José Ignacio Torreblanca

Los jóvenes escriben con copia a Europa

Por: | 29 de enero de 2014

Captura de pantalla 2014-01-28 23.02.56
El jueves pasado tuve la oportunidad de participar en el acto de presentación de “Con copia a Europa”, una asociación cuyos integrantes presumen de “europeísmo crítico” y tienen como ejes la juventud, la independencia y el rigor. No sólo quieren más Europa, sino “mejor Europa”.

Hay dos puntos en su “ideario” sobre los que merece la pena reflexionar. Primero, como ellos dicen, frente a otras generaciones, que saben o recuerdan lo que es estar “fuera de Europa”, esta generación ha crecido con el euro en la mano, no conoce los pasaportes y se asombra cuando todavía oye a los mayores del lugar hablar de “Europa” como algo que está “allí” y no algo de lo que somos parte, o somos parte solo lateral o parcialmente. Esta aproximación es muy necesaria, pues nos permite ir poco a poco poniendo a fin a esa relación (¿esquizofrénica?) que los españoles han tenido con Europa, sintiéndose, como decía, a la vez parte y no parte de ella.  Estos jóvenes no sólo se siente europeos, es que lo son, quizá incluso aunque no lo sientan. Europa se ve pues con una naturalidad distinta.

 

Eso nos lleva a la segunda idea: la de “europeísmo crítico”. Precisamente porque se sienten parte de Europa tienen una libertad de criticarla que otros en otras generaciones parecen no tener. Esas reticencias, que observamos en las generaciones anteriores, sobre todo en los mayores, son lógicas: si has crecido en las ruinas de la Guerra Civil, vivido con una cartilla de racionamiento en la mano y sufrido durante toda tu juventud una dictadura, es más que seguro que escuchar hablar a alguien del “déficit democrático” de la UE te parece una broma de mal gusto.

Pero esta generación de jóvenes, nacidos ya en una España que era miembro de la UE y que se extrañan cuando para salir de España hay que cambiar moneda o enseñar un pasaporte pueden, tienen, que tener otro planteamiento. Es probable que algunos de los mayores les acusen de desmemoriados, ingratos o injustos. Y con razón: ¿cómo van a tener memoria de algo que no conocieron, dar las gracias por algo que ya estaba allí cuando nacieron o ser injustos juzgando algo en cuya creación no participaron?

La Unión Europea, como nuestras democracias, es el resultado de un proceso de confrontación de intereses, de luchas, a veces amargas, de victorias y derrotas, de ganadores y perdedores, de pactos y consensos. Los jóvenes están enfadados, y con razón, con esta Europa. Pero que no se confundan, nadie va a venir a ofrecerles participar en ella: tendrán que pelearlo. La ventaja es que, como nadie les va a pedir permiso, ellos tampoco se lo tendrán que pedir a nadie. Así, que: ¡a por ella! ¡Enhorabuena!

 

Hay 9 Comentarios

Y por que la soberania tiene que ser nacional Alfredo Sanchez? no deberia la soberania ser tan solo estatal o de sus ciudadanos? paraque añadirle etiquetas de color? o podemos volver a los tiempos en que la soberania era catolica, protestante y etc. Precisamente el problema es ese, que hay demasiada soberania "nacional", tanto para crear desatras como Bankia como para recuperar las perdidas de bancos a cuenta de ciudadanos del sur que estan bajo unas elites extractivas que han secuestrado las instituciones, sin que a Bruselas ni a Alemania digan nada; como en Bulgaria, como en Rumania, nadie dice nada una vez dentro de la Union. No hay un gobierno europeo de verdad al que se pueda votar. No hay partidos, no hay parlamento,solo Barroso y lobbis. Y el nombre lo dice todo.

LA TRAICIÓN TIENE NOMBRE DE MUJER
.
…Susana Díaz, quién si no. La presidenta de la Junta de Andalucía nos ha sorprendido esta semana echando mierda sobre el gobierno español. Sí, la presidenta del Ejecutivo andaluz no le ha temblado el pulso a la hora de poner como un trapo a nuestro país en Bruselas, simple y llanamente por cuestiones egoístas, ideológicas y electorales: preparar las elecciones Europeas. Para ello qué mejor que mentir sobre la situación socioeconómica española delante del “establishment” europeo. Los señores Durao Barroso y Johannes Hahn.
.
…Su visita maquiavélica a Bruselas se ha limitado a contarle a los señores europeos historietas muy alambicadas e inconsistentes sobre la supuesta mala malísima gestión de Mariano Rajoy. Por ejemplo, que el gobierno español estudia privatizar las políticas activas de Empleo. Algo que, por cierto, ha sido negado repetidamente por el Ejecutivo nacional, entre otras cuestiones porque el gobierno central no tiene competencias en ese tema. Pero eso a ella le daba exactamente igual. El caso era actuar de mala fe, engolosinando con sus encantos de mujer exuberante andaluza a los políticos europeos, a fin de que éstos la creyeran a pie juntillas.
.
…Pero la policía no es tonta y su visita no ha tenido el eco y la audiencia requeridos. Su inteligencia ha sido la de una mujer inferior. Pero lo peor de todo, es la mala imagen que ha dado de Andalucía en la UE. A Bruselas siempre le ha fastidiado que en los países de la Unión haya correveidiles que no resuelvan sus problemas internos.
.
…Eso sí, la señora Díaz no ha mencionado en ningún momento que, en España, el nº de desempleados bajó en 81.000 personas menos, mientras aumentaron los parados en la Francia socialista de Hollande. Que se abarataron todos los productos, bajó el precio de los carburantes y los lubricantes, así como el del ocio y la cultura en un 1’2%. Y, por supuesto, no le mencionó al señor Durao Barroso que es precisamente Andalucía la región con más paro de España.
.
…Tampoco la señora Díaz abrió el pico en Bruselas para mencionar los casos flagrantes de corrupción en la región andaluza. Caso de los ERE y de las ayudas sin control a los sindicatos UGT y CCOO. Unas ayudas que la Junta mantiene abiertas, pese a la suspensión de fondos procedentes de Europa y a las fraudulentas subvenciones concedidas en 2009 y 2010 por la Faffe. 24 millones de euros cada año sin ningún control institucional. Pero de eso tampoco se quiso acordar la señora Díaz.

Primero, España. Después, resuelta la casa, podremos exigir a fuera. Los jóvenes realmente apenas tienen las mismas opciones que sus padres: o emigran o callan bajo el peso de la gerontocracia (del corporativismo económico y las clases políticas estancas).
Muy mal asunto, porque la generacion de los 40 para arriba no se está dando cuenta de que o se alían con los jóvenes, o éstos no van a protegerles en su vejez. Muy poca gente se da cuenta que el tema de los pensionistas refleja mucho más de lo que parece el futuro de nuestra sociedad. Una sociedad privatizada (lo público está en franco retroceso, y las pensiones en 20 años serán en su mayoría privatizadas, y lo mismo con la sanidad) y precarizada ( una creciente, dócil y recambiable reserva de trabajadores).
La sociedad civil está renunciando al ágora en pos del mercado. Muy poca consciencia histórica tenemos. Los conflictos sociales del siglo XIX regresarán con fuerza, aunque con otras formas.
Resolver esto necesitaría de un diálogo transparente y vinculante entre gobernados y gobernantes. Hay que definir para qué estamos usando el crecimiento económico, y si éste es el único objetivo. Si nos referimos a todo en términos de gastos y beneficios, estas mismas cosas nos devolverán ese reflejo.

Los jóvenes tendrían que estar enfadados y exigir responsabilidades a sus respectivos gobernantes - precisamente en países de la UE que, tienen la economía por los suelos - una intolerable tasa de paro - 56% de paro juvenil en España - aparte de todas las malas prácticas de las que la prensa nacional e internacional, se encarga de publicar. No, es Europa a la que se debe culpar de tanto sinsabor - son algunos países de la UE que 'sobresalen' por sus pésimas políticas - sin fijarse objetivos, la falta de visión a mediano y largo plazo - falta de dinamismo para ejecutar reformas en donde sean necesarias. Si toda la UE se caracterizara por su 'ociosidad', hace tiempo que hubiese sucumbido. El que quiera mas Europa - que se esfuerce para conseguirlo, empezando por arreglar las deficiencias en propio territorio - que no se quede de brazos cruzados.

Completamente de acuerdo con Alfredo Sanchez.
En lo referente a los pactos y consensos que se mencionan al final del articulo, mi pregunta seria: quien ha decido esos pactos y consensos?. Los cuidadanos no desde luego. cuando la UE le dice a Irlanda que tiene que repetir el referéndum sobre la Constitución europea eso es respetar la soberanía popular. Cuando Hugo Chávez plantea repetir el referéndum de reforma constitucional eso es pisotear la voluntad del pueblo.

La pelea debe ser por recuperar la soberanía nacional y el derecho de autodeterminación de cada país.
Trataron de comprar a los ciudadanos, pero cuando no hay dinero, hay que tomar la responsabilidad de dirigir el futuro del país, no de una unión que beneficia primordialmente a las élites de los países élite.

Europa comienza con España. Primero se ordena la habitacion y luego el resto de la casa. Cada ciudadania es responsable de lo que mete en su parlamento. No es culpa de Europa ni Bankia, ni Barcenas ni el resto. Enfadados con Europa, con lo que hay en España...

No he conocido la cartilla de racionamiento pero si la ayuda Norteamericana el vaso de leche por la mañana y el queso por la tarde que nos daban en la escuela.La UE sigue siendo un objeto de deseo solo sintomas externos:moneda unica,no hay fronteras y tenemos los mismos derecho y deberes en toda Europa pero de eso a sentirnos europeos falta mucho todavia, seguimos defendiendo nuestros intereses nacionales y nos cuesta presentar unidad de criterio en los temas internacionales,Oriente Medio,el problema palestino israeli, la llamada primavera arabe y ahora la guerra civil de Siria y mientras otros bloques avanzan y toman presencia y poder en el mundo: Europeos unios o perderemos fuerza y presencia en este mundo globalizado
Jose Luis Espargebra Meco un español desde Buenos Aires

¿Y pelear cómo? ¿Democráticamente? Eso no existe en esta Europa. Lo único que se puede hacer es ser un buen delincuente, por ejemplo dedicándose al negocio textil a base de masacrar gente en Bangla Desh hasta ser una de las grandes fortunas del mundo y entonces sí le oyen en Europa. La UE no tiene nada que ver con la que soñó Husserl, por ejemplo. Sigue siendo el paraíso de la racionalidad técnico-estratégica ultracorta de miras, que solo vela porque los megarricos lo sigan siendo a costa de la inmensa mayoría, y solo se devió de ese camino por la amenaza de la, desgraciadamente para los europeos occidentales) extinta URSS. Esta, que es en la que a mí me gustaría estar, aún está sin empezar.

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal