David Alandete

Por unos grilletes

Por: | 13 de abril de 2012

Al NashiriAl Nashiri, esta semana / Janet Hamlin (MCT)

No llevará grilletes, y todos quedan contentos. Esta semana, en la base naval de Guantánamo, el juez James Pohl, coronel del Ejército, ha permitido que el supuesto autor del bombardeo contra el USS Cole en Yemen en 2000, un ataque en el que murieron 17 soldados de EE UU, se reúna con sus abogados sin estar esposado. Parece algo menor. Sólo unos grilletes en un hombre, Abd al-Rahim Al Nashiri, que ha sido sometido a ahogamiento fingido y a interrogatorios con pistolas y a quien se le ha colocado un taladro junto a la sien para que confiese sus crímenes.

Pero precisamente por eso. Los abogados de Al Nashiri alegan que los grilletes le recuerdan sus días de tortura a manos de los agentes de la CIA. Entonces llevaba grilletes, después de haber sido detenido en Emiratos Árabes Unidos en 2002. Es un hombre sobre cuya cabeza ya pende una condena de muerte, aplicada por la justicia yemení en 2004, tras juzgarle in absentia. El Gobierno de EE UU ha admitido que los agentes de la CIA le sometieron al programa de interrogatorios aprobado por la anterior administración.

No es que el Pentágono esté de acuerdo con la idea de que Al Nashiri, supuesto ideólogo de uno de los mayores ataques contra EE UU antes del 11-S, se reúna con sus letrados sin estar esposado. Pero sus fiscales querían evitar a toda costa que el acusado testificara en la vista oral celebrada esta semana, porque pensaban que podía dar todo tipo de detalles sobre su programa de interrogatorios, y revelar información clasificada que puede servir para juzgar a otros terroristas.

Era probablemente lo que quería hacer Al Nashiri. Es uno de la decena de detenidos que quedan en régimen de aislamiento en la cárcel de máxima seguridad de Guantánamo, aquellos a los que se considera líderes terroristas y enemigos acérrimos de EE UU. Cuando se reanudaron las vistas orales contra Al Nashiri, en otoño, éste entró en la sala de audiencias y miró, desafiante, con una sonrisa, a los familiares de los 17 soldados aniquilados en el USS Cole en 2000. De entre el último reducto de Guantánamo, es uno de los más beligerantes.

La decisión del coronel Pohl es, en realidad, una mera demora. En algún momento deberá decidir si, cuando testifique Al Nashiri -porque deberá testificar- los medios podremos cubrirlo, y podremos informar de sus palabras. En consejo de guerra, el magistrado puede aplicar secreto de sumario, alegando razones de seguridad nacional. Es algo que ha sucedido en otros juicios militares recientes, como el del soldado Bradley Manning, acusado de filtrar los cables de Wikileaks.

Diversos medios, como The New York Times, Fox News, The Miami Herald, National Public Radio, The New Yorker, Reuters, The Tribune Company y The Washington Post contrataron a un abogado experto en asuntos de libertad de expresión, David Alan Schulz, que realizó una petición formal ante el juez para que no declarara el secreto de sumario. Esta semana, ese abogado pidió al coronel Pohl que considere otras medidas, como retransmitir el testimonio con 45 segundos de retraso para que los abogados del Ejército censuren aquellas palabras que puedan suponer grave riesgo para la seguridad de la nación.

Hay 2 Comentarios

Me ha encantado visitarte, excelente tu blog.

The New York Times


The Guantánamo Docket:


Los documentos y la investigación relacionada con las 779 personas que han sido enviados a la prisión de Guantánamo desde 2002.


Abd al Rahim al Nashiri


Abd al Rahim al Nashiri es un ciudadano de 47 años de edad, de Arabia Saudita .
Él es uno de los 16 detenidos de alto valor .
Al 10 de abril de 2012, ha sido detenido en Guantánamo durante cinco años y siete meses.
Él ha sido acusado de crímenes de guerra.


En febrero de 2008, Agencia Central de Inteligencia director general Michael V. Hayden, confirmó públicamente que el ahogamiento simulado fue usado en tres prisioneros de Al Qaeda, Abu Zubaydah, Abd al-Rahim al Nashiri y Khalid Shaikh Mohammed.


El internamiento Número de serie: 10015


Nombres alternativos: Abdul Rahim Muhammed Ali Hussein Nashir, Abd al Ramin Hussein Mohammed al Nashiri, Bilal

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es corresponsal del diario El País en Washington. En Estados Unidos ha cubierto asuntos como las elecciones presidenciales de 2008, el ascenso del movimiento del Tea Party o la guerra de Afganistán. Llegó a Washington en 2006, con una beca Fulbright para periodistas, a través de la cual se especializó en relaciones internacionales, conflictos armados y políticas antiterroristas.

Eskup

TWITTER

David Alandete

Archivo

enero 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal