José Ignacio Torreblanca

Pensar en vertical

Por: | 08 de junio de 2012

Captura de pantalla 2012-06-07 a la(s) 23.43.11

En mi entrada anterior sobre centros de pensamiento (“Pensar en tanques: notas desde la feria de las ideas”) prometía traer un ejemplo de una investigación relevante que cambia nuestra manera de enfocar un problema. Ahí va.

Cuando pensamos sobre África lo solemos hacer en horizontal. Por un lado, pensamos en el Norte de África: desde Marruecos a Líbano vemos una franja de países ribereños del Mediterráneo que tienen problemas y tensiones bastante comunes y, en general, aunque difíciles de resolver, bastante comprensibles y, si se quiere, previsibles.  La región entera está sumida en una “crisis de desarrollo”: el desarrollo económico ha desembocado en una crisis de desarrollo político; en unos países ha habido rupturas, en otros reformas y en otros tensiones irresueltas, pero en general encajan bajo un mismo patrón.

A continuación, solemos pensar en el Sahel, la franja paralela de territorio que va desde Mauritania en el Atlántico a Somalia en el Índico, pesando por Chad, Níger, Mali y Etiopía. Aquí los problemas son distintos, pues tienen menos que ver con crisis de desarrollo típicas de los países del Norte de África y más con la crisis de estatalidad, por un lado, y por otro, con una enorme crisis medioambiental, que supone sequía, desnutrición y desplazamientos internos  de población: estados que ya eran enormemente frágiles y sociedades que ya estaban sumamente fragmentadas se ven sometidos a presiones desintegradoras. El caso de Mali es bastante evidente, partido en tres, gobierno, tuaregs y fuerzas radicales islámicas, pero no muy distintos de las tensiones que atenazan a Mauritania, también sumamente frágil ante el empuje islamistas, y a los demás estados de la región, desde Chada hasta Somalia.

La tercera franja es el África Occidental, con experiencias democráticas y de desarrollo económico muy variadas, una zona dominada por el gigante nigeriano y sus problemas étnicos, pero también sembrada de pequeños estados frágiles, algunos de los cuales han caído en manos de redes criminales internacionales, sean aquellas dedicadas a la droga, como Guinea Bissau o al tráfico de personas.

 Normalmente solemos pensar en estos problemas horizontalmente, de forma separada, franja por franja. Sin embargo, he aquí un magnífico trabajo realizado conjuntamente por el think tank estadounidense Center for American Progress (de orientación demócrata) y la Fundación del partido verde alemán (Fundación Heinrich Böll) llamado "Cambio climático, migraciones y conflicto en África noroccidental" . Nada como combinar la mirada de los verdes alemanes con la de los demócratas estadounidenses: el resultado es una manera distinta de pensar sobre la seguridad. En lugar de pensar sobre la seguridad exclusivamente desde el punto de vista militar, centrándose en el terrorismo, se piensa en cómo interactúan los problemas étnicos, las debilidades de los estados, los problemas medioambientales y los flujos migratorios para producir un “arco de inestabilidad”.

Tenemos pues una visión completamente distinta, vertical geográficamente y a la vez transversal en lo temático,  la que como se observa en el mapa adjunto traza y superpone las rutas de toda la inmigración subsahariana, que transitan por Níger, con los conflictos de seguridad de la región (desde el conflicto del Sáhara, el desafío de Al Qaeda a los estados argelinos, de Malí y Níger, la desertificación, la presión sobre los recursos hídricos y la complejidad del mapa étnico y religioso. Voilá! De repente un problema y un concepto, la seguridad, aparece bajo una perspectiva completamente distinta.

 

Hay 4 Comentarios

@Antoni de Sallas:

No si el Congo Belga del buenazo del rey Leopoldo era Jauja, sí.... (sarcasmo).

Tener libertad e independencia no garantiza que todo sea de los colores del arcoiris. Es más, puedes cagarla perfectamente.

La cuestión es si intentas ir más allá. Hay países africanos que son bastante apacibles, tienen una cultura civil mejor y han logrado esquivar relativamente el sino fatal de aquellos llenos de petróleo o diamantes... o, últimamente, coltán. Zimbabue, Zuaziland, etc, sin ser maravillas, se encuentran mejor que Sierra Leona, Angola... etc.

África no es simple, y muchos de sus problemas son endémicos, propios de idiosincracias locales y redes de influencia locales en connivencia con las internacionales. Pero se aprende mucho de ese optimismo, a veces esa genuina alegría de estar simplemente vivo, y sobre todo, su empeño en celebrar el día a día. Es la gente común como siempre, la que arrima el hombro, pone de su parte para que no desaparezca el pozo, la escuela no se deteriore, aunque necesiten a veces a las ONG para mucho más que eso. La palabra swahili Ubuntu define la supervivencia en Africa. el "nosotros".

¡¡¡Mentiras, malditas mentiras y además estadísticas!!!

La culpa la tienen BUSH y EL CALENTONAMIENTO GLOBAL, y lo demás es culpa de AZNAR y RAJOY.

¿Quiénes pagarán por tan agudos estudios? Como que no fuese del dominio público (bueno, entre los informados,) que África tiene problemas dificilísimos de resolver entre los que se cuentan: gobiernos comunistas asesinos y corruptos, corrupción, corrupción y más corrupción; poblaciones sin educación alguna; pobreza absoluta; enfermedades rampantes y mortales; destrucción del medio ambiente; y asesinatos en masa de gran frecuencia. ¿Cuándo comenzaron estos problemas? Pues han existido desde siempre, pero se disparó en los 1960s con la "independencias" de las colonias europeas. ¿Alguien ha leído acerca del Congo Belga y lo ha comparado al Congo de ahora?

A veces la colonia es mejor que la independencia... Gracias comunistas mundiales, y especialmente a la Unión Soviética.

Me gusta el post. Toda la información que se aporte, genera conocimiento sobre países que se encuentran tan marginados que muchas veces, se olvidan.
Así que estas coordenadas permiten ubicar mejor los países en los que la pobreza y la violencia extremas conviven para aniquilar la vida y el crecimiento. El concepto de desarrollo no es compatible con el de supervivencia.
Creo que habría que citar algunos otros negocios que no se citan. Solamente se cita el negocio de la droga en el caso de Guinea Bissau. Poco se habla del tráfico de armas y no se mencionan los secuestros.

Así que inestabilidad política, alimentaria, ecológica, etc, suele conllevar inseguridad y conflicto.
Y los think tank predominantes con su visión imperialmente desenfocada apuntalan el trasfondo estructural que los perpetúa...
http://enjuaguesdesofia.blogspot.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal