Juan Gómez

Günter Grass, Israel y los nazis. Una polémica

Por: | 13 de abril de 2012

Ya han corrido ríos de tinta sobre el poema de Günter Grass. Muy bien, de algo hay que escribir. Se han repetido una serie de falacias que vamos a comentar:

 

 

 


 

 

 

(Grass practica su gesto favorito)


Censura, tabú. Es una falacia que criticar a Israel sea un tabú. No lo es en Alemania ni lo es en la asombrosa España, cuyos ciudadanos sólo han visto judíos por la tele y encarnados por algún actor inglés y gentil aunque narigudo, pero aún así compiten con los húngaros y los polacos por el liderazgo europeo en rancios prejuicios antisemitas. Lo mismo que en España, cada controversia internacional relacionada con Israel encuentra enorme eco en Alemania, desde las incursiones militares en Gaza o Líbano hasta los asesinatos selectivos del Mossad, pasando por el sangriento abordaje a la flotilla así llamada "de la Libertad”, hace dos años.

Los medios alemanes son más o menos críticos, según. Proisraelí es la línea editorial de Springer, que saca el sensacionalista y (en casi todo los demás) populista diario Bild y su hermanito serio Die Welt. Mantiene entre sus principios fundacionales “la reconciliación entre judíos y alemanes, para la que es obligado apoyar el derecho a la vida del pueblo israelí”. Nótese la sutileza del atávico racismo alemán: “entre judíos y alemanes ”. ¿No puede haber judíos alemanes? Los hubo.

Entre eso que se llama la gente de la calle, la opinión es variada. He visto verdaderos aquelarres antiisraelíes en Alemania, sobre todo con ocasión de las masivas protestas contra la Guerra de Irak hace unos diez años y contra la guerra en Líbano, hace seis. Recuerdo de entonces una entretenida trifulca de bar, cuando un amigo le arreó un bofetón a un desconocido que abogaba por “bombardear Israel para acabar con el problema”. Lo mejor fue que el abofeteado terminó llorando tras gritarle mi amigo: “no eres más que un fucking nazi, lo mismo que tus abuelos”. Como cuenta Nick Kulish hoy en el Times, respecto a Israel se aprecia una dicotomía entre la población y las élites alemanas. Pero hay que reconocer que los medios alemanes critican a Israel e informan cumplidamente de sus desmanes, errores o chapuzas.

Primer golpe, ataque preventivo. El alemán diferencia entre “ataque preventivo” (Präventivschlag) y “primer golpe” (Erstschlag). Grass echa mano del concepto de “primer golpe” (Erstschlag), que define indefectiblemente el primer golpe nuclear del que tanto se hablaba durante la Guerra Fría. Sin duda significa eso en boca del octogenario Nobel, un buen escritor que labró su fama en la apoteosis de los bloques y los telones de acero, esa Arcadia añorada del intelectual mediático. Contra cualquier evidencia o indicio, el poema acusa a Israel de estar planteándose un primer golpe nuclear contra Irán, el golpe que exterminaría “al pueblo iraní”. Un holocausto atómico para suprimir a los persas de la faz de la tierra. Grass abre así la puerta a una falacia muy apreciada por los antisemitas, por los malvados y por los cretinos: que el Estado judío es igual a la Alemania nazi. En lo que nos ocupa, escribí que confiere actualidad al viejo sarcasmo atribuído al psiquiatra Zvi Rex: Los alemanes nunca perdonarán Auschwitz a los judíos.

Víctima=víctima=víctima, etc. No todos somos víctimas. Pero Grass, un exitoso novelista probablemente multimillonario a quien le basta con chapucear unos versos libres para que medio mundo le festeje la ocurrencia, se presenta como una víctima de su “origen” anunciando su propio sacrificio: lo van a descalificar por "antisemitismo”. Como apunta Frank Schirrmacher en su atinado comentario de texto en el FAZ, el archilaureado, mimado, baboseado premio Nobel alemán, un tipo de esos que -parafraseando a Marsé- gustan de sacarse a sí mismos en procesión, se considera estigmatizado por su “origen”. No es su país, ni su propio pasado personal, ni la Historia, sino un estigma que perdura "imborrable". Bien es verdad que no le ha valido persecuciones ni cámaras de gas, pero sí (lamenta en su poema) lo ha obligado a callarse y a mentir: “Me prohibía atribuir ese hecho, como verdad evidente, al país de Israel”. Grass interpreta la culpa de los crímenes nazis como un estigma racial o genético que lo equipara moralmente (supongo que también al resto de los alemanes, pero a él, que rompe el silencio, un poquito más), con las verdaderas víctimas. Schirrmacher habla, con Nietzsche, de una "venganza imaginaria". Que le permite "hacer las paces con su propia biografía".

Israel y la paz mundial. Israel sola, dice Grass, pone en peligro la paz del mundo. Los ayatolás y el régimen clerical iraní son, en cambio, una simple panda de “bocazas”. Cuando niegan el Holocausto y cuando amenazan con liquidar a Israel. Cosas de fanfarrones.

Unos apuntes:
Alemania organizó el asesinato sistemático de seis millones de judíos europeos en cámaras de gas. Cuando tenía 17 años, Grass se quiso alistar en el Arma Submarina del Ejército nazi, pero terminó en el brazo militar de la SS, la organización responsable del enorme esfuerzo logístico invertido en matar a tanta gente. Grass tardó seis décadas en admitir su militancia en la Waffen-SS. En Pelando la Cebolla, cuenta lo siguiente:

  • "No quedan marcas en la piel de la cebolla que expresen miedo u horror. Seguramente veía a la Waffen-SS como unidad de élite (...) La doble runa en el cuello del uniforme no me repugnaba”
  • “Lo más importante para aquel muchacho que se tenía por un hombre era el arma en la que serviría: si no podía ser en un submarino, de los que ya apenas se hablaba en los partes de guerra, entonces sería como artillero de tanque en una División que, como sabían ya en el Centro de Operaciones de Weißer Hirsch, iba a formarse con el nombre Jörg von Frundsberg”
  • “Tras la guerra quise callar con creciente vergüenza lo que había acatado con el estúpido orgullo de mis años jóvenes. Pero la carga se mantuvo y nadie podía aliviarla. Es cierto que mientras duró la instrucción como artillero de tanque que me embruteció durante el otoño y el invierno no supe nada de los crímenes de guerra salidos a la luz más tarde, pero esa ignorancia declarada no podía empañar el reconocimiento de haber sido pieza de un sistema  que planeó, organizó y ejecutó el asesinato de millones de personas.”

Dice también que él no disparó “un solo tiro”. Es bien plausible que, en el caos descomunal del estertor de la Segunda Guerra, cuando la SS campeaba por la retaguardia colgando de los robles y de las farolas a desertores de la Wehrmacht y demás "sediciosos", algunos reclutas no disparasen un solo tiro.

Tras la polémica de su poema, Israel ha declarado a Grass persona non grata y le ha prohibido viajar al país. Una medida histérica y populista, según el exembajador israelí Avi Primor. Como consecuencia, Grass ha comparado a Israel -ese Estado que por sí solo “pone en peligro la paz mundial”- con el régimen de la extinta República Democrática Alemana. Dicen que se ha quedado más ancho que Silesia.

TopTeaser_crop_Der-Sockel-des-von-Grass-gestifteten-Denkmal-in-G-ttingen-wurde-mit-Graffiti-beschmiert.-Foto-Stefan-Rampfel

 

 

 

" ¡SS! Günni, calla la jeta". Pintada en la Universidad de Göttingen.

 

 

Hay 234 Comentarios

Viva Senor Grass!!!! Toda la media esta dominado por los judios!!!! El Reuiters! Solo el nombre!! Es Judio! Solo dicen y publican lo qie Ellos quieren que escuchemos/leamos! Toda propaganda!
Como he dicho! Viva Gunter!

Gracias señor Günter Grass. por fin alguin se atrve a decir la verdad...

Los "judios" se han convertido victimarios, y la risa de hitler cabalga a la par de sus desmanes, como puede defender y justificar las barbaries de ahora, con las barbaries del pasado. NO TIENEN JUSTIFICACION ninguna de las dos, y no por eso puede venir a querer justificar lo injustificable

Mira, algunos tics antisemitas o judeófobos que se han publicado por ahora en estos comentarios:
"Los pueblos del mundo debemos unirnos contra los miserables que nos gobiernan y nos manipulan." (el lobby judío que todo lo sabe y todo lo controla)

"es el tantísimas veces mentado antisemitismo," (por algo España es según los estudios uno de los paises más antisemitas de Europa)

"Israel es un Estado de corte nazi y terrorista"

"Como ultimo tengo que decir que lo peor de todo es que se intenta de desligitimar a Grass por lo que hizo como jovencito hace más que 60 años en un regimen totalitario en el cual o de alineaste o te jodieron la vida. " (supongo que llamarle jovencito le hace menos responsable aún de sus actos voluntarios)

"Además, el autor señala un hecho concreto: la venta de un submarino atómico a Israel. ¿Es que esto no importa?" (no es un submarino atómico, es un clase Dolphin a motor diesel que se vende como churros)

"en Irán hay unos 20 mil judíos iraníes reconocidos por el gobierno iraní, " (de los 80.000 que habían antes de la revolución islámica. Que resistan es mérito de ellos y no de los islamistas)

"violentas e injustas políticas internacionales del estado de Israel " (lo han intentado atacar varias veces por sus vecinos que quieren echarlos de ahí...eso sí que es violento)

"Israel ha secuestrado personas en distintos países del mundo, para aplicarles "su justicia". (entre ellos Aisman, el ideólogo de la solución final que vivía impunemente en Argentina)

El Contubernio Judeo Llorón hace su trabajo, y les funciona.

El Holocausto no puede justificar la repetición de otro, en este caso el del pueblo palestino. Israel debería ser el último pueblo en repetir la historia que sufrió en sus propias carnes. Ahora las "cámaras de gas" son diferentes pero el efecto de asfixia y aniquilación causado por los muros de verguenza levantados por Israel es, sin embargo, igualmente letal. Cuándo va Israel a superar su pasado y sus átavicos miedos, para convivir ejemplarmente con pueblos vecinos como habían hecho en el pasado antes del infame genocidio sufrido en la 2a G.M. Tal vez Israel todavía necesita tiempo para superar los efectos sicológicos del Holocausto, pero no debería ser a costa del sufrimiento y exterminio de otro pueblo.

Estoy totalmente en desacuerdo con el autor. Si uno critica a Estados Unidos, no es antiamericano per se, pero como se atreva a criticar a Israel, es ipso facto acusado de antisemita. No hay más que ver las reacciones de los políticos israelíes.
Por otro lado, el pasado nazi de Grass es equiparable al pasado falangista de muchos políticos españoles, y nadie les crucifica por ello. Creo que el debate está más en el tabú de criticar a Israel, cierto y patente, que en el derecho de Grass a opinar lo que le dé la real gana.

Utilicemos la lógica, el sentido común y la verdad:
1) quien ha amenazado a quién de borrar del mapa?
2) Ha amenazado alguna vez Israel de querer exterminar a los iranís mediante un ataque atómico?
3) ¿Es Gunter Grass más víctima por ser alemán ex nazi que un israelí judío superviviente del holocausto?
4) ¿Aquien vende Alemania tecnología nuclear?
5)¿Permite Irán que los inspectores nucleares hagan su trabajo de inspección libremente?
Es que no hay que desir nada más como diría el futbolista alemán.

Se me olvido decir que mientras Israel tenga BOMBAS ATOMICAS (bastante "incontroladas", por cierto) estaré de acuerdo con la opinión del señor Gunter o de cualquier otro que opine lo mismo, sin mas.
Espero no se me tache de antisemita y todo eso.

Patetico articulo, y mas penoso que el Pais lo incluya, el crimen que esta cometiendo el gobierno de Israel con el pueblo palestino (que no el pueblo) pasara a la historia. Y los lacayos que la defienden como este blog igualmente. ¿Porque se intenta dividir a los pueblos, cuando los trabajadores israelies estan sufriendo en este momento unos recortes brutales?. Como se utilizan y manipulan para dividirnos, y buscar un enemigo exterior como Iran, el gobierno de Iran y el de Israel merecerian el mismo destino. Los pueblos del mundo debemos unirnos contra los miserables que nos gobiernan y nos manipulan.

El único argumento de quienes se sienten atacados por las críticas (algunas altisonantes) contra el gobierno de Israel es el tantísimas veces mentado antisemitismo, como si denunciar una injusticia fuese un acto racista, como si quienes temen que un buen día a los lideres israelitas se les de por bombardear Irán, fuesen todos unos "judeófobos" (sic). Es triste (y escalofriante) ver como carecen de argumentos y construyen toda su defensa en base al miedo, la venganza y el nacionalismo, ingredientes peligrosîsimos como demuestra la historia.

Pregunto yo: ¿Por que en vez de cuestionar el derecho de Irán a poseer armas nucleares, no cuestionamos que Israel las tenga?. O cualquier otro pais.

Y si me permiten: ¿ Con que derecho unos sí y otros no?

Nucleares, no gracias.

Espero que no se me trate de antisemita por hacer este ejercicio básico de libertad de expresión del sentido común.

Una de las características de la judeofóbia es su manera tan torpe de querer silenciar a los que piensan de forma diferente. Y aquí en los comentarios lo podemos ver de forma clara, como intentan hundir todo comentario que felicite al autor de este artículo o expresen su coincidencia con la descripción que hace de Gunter grass

Publicado por: Catón | 13/04/2012 21:26:17: Mas claro blanco y en botella....: Amigo mío, no puede usted disimular su filosionismo agresivo, falsofocador y cruel. Pero tié que habé gente pa’ to, que decía El Guerra. Cierto que un Estado como el de Israel, que saquea y ocupa ilegalmente las tierras de Palestina, y que asesina y persigue a sus ciudadanos, es un Estado de corte nazi, un Estado terrorista. Que usted quiere que comulguemos con ruedas de molino. El Mossad -de quien seguramente es usted deudor- lo lleva intentando en los foros de todo el mundo, porque tiene medios y poder y cómplices, no como los pobres palestinos olvidados a su suerte, bajo la bota del nazismo israelí. Lo mismo que alemán no es sinónimo de nazi, judío no es sinónimo de sionista saqueador de tierras y asesino y extorsionador de palestinos. Así es. No cuela ya el viejo truco de si me critican les digo que son antisemitas. No, señor Gómez. No obstante, muy buen intento, muy “sofista”, muy elaborado, se merece un premio, cualquiera, menos el de la verdad. MartinCanarias.
Publicado por: Catón | 13/04/2012 21:26:17

Publicado por: Catón | 13/04/2012 21:26:17: Mas claro blanco y en botella....: Amigo mío, no puede usted disimular su filosionismo agresivo, falsofocador y cruel. Pero tié que habé gente pa’ to, que decía El Guerra. Cierto que un Estado como el de Israel, que saquea y ocupa ilegalmente las tierras de Palestina, y que asesina y persigue a sus ciudadanos, es un Estado de corte nazi, un Estado terrorista. Que usted quiere que comulguemos con ruedas de molino. El Mossad -de quien seguramente es usted deudor- lo lleva intentando en los foros de todo el mundo, porque tiene medios y poder y cómplices, no como los pobres palestinos olvidados a su suerte, bajo la bota del nazismo israelí. Lo mismo que alemán no es sinónimo de nazi, judío no es sinónimo de sionista saqueador de tierras y asesino y extorsionador de palestinos. Así es. No cuela ya el viejo truco de si me critican les digo que son antisemitas. No, señor Gómez. No obstante, muy buen intento, muy “sofista”, muy elaborado, se merece un premio, cualquiera, menos el de la verdad. MartinCanarias.
Publicado por: Catón | 13/04/2012 21:26:17

En la mescolanza de genes en que ha ido parar la humanidad venir con eso del antisemitismo porque un viejo sabio dice una verdad incómoda, parece un despropósito. Yo mismo, en América Latina, seguro llevo algo de sangre judía, y acaso mora y aborigen de estos barros„ qué más da si se clama por la paz como es el fondo del poema de Grass. En la locura tecnofanática del homo sapiens sapiens, recuerdo a otro que la barbarie humana, ésa que es la base del suicidio colectivo, a otro que no se le hace caso: Al Gore. Vergüenza de ser un ser humano y, encima, cabezas duras debiera darnos.

Por cierto, la verdadera cuestión es: ¿por qué la izquierda española es desde ligera a brutalmente antisemita? Eso sí que estaría bien investigarlo a fondo.

Gracias por escribir esto en un diario de izquierdas. Espero que no te pase factura.

Cuanto judeófobo que anda suelto por estos comentarios. Si no os gusta el artículo..pues que le vamos a hacer... pero es la verdad, es algo de sentido común.

Este debate sobre el poema de Grass me parece francamente patetico. Cuanto gente se calienta la cabeza sin haber leido su obra con sus propios ojos ...
A parte de los que lo leen superficialmente y se quedan con lo que querian entender.

El que si lee su "poema" entero y presta atencion a su formulación no va encontrar los supuestos puntos tanto "citado" en la prensa como en este blog:

"Israel sola, dice Grass, pone en peligro la paz del mundo." dice el autor. Mentira, no es lo que dice Grass

"el golpe que exterminará “al pueblo iraní”." Tampoco es cierto que dice esto. Hay que prestar atencion a su formulación

Para resumir lo que si dice grass:

Grass habla de la hipocresía política occidental.
Habla de que en el futuro se podría dar lo que tantas veces se ha practicado en simulaciones (Planspiel), un golpe nuclear preventivo al Iran, en el cual se sospecha la construcción de un arma nuclear.
Un golpe que podría!! Erradicar al pueblo Iraní.
Dice que el Iran es un pueblo sometido a un bocaza.
Un régimen que impone al pueblo alborozar de forma organizada. Aquí hace evidentemente una distinccion entre el gobierno y el pueblo, intentando de mostrar que la opinión del gobierno no es la del pueblo, que más bien será una victima de sus líderes. Señala que hay otro país con un arsenal creciente de armas nucleares sin que le sometan a controles internacionales, Israel.

Critica la venta de submarinos alemanes a Israel, capaces de llevar misiles con cabezas nucleares, con el argumento de “reparación” por los crímenes cometido durante la segunda guerra mundial.
Señala la ironía que Alemania da a Israel armas de destrucción masiva a un pueblo que sufrío asesinatos a escala inimaginable.
Sigue Grass afirmando que se siente “conectado” con país de Israel, es decir, siente simpatía y lo sentirá en el futuro. Sin embargo según su juicio Israel esta amenazando a la paz mundial, ya tan frágil.
Ojo ¡! No dice que solamente Israel amenaza la paz.
Al final pronuncia su esperanza que los dos países, tanto Israel como el Iran se someten a controles atomares, para que se ayude que a los pueblos en la región ocupada por la locura, y ultimanente también a nosotros. (Que se mantenga la paz para todos, cojones!)

Como ultimo tengo que decir que lo peor de todo es que se intenta de desligitimar a Grass por lo que hizo como jovencito hace más que 60 años en un regimen totalitario en el cual o de alineaste o te jodieron la vida.

Cuestionar motivos y sacar a la luz fallos cometidos en el pasado me recuerda a lo que se hace en las campañas electorales y en las dictaduras para descreditar a las personas non gratas.

Saludos, un alemán

Amigo mío, no puede usted disimular su filosionismo agresivo, falsofocador y cruel. Pero tié que habé gente pa’ to, que decía El Guerra. Cierto que un Estado como el de Israel, que saquea y ocupa ilegalmente las tierras de Palestina, y que asesina y persigue a sus ciudadanos, es un Estado de corte nazi, un Estado terrorista. Que usted quiere que comulguemos con ruedas de molino. El Mossad -de quien seguramente es usted deudor- lo lleva intentando en los foros de todo el mundo, porque tiene medios y poder y cómplices, no como los pobres palestinos olvidados a su suerte, bajo la bota del nazismo israelí. Lo mismo que alemán no es sinónimo de nazi, judío no es sinónimo de sionista saqueador de tierras y asesino y extorsionador de palestinos. Así es. No cuela ya el viejo truco de si me critican les digo que son antisemitas. No, señor Gómez. No obstante, muy buen intento, muy “sofista”, muy elaborado, se merece un premio, cualquiera, menos el de la verdad.

Éste es el artículo de Le Point sobre los judíos iraníes en Iran:

http://www.lepoint.fr/monde/etre-juif-en-iran-12-04-2012-1450630_24.php

No estoy de acuerdo con este artículo y me produce pena que este periódico reproduzca este tipo de texto que considero muy superficial y un remix de lo que dice parte de la prensa alemana.
El "poema" de Grass puede ser discutible en algunos puntos, pero señala algo bastante incómodo en este país. Además, el autor señala un hecho concreto: la venta de un submarino atómico a Israel. ¿Es que esto no importa?
Es obvio que el SPD y la CDU no estean muy contentos, ni sus medios afines.
Sí hay censura (no oficial) sobre el tema de Israel. Le aconsejo que en vez de irse al bar con su amigo, pregunte un poco y charle con gente de los partidos políticos y sobre todo investigue en el ámbito académico. Es relativamente fácil conocer algunos casos. Le hablo sobre el Estado de Israel, no sobre el Holocausto.
Por otra parte, die Linke (La Izquierda) da una versión bastante equilibrada sobre este asunto. Me imagino que no le importa porque no son mayoría...

Sobre este tema es muy difícil decir dos palabras sin ser acusado de "enemigo" de unos o de otros. Y si escribes un poema, que como obra de arte, siempre será imperfecta y contendrá sus verdades y sus mentiras u olvidos, siempre habrá alguien que lo interpretará como favorable a sus tesis, sempre será instrumentalizado, que es lo que hacen algunos ahora.
Personalmente pienso que la polémica generada es útil para que la opinión pública mundial, siempre volátil, dirija su atención a la discusión sobre un conflicto bélico anunciado, cuyas consecuencias sufrirían en primer lugar el pueblo iraní y su juventu, y después posiblemente nosotros por alzas de precios del petróleo etécera. En este sentido, en la medida en que el debate contribuya a generar una solución pacífica mediante el diálogo y la negociación, el poema es de gran utilidad. Pienso que debemos estar agradecidos al Sr. Grass por ello.
Por otro lado, hace un par de días leí un artículo en Le Point donde se menciona que en Irán hay unos 20 mil judíos iraníes reconocidos por el gobierno iraní, con su religión protegida, al menos a nivel privado, y figurando entre las cuatro oficiales del país ( musulmana, cristiana, judía y zoroastriana ). Esto es un dato que debe hacernos reflexionar sobre tantas amenazas de guerras.

Las críticas contra las violentas e injustas políticas internacionales del estado de Israel y su socio Americano, no son antisemitismo; lo mismo que criticar a los Ayatolas y su dictadura religiosa no es ser antimusulman ni fascista... Se trata de duros adjetivos que últimamente, se sueltan muy alegremente y que no hacen más que confundir a la opinión pública. Todos tenemos derecho a criticar y a dar nuestro punto de vista sin que por eso se nos insulte o se nos recorten nuestros derechos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es el corresponsal de EL PAÍS en Berlín desde 2008. Fue becario de José Comas, que lo reclutó en 2006. Vive en la ciudad desde 2002. Estudió en Friburgo.

Correo: mail.berlinblog@gmail.com

Eskup

Archivo

julio 2013

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal