José Ignacio Torreblanca

El descendimiento de Siria en una fotografía

Por: | 28 de noviembre de 2012

Captura de pantalla 2012-11-27 a la(s) 23.28.54

Seguro que esta imagen también les ha provocado una enorme inquietud y desasosiego. Y no necesariamente porque refleje con exactitud la violencia y brutalidad del régimen de Asad o el inmenso e imparable sufrimiento de la población siria. Sin duda que hay fotografías mucho más gráficas y que reflejen más ajustadamente la degeneración de un régimen dispuesto a todo con tal de perpetuarse.

Lo impactante de esta fotografía es cómo nos conecta de una forma tan automática con toda la iconografía cristiana relativa al martirio de Jesús. Se trata directamente, sin más, de un “Descendimiento”, como el que hemos vistos miles de veces representado. Véase, por ejemplo, un clásico descendimiento, el de Roger Van der Weyden que está en el Museo del Prado.

Captura de pantalla 2012-11-27 a la(s) 23.29.48

La fotografía en cuestión, publicada por Spiegel este año (véase páginas de edición impresa) era tan directamente evocadora que algunos lectores se dirigieron al periódico denunciando lo que consideraban bien un fotomontaje o una escena planificada para conmover a la opinión pública y movilizarla a favor de una política más dura contra Asad. Esa fotografía, y la anterior, que también tiene indudables connotaciones religiosas y que evoca también el martirio de Jesús (el pañuelo blanco ensangrentado) pareció “demasiado perfecta” a algunos lectores, lo que forzó a Spiegel a verificar la historia con el fotógrafo y otras fuentes.

Captura de pantalla 2012-11-27 a la(s) 23.30.46

Los lectores opinaron que la composición de la foto era "demasiado estudiada", "demasiado perfecta", "demasiado barroca", con una composición "demasiado forzada". Pero la conclusión de la investigación fue que, sin género de dudas, la fotografía es real, encontrándose incluso un vídeo (de extrema dureza, advierto a los lectores) donde se ve la escena en su totalidad.  Es curioso como estamos tan acostumbrados a que nos manipulen que hemos perdido la inocencia y rechazamos imágenes que nos obligan a no ser indiferentes. Se dice que la vida imita al arte. En este caso es la muerte la que imita al arte.

Hay 3 Comentarios

Pero cómo. España ahora se da cuenta que El Asad busca perpetuarse en el poder????
Todos recuerdan cuando no hace mucho tiempo, el monarca español supo visitar Siria y El Asad lo recibía con todos los honores.
Qué ha pasado?????? Ahora todos dicen que hay una tiranía en Siria????
Tanto Gran Bretaña, EEUU, Israel, monarquías del Medio Oriente pro-occidentales han desatado una guerra en Siria. Y antes qué????????
En lugar de desinformar, de mentir, la prensa "seria" y "global" occidental debería HACERSE CARGO y decir e informar la VERDAD. MANGA DE HIPOCRITAS!!!!!!!!!!!

"que nos obligan a no ser indiferentes"?? por que? son combatientes! los mismos que exterminaran a los aluitas si esa poblacion pierde el poder. Seguramente, tambien existen fotos antiguas de combatientes nazis en las mismas posturas.Tan superficiales somos?

Qué horror de fotografía, lo siento pero ni siquiera he visto el vídeo. Como dice estámos tan acostumbrados a la manipulación que, en un primer momento, ni he asumido que la foto era otro montaje más hasta que no he leído el texto estaba totalmente inmunizada..
Les invito a mi blog http://diariodeunacleptomana.blogspot.com.es/2012/11/mas-vale-navidades-sola-que-mal.html.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal