José Ignacio Torreblanca

Lo que todavía une a Europa

Por: | 26 de septiembre de 2012

LY_20120704_Banner_EuropasgemeinsameZukunft_588x170px
¿Tiene Europa futuro? ¿Qué es lo que nos une? ¿Cómo será Europa dentro de diez años?
Esta es la pregunta con la que ha abierto el debate el presidente de la Fundación Heinrich Böll, Ralf Fuchs, en un seminario sobre el futuro de Europa inaugurado ayer por tarde en Berlín y al que Café Steiner ha sido invitado a participar.

Poder reflexionar sobre el futuro de Europa es un lujo que quizá solo los alemanes se pueden plantear estos días. Para el común de los mortales europeo, el “futuro” ha pasado a ser aquello que ocurrirá en los próximos tres meses, no en los próximos diez años. Y ni siquiera para eso tenemos tiempo: incluso tres semanas ya parece un horizonte demasiado generoso cuando en realidad lo que solemos tener es unos tres días (a veces ni siquiera eso).

¿Qué nos une? Aquí van tres cosas. Nos une, en primer lugar, la historia. Se dice que el relato europeo está agotado, que la vieja historia de la segunda guerra mundial y la reconciliación alemana ya no funcionan, que es necesario cambiar de relato. Discrepo. No sólo del mismo concepto de relato (ver mi columna de la semana pasada sobre el tema), sino del hecho que el pasado ya no explique nada. El pasado explica mucho, casi todo, y lo seguirá explicando. Tenemos una historia que nos lo enseña todo y de la que, afortunadamente, hemos aprendido, cosa que no todos pueden decir.

Piensen por un momento en cómo gestionan sus diferencias Francia y Alemania, dos países que todavía hoy mantienen profundísimas diferencias en cuestiones básicas de política económica y, también, de política de seguridad y defensa, y a continuación piensen en China y Japón, cuyos antecedentes de conflicto y rivalidad son también muy intensos. Claramente, la historia y el pasado común siguen ejerciendo un poder moderador de primera magnitud. Nos quejamos de Alemania en esta crisis, de su papel hegemónico, pero la realidad es que la hegemonía de Alemania no es tal, ni por realidad ni por vocación y que tanto Alemania como todos los demás estados han mostrado una enorme contención a lo largo de la crisis y se han andado con mucho cuidado durante la crisis de no desencadenar rivalidades ni tensiones geopolíticas.

Ese pasado común que nos impone la contención nos lleva a un método. Los europeos nos tomamos tiempo para decidir. Queremos ser gobernados por reglas, no por un poder despótico, aunque eficaz, que no cuente con la aceptación de la ciudadanía. Ese método es consensual y deliberativo y está basado en la compartición de soberanía, la toma colectiva de decisiones y el sometimiento de las discrepancias a una autoridad supranacional de orden superior como el Tribunal de Justicia Europeo. El derecho europeo, recuérdese, tiene primacía sobre el nacional, lo que supone una excepción fundamental que limita el poder de los Estados y que muy pocos países en el mundo están dispuestos a aceptar. 

Y lo tercero que nos une son los valores. De forma mayoritaria, los europeos quieren una Europa abierta y solidaria, tanto hacia dentro como hacia fuera, que sea sostenible económica y energéticamente, que constituya una fuente oportunidades hacia dentro y de equidad hacia fuera. 

Un pasado común, un método compartido y una visión de futuro. No parece poco. De hecho, debería más que sobrar a la hora de encontrar las voluntades con las que reparar Europa. ¿Por qué no está funcionando? Porque tenemos un déficit de confianza. Superar ese déficit de confianza entre Norte y Sur, acreedores y deudores, es posible si se hace con los mecanismos adecuados que equilibren la solidaridad que unos demandan con la responsabilidad que otros reclaman. Desde el inicio, el proyecto europeo ha avanzado cuando se han puesto en marcha las políticas y se han diseñado las instituciones que permitieran superar la desconfianza. Esta ocasión no es diferente. En eso estamos.

Hay 25 Comentarios

Argentinos hambrientos opinando sobre Europa, que opinen sobre Angola, que es el pais más similar, en educación hambre y corrupcion

Acuérdense, españolitos que para que exista un socialismo como el vuestro (y de los países vecinos), la plata debe ser extirpada de los mercados, corporaciones, ricos y clase trabajadora media. Con esa platita los gobiernos hace sus políticas humanitarias: sanidad gratis, subsidios, educación, servicios sociales en general, sirve para que todos tengan su pedacito de pastel…. Pero cuando la economía de los grandes corporaciones, bancos, ricos y cesantía de clases medias no entregan su diezmo-gubernamental, qué pasa con el resto….? 24% de parados, da vergüenza pública, pero sigamos con la tomatina y los toros.

Recomiendo leer: España y los Españoles, de Juan Goytisolo

Lo que une y separa a Espanya de Europa, son los Pirineos

¿y desde cuándo los espanioles son europeos? vamos hombre, retornen a su entorno natural (el Magreb) y vuélvanse buenas personas, que mucha falta les hace

El "sueño americano" es algo con lo que realmente se identifican los norteamericanos. No es para nada comparable con el "Estado del Bienestar"; no se trata de que alguno quiera que sea así, se trata de que la gente, los europeos, sientan de la misma forma como los norteamericanos sienten su "sueño americano". Y no. (Habra que inventarse otra cosa; la capacidad de autocrítica, la cultura con mayuscula: Bach,Verdi, Beethoven, Mozart, Platón, Sofocles....hay tanto que ha producido Europa y con lo que nos identificamos todos,y es universal, no es necesario esconder la corbata y ponerse a danzar la danza de la lluvia para parecer simpaticos.

Por cierto, si lee un libro de Historia Moderna, póngase a contar las guerras que hubo en el continente. Ese es el pasado común. La de los 60.000.000 o más de muertos, la II Mundial dejó a los europeos algo escarmentados, pero pronto se olvida.

Europa es una entelequia. Se montó defectuosamente por los intereses de las élites de cada estado, no existe control real sobre lo que hace cada país y no se castiga al que hace trampas (porque el falseamiento de las cuentas griegas fue del gobierno del momento compinchado con Goldman Sachs, pero el pueblo griego ignoraba tal asunto, aunque es el que paga los desmanes) el funcionamiento crea una dinámica centro-periferia, en la que el centro impone las medidas que le convienen y cuando vienen mal dadas resurgen los nacionalismos porque en Europa no existen las comunidades imaginadas que general la (en realidad escasa) solidaridad entre los de la misma naciionalidad. Su formación más allá de una unión comercial es una utopía.Solo le interesa a los comerciantes, porque para poco democráiticas y poco legítimas, las instituciones europeas.

Memorable alegato. Sin embargo, pienso que hay más cosas que unen a Europa. No debemos olvidar el verdadero origen de la crisis global, de esta y de la del 97. Un mercado financiero mundial disfuncional y asimétrico.

Pero no es cuestión solo de ver lo que nos une a los europeos del pasado, necesitamos ver sobre todo qué destino común nos une de cara al futuro. Crear un proyecto que ilusione y una estrategia de futuro que nos haga sentirnos capaces de afrontar los grandes desafios que tenemos por delante y que esta crisis financiera no nos está dejando ver. Recomiendo el artículo siguiente:
http://www.otraspoliticas.com/politica/la-burbuja-mas-peligrosa-de-europa-no-es-financiera

MENTIRAS MENTIRAS Y MAS MENTIRAS...
Europa fue creada para intentar acabar con las guerras con la que sus potencias incendiaron el mundo (wwI; ww2) y para crear un mercado abierto para hacer mas facil y mejor dinero, a costa de unos u otros. La imagen de la europa de los valores como dice el editor es pura demagogia, como las democracias que las gobernan, sus clase politica lo ejemplifica de manera espectacular, se vende una democracia y principios sociales que son solamente gobernados por mercado neoliberales con capitalismo de casino, que especulan sobre la que una vez fueron naciones o paises segun prefieran..POR LO MENOS DIGAN LAS COSAS CLARAS...

Hola, amigos. Estoy muy de acuerdo con el titular del blog. Es una visión optimista pero al mismo tiempo realista. No tenemos por qué dejar a un lado esa perspectiva que nos ofrece. Solidaridad por un lado y responsabilidad, por otra. Yo insistiría especialmente en la responsabilidad que no hemos tenido los países en donde se manifiesta más aguda la crisis económica, especialmente España. Como español, estoy aterrado y avergonzado de una clase política corrupta e incompetente. No se le puede pedir a todo el mundo que sea santo, pero sí se les puede pedir a los políticos que sean honestos. Y no lo son la mayoría. Empezando por los partidos que se han repartido el poder en las últimas décadas:populares y socialistas. Si tuvieran un poco de vergüenza, se retirarían todos y dejarían paso a la nuevos actores de la política. Mientras se queden en el poder solo para defenderse, disimular, taparse unos a otros y seguir mientiendo, no adelantaremos nada. Entre todos, tenemos que acabar con la CORRUPCIÓN, el DESPILFARRO y el DESCONTROL, comenzando por el rey mismo y su entorno.

Historia, metodo y valores ayudan a fortalecer una alianza como la UE, pero no son la motivacion. La motivacion de este tipo de alianzas es y ha sido siempre economica y sobre todo politica (me conviene o no). Antes esas decisiones las tomaban unos pocos, pero ahora la ciudadania tiene mas y mas peso. Los alemanes se quedan dentro si le ven ventajas, al igual que los espanoles o los griegos. La clave es explicar honestamente que nos jugamos. Seamos pragmaticos, particularmente en una crisis.

Que nos une a los Visigodos, Ostrogodos, Francos, demas Vandalos, Burgundios y Carlos Quinto? El saqueo de Roma (Urbi et Orbi)?

Es que nadie se acuerda de que el origen de la crisis está en la desregulación de los mercados financieros? ni de que el rescate de España,y el que vendrá, tiene por único fin financiar a los bancos y cajas "que han vivido por encima de SUS posibilbidades", consecuencia de un boom inmobiliario que tiene grandes beneficiarios??
(y no me refiero al señor que aparece en una foto con la rodilla de un policia presionando sobre su cabeza...)

Europa ha sido el único continente que ha estado en conflictos constantes, desde que la historia se cuenta. Cuando digo conflictos, también me refiero a las dos guerras más crueles de la historia de la humanidad. Eso ha ocurrido en Europa, la antigua, la vieja Europa. La unión europea de los Estados, como pretendemos que sea, me resulta imposible. Los países latinos nada tenemos que ver con los guiris del norte. Los seguiremos mirando como a extraterrestres. Ya no hablemos de la idiosincrasia por países. La historia de España no tiene nada que ver con la historia germano-prusiana. Francia seguirá siendo enemigo de Alemania, pacíficamente hablando. Inglaterra será el enemigo de todos. Nunca estará de acuerdo en todo de lo que se proponga en el resto de países. Si el resto de Europa llega a un acuerdo, por extenuación, Gran Bretaña se las arreglará para ponerle pegas al asunto. Y Finlandia, que supone el 2% del PIB europeo, pero como ahora le va bien con el déficit, se ha convertido en un grano en el culo para países que suponen un 30% del PIB europeo. Finlandia se ha convertido en acreedor y por tanto exige, más de la cuenta. La Unión Europea, a diez años vista, es casi imposible, y es gracias a los políticos que tenemos. Su soberbia les impide el consenso con su oponente y mutualizar las pérdidas para salir del agujero. Alemania y sus bancos quieren seguir cobrando sus deudas sin mirar al deudor, si puede o sufre, ¡qué más da¡ con tal de pague. A Europa la une la deuda del deudor al acreedor, nada más.

Mientras los distintos governantes de los países europeos sigan intentado construir algo en común todo esto de lo que hablas tendrá sentido. Fuera de este horizonte, solo serán pinceladas de lo que podría ser y no será. Esto habla de la debilidad de estos asideros y de su eventualidad. Lo que verdaderamente une a Europa en estos momentos es la deuda contraida de los unos con los otros, nada más.

Un saludo,
María Marín
Prima de riesgo

Historia, método, valores...
En cuanto salieron de la escena quienes vivieron la guerra, las decisiones basadas en la experiencia de la guerra, simplemente dejaron de tener peso. Sarkozy nació en 1957, Merkel en el 56. Kohl ý Mitterand se fueron y la Alemania de la grandeza se fue con ellos. Incluso antes (ver Yugoslavia).
¿Método?. La complicadísima burocracia europea es adecuada para quienes saben manejarla. Abengoa recibió 1000 millones de subvención (saben hacer mejor los papeles), quien tenga una pyme tecnológica tiene muchísimo menos acceso. Además que nadie acaba siendo responsable de nada ¿Europa? ¿A qué número hay que llamar?
¿Valores?. Hay muchos investigadores o, simplemente pobres, que estarán dispuestos a vivir en un país con pena de muerte, sin cobertura sanitaria y donde todo el mundo anda armado (EEUU), con tal de trabajar.
Solo un plan de esperanza, de innovación, crecimiento y empleo, controlado y auditado por los ciudadanos (y no por las élites) puede generar adhesión a Europa.
Ayer hablaron de 2 millones de millones (4 años tarde). Ahora, si los van a invertir Rajoy, Mas y sus pares europeos, sin duda alguna que será una ruina. (ver liquidfeedback.org, una herramienta útil para gestión diecta).

Europa ya os tiene calados, majetes, y sabe que no sois más que una pandilla de corruptos que poco podéis aportar al continente, salvo barbaries como el maltrato animal, la piromanía forestal, la picaresca, y una gran tradición en ignorancia e incultura.

Hay muchas cosas que todavía nos unen, pero cada día hay más cosas que nos separan: La moral luterana está provocando ya bastantes odios hacia ese método de autofustigamiento colectivo -cuando la culpa de la crisis no es de la ciudadanía- llamado recortes. Yo creo que, ahora mismo, más cosas nos unen con la plaza de tahir que con la corruptela de Bruselas (por si no los sabe usted, en Bruselas hay tanta corrupción como en nuestro sangrientamente blindado parlamento). Espero que Europa demuestra Fraternidad, porque si no somos hermanos, por fín quedará claro que lo que somos es...unos primos.

¿Déficit de confianza entre el Norte y el Sur, entre países acreedores y deudores? Son deudas de bancos privados, son deudas privadas, no son deudas de países. Se ha hecho una trampa al hacer que cada país responda de las deudas privadas que se han generado en una Eurozona con libertad de movimientos para los capitales privados. Privatizar beneficios y socializar las pérdidas es pura ideología, y estoy seguro de que además de inmoral es ilegal. Es el camino que ha dictado el gobierno conservador alemán contra toda lógica, exigiendo que cada país se responsabilice de lo que iniciativas privadas han hecho en un entorno mucho mayor que cada país y sin que cada país haya tenido herramientas legales para controlarlo. ¿De verdad hay bancos alemanes y bancos españoles? Cuando el dinero privado traspasa libremente las fronteras, ¿a qué país pertenece el dinero privado? ¿Con qué derecho se socializan las pérdidas? ¿Paises acreedores y deudores? Los acreedores y deudores son privados y son pocos, no son mayorías ciudadanas, no son gobiernos, no son estados. Es un timo a los países por parte de la oligarquía financiera para no asumir sus pérdidas.

Es bueno que nos recuerden que se han hecho bastante cosas bien en Europa, pero estoy totalmente de acuerdo con el comentario de Israel. Si yo fuera del Norte miraría con enorme recelo al Sur: no son sólo los desmanes cometidos, es que no hay visos de corregirlos. Si yo fuese alemán, por ejemplo, vería con mucho desagrado darle dinero a los bancos españoles directamente e incluso me parecería comulgar con ruedas de molino darselo al Estado español para que este se lo pasase a los bancos. ¿Por qué habría un europeo del norte pagar el desgobierno de los del sur? Eso no es solidaridad, es estulticia.

El movimiento se demuestra andando. La confianza en el proyecto europeo se generará el día que los políticos crean en él; los del sur dejando de dar dinero público a BANKIA y despues acusando al ciudadano de que vive por encima de sus posibilidades....mientras permite que los causantes del desmadre bancario español se vayan no de rositas, sino multimillonarios. Por ejemplo.

Un artículo un poco positivista, ¿no? Estoy de acuerdo en que estos tres elementos han jugado un papel importante en los primeros 50 años de construcción europea. ¿Pero seguro que esto bastará para los próximos 50? Lo dudo mucho. Quizás el marco del debate obligaba a centrarse en los elementos que generen confianza y apego, pero me sorprende que no se mencione en ningún momento que el hecho de que haya habido un apoderamiento ideológico del proyecto europeo por parte de la doctrina neoliberal pone en riesgo todo lo expuesto, dado que está minando sin freno otro elemento fundamental de la construcción europea desde su inicio, como era el Modelo Social Europeo, el principal garante de cohesión y paz social de cara al futuro.

Como no va a haber déficit de confianza con la corrupción que se cuece en paises como España, Italia o Grecia y desde siempre? A alguien le importa que la U.E vaya a multar a España por haber gastado 1500 millones de euros en una desaladora que no existe? NO. Bueno, a lo mejor las manifestaciones de ayer en Madrid eran por ese motivo?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal