Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

febrero 2009

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28  

« ¿A dónde va la publicidad en la red? | Inicio | James Brown »

26 diciembre, 2006 - 10:30

Vuelvo a casa por el solsticio de invierno

Un gaditano en Silicon Valley

BLOG INVITADO: UN GADITANO EN SILICON VALLEY

  • Dirección: blog.folksonomy.com
  • Autor: Juan Pablo Puerta, "veintimuchos" años. Gaditano aunque con muchísimos vínculos con Madrid. Vive en San Francisco. Trabaja en varios proyectos en el popular web de anuncios clasificados Craiglist.org desde hace unos meses. Fue Ingeniero de busquedas en Yahoo! anteriormente.
  • Descripción: "La visión de España desde la distancia y de California desde cerca. En teoría, porque siempre acabo derivando hacia cosas sin la mas mínima importancia".

(Nota: este post se publicó originalmente el 21 de diciembre)

En dos días estaré metido en una lata voladora rezando (o lo que sea que hagamos los ateos) porque Iberia, para variar, se comporte un poco mejor que Air Madrid y no vuelva a perder conexiones o maletas. En dos años me he quedado tirado dos veces en Nueva York y no recuerdo la última vez que mi equipaje llego a tiempo. Cuando empecé a vivir en Madrid y no tenía un chavo en el bolsillo solía volver a Cadiz en autobús (8 horitas) y me reía de los gritos de hastío de la gente cuando, viaje tras viaje, nos ponían siempre la misma película (Gladiator). Lo gracioso de los vuelos con Iberia es que están llenos de españoles que como yo, solemos viajar a casa cada pocos meses (ya hasta me conozco a alguno de vernos varias veces), por lo que nos conocemos de sobra las jugarretas y las comidas de la compañía y estamos más que curados de espanto.

El vuelo suele tomar entre 14 y 16 horas en total, dependiendo de la ruta. Al contrario que lo que cabría pensar, el vuelo no traza una línea recta entre San Francisco, Chicago y Madrid, sino que pasa por Groenlandia y suele cruzar el Círculo Polar Artico. De hecho una foto muy típica de los que viajamos entre la Costa Oeste y Europa es la de los Icebergs que se ven en el extremo norte del Atlántico. Cuando digo esto mucha gente suele sorprenderse de que un avión haga una ruta parabólica tan rara y en teoría tan poco óptima (con lo cara que está la gasolina). La respuesta es que pasando a través del polo norte los aviones siguen la ruta mas corta y óptima posible. El problema de percepción es nuestro y tiene que ver en cómo estamos acostumbrados a ver el mundo.

Estamos acostumbrados a ver el mundo en un mapa plano usando la proyección ortogonal de Mercator (que viene del siglo XVI, al loro) que exagera el tamaño de Europa y Norteamerica dando una vision deformada no realista del planeta. El grado de deformidad de la proyección de Mercator nos la dan los índices de Tissot, cartógrafo francés que en el XIX estudió las deformidades de las representaciones ortogonales y que suele representarse como puntos (de igual tamaño en realidad) sobre el plano para que apreciemos la diferencia de tamaño. De hecho, una de las cosas que se dice de la proyección Mercatos es que Groenlandia y África tienen el mismo tamaño aparente, cuando la primera es unas 14 veces mas pequeña que la segunda.

Una proyección mucho más precisa (todo lo precisa que puede ser la proyección de una esfera sobre un plano), la da Gallis-Peter que viene a ser algo así:

Bien, ahí es donde vivimos, señoras y señores. Si véis el tamaño de Brasil, por ejemplo, es mucho mas grande de toda Europa y África aparece como un monstruo enorme capaz de albergar en su interior toda Asia, por ejemplo. México es mucho más grande de lo que estamos acostumbrados y Europa aparece como una mijita de nada, casi sin importancia. La proyeccion Mercator ha sido la imperante desde el Renacimiento hasta nuestros días por el deseo de las potencias europeas (y más tarde, de EE. UU.) de aparecer en un lugar predominante en el mapa.

Aún hay mas, la proyección de Peters solo mejora el tema del área de la superficie en el planeta, pero como la tierra es más o menos una esfera, los paralelos (las líneas horizontales que dividen el planeta) no tienen el mismo tamaño, aunque en las proyecciones ortogonales así aparezca. Para considerar el mismo tamaño en las representaciones planas, la mejor forma es usar distancia angular en lugar de linear. Una forma simple de hacerlo es “pintar” la tierra sobre la superficie de un poliedro de caras similares (generalmente un cuboctaedro de 24 caras triangulares) lo que nos da la proyección de Fuller como vemos en la imagen siguiente:

03_1

Ahora bien , si pillamos esa representación y hacemos una linea recta entre San Francisco y Madrid, vemos más o menos la ruta que siguió mi avión el viernes: saliendo de EE. UU. por el estado de Illinois (Chicago), entrando en Canada, atravesando el Atlántico entre Groenlandia e Islandia y entrando en España por Galicia o Asturias. Esa es la ruta más corta, vista con un sistema de proyección que, aunque no perfecto, es mucho más fiel a la forma de nuestro planeta.

4 Un sistema de proyección similar utiliza distancias equirectangulares, como es la proyección de Cassini creada en 1745 (abajo), centrada en el polo norte y usando el meridiano cero y el ecuador como ejes, dibuja cada paralelo de forma creciente, de dentro a afuera, representando perfectamente las distancias angulares. Si trazamos nuestra famosa linea imaginaria desde la soleada California a la (ahora) gélida Madrid nos dará igualmente la ruta.

Para el libro de notas: hace poco calculé la forma más corta (y rápida) de ir desde aquí a Madrid y la ruta la da con bastante aproximación la compagnia Icelandair, con parada en Reykjavik. Usando esta ruta, se pasan de 16 a solo 12 horas de vuelo.

La representación en una mapa es, como se ha visto, algo totalmente subjetivo. Tenemos metido en la cabeza que el norte esta arriba (superior) y el sur abajo (inferior) reproduciendo las convenciones sociales y económicas que las potencias dominantes han creado. La primera foto de la Tierra, por la que Stewart Brand y los hippies lucharon (Blue Marble) tomada en 70 mm desde la Apolo 17, llego a la NASA “invertida” (el sur arriba). La agencia americana la publicó con el norte hacia arriba, como estamos acostumbrados. El mapa invertido representa el sur arriba y el norte abajo, siendo entonces Tierra de Fuego (junto con Australia y Nueva Zelanda) la zonas mas septentrionales de la tierra. El mapa invertido es más una cuestión política que práctica, aquí en California llegué a ver dos siendo usados, uno en la oficina de Indymedia en Market y otro colgado en el cuarto de mi novia, cuando la conocí (lástima que se destrozó en la mudanza)

Comentarios

Muy bien hombre,las percepciones territoriales mas inmediatas nuestras, han dependido de la arquitectura de conocimiento imperante,lease occidental y cristiano.Pero puede variar a: globalizado,multipolar en busca del equilibrio de saberes y de poderes.

que raro que sos?
seguis viajando?
pasaras algua vez por argentina

Interesantísima exposición de nuestro globo terraqueo. Un saludo, Pablo, y felices fiestas

Marta

Aprovechando el pretexto de esta entrada, os invitamos a otra nuestra en la que refunfuñamos un poco por las humillaciones que sufrimos todos en los aeropuertos. Y proponemos un juego con premio para intentar luchar contra ello...
http://inicios.es/2006/12/20/medidas-de-seguridad-en-aeropuertos/

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d83507445469e2

Listed below are links to weblogs that reference Vuelvo a casa por el solsticio de invierno:

Prisacom S.A. - Ribera del Sena S/N - Edificio APOT - Madrid [España]