José Ignacio Torreblanca

Apple, otra manzana podrida

Por: | 27 de febrero de 2013

Manzanas
Corrupción política, sí,
y parece que la suficiente para desestabilizar una democracia vía la desafección ciudadana. Lo vemos en España, en Italia y tantos otros lugares. Si esta crisis nos va a dejar algo bueno es que, presumiblemente, los estándares de exigencia ética que la ciudadanía está desarrollando están aquí para quedarse. Se acabó, crucemos los dedos, el evadir responsabilidades con las excusa de que “todos lo hacían así” o el “¡tú más!” Los ciudadanos han, hemos aprendido, que el daño que la corrupción hace a la democracia, a la igualdad y al futuro común es tan importante que no puede ser tolerado, disculpado ni contextualizado.

Pero a la vez que elevamos nuestros estándares de exigencia pública también toca hablar de los estándares de ética empresarial. Porque, no lo olvidemos, muchos de los problemas que tenemos hoy encima de la mesa, en España y en el resto de las economías avanzadas, tienen que ver con la falta de estándares éticos en el sector privado. Sí, por desgracia, muchas de las prácticas del sector financiero que nos han traído hasta aquí eran legales, pero eso no las convalida como aceptables. Escudarse en la legalidad de algo que es manifiestamente abusivo no es un buen argumento.

Todo ello a costa de la revelación de que, en mitad de esta crisis, un importante número de multinacionales que admiramos por su capacidad innovadora se comportan de una forma voraz, aprovechando las debilidades de los sistemas fiscales para evadir pagar los impuestos que legítima y legalmente deberían pagar en función de sus ventas.

Apple (también Google) es quien quizá mejor representa la frontera de la innovación tecnológica y, a la vez, del elitismo, el diseño y la fusión entre marcas, moda e identidad personal. Este blog, sin ir más lejos, se escribe desde un MacBook Air, una máquina fascinante por sus prestaciones, elegancia y sencillez de manejo. Y una de las primeras entradas en este blog, muy polémica por cierto,  cuando abrió en noviembre de 2011, señalaba, a la muerte de Steve Jobs, la ironía que presidía la obra de Bill Gates, cuyas máquinas no sólo eran inferiores a las de Apple, sino que, para colmo, había gente que cuestionaba su filantropía por contraproducente e ideológicamente sesgada mientras que Steve Jobs se llevaba toda la gloria presumiendo, además, de no hacer filantropía con el argumento (muy criticable pero no totalmente descartable) de que su contribución a la mejora de la humanidad estaba en hacer máquinas que funcionaran bien e hicieran feliz a la gente.

Hete aquí ahora que descubrimos que la casa Apple, tan orgullosa del minimalismo Zen que inspira el diseño de sus productos de fino acero, no paga impuestos gracias a trucos de ingeniería contable que le permiten, a pesar de haber vendido en 2012 productos en España por valor de 142 millones de euros, declarar pérdidas. Todo ello a la par que nos consta que Apple está sentada encima de un inmensa montaña de dinero en efectivo que ni invierte ni reparte entre sus accionistas.

Las empresas no son personas, se dirá, ni se les pueden imponer estándares morales. Esto es sólo cierto en parte. De hecho, podemos recordar como el multimillonario Warren Buffet ha sido, tras descubrir en la fiesta de Navidades de su empresa, que la limpiadora del edificio pagaba más impuestos que él, uno de los principales abanderados de la reforma fiscal de Obama.  Los consumidores, que no sólo compran un producto, sino una extensión de su identidad personal, también tendrá algo que decir al respecto. Puede que sigamos usando Apple porque sus productos son buenos y resuelven nuestros problemas, pero dudo mucho que tras conocer cuáles son los estándares éticos que Apple se exige a si misma la gente tenga muchas ganas de poner la pegatina con la manzana mordida en la parte de atrás de su coche.

Tan importante, sin embargo, como sermonear a Apple es tomar medidas al respecto. La semana pasada, tres Ministros europeos de Hacienda, George Osborne por el Reino Unido, Pierre Moscovici por Francia y Wolfgang Schäuble por Alemania firmaron una carta conjunta en Financial Times bajo el título “Estamos decididos a que las multinacionales no eviten pagar impuestos” en la que anunciaban una iniciativa conjunta en el marco de la OCDE para cambiar el marco regulatorio que permite a Apple y a otros evadir impuestos acogiéndose a triquiñuelas legales. Tres Ministros de Hacienda (¿dónde estaba Cristóbal Montoro?) de tres países que últimamente tienen grandes divergencias acerca del rumbo de las políticas económicas y la integración europea. Sin embargo, en esta ocasión, Reino Unido, Francia y Alemania se han puesto de acuerdo. No puede ser que mientras los ciudadanos sufren recortes en sus derechos por falta de ingresos fiscales, estas compañías se comporten impunemente como depredadores fiscales que renuncian a contribuir al bien común.

Hay 45 Comentarios

(1) Los productos de Apple pagan ARANCELES e IVA y cualquiera que haya vendido algo en su vida sabe que al final el cliente tiende a pagar lo que considera que vale el producto (tenga un 5% o un 50% de IVA y pague un 10% o un 30% de aranceles, pues son el cliente y la competencia los que determinan el precio, no los costes). Así que ese IVA y esos aranceles reducen los beneficios de Apple y sus distribuidores aquí, pues de no haberlos podría vender sus productos por lo mismo y aumentar su beneficio en la cuantía de aranceles e impuestos indirectos (2) Appel gana dinero con su innovacion y diseño tecnológico y exporta sus productos a todo el mundo con precios bastante similares medidos en dólares. Luego lo que es distribución en el país de destino es una parte en la que los costes de Apple son muy similares a los que cualquier otro fabricante de esos u otros productos y por supuesto no es donde Apple gana el dinero. Así que lo lógico es que los impuestos sobre los beneficios los pague en USA. Y si allí no los paga ese es un problema de los USA, pero está claro que aquí en España, en puridad, poco podemos exigir en impuestos sobre beneficios, pues realmente poco beneficio se genera aquí. Es más, es perfectamente posible que obtenga pérdidas por el coste de distribución aquí, basta con comprobar el precio de importación (tanto de SW como de HW) y comparlo con el de otros lugares para comprobarlo si ese precio es semejante y los costes de distribución superan a la diferencia entre precio de importacion + aranceles y precio final neto.

No sé si sabréis que Apple ha abierto, acaba de abrir o está construyendo impresionantes tiendas en los centros de las tres grandes ciudades españolas. Vende mucho, pero eso no se amortiza ni en un año ni en dos.

Reconozca el autor de esto que considerar un héroe a una pobre imitación de Edison es un poco triste.

Ahh...Apple!

Gracias Apple, sin tus productos la vida sería mucho peor

Hipócritas , todo el que puede evitar pagar impuestos lo evita !! Todo hijo de vecino, el que este libré de pecado que
Tire la primera piedra

Creo que con tanta información gracias a internet, los ciudadanitos de a por nos estamos dando cuenta que los poderosos encima roban, nos mienten y nos ahogan.
Basta ya.
http://www.menfoodspain.com

La contribución de las multinacionales al desarrollo, al progreso, a la creación de riqueza y al bienestar de los ciudadanos es indiscutible, por tanto soy de la opinión de que la presión fiscal no vaya dirigida a los beneficios de las empresas sino a las personas que se enriquecen de esos beneficios. Me imagino que algo tendrá pensado hacer en el futuro Apple con los beneficios que no utiliza, invertir en I+D+i, en tal caso no tendrá que pagar impuestos, o pagar dividendos, dividendos por los deberán pagar los accionistas que los reciban.
Lo que no sé es si los ministros que ha citado piensan lo mismo sobre las multinacionales cuyo control y capital es mayoritariamente de sus países.
Lo que ocurre con Apple y seguramente con otras muchas multinacionales es una clara razón para tener una justo porcentaje de IVA.

Cuando se dice que el mundo lo gobiernan los poderes financieros ahí tenéis la prueba... una mas

Para Pastanaga: a lo mejor, si pagara sus impuestos y se conformara con unos beneficios razonables, teniéndo en cuenta además que los precios deberían venir por la oferta y la demanda, podía seguir ofreciendo el mismo precio. Pero aquí hay un aspecto añadido, y es el pijerío, enormemente frecuente en los consumidore de Apple. Jobs ha vivido de inventarle "necesidades" a la gente que han ido también a menudo a intentar ser los primeros en comprar el último trebejo. Pues, salvo algunos profesionales que sí tienen razones para usar esa marca, por mí que les cobren el triple. Si les resulta caro, que compren otra marca, que las hay y también funcionan.

volviendo a tu polémico artículo sobre Jobs/Gates. Comparar lo que hace Apple con lo que hace Microsoft es tener poca idea de tecnología, uno fabrica hardware y el otro casi exclusivamente software (no contaremos las consolas) uno tiene un SO que solo funciona con su hard y el otro hace un SO que funciona para multitud de equipos. Son tan grandes las diferencias que hablar de producto mediocre sobre lo que hace Microsoft cuando Microsoft tiene en su cartera cientos de productos más que Apple (algunos extraordinarios como TMG, la familia system center, la propia Xbox, etc) es querer opinar sobre algo que no dominas, una postura un tanto hipster.

Lo siento... pero declarar pérdidas en España es una burla de Apple a todos los contribuyentes. Y justificar esa burla aludiendo que, de no hacerla, podría repercutir en el coste de adquisición me parece de necios.

Tal vez sería interesante conocer los detalles de esas triquiñuelas legales, que son la base de la actuación de Apple y el origen de este artículo, antes de formarse uno una opinión con algún fundamento.
Por lo demás, es encomiable la actuación ejemplar, es de suponer, del autor del artículo y los comentaristas en sus declaraciones de renta.

@ WARP. Justamente lo que cuestiona el autor del artículo es la ética y responsabilidad social corporativa. A muchas multinacionales todo se les va en imagen y declaración de valores que no son coherentes con su realidad cotidiana.

Sobre la legislación fiscal, también se ha de decir que las grandes empresas siempre irán por delante de la legislación. Hecha la ley hecha la trampa!! . La rentabilidad de muchas empresas está refugiada en VACÍOS LEGALES. Pero es la ley del sistema económico occidental: TODO ES DINERO!!

Apartando todo el aspecto ético, la cuestión es: si APPLE no hiciera esta ingeniería contable, no vendería más caro y al final quien terminaría pagando más sería el consumidor?

Pregunto desde la más senda ingenuidad.

Somos los ciudadanos los únicos que podemos hacer que estas multinacionales dejen de robar. Consumamos productos de empresas que no practiquen robo (ahora legal) y que paguen los impuestos sobre sus ingresos en el sitio donde los gane.

Sí, se me ha podrido la manzana, también.

Señor Torreblanca, respondiendo a su pregunta: Al ministro de Hacienda español, Cristóbal Montoro - no se le conoce en Bruselas - el único que aparece en escena es el ministro de Economía y Competitividad español, Luis de Guindos. A qué se debe? En Alemania, el vicecanciller y ministro de Economía y Tecnología alemán, Philipp Rösler no acude a Bruselas a las cumbres de ministros de Hacienda en Bruselas.

Estoy harto de la excusa de que las empresas pueden hacer todo lo que la ley no prohíbe. La ley es un mínimo para no matarnos unos a otros, no un compendio exhaustivo de todo lo que no se debe hacer.

Apple tiene que mantener un margen bruto medio del 40%: esta es su otra, y menos conocida, misión en el mundo. A diferencia de su ingeniería de producto, su ingeniería financiera no es mucho más brillante que la de cualquier profesional independiente flotante: residencia real aquí, residencia oficial allá, facturaciones a través de empresas interpuestas o sucursales de conveniencia... Siento defraudarles: por útiles que sean sus productos o servicios ninguna empresa paga impuestos locales por conciencia social, y nunca lo hará mientras pueda evitarlo. Digan lo que digan sus relaciones públicas o sus retirados mandamases.

Yo tengo vetada a Apple pero por otra razón: no compro nada que tenga la etiqueta Made in China (y ahorro mucho, porque cada vez es más diifícil encontrar algo que no la tenga, con lo cual gasto poco) Y así seguiré haciéndolo hasta que el derecho laboral no esté equiparado con el europeo/occidental y hasta que no se instaure una democracia: el menos malo de los sistemas políticos.

Esa definición de la filantropía no me la sabía yo, pero es una nueva prueba (innecesaria por otra parte) de que Steve Jobs era un auténtico gilipollas.

No quiero hablar de religion porque en lo que a mi concierne no tiene nada que ver con lo que aqui se habla, pero si me gustaria comentar que la falta de etica de multinacionales, corrupcion por parte de los gobiernos, los escandalos del vaticano, la hambruna en muchos paises y un gran etc en cuanto a la descomposicion social que estamos viviendo, ya lo habia profetizado la biblia, asi que no me sorprende nada de esto , y lo peor esta aun por venir. Que Dios nos coja confesados

Que tristes es leer que cualquier empleado que gana el salario minimo, paga mas impuestos que este tipo de empresas, y muchas mas en casi cualquier parte del mundo, pero es mas triste ver como la gente, como la redactora de este blog, a pesar de saber como se las gasta este tipo de empresas, lo unico que saben hacer es contribuir a que no pase nada. Sean menos pasivos y hagan algo para que esto no pase mas. Que pueden hacer? pueden empezar por no utilizar mas productos de aquellas empresas como apple. ni un euro, ni un dolar, ni un peso mas y veran que podran hacer mas que simplemente escribir este tipo de articulos.

Bárcenas es, seguramente, el mejor exponente de un fin de época en España. Fueron años de dinero, corrupción y desvergüenza... Entra en Vergüenza de país: yestheycan.blogspot.com

¡Qué bueno sería que hubiese un gobierno preocupado por el interés general y con poder suficiente para defendernos!. Un especie de gobierno europeo que no tuviera por finalidad defender el valor de los depósitos de los bancos alemanes sino a los ciudadanos del desaliento, la tristeza y la desesperanza. Es una pena que estos ministros protestantes no le protesten también a sus presidentes. ¿Montoro?. Él sigue empobreciendo al estado para que sigamos malvendiendo a sus amigos de las multinacionales de sanidad, agua, casinos lo que nos queda. Ofreciéndoles trabajadores baratos y sin protección. Lo de apple lo soluciono comprando assus, lo de capio..

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal