José Ignacio Torreblanca

Las lógicas de la intervención en Siria

Por: | 02 de septiembre de 2013

 

[Vídeo: "Lo que sabemos sobre el empleo de armas químicas en Siria. Una excelente recopilación de la BBC de la evidencia disponible sobre lo ocurrido el día 21 de agosto].

Son dos las lógicas que pueden justificar una intervención militar en Siria*.

La primera es una lógica de poder y se atiene a la razón de Estado. Es fundamentalmente la empleada por EEUU. Hace un año, ante las primeras informaciones de que el régimen de Asad había empleado armas químicas, Obama formuló una advertencia muy clara: las armas químicas, dijo, constituían una “línea roja” y su uso, advirtió, “cambiaría la ecuación”, es decir, conduciría a EEUU a reconsiderar su política de no-intervención (véase declaración literal). Cierto que ha surgido un debate sobre cuán tajante o automática se dijo que sería esa respuesta, pero es un debate semántico. Obama no formuló un ultimátum del estilo de “si usan armas químicas lanzaré misiles de cruce en 48 horas” pero el mensaje quedó claro.

A partir de ahí, hay quienes dicen, véase por ejemplo al ex consejero de seguridad nacional de Carter, Brzezinski, también por cierto Henry Kissinger, que el interés nacional de EEUU aconseja que Obama se trague su orgullo y sus palabras y no intervenga a menos que sepa cómo derrocar a Asar, esté dispuesto a hacerlo y sepa qué hace después. Pero hay quienes recuerdan el desgraciado pasado de apaciguamiento, a Hitler y a otros, como Sadam Hussein, que interpretaron la sensatez de sus enemigos como cobardía y, en lugar de ser disuadidos por la mano ancha, se tomaron el brazo entero.

 

En un mundo donde, cómo se ha puesto de manifiesto en la crisis siria, el derecho internacional está lejos de ser el marco en el que se dirimen diferencias entre los estados que pueden adquirir un carácter existencia, la palabra de una superpotencia como EEUU es una cosa muy importante, y su gestión algo muy delicado. Teniendo en cuenta que Obama también ha concedido el carácter de línea roja al desarrollo de armas nucleares por el régimen iraní, la lógica del ataque no estaría tanto en el intento de derrocar a Asad o cambiar el curso de la guerra en Siria sino en dejar claro, a Asad y cuántos quieran poner a prueba la palabra de EEUU de que las advertencias de EEUU tienen consecuencias.

Están en lo cierto quienes están leyendo esto y deducen que, desgraciadamente, los civiles sirios no serían el objetivo principal de esa intervención. Si los civiles estuvieran en el centro de la política de EEUU, o de la UE, habríamos intervenido antes de dejar morir a más de 100.000 personas. En su momento, hubo quien criticó a Obama por, con su línea roja sobre armas químicas, dar un cheque en blanco al régimen de Asad: mientras matara con armas convencionales, aunque fuera de forma masiva, lanzando ataques de artillería sobre núcleos urbanos densamente poblados, Asad sólo recibiría sanciones pero no enfrentaría una intervención militar.

Dos posibles escenarios iluminan la crudeza de esta lógica.

Uno, imaginemos  por un momento que el gobierno sirio dijera que el ataque con armas químicas del 21 fue producto de una decisión unilateral de un mando militar que ha sido apartado del servicio y será juzgado por crímenes de guerra. Aceptando la vuelta de Asad tras línea roja, ¿aceptaríamos la matanza del 99% de las víctimas de armas convencionales y la continuación de semejante carnicería?

Dos, imaginemos que Asad recibe su castigo en forma de salva de misiles Tomahawk y llega a la conclusión de que matar civiles con armas químicas tiene costes muy elevados, tanto militares (pues hace su victoria sobre la oposición más difícil precisamente cuando ha logrado una posición de ventaja) como políticos y diplomáticos (pues pone a China y a Rusia, sus valedores en el Consejo de Seguridad, en una situación difícil) y decide para el empleo de armas químicas. EEUU, que siempre ha dicho que una intervención militar no iría destinada a derrocar al régimen sino sólo a degradar su capacidad de resistencia, podría sentirse satisfecho porque la intervención habría tenido éxito, en el sentido de hacer valer su palabra ante Asad y ante otros. ¿Pero qué victoria sería esa, se preguntarán, que deja a Asad seguir matando impunemente?

Desgraciadamente, esa es la lógica de los estados. Pero hay otra lógica a favor de la intervención, la lógica humanitaria, que trataré en la próxima entrada.

* La descripción de la lógica no supone su aceptación.

Hay 5 Comentarios

Listado guerras USA desde 1776, el año de su independencia
http://www.warrantsyquinielas.com/2013/09/listado-intervenciones-militares-usa.html
La lista es larga y variada.

¿Por qué hay Estados y grupos de poder, político o de otra naturaleza, que se oponen a la intervención militar? Creo que es una pregunta que también nos debemos de hacer. Pues en mi opinión conocer las razones que conducen a unos a posicionarse en contra de la intervención militar es tan importante o más que conocer las que llevan a otros a declararse a favor de dicha intervención.

Se me olvidó decir que Os Senhores da guerra es una canción de Madredeus que escuchaba cuando leía su comentario, bastante significativa de mi estado de ánimo, y que por tanto es sólo esa la intención de mi nick

Aunque la descripción de la lógica no supone su aceptación, no hay ninguna lógica en la barbarie, eso sí, gestada, planeada y" temporizada" no sólo en Siria sino en todo el "entre-ríos" y sus territorios limítrofes.
Esas tierras de valor mítico y místico incalculable cunas del conocimiento no tienen para los "lógicos" más valor que el de quemar el combustible de la materia muerta, fosilizada, ennegrecida o gasificada, para convertirla ya ni siquiera en oro, que no hay, sino en dólares, que tampoco. Por eso primero hemos presenciado las "primaveras árabes" que no eran sino el preludio de los inviernos duros que vendrán, con la amarga impotencia de los que miramos y entendemos desde el otro lado.
Sr Torreblanca, seguro que ya le echó un vistazo, pero aquí hay otros análisis que podrían completar el suyo:
http://blogs.publico.es/puntoyseguido/907/agresion-a-siria-el-fraude-12-objetivos-y-8-consecuencias/#
La intervención en "Mundo Babel " del Sr Majid Dibsi, del 31 de agosto, está bastante sesgada, pero le recomiendo la primera hora en el podcast del programa.
Mi opinión es que los que no puedan seguir huyendo a refugiarse y englobar a los millones de seres que se quedan en los limbos de nadie de los campos de refugiados, nadie los quiere salvar porque sólo les interesa lo muerto

La lógica es evidente. La impresora empieza a funcionar algo mal, que hacemos? eeeee... hay que hacer algo rápido... una guerra??

Consecuencias económicas de una guerra en Siria
http://www.warrantsyquinielas.com/2013/09/consecuencias-economicas-de-una-guerra.html

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal