José Ignacio Torreblanca

Europa como insulto en la primarias republicanas

Por: | 25 de enero de 2012

 

 

El candidato republicano, Mitt Romney, no sólo es un peligroso liberal. Parece que ha donado dinero para campañas demócratas y apoyado legislación pro-aborto. Pero eso no es lo más grave: como atestigua este video ¡¡ha sido pillado in fraganti hablando francés!! Un error imperdonable que le puede costar su carrera política. No es una broma. Vean el vídeo que abre este post y lo comprobarán (también este video en el que Romney promociona en francés los juegos olímpicos de invierno en Salt Lake City)

Simplificando mucho, los estadounidenses tienen cuatro rarezas: Dios, las armas de fuego, la falta de un seguro sanitario universal y diez portaaviones con propulsión nuclear (se admiten más rarezas). Nosotros, los europeos, también tenemos nuestras cuatro rarezas: el laicismo, los impuestos progresivos, el medio ambiente y la Unión Europea (también se admiten sugerencias para completar la lista).

Un mandato presidencial estadounidense tiene cuatro años. Durante tres de esos cuatro años, las diferencias de valores entre europeos y estadounidenses no suelen ser muy evidentes, especialmente si en Washington hay un presidente demócrata. De hecho, a juzgar por las encuestas, Obama ha sido más popular en Europa que en Estados Unidos. Pero llega el año electoral, comienzan las primarias republicanas y el espacio mediático se llena de clichés. De todos esos clichés hay uno que es particularmente irritante: el que utiliza Europa como insulto.

En lo que va de campaña, Mit Romney ha utilizado Europa como insulto en al menos dos ocasiones. En la primera, acusó a Obama de “querer convertir Estados Unidos en un Estado del Bienestar europeo”. Créanme, aunque ustedes no lo sientan así, aunque a pesar de los tiempos que corren en Europa todavía estén orgullosos del modelo social europeo, era un insulto. En la segunda, fue aún más despectivo “Europa ni siquiera funciona en Europa. ¿Cómo iba a hacerlo aquí?”. Auch.

No está mal para un potencial futuro presidente de Estados Unidos. Pero, crucen los dedos. Romney es sin duda la mejor opción republicana para Europa. Resulta que como Romney pasó dos años en Francia en su juventud como misionero mormón y aprendió francés, Newt Grinwich, el otro candidato hoy en día con más posibilidades, se ha permitido ridiculizarle en público por hacerlo (como se ven en el vídeo que abre esta entrada).

Claro que Rick Santorum tampoco va a la zaga cuando critica que “Obama quiere imponer el socialismo europeo en Estados Unidos”. Una vez más, por una extraña consustanciación, el término liberal, gloriosa aportación del español al lenguaje político universal, se hace sinónimo de totalitarismo al cruzar el atlántico. Ya el candidato Kerry fue acusado de afrancesado en las elecciones de 2004, ya que hablaba francés fluidamente (algo muy recomendable para un senador miembro del Comité de Relaciones Exteriores).

Pero si les sirve de consuelo, el anti-europeísmo, como la propia Europa, podría estar en decadencia. El candidato que recientemente se ha retirado Jon Hunstman, que fue embajador en China y que, como buen profesional aprendió mandarín, algo que en las circunstancias actuales sería un increíble activo para Estados Unidos ha sido acusado en un anuncio electoral de que sus conocimientos de chino le hacen demasiado proclive a Pekín. Les dejo aquí con este magnífico video que cuestiona los valores americanos de Hunstman bajo el título de "El candidato de Manchuria"

 

Visto lo visto, es evidente que el candidato ideal republicano deberá tener mucho cuidado de no saber ningún idioma ni de haber viajado a ningún sitio, pero sobre todo de no ser llamado liberal en el sentido que se usó el término por primera vez en las Cortes de Cádiz, para referirse a los que eran partidarios de reformar el absolutismo frente a los llamados "serviles".

 

Hay 4 Comentarios

Soy un Español emigrado a USA desde hace 8 años y medio. EE.UU. es un verdadero desconocido para muchos Europeos. Demasiados clichés a un lado y otro del Atlántico. Es cierto que este país se encuentra en muchos aspectos pasos atrás respecto de Europa en evolución social y de ideas, pero también es cierto que tiene más capacidad de dinamismo económico y de auto-defensa que la lánguida Europa.

Los 10 portaviones americanos son una bendición. Siguen siendo en gran medida los responsables de asegurar el libre comercio marítimo internacional de mercancías.

Vivo en New York City... una ciudad asi no sería posible en Europa. Como Hollywood, otra rareza más de USA que el autor se olvida de nombrar.

La original rareza y fuente de todas las demás es la educación básica americana, mejor dicho la "no" educación básica humanística, que hace que pueda llegar a congresista una persona que cree, sinceramente, que dios creó el mundo y lo de Darwin son pamplinas.
El pueblo americano será muy práctico, muy listo, muy tenaz, pero también muy analfabeto. Por ahí hay que empezar.

Puede que hablar francés no esé muy bien visto, por las peculiaridades de ese pais e idioma, pero el candidato Huntsman se preciaba de hablar Chino perfectamente, y muchos otros candidatos, entre ellos presidentes pasados, como Bush, hablaban español y eso se consideraba como una ventaja. El francés es otro tema.

En tre otras cosas absurdas que dice, no distingue usted entre la religiosidad que puedan tener los ciudadanos estadounidenses y la laicidd de su estado, en el que la separación entre estado y religión es obsesiva y mucho más profunda y arraigada que en cualquier pais europeo, especialmetne España.

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal