ego.
Y de su parte de responsabilidad en el entuerto actual hablamos cuando queráis. Que la tiene y no es pequeña precisamente.

Simplemente me gustaría añadir que la indignación que siento por el caso Neymar y las declaraciones del Secretario es parecida a la que sentí con la 'Ley Beckham', en la que invitábamos a grandes estrellas a ahorrarse unos millones de € y a jugar en la Liga de un país inigualable...¿y en qué creeis vosotros que somos inigualables?

La autoestima de Aznar (y de cualquiera) está muy por debajo de la autoestima del artista renacentista, polifacético y multidisciplinar.

Buenas Itu y palomeros:
.
Veo que sigues en tus trece (mejor en tus 14 que era tu número) de politizar y politizar el palomar... En fin, ¡allá tú!
Pero hablar precisamente tú de autoestima... salvo que la tengas como Aznar. (La autoestima digo no vayas a pensar que...)
.
De las "Teorías de la Conspiración", en todos los ámbitos, desde el deporte hasta el 11-M (mi homenaje a las víctimas el próximo martes) se han escrito libros y libros pero en realidad se pueden resumir en una sola palabra: Chorradas. Cho-rra-das.
Son excusas de malos perdedores y en algunos casos de injustos ganadores.
.
Donde discrepo de ti es cuando nos dices:
"... una crisis demoledora. Una situación creada en buena medida, según estamos viendo día a día, por la avaricia y la falta de escrúpulos de demasiada gente con responsabilidades políticas, económicas o de otras índoles."
Y luego te vas por los cerros de Úbeda (Jaén) sin reconocer a quiénes se debe la negación, el retraso de medidas y por tanto la agravación de la Crisis.
Te doy una pista: Aznar no es.
.
Pero eso sí, estamos (creo que TODOS) de acuerdo en que el comentario del Secretario de Estado para el Deporte, el tal Cardenal, es impresentable y debería dimitir ya mismo.
.
Al menos es lo que yo creo.
¿Y tú, Itu? ¿Tú te has equivocado "alguna" vez o siempre has tenido las neuronas bien conectadas (como Aznar)?
Saludos a todos.

Buen post el tuyo, juanma. Alejado de los periodistas forofos de uno y otro bando y muy razonable en la crítica a un cargo público que, o no ha sabido explicarse o directamente ha metido la pata. Yo mas bien creo lo segundo.

Digno de Iker Jiménez http://blogeltestigo.blogspot.com.es/

Sancion ejemplar...¡¡A SEGUNDA B!!
http://youtu.be/w0TBW4upVJk

De los mejores artículos de Itu.

Por seguir con la literatura "poderoso caballero... " ésto tambien escrito por un español hace ya unos siglos. Desde entonces no parece que hayamos mejorado nada, más bien hemos patentado un modelo que hoy se refleja en toda la suciedad (podría ser tambien sociedad) miras el periódico y sólo encuentras pringues, maleantes y los que miraban a otro lado. Los clubes son, si no me equivoco, sociedades anónimas y cuándo se ha visto que un cargo público defienda a una empresa privada de esta manera. (me da igual la que sea y el color que tenga)

Y ya que mencionas lo del Cholo, pues aunque no sea nadie en concreto a quien acuse, no es nada nuevo que interesa más que el Madrid y el Barça sean los que ganen. La cantidad de dinero que mueven esos dos clubes comparados con el resto es bastante grande, así que tienen su prensa, sus telediarios... que venden mucho más hablando del Barça y del Madrid que del Atleti y del Valencia, por ejemplo

Yo creo, sin saber demasiado del tema, y tras haber ignorado durante años todos los rollos de los pastizales indignos que se pagan por los fichajes en el mundo del fútbol, que casi todos los clubes de fútbol de alto nivel realizan operaciones fuera de la legalidad. Si aquí hasta el más tonto intenta poner el cazo en cuanto se puede llevar unos euros por el morro, qué no ocurrirá cuando las cantidades son de muchos millones de euros. Y me parece que casi todos esos clubes suelen tener bula papal con estas cosas hasta que se pasan tres pueblos y les dan un tironcito de orejas. Patético mundo, sea el Barça, el Madrid, el Atleti o quien sea, pero que el circo no pare. Hablando de circo, me acabo de acordar de esa canción de Def con Dos que decía: "Poco pan y pésimo circo", cuánta razón.

No hay manera. Siempre hay alguien que cuando le señalan a la luna se queda mirando el dedo que la señala. Gente con el cerebro tostado a la que no parece importarle si en "su club" hay irregularidades o chorizos. Lo que importa es que en el otro hay más, que ¡quién fué a hablar! y así... En fin, buen artículo Juanma

Gracias Javier. Ya sé que es el comienzo de un poema de Neruda, pero ha sido un problema de corta y pega y se han ido las comillas de "frase hecha".

Hola hola, al señor LBarcelona... Ostras, que estás hablando de Itu, qué esperabas, aquí brilla la ironía y el chascarrillo.
Aunque por otra parte cuando se pone se pone y le salen artículos tan interesantes como éste, que no deja de ser su opinión personal, nunca entenderé al que lee blogs que no le gustan.

Me uno a la vomitona.

Sin decir nada nuevo, me gusta lo que dice el articulo: da un punto de vista perfectamente válido sobre lo que acaba de hacer Cardenal. Si debes ser neutral, como el señor Cardenal, y pierdes tu neutralidad ante una "manifiesta" injusticia, como resulte que al Barça le condenen va a haber hecho un ridículo legendario, y ensuciado un poquito más la entidad a la que representa. Por otro lado, Señor Palomero, y permítame el atrevimiento, lo correcto es "desde mi punto de vista", no "bajo" mi punto de vista, que el punto de vista no es algo físico...

El Barça se negó a promocionar España en el extranjero. El Madrid y otros deportistas famosos sí lo hicieron Y eso que el presidente del Gobierno, señor Rodríguez Zapatero, es un ferviente seguidor del Barcelona. (El País 4-3-11)

Un artículo fabuloso, esclarecedor y de una lucídez rara avis en un deportiosta. Enhorabuena Juanma.

La diferencia entre lo declarado por el Madrid y lo atribuido desde Londres en el fichaje de Bale es de ¿10 millones? Y estamos hablando del precio de compraventa entre empresas. Precio que no lleva IVA al ser una operación intracomunitaria. Y si hay que depurar algo, que se depure.
Lo de Neymar es una nebulosa de comisiones, mordidas, salarios encubiertos y untadas al progenitor que no hay Dios quien entienda.
Convendría que os quitarais la barretina para analizar ciertas cosas. Ayuda a que se ventilen las ideas, y a que no cunda la idea de que ciertos chorizos han de tener bula, por el mero hecho de ser vecinos y paisanos nuestros.
Y parece ser, en contra de lo que alguno piensa, que el foro está vivito y coleando. En cuanto un hilo se presta al debate, esto hierve.

Cartolas, eso que citas no es una "frase hecha", sino el primer verso de un poema de Pablo Neruda. De nada.

Manda huevos que un tipo que ha jugado en el equipo más tramposo de la historia del deporte venga aquí a contarnos sus chorradas. Más valdría que hables de tu Madrid y las bolas calientes de los sorteos, por ejemplo. Lo que tendrías que hacer si fueras honesto es no dar lecciones de lo que deben hacer los demás o no y demandar a tu Madrid para que se aclare el fichaje de Cristiano, Kaká, Bale, o las Torres que os regalaron. El Madrid es la mayor vergüenza del deporte español y vosotros os poneis a hablar de los demás, patético http://xurl.es/cujvd

Para L. Barcelona: mira otra frase hecha "Me gustas cuando callas porque estás como ausente"

Parece que los recalcitrantes, haters y destruye foros tienen tendencia a vomitar

Hay que ser tan riguroso con unos como con otros. El fichaje de Bale todavía no ha sido aclarado y el pago de impuestos también depende de la cantidad que pago Florentimo. Porque unos si y otros no? Sólo hay que mirar la situación geográfica y los intereses de los medios de donde viene la presión mediática, todos abanderados del juego limpio, la objetividad y la ética deportiva

Tampoco está todo perdido. La selección española apoya a Cañizares en '¡A Bailar!' http://www.lavanguardia.com/television/programas/20140305/54402054146/canizares-seleccion-espanola-foto-a-bailar.html. Casillas dice que "La Roja disfruta al ritmo de Santi Cañizares". Del Bosque y Cardenal todavía no se han pronunciado.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

El palomerismo es toda una filosofía de vida que se basa, como la termodinámica, en tres principios. El de la eficiencia: “Mínimo esfuerzo, máximo rendimiento”. El del aprovechamiento. “Si alguien quiere hacer tu trabajo, hacerte un regalo o invitarte a comer, dejale”. Y el de la duda: “Desconfía de los que no dudan. La certeza es el principio de la tiranía”. A partir de ahí, a divertirse, que la seriedad es algo que ahora mismo, no nos podemos permitir.

Sobre el autor

Juanma López Iturriaga

Básicamente me considero un impostor. Engañé durante 14 años haciendo creer que era un buen jugador de baloncesto y llevo más de 30 años logrando que este periódico piense que merece la pena que escriba sobre lo que me dé la gana. Canales de televisión, emisoras de radio y publicaciones varias se cuentan entre mis víctimas, he logrado convencer a muchos lectores para que comprasen mis libros y a un montón de empresas que me llaman para impartir conferencias. Sé que algún día me descubrirán, pero mientras tanto, ¡que siga la fiesta!

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal