José Ignacio Torreblanca

Los hombres de blanco llegan a Rumanía

Por: | 20 de julio de 2012

Hombres-de-blanco-y-negro-recortar
¡Por fin una intervención en un estado miembro que merece la pena!
La firmeza con la que la Comisión Europea ha tratado al Gobierno de Víctor Ponta en Rumanía representa un soplo de aire fresco en esta crisis. Tras los abusos de poder e intentos de socavar el poder judicial puestos en marcha por el Gobierno de Ponta es un placer ver a la Comisión Europea llamando a las cosas por su nombre y ejerciendo sus funciones de guardián de los Tratados de forma imparcial y objetiva.

Y lo es más tras comprobar la tibieza con la que los colegas socialistas de Víctor Ponta han tratado la situación. Un breve vistazo a las páginas web del PSOE  o la Internacional Socialista servirá para muy poco, o en realidad para mucho pues es imposible encontrar en ellas una sola referencia a la cuestión. Más preocupante resulta la web del Partido de los Socialistas Europeos, donde se nos cuenta que todo este tinglado lo ha montado el centro-derecha europeo para debilitar a Víctor Ponta debido a los intentos de este de limitar el poder del Presidente Basescu y se nos pide no dejarnos llevar por las manipulaciones. Como se ve, la política de partidos, sean en España o en Europa, es siempre igual: lo importante es negarlo todo, proteger al socio y acusar al acusador de parcial y manipulador.

Menos mal que antes de cerrar el procedimiento de adhesión de Rumanía y Bulgaria a la UE, la Comisión Europea, preocupada por las débiles credenciales democráticas de ambos países se reservó un instrumento llamado Mecanismo de Cooperación y Verificación que le permitía vigilar de cerca la evolución del Estado de Derecho, las libertades fundamentales, la independencia de los tribunales y la lucha contra la corrupción. Ese mecanismo permite evaluar periódicamente el progreso de los países y detectar y señalar anomalías que corregir.

El último informe, que hace el undécimo, se publicó el 18 de julio, y está disponible aquí para quien quiera consultarlo. Son 23 páginas llenas de advertencias sobre el deficiente funcionamiento, imparcialidad  e independencia del poder judicial y, especialmente con todo lo relacionado con la lucha contra la corrupción.

Resulta sin duda sonrojante leer que a un Estado miembro de la Unión Europea, que se supone que es el club democrático más exquisito del mundo, se le diga, tras criticar con detalle el funcionamiento de su sistema judicial, que lo más importante que le queda por hacer no es aprobar esta o aquella ley, instaurar este u otro sistema de garantías, sino, directamente “demostrar su compromiso con los pilares básicos en los que se asiente el estado de derecho y la independencia del poder judicial”

“Sólo” eso. Y todo ello después de haber transcurrido cinco años desde su adhesión a la UE. Es decir, que cinco años después falta todo por hacer. Todo esto lleva a preguntarse por la eficacia de lo que se ha hecho hasta ahora en este ámbito y hasta qué punto el gobierno de Víctor Ponta será capaz de ceder aquí y allá de forma estratégica para, en cuanto la UE se despiste, volver a las andadas. Esperemos que no. En cualquier caso, más allá de esas críticas, celebremos que en lugar de hombres de negro enviados a recortar derechos, la Comisión Europea haya enviado hombres de blanco que los amplíen.

 

Hay 7 Comentarios

Os estais pasando tres pueblos con lo de ponta y Rumanía. Vale que a El País lo ha tratado mal Ponta y sus amigos, pero esto ya huele a tema personal entre El País y Ponta. Lo españoles que estamos en Rumanía estamos alucinando con lo que contais en Rumanía.
Os estais pasando ya de frenada

Hay quienes comentan de que será en el próximo trimestre, cuando España se tendría que declarar en bancarrota. En este caso, no solo hubo mala gestión gubernamental, sino corrupción a todo nivel administrativo, al igual que en el sector bancario.
http://www.cnbc.com/id/48223820

La prima de riesgo superando los 600 puntos. Quizas los mercados se fiarian mas de España si en vez de quitar pagas de navidad, simplemente prohibieran a los funcionarios desayunar en el trabajo. E instalaran una sirena para anunciar el empieze y el final de la jornada de trabajo, como en las fabricas. Y de paso se podria vender Valencia y la Baleares a Alemania para bajar la deuda, pero incluyendo los nativos, eso si.

Mecanismo de Cooperación y Verificación; tan bueno y efectivo que ha servido para que Rumania y Bulgaria en tooodoos estos años sigan siendo lo que son, Estados corruptos a no mas poder en manos de las mafias. Y seguiran siendolo viendo a la pandilla de "Churchills" que hay en Bruselas.

He estado buscando menciones al Fidesz en la web del PP y tampoco las encuentro.

No se, buen artículo, pero lo de la "nostalgia socialista por la URSS" es meme viejo...

El post mezcla dos aspectos que no ayudan a clarificar la situación. Ponta lleva en el cargo unos meses y es el tercer primer ministro en poco tiempo, primero de ellos de un partido no afín a Basescu que actúa, desde 2004, como presidente de la república. Será a él (Basescu) a quien hay que reprochar ese "todo" que queda por hacer.
Además Basescu ya ha pasado por otro proceso de impeachment en el 2007.
A Ponta hay que reprocharle su nula diplomacia y visión de país al formar gobierno teniendo una clara enemistad con el presidente de la república (el asunto Nastase puede tener bastante relación). Su manipulación del poder judicial y de los derechos democráticos es manifiesta como aclara la UE.

Como en España los rumanos tendrán que elegir entre el malo y el peor

¿A qué vino tanta prisa para la adhesión?. La lejanía de los ciudadanos con el aparato UE es tal que es muy difícil recordar porqué se hizo esto así. Tampoco se puede echar a nadie ¿por qué?¿De verdad no podremos deshacernos de una Hungría gobernada por las flechas cruzadas?.
Muy interesante la existencia del "mecanismo de cooperación y verificación". Algo así entre España y las autonomías no estaría mal. La "defensa de la independencia" para hacer desaguisados sin límite hizo que mientras por arriba el espacio era Shenguen, por abajo nos crecieron westfalias.

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal