José Ignacio Torreblanca

De la deuda a la duda: el europeísmo se resiente

Por: | 30 de mayo de 2012

Captura de pantalla 2012-05-29 a la(s) 23.11.14Tres de cuatro españoles piensan que la austeridad ha ido demasiado lejos. Pero uno de cada tres alemanes piensan que se ha quedado corta. Tres de cada cuatro alemanes piensa que la situación económica de su país es buena, pero sólo uno de cada cuatro españoles piensa que la situación económica de España mejorará en los próximos doce meses. Y así hasta el infinito. ¿Tienen ustedes la sensación de que las peticiones de ayuda de Rajoy al Banco Central Europeo y a Alemania caen en saco roto o sólo reciben palmaditas en la espalda? Pues ya saben por qué.

No por previsible, la divergencia entre las percepciones de la crisis entre los europeos, resulta menos relevante. ¿Saben en lo único en lo que estamos de acuerdo alemanes y españoles? En que los alemanes son los más trabajadores y los griegos los menos. Ahí acaba la cosa.

Cada vez son más los ciudadanos del sur de Europa que piensan que el euro, el principal logro de la integración europea, ha debilitado en lugar de reforzado las economías nacionales. Como consecuencia, el apoyo a la UE se está erosionando proporcionalmente a la gravedad de la crisis y la tensión que soportan sus miembros.  Sólo en España, uno de cada cinco ciudadanos (un 20%) se ha pasado en los dos últimos años al bando de los que opinan que el euro ha perjudicado más que ha beneficiado a la economía europea, cifras que corren en paralelo a las que observamos en Italia, Grecia o Francia.

Esta es la previsible pero preocupante conclusión de la última encuesta del Pew Research Center publicada ayer bajo el título "European Unity on the Rocks") (el trabajo de campo se realizó en ocho países europeos y Estados Unidos entre marzo y abril de este año). La encuesta es muy extensa y puede ser objeto de múltiples interpretaciones (la subo aquí Descargar Pew-Global-Attitudes-Project-European-Crisis-Report-FINAL-FOR-PRINT-May-29-2012).

El pesimismo está tan extendido entre los ciudadanos del sur de Europa que casi es difícil destacar un indicador. Un 69% de los españoles, 73% de los griegos, o 62% de los italianos dan por hecho que la siguiente generación (los jóvenes) vivirán peor que la actual: se trata por tanto de la primera crisis en la que los españoles dudan que vayan a salir reforzados. Y nada menos que un 97% y un 83% de los españoles consideran, respectivamente, que el desempleo y el endeudamiento del país son las principales amenazas que se ciernen sobre su futuro.

El europeísmo aguanta, sí, pues la mayoría de los ciudadanos del sur de Europa siguen queriendo formar del proyecto europeo. Sin embargo, como señalaba al principio, lo que la encuesta muestra es una sima impresionante  entre las percepciones de unos y otros, especialmente en Alemania. Allí, una amplia mayoría (59%) considera que el euro les ha reforzado como país, manteniéndose un elevado apoyo al proyecto europeo (68%). Y frente a la crítica generalizada de la clase política que vemos en el sur de Europa por su conducción de la crisis, Angela Merkel obtiene nada menos que el apoyo del 80% de los alemanes a su gestión de la economía y la crisis. No es de extrañar que con esta sima en las percepciones seamos incapaces de encontrar una salida conjunta a la crisis. 

* Véase también "La crisis mina la confianza de los europeos en la UE", de R.M de Rituerto.

Hay 38 Comentarios

Quizá lo que falta es un "relato" europeo de la historia del Euro y de la crisis. El Euro puede haber debilitado a corto plazo a las economías nacionales, pero refuerza a largo plazo la economía europea en la escala mundo.

Totalmente de acuerdo con txantxi. La lengua Es' importantisima pero un tejano profundo y un neoyorkino pueden ser mucho mas extranjeros entre ellos en casi todo. El problema de fondo es institutional y etico. Vivo y trabajo en holanda para una org internacional. La etica calvinista del esfuerzo, la austeridad y la rendicion de cuentas suelen ser prevalentes. Y la meritocracia. En Espana hay mucho por hacer, en el mejor de los casos. Los escandalos son signos vergonzosos de enfermedades profundas. Ojala podamos evolucionar hacia una sociedad mas justa. Amen.

El dolar recupera su status con el beneplacito de traficantes de drogas de armas y proxenetas internacionales y productores de petroleo. Los imperios del siglo XXI

No fue el diseño del euro el tremendo error. Lo que nunca contaron los gobernantes europeos de entonces fue en la guerra de fondo que todos aquellos que tenian ahorros en dolares iban a generara. A la guerra de irak me remito Sadam habia cambiado sus reservas de dolares a euros... y le invadieron. Por tro lado, el error nunca ha sido el Euro, sino el sistema financiero Europeo desregulado que se impuso desde el FMI, asi como los criterios de convergencia.... De aquellos polvos... estos lodos... Es el capitalismo lo q esta en tela de juicio, no el Euro... Y Bankia, pues lo que debemos hacer es no pagar a los bancos alemanes que les prestaron dinero, hicieron un mal negocio... que se coman su deuda, si alemania cae, el diferencial también... viva la numerologia

Hola Nacho, yo creo que cometes un error muy común y grave al identificar Europa con al Actual Unión Europea. Los ciudadanos quizá quieran otro tipo de unión europea, no una en la cual lo único en común sea la moneda y que los más avanzados la aprovechen cuando van las cosas bien, y que esa misma moneda, se convierta en un lastre como instrumento para poder salir de la crisis al tener que recurrir a los mercados.

El diseño del euro fue en tremendo error y uno no puede decir que algo fue bueno si 9 años te van bien las cosas y al décimo pierdes mucho más de lo has ganado, o implica 10 años de recesión.

El Euro: ese sistema por el cuál los países del sur de Europa pensaban que podían disfrutar de un estado del bienestar que no podían pagar pasandole al final la factura a Alemania, hasta que se les vio el plumero. Ahora que les han dejado con el trasero al aire, protestan porque Alemania no picó. A ver si van a ser listos estos germanos...

Yo no lo veo tanto como un cambio de percepción dependiendo del pais, sino como una diferencia en el estado de las élites. La discusión alemana basada en el "no sobre nuestros impuestos" esconde una politica monetaria (lo importante siempre ha sido quien imprime el dinero) que favorece al pais que tiene una balanza por cuenta corriente positiva. Al acreedor. Esto va sobre el control e Europa por Alemania... la cuestión es si Francia (y el resto de paises mediterraneos) se opondrá a ello.

Es triste hablar en estos terminos, pero la actuación del BCE ante la deuda española muestra que España tiene deuda en moneda extranjera. Solo hay que ver "los siete noes" de alemania para darse cuenta del fondo de la cuestión: http://bit.ly/MY6Zog

El problema no es que los alemanes nos vean a los paises del sur como nosotros vemos a los africanos. El problema es que les damos motivos para que no nos tomen en serio. En este pais ROBA hasta la casa real y no pasa nada. TODOS los dias nos despertamos con noticias escandalosas y aqui nadie hace nada. Quien nos va a prestar dinero si no nos fiamos ni entre nosotros? Nadie en su sano juicio presta dinero a un ladrón, despilfarrador, irresponsable..... En tiempos de bonanza esas cosas no se veian ahora que ha llegado la crisis están aflorando todos los desaguisados que se han gestado durante decadas por la clase politica y empresarial de este santo pais con el beneplacito de una clase juridica implicada en la faena, o cuando menos, nada ejemplar y responsable. Tenemos lo que nos merecemos. Si queremos formar parte del club de los elegidos debemos mejorar y mucho.

El concepto de "desigualdad" social, espacial, territorial, esconomica en todas escalas nos ayuda a comprender lo que esta pasando en la UE y asi mismo el ministro de Educación español retira del curriculo escolar contenidos que pueden llevar los escolares a entender la realidad actual... la asignatura Educación para Ciudadania desaparece junto con todo el debate sobre esta problemática ciudadana y europea.

La UE es una entelequia: no hay unión entre los ciudadanos europeos, pues no existe la base del idioma y algunas más que permiten el surgimiento de las comunidades imaginadas que son los estados. El resultado es que los alemanes nos consideran a los del sur como nosotros a los africanos, y es muy fácil convencerlos de cuanquier cosa que nos perjudique. Además, no hay oposición para disfrazar de europeístas politicas que favorecen a los estados del núcleo duro, como la política de tipos bajos de hace unos años que provoco recalentamiento de nuestra economía y dio combustible a la aparición de burbujas, con el resultado de que Alemania tenía unas exportaciones alucinantes. Y fueron ellos los primeros en pasarse por el forro los déficits pactados. Por supuesto, la política económica va a seguir siendo la que ellos quieren, lo que va a yugular nuestro crecimiento, condición necesaria para pagar nuestra deuda. Lo que hay que hacer es salirse. Al principio será duro, ¡quizás hasta más que no salirse! Si nos quedamos, tenemos depresión económica para unos cuantos decenios. Y eso, con suerte. ¡Ah! Y pagar deuda, depende de a quién, por ejemplo ni un duro a los bancos a que el BCE presta al 1% para que nos cobren a nosotros al 6.

La disfunción básica, que las elecciones que dan acceso a algún tipo de poder real son nacionales, resulta en que no hay proyecto europeo. Que los 150 millones de damnificados por la política alemana de Europa no sean convocados, de manera transanacional, es incomprensible. Rubalcaba piensa en Rajoy (¿para qué?), en lugar de hablar con Gordon Brown, Miliband, Hollande, Monti. Europa no tiene líder, Alemania si. Y el nacionalismo alemán está, nuevamente, haciendo lo suyo. La democracia, el estado de derecho, la seguridad sanitaria, educación: todo lo que hace de Europa un modelo de atracción se irá por el desagüe con la salida de Grecia del euro, el subsecuente corralito en España... Los mandarines políticos viven en su burbuja ideológica, la que les asegura que, sin hacer nada, dejando que el contrario fracase, seguirán viviendo de lo público: ellos, sus diputados, sus fundaciones, sus think tank... Incompetentes, impotentes, inútiles.

Creo que ya estamos de lleno en la tercera guerra mundial, la diferencia con la segunda es que Alemania arrasta a los demás paises europeos , en su lucha solapada contra EEUU. Posible desenlace : El euro desaparecerá y el dolar recuperará su estatus con el beneplácito de China y Brasil.
Saludos

Es que la austeridad comunitaria es el beneficio germánico. No es demagogo afirmar que estamos casi ante una tercera guerra mundial, en la que en lugar de lanzar bombas para conquistarnos lanzan bonos y deuda.

http://casaquerida.com/2012/05/30/si-yo-fuera-periodista/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal