David Alandete

Juicio al escuadrón de la muerte

Por: | 29 de octubre de 2011

El sargento Calvin Gibbs tiene, tatuadas en su pierna izquierda, seis calaveras. Son sus trofeos, la prueba sobre su piel de que ha matado a seis hombres. Al menos tres de ellos no eran enemigos, ni murieron en combate. Eran civiles, asesinados por un escuadrón de la muerte que él lideraba. En noviembre de 2009, el sargento se convirtió en jefe de la tercera sección de la Quinta Brigada de Asalto de la Segunda División de Infantería del Ejército de Tierra, estacionada en Kandahar. Eligió a cuatro hombres y les dijo que las muertes de soldados norteamericanos se vengaban matando. Que la guerra era muerte. Que la justicia venía por la mano de cada uno. “Mataremos a los salvajes”, les dijo. Su juicio comenzó este viernes.

800px-Gul_Mudin

El soldado Andrew Holmes posa con el cadáver del joven Gul Mudin, en una foto tomada por el escuadrón de la muerte de Kandahar, publicada por primera vez por Der Spiegel.

Gibbs, en sus fotos siempre rubio y sonriente, se ve como cualquier joven de Montana. Nacido en la ciudad de Billings, es hijo de un devoto empleado de la Iglesia Mormona. Mal estudiante, era bueno jugando a fútbol americano. De complexión grande, agresivo en el juego, su sueño era ser soldado. No acabó los estudios de secundaria y por ello no se pudo alistar en el selectivo cuerpo de infantería de Marines. Se vio abocado al Ejército, que no era su primera opción, pero que le dio las mismas facilidades para ir a la guerra. Sirvió en Irak y en Afganistán. Conoció a una mujer, la soldado Chelsy McGibbs. Se casó con ella y tuvo un hijo, en 2008. 

Como se dicen esas cosas, medio en broma, medio en serio, Gibbs comenzó tanteando a sus soldados en su segunda misión en Afganistán: “¿Sabes lo fácil que sería matar a civiles afganos y que pareciera un ataque de los insurgentes?”. Tomó nota de las reacciones, y eligió a los cuatro privilegiados que saldrían con él a matar. La primera oportunidad llegó en enero de 2010. En La Mohammed Kalay, una pequeña villa, vieron a un adolescente, casi un niño, de nombre Gul Mudin, un agricultor, en uno de los campos que cuidaba. Gibbs, sin mediar palabra, le lanzó una granada.

El cuerpo de Gul Mudin quedó destrozado. Gibbs había robado la granada de la base de Ramrod, donde estaba destinado. Era una granada fantasma, que le serviría a Gibbs y a sus secuaces de coartada: dijeron que Gul Mudin les había atacado con ella, y que le habían matado por ello, en defensa propia. Con la adrenalina de tener ante sí a su primer trofeo, el sargento y sus hombres se tomaron fotos con su caza, el cuerpo de Gul Mudin como un deshonroso trofeo. (Esas fotos se encuentran en este enlace. Les advierto de que son cruentas, y muestran la peor cara de la guerra.) Orgullosos de su gesta, los miembros del escuadrón no pudieron mantener el silencio sobre ella. Pronto, en la base, la existencia de aquellos justicieros era un secreto a voces.

Calvin-Gibbs4
Foto, que circula en las redes sociales, del sargento Calvin Gibbs, padre de un hijo, cuando estaba de servicio.  

Un mes después llegó la segunda oportunidad, en una misión en la localidad de Kari Kheyl. El escuadrón entró en la cabaña de un hombre llamado Marach Agha. Estaba solo y desarmado. Gibbs le empujó afuera: “¿Estamos listos para dispararle a este tipo?”. “¡Sí, señor!”, le respondieron. El sargento disparó un rifle AK-47 sobre una pared. Luego diría que Marach Agha había abierto fuego primero. Y le mató con un rifle M4. En marzo lo volvieron a intentar, con dos hombres a los que Gibbs acusó de tener un lanzagranadas que en realidad era una pala. Un médico que iba con el escuadrón, el sargento Robert Stevens, asegura que les disparó sin darles, para que huyeran. 

La última caza ocurrió en mayo de 2011, en la localidad de Qualaday. Con dos miembros del escuadrón, Gibbs acudió a la búsqueda de un clérigo local, el mulá Allah Dad. Le separó de su mujer y sus hijos y le hizo arrodillarse en un agujero, al que lanzó una granada. Luego sus hombres dispararon algunas ráfagas, para que pareciera que habían sido atacados previamente por los insurgentes. Por si acaso, le dejaron otra granada sin detonar al mulá al lado, una forma póstuma de incriminarle. 

En la base, Gibbs enseñaba sus tatuajes y otros trofeos: dedos amputados y dientes arrancados a sus víctimas. Ansiaba con matar y sabía que podía hacerlo porque imponía el terror. Amenazó a otros soldados, como Justin Stoner. Éste no sabía, inicialmente, de las ejecuciones, pero tenía algo en contra de Gibbs y sus hombres: que iban a fumar hachís a su habitación. Temeroso de que la culpa le cayera a él, amenazó con delatarles. Ellos le dieron una paliza. Stoner preguntó en la base por Gibbs. Le contaron sus gestas de terror. Y le delató. 

420_soldiers-420x0
De izquierda a derecha, los secuaces de Gibbs: Andrew Holmes, Michael Wagnon, Jeremy Morlock y Adam Winfield.

El consejo de guerra contra Gibbs, que se enfrenta a cadena perpetua, se celebra en el Estado de Washington. Durará una semana. Tres de los asesinos de su escuadrón se han declarado ya culpables. El soldado Jeremy Morlock aceptó en mayo una condena de 24 años en prisión a cambio de testificar contra sus compañeros. El especialista Adam Winfield hizo lo mismo en agosto, y fue sentenciado a tres años. El soldado Andrew Holmes recibió una condena de siete años. Aparte del juicio al sargento Gibbs queda el del especialista Michael Wagnon, que se ha declarado inocente.

Hay 19 Comentarios

Como pueden algunos hacer comentarios defendiendo la acción salvaje de unos asesinos que en vez de cumplir con la misión encomendada se dedican a matar civiles por venganza?
Ningún asesinato tiene bajo mi punto de vista justificación alguna, para mi es tan asesino el terrorista que pone una bomba como el soldado que va a un pueblo a "limpiarlo" de civiles.
Quien encuentre justificación en ello y defienda dichos actos, es quien realmente debe replantearse en profundidad su forma de pensar, como se nota que no es a su hermano o a su primo o amigo a quien han matado, los asesinos, sea del tipo que fuere, merecen pasar el resto de sus miseras existencias en un agujero.
Un soldado profesional, jamas de los jamases, debe matar civiles desarmados, los accidentes existen por supuesto, pero este no es el caso de estos soldados a los que se les hace el consejo de guerra, ellos mataron por diversión, y si alguien defiende eso, es como ellos, basura.
No considero traidor a quien delata asesinos de civiles, los traidores son dichos asesinos, que ponen en entredicho la acción de todos sus compañeros de armas ensuciando la imagen de su país y su ejercito con acciones que parecen mas bien venidas de un psicópata y no de un soldado, bravo por el delator, gracias a el se hará justicia.

Lo del soldado Manning es normal.Es un traidor,que ha puesto miles de vidas en juego y entorpecido la lucha contra el terrorismo al revelar nombres y misiones de agentes encubiertos que luchan contra los terroristas.¿Qué pensaríamos si aquí alguien hiciera públicos los nombres de los agentes infiltrados que luchan contra eta?¿Y todo para qué?que escándalo ha revelado el lunático con afán de protagonismo(y presuntoabusador sexual) que es asange?las tonterías que dicen diplomáticos y gobernantes de otros en privado.¿qué os parecería si por revelar el nombre de un agente que estuviera vigilando una célula islamista en España,dicho agente tuviera que dejar su misión y la célula atentara con centenares de muertos?Lo de manning y assange es mucho peor que lo de los 4soldados procesados por sus asesinatos en Afganistán.El que no lo comprenda,debería hacer una profunda evaluación sobre su forma de pensar y sus valores.

@K. Gracias por las sugerencias. Le prometo escribir sobre el soldado Manning pronto. He seguido muy de cerca el caso.

Buena entrada. Mencionar tambien el articulo que Rolling Stone hizo sobre el tema
http://www.rollingstone.com/politics/news/the-kill-team-20110327
Seria interesante una entrada sobre la actual situación del Soldado Manning y como la administración Obama esta intentando limitar las filtraciones, muy especialmente en el ámbito militar.

Seis calaveras tatuadas en las piernas, una por cada persona que ha matado. Sin comentarios.

@Nox T.herbert y Ruben:Bush,Chenney y Rumsfeld lo único que hicieron fue enviar a sus tropas a acabar con el santuario de alqaeda que,no lo olvidemos,3o días antes había asesinado a más de 3000 personas.Incluso se le pidió primero al gobierno talibán que entregara a Bin laden,a lo que se negó.Y no es un ejército de ocupación.está allí,hasta dentro de poco tiempo,para ayudar a afianzar a una democtracia y una sociedad desestructuradas desde siempre.Y e cuanto a Cisjordania,recordemos que hasta 1967 Israel no estaba allí,pero su ocupación fue producto de el ataque sorpresa y que llevaron a cabo varios países árabes con objeto de aniquilar a Israel,que sólo se defendió,ocupándola temporalmente,los propios isarelies la incluyen en sus propuestas de paz como parte de Palestina,como "colchón de seguridad"contra otros ataques.Y no habló de manipulación.Solo destaco que si únicamente destacamos siempre 2 o 3 cosas negativas entre millones de positivas,no le hacemos ningún favor a LA VERDAD y LA INFORMACIÓN.

Esto es lo que la guerra acaba haciendo de un chaval joven que tenía un futuro por delante. Les enseñan a matar y luego se extrañan si lo hacen. Y como siempre, los crímenes los pagan los de abajo. Yo diría :Absolución para el joven, cárcel para Bush, Cheney, Runsfeld.

La manipulacin es llamar "misión de paz" a lo que es una guerra. Es un ejército de ocupación como lo es Israel en Cisjordania.
Afortunadamente la mayoría de los que escribimos aquí no hemos vivido una guerra.
Ojalá se haga justicia z se eviten estos abusos en el futuro.Saludos.

Evidentemente,de probarse estas acusaciones,estas personas merecen que caiga sobre ellas el máximo castigo estipulado por la ley.No creo que nadie se atreva a discutir esto.En el momento de desarrollarse los acontecimientos,habrían sido un grupo de delincuentes cometiendo delitos,como cualquier sicario,etc.Y debe hacerse público esto como con cualquier delito que se comete diariamente en nuestras calles.Pero ahora voy hacia otro aspecto,no de los excecrables crímenes,sino del blog en sí.¿Porqué sólo aparecen cuestiones negativas referentes a EEUU?¿porqué nunca aparecen articulos sobre los millones de miembros de las fuerzas armadas norteamericanas con comportamientos ejemplares?¿porqué nunca aparecen en este blog artículos sobre todo lo positivo de la sociedad americana?Existen muchas formas de,sin ninguna intención,supongo,deformar la realidad.No se trata de ocultar estos horribles hechos.Sino de no cebarse continuamente y únicamente en ello.Supomgamos,por ejemplo,que ladifunta Madre teresa,con todo el bien que ha hecho,hubiera durante años evadido impuestos para destinar esedinero a obras de caridad.Si sólo nos presentaran continuamente esas evasiones sin nada más de lo bueno que ha hecho,¿que impresión nos iría forjando sobre ella?¿qué imagen deformada tendríamos sobre ella?así las cosas,no me extraña el infantil aniamericanismo que pulula en una parte de la sociedad española.Y previendo posibles deformaciones de mi post por algunos,dejaré claro que los hechos relatados son abominables,que deben hacerse públicos y que no estoy comparando a los EEYY con la madre teresa.Pero creo que David Aldanete y otros deberían reflexionar sobre lo aquí expuesto.porque si nuestras acciones distorsionan en grado sumo la realidad,¿puede decirse,en el caso del periodista que profesión es difundir la verdad?

En algunos estados de los EEUU, tres delitos son cadena perpetua.
Hay personas malvadas, enfermas de mente y corazon, deberian estar siempre entre rejas, por su propio bien y el nuestro

Cierto, se ve que está loco este Gibbs y la corte militar hará su trabajo con ellos… pero es que en todos los ejércitos los hay, el ejército español también los tiene…. En cuanto a las calaveras tatuadas esas, son solo suvenir, todo el mundo se lleva algo de donde sea…. Así que no escandalicemos el drama, we!

http://www.nytimes.com/2010/10/05/world/asia/05gibbs.html?pagewanted=all

más horrible es la bomba humana, totalmente desquiciado:

http://internacional.elpais.com/internacional/2011/10/29/actualidad/1319879942_090052.html

¿Qué pinta el Tribunal Internacional de La Haya? NADA
La Demo-Gracia es un ejemplo vivo de la gigantesca hipocresía que inunda al Imperio Americano, dando lecciones a otros, de ética y de política. Y ellos embarrados de estiércol de Hienas hasta las mismas narices. ¿Que harían esos fariseos, disfrazados de cristianos, si esa putrefacción hubiese sido obra de talibanes en Estados Unidos? La respuesta hubiera sido el bombardeo atómico sobre Afghanistán.

@koldo Gracias, error imperdonable. Editado ya.

"Eran civiles, asesinados por un escuadrón de la muerte liderado que él lideraba."...proof reading Mr Washington??

perro , cómo asesinas a gente desarmada,una patada por aquel es lo que mereceis de trofeo, ese es el mío

Pero sobre el asesinato de un periodista de Reuters, como escarmiento de periodistas independientes, para que no se cuestionen las mintiras oficiales del ejército de EEUU y la CIA, que todos hemos visto gracias a Wikileaks ni una palabra. Y lo mismo sobre no sabemos si decenas, cientos o miles de otros crímenes de guerra. Si no hay denuncia de un soldado que sonsigue superar su miedo y las presiones de sus mandos, no pasa nada. Inmunidad e impunidad.

Una pequeña aclaración. Supongo que lo de corte marcial habrá sido la traducción de "court martial", bien, creo que es más adecuado traducirlo por "consejo de guerra".

Por otra parte, excelente artículo, y ojalá la justicia americana no sea como la española y mantenga sus buenos años en la cárcel a estos despreciables asesinos con uniforme.

Buena noticia. Pero parece que es el primer juicio después de 10 años de guerra en Irak y 9 en Afghanistan. Solo Dios sabe cuántos otros casos han sido ocultados y no juzgados.

No le deseo la muerte a nadie, tampoco a estos, pero que les caiga la perpetua y no vuelvan a ver la luz del sol. Aprende todos los secretos para seducir mujeres clickando en la web de mi firma.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es corresponsal del diario El País en Washington. En Estados Unidos ha cubierto asuntos como las elecciones presidenciales de 2008, el ascenso del movimiento del Tea Party o la guerra de Afganistán. Llegó a Washington en 2006, con una beca Fulbright para periodistas, a través de la cual se especializó en relaciones internacionales, conflictos armados y políticas antiterroristas.

Eskup

TWITTER

David Alandete

Archivo

enero 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal