José Ignacio Torreblanca

No coaligamos Estados, unimos personas

Por: | 09 de mayo de 2012

Captura de pantalla 2012-05-08 a la(s) 23.29.58

9 de mayo, día de Europa ¿tiempo de celebración? Más bien, tiempo de reflexión. ¡Qué mejor momento para recuperar esta magnífica frase de Jean Monnet*  “padre fundador” de la Comunidad Europea! Pese a la incorrección política de la formulación original** la vigencia de la frase de Monnet  es completa por al menos dos razones.

La primera porque todavía simboliza perfectamente el empeño que hay detrás de todo el proyecto europeo de abrir un espacio, un canal paralelo al intergubernamental para que la ciudadanía pudiera participar y tomar el control sobre su destino y futuro. La diplomacia clásica, con sus políticas de alianzas entre gobiernos, dinastías o intereses estatales tenía que ser superada. Las alianzas transnacionales entre ciudadanos, empresarios, sindicalistas, etc. serían un motor tan importante como el liderazgo de los políticos y de los gobiernos. Los gobiernos ya no serían los únicos autorizados para hablar en nombre de la ciudadanía ya que la ciudadanía podría hablar por sí misma. Surgiría una esfera europea de agregación de intereses, es decir, los empresarios, los trabajadores, los agricultores y los estudiantes ya no pensarían sólo como españoles, franceses o alemanes, sino que serían capaz de formar coaliciones transnacionales de intereses y “escapar de los estados”. ¡Toda una visión!

La segunda razón por la que la afirmación de Monnet está todavía vigente es por su más que incompleta realización. 62 años después de la declaración Schuman, cuyo aniversario se celebra hoy, esa frase sigue siendo un anhelo, una aspiración sin realizar nada más que a medias. Llegada la crisis, los estereotipos nacionales han arrasado con las solidaridades de hecho: sueno utópico siquiera pensar que pudiera ser de otra manera, pero no hemos visto a los trabajadores alemanes protestar contra una década de salarios reales congelados, sino celebrar la competitividad ganada gracias a sus esfuerzos y respaldar la extensión de la austeridad a los demás trabajadores europeos. Tampoco hemos visto a los 17 millones de parados de la eurozona coordinarse como europeos en pos de contratos de empleo  y seguros de desempleo europeizados. Ni hemos visto solidaridad empresarial pues la mayoría de las empresas, especialmente en el problemático sector financiero, se han seguido orientando hacia sus capitales nacionales y gobiernos para buscar su salvación.

Uno de los supuestos centrales del proceso de integración europeo es que, con el tiempo, una parte sustantiva de los europeos transferiría sus lealtades y expectativas “hacia un nuevo centro”. Esta transferencia no parece que se haya producido. Aunque tampoco podemos decir que la Unión sea sólo una unión de estados y gobiernos. Como ha señalado el Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, Ignacio Molina, este domingo pasado ha sido una especie de “super-domingo” comparable al super-martes estadounidense donde se dilucidan un gran número de elecciones primarias. Estamos acostumbrados a decir que las elecciones europeas son elecciones de “segundo-orden” ya que en ellas no se habla de Europa sino de asuntos nacionales. Pues bien, una de las paradojas de la actual crisis es que todas las elecciones nacionales se han convertido en elecciones europeas. Tanto tiempo esperando la emergencia de una esfera pública europea en el ámbito propiamente europeo (Bruselas) y ahora vemos que, de una manera extraña, los ideales de los padres fundadores se reivindican en las elecciones habidas este super-domingo. Quizá Schuman, Monnet y otros todavía pueda levantar la cabeza…. (aquí pueden escuchar a Schuman prounciando la famosa Declaración el día 9 de mayo , cortesía de esta magnífica página web

 

* He corregido posteriormente a la publicación la atribución incorrecta de la frase a Robert Schuman, cuando en realidad era de Jean Monnet.  La formulación original es: "Nous ne coalisons pas des États, nous unissons des hommes". Un error injustificable; mis disculpas a los lectores por escribir de (mala) memoria sin volver a la fuente original. Monnet pronunció la frase en un discurso en Washington el 30 de abril de 1952

 traducido al contemporáneo la frase de Monnet, que en versión original decía “no coaligamos Estados, unimos hombres” (signo de los tiempos, no hubo “madres fundadoras”…).

 

 

Hay 4 Comentarios

Mujeres Chaqueta Belstaff

Ventas y bajos Con Envío Gratuito UNA región de español, cualquier

Nuestra tienda: http://www.belstaffsale.co.uk/

Roger Vivier Flats

Roger Vivier Heels

http://www.rogervivierflats.co.uk/

Bolsos de diseño venta barata

Nuestra tienda: http://www.bolsosoutlet.net/

Crisis, miedo e incertidumbre que generan egoísmo, nacionalismo y proteccionismo. Si los ciudadanos europeos entendiéramos correctamente el causante de la crisis económica, no nos habríamos distanciado de esta manera. Hay herramientas para unir y protestar al unísono, pero casi nadie las conoce. Hay democracia, pero casi nadie cree en ella. Hay medios de comunicación y grandes periodistas, pero su sueldo está ligado al banco de turno que pone publicidad en sus páginas.
El dinero está en el centro, y debería no ser así. El crecimiento es un medio, no un fin, y estamos tan ciegos que no nos damos cuenta.
Estoy comenzando un blog, un saludo y gracias pro el artícuo http://milnochesenvela.carcheky.com

¿Día de Europa? En Rusia es el Día de la Victoria.. y aunque es fiesta nacional (y una gran fiesta) la población suele aprovechar para "llenar el huerto", eso es: empezar a plantar las simientes y los esquejes..


Juega al mejor simulador político, económico, y militar; gratuito y por navegador web: http://xurl.es/n2yw0

Mejor "coligarse" profesor, según el RAE y el diccionario panhispánico de dudas . Radiactividad , no radioactividad.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal