José Ignacio Torreblanca

El rapto de Europa

Por: | 14 de febrero de 2012

690px-Tizian_085
En el Día de los Enamorados, conviene recordar que hay dudas más que razonables sobre si fue seducción o secuestro, pero el caso es que, independientemente de la calificación moral o jurídica de los hechos, conviene recordar que todo empezó cuando Zeus se enamoró de una princesa siria llamada Europa (Tiro, hoy Líbano, era entonces Siria). Zeus se hizo pasar por un toro blanco y consiguió que Europa se subiera a su lomo, para luego llevársela a nado a Creta.

En esta historia de mitos y mestizaje se entrecruzan, paradójicamente, muchos de los temas que la agenda nos pone hoy encima de la mesa. Grecia como orígen de todo, con sus correspondientes dosis de trauma y drama; Italia (vía el Renacimiento y este cuadro de Tiziano) como la reinterpretación de todos estos mitos fundacionales para ponerlos al servicio del proyecto ilustrado y la construcción de una identidad civil y a la vez civilizatoria. Y, para colmo, Siria, puerta de Oriente, donde hoy, una vez más, se entrecruzan los principios y valores que Europa quiere defender.

Después de que Zeus raptara a Europa,"Europa raptó" al mundo con la extensión de sus valores, por las buenas y también por las malas.  "Pero fue a su vez raptada", concluía Luis Díez del Corral en su obra maestra "El rapto de Europa". El libro de Díez del Corral es un alegato a favor de la Europa mestiza que conserva toda su vigencia. La "civilización europea" no existe en sí misma, no puede ser entendida sino como hibridación. Sus valores son "universales", pero no por la arrogancia de quien se cree superior, sino porque ha escuchado, ha aprendido y, como sostiene Steiner, se ha examinado a sí misma de forma continuada. La hibridación es el pasado, también el futuro. Como Zeus enamorado, sigamos practicándola.

Hay 1 Comentarios

Viendo a Sarkozy y Merkel, con su persistente rechazo al ingreso de Turquía en la UE (y de la democracia plena en Turquía) me lleva a dudar en la validez de las elecciones como base del sistema democrático: unir a los propios en contra de los distintos/oscuros (turcos, españoles, griegos, italianos) sigue siendo electoralmente rentable (y no favorece el mestizaje).

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal