Juan Gómez

Günter Grass, Israel y los nazis. Una polémica

Por: | 13 de abril de 2012

Ya han corrido ríos de tinta sobre el poema de Günter Grass. Muy bien, de algo hay que escribir. Se han repetido una serie de falacias que vamos a comentar:

 

 

 


 

 

 

(Grass practica su gesto favorito)


Censura, tabú. Es una falacia que criticar a Israel sea un tabú. No lo es en Alemania ni lo es en la asombrosa España, cuyos ciudadanos sólo han visto judíos por la tele y encarnados por algún actor inglés y gentil aunque narigudo, pero aún así compiten con los húngaros y los polacos por el liderazgo europeo en rancios prejuicios antisemitas. Lo mismo que en España, cada controversia internacional relacionada con Israel encuentra enorme eco en Alemania, desde las incursiones militares en Gaza o Líbano hasta los asesinatos selectivos del Mossad, pasando por el sangriento abordaje a la flotilla así llamada "de la Libertad”, hace dos años.

Los medios alemanes son más o menos críticos, según. Proisraelí es la línea editorial de Springer, que saca el sensacionalista y (en casi todo los demás) populista diario Bild y su hermanito serio Die Welt. Mantiene entre sus principios fundacionales “la reconciliación entre judíos y alemanes, para la que es obligado apoyar el derecho a la vida del pueblo israelí”. Nótese la sutileza del atávico racismo alemán: “entre judíos y alemanes ”. ¿No puede haber judíos alemanes? Los hubo.

Entre eso que se llama la gente de la calle, la opinión es variada. He visto verdaderos aquelarres antiisraelíes en Alemania, sobre todo con ocasión de las masivas protestas contra la Guerra de Irak hace unos diez años y contra la guerra en Líbano, hace seis. Recuerdo de entonces una entretenida trifulca de bar, cuando un amigo le arreó un bofetón a un desconocido que abogaba por “bombardear Israel para acabar con el problema”. Lo mejor fue que el abofeteado terminó llorando tras gritarle mi amigo: “no eres más que un fucking nazi, lo mismo que tus abuelos”. Como cuenta Nick Kulish hoy en el Times, respecto a Israel se aprecia una dicotomía entre la población y las élites alemanas. Pero hay que reconocer que los medios alemanes critican a Israel e informan cumplidamente de sus desmanes, errores o chapuzas.

Primer golpe, ataque preventivo. El alemán diferencia entre “ataque preventivo” (Präventivschlag) y “primer golpe” (Erstschlag). Grass echa mano del concepto de “primer golpe” (Erstschlag), que define indefectiblemente el primer golpe nuclear del que tanto se hablaba durante la Guerra Fría. Sin duda significa eso en boca del octogenario Nobel, un buen escritor que labró su fama en la apoteosis de los bloques y los telones de acero, esa Arcadia añorada del intelectual mediático. Contra cualquier evidencia o indicio, el poema acusa a Israel de estar planteándose un primer golpe nuclear contra Irán, el golpe que exterminaría “al pueblo iraní”. Un holocausto atómico para suprimir a los persas de la faz de la tierra. Grass abre así la puerta a una falacia muy apreciada por los antisemitas, por los malvados y por los cretinos: que el Estado judío es igual a la Alemania nazi. En lo que nos ocupa, escribí que confiere actualidad al viejo sarcasmo atribuído al psiquiatra Zvi Rex: Los alemanes nunca perdonarán Auschwitz a los judíos.

Víctima=víctima=víctima, etc. No todos somos víctimas. Pero Grass, un exitoso novelista probablemente multimillonario a quien le basta con chapucear unos versos libres para que medio mundo le festeje la ocurrencia, se presenta como una víctima de su “origen” anunciando su propio sacrificio: lo van a descalificar por "antisemitismo”. Como apunta Frank Schirrmacher en su atinado comentario de texto en el FAZ, el archilaureado, mimado, baboseado premio Nobel alemán, un tipo de esos que -parafraseando a Marsé- gustan de sacarse a sí mismos en procesión, se considera estigmatizado por su “origen”. No es su país, ni su propio pasado personal, ni la Historia, sino un estigma que perdura "imborrable". Bien es verdad que no le ha valido persecuciones ni cámaras de gas, pero sí (lamenta en su poema) lo ha obligado a callarse y a mentir: “Me prohibía atribuir ese hecho, como verdad evidente, al país de Israel”. Grass interpreta la culpa de los crímenes nazis como un estigma racial o genético que lo equipara moralmente (supongo que también al resto de los alemanes, pero a él, que rompe el silencio, un poquito más), con las verdaderas víctimas. Schirrmacher habla, con Nietzsche, de una "venganza imaginaria". Que le permite "hacer las paces con su propia biografía".

Israel y la paz mundial. Israel sola, dice Grass, pone en peligro la paz del mundo. Los ayatolás y el régimen clerical iraní son, en cambio, una simple panda de “bocazas”. Cuando niegan el Holocausto y cuando amenazan con liquidar a Israel. Cosas de fanfarrones.

Unos apuntes:
Alemania organizó el asesinato sistemático de seis millones de judíos europeos en cámaras de gas. Cuando tenía 17 años, Grass se quiso alistar en el Arma Submarina del Ejército nazi, pero terminó en el brazo militar de la SS, la organización responsable del enorme esfuerzo logístico invertido en matar a tanta gente. Grass tardó seis décadas en admitir su militancia en la Waffen-SS. En Pelando la Cebolla, cuenta lo siguiente:

  • "No quedan marcas en la piel de la cebolla que expresen miedo u horror. Seguramente veía a la Waffen-SS como unidad de élite (...) La doble runa en el cuello del uniforme no me repugnaba”
  • “Lo más importante para aquel muchacho que se tenía por un hombre era el arma en la que serviría: si no podía ser en un submarino, de los que ya apenas se hablaba en los partes de guerra, entonces sería como artillero de tanque en una División que, como sabían ya en el Centro de Operaciones de Weißer Hirsch, iba a formarse con el nombre Jörg von Frundsberg”
  • “Tras la guerra quise callar con creciente vergüenza lo que había acatado con el estúpido orgullo de mis años jóvenes. Pero la carga se mantuvo y nadie podía aliviarla. Es cierto que mientras duró la instrucción como artillero de tanque que me embruteció durante el otoño y el invierno no supe nada de los crímenes de guerra salidos a la luz más tarde, pero esa ignorancia declarada no podía empañar el reconocimiento de haber sido pieza de un sistema  que planeó, organizó y ejecutó el asesinato de millones de personas.”

Dice también que él no disparó “un solo tiro”. Es bien plausible que, en el caos descomunal del estertor de la Segunda Guerra, cuando la SS campeaba por la retaguardia colgando de los robles y de las farolas a desertores de la Wehrmacht y demás "sediciosos", algunos reclutas no disparasen un solo tiro.

Tras la polémica de su poema, Israel ha declarado a Grass persona non grata y le ha prohibido viajar al país. Una medida histérica y populista, según el exembajador israelí Avi Primor. Como consecuencia, Grass ha comparado a Israel -ese Estado que por sí solo “pone en peligro la paz mundial”- con el régimen de la extinta República Democrática Alemana. Dicen que se ha quedado más ancho que Silesia.

TopTeaser_crop_Der-Sockel-des-von-Grass-gestifteten-Denkmal-in-G-ttingen-wurde-mit-Graffiti-beschmiert.-Foto-Stefan-Rampfel

 

 

 

" ¡SS! Günni, calla la jeta". Pintada en la Universidad de Göttingen.

 

 

Hay 234 Comentarios

Acertado articulo de Juan Gómez que destaca por su imparcialidad y buen conocimiento de la sociedad alemana, algo que desde las plumas españolas escasea más de lo que nos gustaría. El autor se limita a comparar lo que afirma Gunter con la realidad alemana y europea, y si bien es cierto que muchos españoles les molesta que les recuerden que competimos a nivel europeo con las potencias más antisemitas de Europa. Junto con un estudio que vale la pena leer.
Sin tener la necesidad de tomar parte en cada afirmación de Gunter ni encada reacción al poema, Juan Gómez sitúa el poema en su contexto a nivel de autor y social.

El articulista empieza diciendo que "es una falacia que criticar a Israel sea un tabú", pero dedica el artículo a demostrar lo contrario: demonizando a Grass por haberlo hecho. Demuestra mucha objetividad: abundantes descalificaciones del escritor (multimillonario, chapuceador de versos, que labró su fama en la apoteosis de los bloques y telones de acero, mimado, baboseado, "un tipo de esos que gustan de sacarse a sí mismos en procesión"... ) En cambio, ni citar el tema de fondo cuando se habla (y también, obviamente cuando se "poemiza" como en el caso de Grass) sobre Israel hoy: el genocidio, la ocupación y la limpieza étnica que aplica sistemáticamente ese Estado en los territorios palestinos. Este es el gran tabú (detrás del otro "inexistente" tabú), que como tal el columnista ni siquiera menciona. Personalmente admiro por muchos motivos al pueblo judío, en primer lugar por su historia de persecución, así como por las innumerables figuras intelectuales, científicas y artísticas que ha dado, pero de igual forma condeno y rechazo la política israelí de exterminio y sometimiento del pueblo palestino, que sí, resulta muy parecida a la que ellos sufrieron en la Alemania nazi.

No te enteras no de lo que escribes. Re-leete tu mismo si tienes paciencia.

Javier Velasco, tienes algún artículo publicado en Internet sobre cualquier tema?

Luis dice: "pero no entiendo como puedes defender el asesinato selectivo y la carrera armamentística. Las barbaridades que escribes me producen una mezcla de tristeza y angustia. "
a ver, cítame donde he dicho yo eso...
mientras, déjame decirte que hablar en plural no te va a servir de mucho, lo que importa son tus argumentos, ausentes hasta ahora.

Pésimo artículo de Juan Gómez. Su estilo agresivo, insultante y desequilibrado resta credibilidad a su discurso, haciéndolo tan desagradable para el lector neutral que, si pretendía defender o denunciar determinada posición, consigue el efecto contrario.

Gracias Xavi por tus explicaciones. Vale, a un Dolphin le puedes meter un Popeye y a un Shahab-3 le puedes poner cabeza nuclear. Dices que no todo es blanco o negro pero si solo me cuentas un color que quieres que piense.
Me alegro de que prefieras las democracias imperfectas, no muchos por aquí piensan como tu. No vamos a hacer un debate politólogo sobre la Razón de Estado pero el mundo tiene problemas más gordos que preocuparse pero para algunos parece que solo exista Israel.

Estimado opinions tus argumentos son los mismos una y otra vez, antisemitas, judeofobos... no haces más que confirmar lo que te criticamos y en realidad, por momentos pareciera que el xenôfobo eres tu. Una de las pocas cosas coherentes que has aportado, es la libertad del gobierno israelí de defenderse y me parece bien, pero no entiendo como puedes defender el asesinato selectivo y la carrera armamentística. Las barbaridades que escribes me producen una mezcla de tristeza y angustia.

No parece muy sensato el comentario apasionado de Juan Gomez. Se puede hacer de otra forma. "Probablemente millonario...", y muchas otras frases de mal estilo periodístico. No hay buen aroma. Ni calidad.

¡Perdon! Moshé Dayán no fué primer ministro, sólo ministro a secas. (Lo confundí con Ben Gurion) Cosas de ser un aficionado.

Estimado Opinions: Yo no pongo en duda para que quiere la energia nuclear Iran, creo que la quiere para joder a Israel (de verbo o accion). Pero tampoco pongo en duda que Israel compre esos submarinos de corto alcance para joder a Iran (¿verbo o acción?). Lo que digo es que vivimos en un mundo de grises, ni blanco ni negro. Que prefiero una democracia imperfecta que una estupenda teocracia. Pero que la democracia imperfecta de Israel se consiguió no sólo con votos, que el del parche antes de ser primer ministro fué terorista,pero como ganó se le perdonó. En fin ,que este tema me supera, pero que los submarinos (segun wikipedia) tienen capacidad nuclear. ¿Un beso para la humanidad? ¡Un beso para TODA la humanidad!

Con la de problemas reales que tenemos, y las polémicas gratuitas que se promocionan para despistarnos de lo que debe centrar nuestro interés.

http://casaquerida.com/2012/04/13/los-chorizos-inauguran-una-panaderia/

Muy bien Xavi, veo que has ido a consultar a la Vikipèdia y ya sabes lo que es un submarino, pero reafirmas lo que yo he dicho. No es un submarino nuclear. Y el beneficio de la duda que le das al uranio y al plutonio iraní también le deberías dar al uso que pueda hacer la armada israelí de sus submarinos.

Un pequeño análisis de lo que ha escrito Gunter Grass:

""No quedan marcas en la piel de la cebolla que expresen miedo u horror. Seguramente veía a la Waffen-SS como unidad de élite (...) La doble runa en el cuello del uniforme no me repugnaba”"

Ya me lo imagino en el cuartel ante sus compañeros, cantando canciones nazis, riendo chistes de polacos, soviéticos y judíos. Y dice que no pegó ni un tiro...que harías pillín...

""Es cierto que mientras duró la instrucción como artillero de tanque que me embruteció durante el otoño y el invierno no supe nada de los crímenes de guerra salidos a la luz más tarde""
A quién quieres engañar Gunter? es que esta excusa de que los SS no sabían nada de lo que les pasaba a los judíos y tantos otros....a dónde pensaban que los enviaban....es que no se preguntaban entre sus compañeros a dónde iban los judíos con los trenes? de vacaciones? va hombre va.... por eso te callaste 60 años chaval!

Estimado opinions: Los submarinos tipo Dolphin son de propulsion diesel-electrica,de acuerdo, pero tienen 4 tubos lanza misiles tierra-aire tipo Popeye que pueden ir armados con cabezas nucleares de 200 kg. Tambien decirle que me asquea tanto su demagogia como la del resto de personas que igualan al regimen nazi con el terrorista(de estado,por supuesto) israelí. ¡Un beso para la humanidad!

Gracias Andrés pero el Mossab no me deja descansar...

Bueno Opinions, pues ya lo sabes tío, si te entra sueño será hora de irte a la cama y de cerrar las ventanas... Buenas noches.

Uno por aquí dice: "Algunos medios judios suspicaces confunden antisemitismo con antiisraelismo, lo primero es una forma de racismo, lo segundo es cuestionar la politica de un deteminado pais."
No te parece muy pretencioso por tu parte decirles a los judíos que no saben detectar la judeofóbia. Mira, te explico para que no hagas más el ridículo en público. Hoy en día hay dos maneras de expresar la judeofóbia por encia de los tópicos antisemitas de toda la vida: 1) la negación del Holocausto, 2) el antisionismo o antiisraelismo como tu mal dices. Porque si lo que quieres es criticar algunas acciones políticas de un país en donde el espectro político es muy amplio y hay opciones para todo, no puedes confundir el todo con la parte. En todo caso el antisionismo es la nueva forma de antisemitismo que pasa mejor por lo políticamente correcto y no suena tan racista, pero que en el fondo se cuestiona el derecho de los judíos a decidir mayoritariamente y soberanamente cómo quieren vivir e incluso se cuestiona el derecho a existir como nación.

ayy...que sueño me entra con estos comentarios tan sosos y pueriles. Hay uno que dice por ahí porque los judíos no se callan de una puta vez...no se....pregúntale a Grass que falló para que no se hornearan todos.
Un comentarista ha planteado una muy buena pregunta. Porqué la izquierda española es tan judeófoba. Buena pregunta. Seguro que hay varios motivos, el primero puede ser la secular tradición cultural española de odio al judío que se transmite de varias formas, otro puede ser que a pesar de la transición España siga siendo de hecho un remanso fascista que transversalmente abarca todo el espectro ideológico. Otro motivo puede ser el antiamericanismo y la asociación que hacen con Israel y lo judío. Y últimamente hay un retorno por parte de la izquierda a hacer amistad con los enemigos de mis enemigos. La desaparición del comunismo ha dejado huérfana a la izquierda y abrazan todo lo que huela a revolucionario aunque suene a yihad.
Yo personalmente pienso que los españoles son y han sido desde hace mucho tiempo unos acomplejados por la envidia de otros que les han pasado la mano por la cara.

Günter Grass, nos has dado alguna esperanza en el hombre. Ver que un anciano es capaz de concitar los peores instintos de todo un Estado, sus influencias, su resentimiento, sus gastadas consignas... Solo por haber escrito un humilde poema. Que hayas puesto, señero señor Grass, al calor de tus palabras, en marcha y contra ti todo el aparato propagandístico, que supera con creces el Goebbels, en medios y en eficacia, eso es un mérito tremendo. Dice mucho de ti: por sus enemigos los conoceréis. No hay mayor dignidad que ser odiado por los indignos. Menos mal que, según ellos, mientes y el poema es muy, pero que muy malo... Si hubiera sido verdadero y bueno... ¡La III Guerra Mundial!
.
Y ahora algo más en serio:

Algunos medios judios suspicaces confunden antisemitismo con antiisraelismo, lo primero es una forma de racismo, lo segundo es cuestionar la politica de un deteminado pais.

Parece que cuestionar las acciones del estado de Israel es cuestionar a un determinado grupo de seres humanos, ¿nos portamos asi cuando cuestionamos a Iran? de quien hablamos ¿del estado Irani o de los iranies? de la misma forma cuando se cuestiona el comportamiento racista sobre los palestinos del estado de Israel a quien cuestionamos ¿a los judios o al estado de Israel que masacra racialmente a una poblacion? ¿por que no se puede criticar el comportamiento del estado Israeli de la misma forma que se cuestiona a otros estados?, ya esta bien de victimismo genocidas del estado Israeli que no de los Judios.

No estoy para nada de acuerdo con este articulo tendencioso y manipulador.

Publicado por: Opinions | 13/04/2012 22:26:10
-
Observen ustedes, estimados foreros, cómo este tal Opinions – y algún otro que lo acompaña en esa “misión”- va introduciendo sus comentarios, inasequible al desaliento, con una periodicidad militar. Su pluma es la de El Mossad, si no directamente, sí al menos la de un amanuense a su servicio. Se infiltran en los foros. Responden a una especie de academicismo respondón. Me explico: tienen las mismas muletillas y las sueltan, vengan o no vengan a cuento. Entre ellas -mira que estamos denunciando frente a sus morritos estas maniobras- la manida, típica y tópica de que todos los que criticamos al Estado de Israel y los horrores que está cometiendo contra el pueblo palestino, o simplemente todos los que criticamos su prepotencia y su afán de dominio, somos antisemitas. ¡No se han enterado! Empero, seguirá, seguirá y seguirá, le pagan para ello.

Siempre que la libertad de expresión sea respetada como es debido en todos los países del mundo, no habrá ningún problema... Los problemas surgen cuando no se respeta dicha libertad de expresión. Grass escribe un poema y dice lo que piensa de Israel y a los judíos del mundo entero y de diferentes nacionalidades no les gustan ese poema... Dicen que un nazi como grass se debe de callar después del holocausto... A mí me gustaría mucho que los judíos se callaran ya de una puta vez e intentaran seriamente de vivir en paz con sus vecinos palestinos, que ya está bien, tío...

Lo que más me divierte de todo esto es que escribamos lo que escribamos el artículo está en portada y miles de personas lo van a poder leer...ahhh que placer ver esto en El Pais :) ya era hora de que alguien pudiera decir algo sensato sobre este tema en portada.

GRACIAS GRASS, POR DECIR ESAS VERDADES QUE ALGUNOS CIEGOS NO QUIEREN VER

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es el corresponsal de EL PAÍS en Berlín desde 2008. Fue becario de José Comas, que lo reclutó en 2006. Vive en la ciudad desde 2002. Estudió en Friburgo.

Correo: mail.berlinblog@gmail.com

Eskup

Archivo

julio 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal