David Alandete

Marines: prohibido remangarse

Por: | 20 de octubre de 2011

El lema del cuerpo de Marines es "Pocos. Orgullosos" ('The Few. The Proud). Hay algo en un marine que le distingue inmediatamente del resto de soldados del ejército más poderoso del mundo. No es altivez, aunque es el cuerpo más altivo de Estados Unidos. Tampoco es el resultado de un durísimo entrenamiento, de 26 semanas, en la llamada Escuela Básica. Ni siquiera es la fama de feroces luchadores, implacables en el campo de batalla. Es algo mucho más sencillo: sus mangas de camisa. Un marine se puede remangar el uniforme. Así se le distingue en las bases militares en Irak y Afganistán, sobre todo en los meses de verano. Eso, sin embargo, se acabó.


05162011-M-8715L-005

El general James Amos, comandante de los marines, con la camisa remnagada (Foto: Marines)

Hasta hoy, los marines han lucido con orgullo esa modificación del atuendo militar respecto al resto de divisiones del Pentágono (el Ejército de Tierra, la Marina y la Fuerza Aérea): son los únicos soldados que pueden remangarse las camisas del uniforme. Todos los demás van tapados hasta las muñecas, desde enero hasta diciembre, en Alaska o en Afganistán. Hay toda una normativa detallada sobre ese dobladillo de los marines: debe ser de 7'5 centímetros, y debe situarse cinco centímetros por encima del codo. Es todo un arte, detallado en manuales y vídeos.

Muchos han sido, durante mucho tiempo, los argumentos en contra de las mangas remangadas. Las otras ramas del ejército criticaban a los marines por distanciarse en exceso. Otros decían que, en misiones en Irak y Afganistán, se les identificaba inmediatamente, haciéndoles más vulnerables. Algunos soldados se quejaban de que las mangas remangadas les provocaban quemazones en los brazos en lugares de mucho sol. El caso es que, a partir del 24 de octubre, las mangas tendrán que llegar a la muñeca, sin excepciones.

Aunque ahora deban pasar más calor en los meses de verano, los marines han logrado, por petición popular, otro cambio en su atuendo. Este miércoles, su comandante, el general James Amos decidió aprobar las pulseras que los soldados llevan en honor a los compañeros de filas caídos en el frente. No es que vayan a ser una novedad. Han sido, en realidad, muy comunes durante los pasados 10 años. Son pequeños brazaletes de metal o de goma donde los soldados hacen grabar el nombre de los amigos que caen en combate. Hasta ahora estaban prohibidos. Los generales, en realidad, hacían la vista gorda.

101109-M-2029C-023
Un Marine luce una pulsera con el nombre de un compañeros caído. Foto: Marines. 

Según ha dicho el general Amos en un comunicado: "Así, reconocemos la naturaleza tan personal de los vínculos creados por 10 años de guerra, y esa fidelidad que los marines sienten unos por otros, especialmente hacia esos marines caídos en el frente". 

La semana pasada, en una visita al Centro de Combate Aéreo en Twentynine Palms, (California), Amos, célebre por ser uno de los generales más estrictos del ejército, dio la bienvenida en persona a miembros del Tercer Batallón del Cuarto Regimiento de Marines, que regresaban tras siete meses de lucha en Helmand, bastión Talibán al sur de Afganistán. Cinco tropas habían muerto en combate. Sus compañeros de filas llevaban las pulseras con sus nombres. Amos las vio. Y, en lugar de reprenderles, decidió que era hora de adaptarse a los nuevos tiempos. Al menos en materia de pulseras. 

Hay 6 Comentarios

Esto es exactamente igual a lo que le está ocurriendo a una unidad española a la que hasta hace poco serví, La Legión. Una de las principales características de la Legión es su mística y personalidad propia que tanto la diferencia de cualquier otra unidad del Ejército y que en estos últimos años esta sufriendo una "adaptación" o "modernización" que está acabando con años de tradición a una de las unidades mas laureadas de nuestro Ejército. Estos cambios afectan principalmente a la estética del legionario con sus tan famosas barbas o patillas y en sus pecho descubiertos que tanta personalidad dan a los legionarios, al igual que su famoso gorrillo, el Chapiri, que todavía resiste a estos cambios

No salgo de mi asombro al leer estas columnillas cantando a la escoria del sistema, son los perros sarnosos del capital y las multinacionales que van a robar y saquear pueblos enteros. Es realmente increíble. Y ya sabemos que Roma no paga a sus esbirros,vaya novedad. A quien tendrían que combatir es a quienes declaran guerras criminales en todo el mundo u eso están en Washinton, wall street, n.york.

tengo cintas de conversaciones, más bien arengas de libios designados por gadafi para proclamar sus buenas intenciones con los hermanos del mediterraneo, año 1988

@Jose Aguirre:¿Tu único argumento es una película?Los Marines son la expresión del Honor,el Sacrificio,la Libertad y la Democracia en elmundo.Por cierto,tú estás escribiendo libremente aquí y ahora porque los marines salvaron a tus abuelos de Hitler y a tus padres del totalitarismo comunista.Sé un poco agradecido

@JoséAguirre:¿tu único argumento es una película?Los marines son la expresión del Honor,el sacrificio,la Libertad y la democracia.Por cierto,tú estás escribiendo libremente aquí porque los marinessalvaron

Los Marines representan lo peor de lo peor de USA. ¿No recuerdan La Chaqueta Metálica? Pues todo es verdad.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es corresponsal del diario El País en Washington. En Estados Unidos ha cubierto asuntos como las elecciones presidenciales de 2008, el ascenso del movimiento del Tea Party o la guerra de Afganistán. Llegó a Washington en 2006, con una beca Fulbright para periodistas, a través de la cual se especializó en relaciones internacionales, conflictos armados y políticas antiterroristas.

Eskup

TWITTER

David Alandete

Archivo

enero 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal