José Ignacio Torreblanca

Suspenso a la Troika

Por: | 14 de enero de 2014

Troika
Quién vigila a los vigilantes es una pregunta clásica que toda democracia tiene que formularse una y otra vez. En la Unión Europea de la crisis del euro, a la que tantas veces criticamos en razón de lo opaco y poco democrático de sus procedimientos, hemos encontrado, por una vez, una respuesta a esta pregunta: el Parlamento Europeo, sí, ese extraño y distante animal político.

El informe sobre el papel de la Troika en los países intervenidos que se debate estos días en el Parlamento (2013/2277(INIDescargar 2013_EP draft report on TROIKA hará mucho por reconciliar a los ciudadanos europeos con esta institución, percibida en ocasiones como distante e incomprensible para los ciudadanos. El informe investiga cómo ha actuado la Troika y formula algunas críticas y acusaciones importantes.

La primera (punto 14), “lamenta” la falta de transparencia en las negociaciones de los MoU (Memorandum of understanding)  y de no haber contado lo suficiente con la opinión de los Parlamentos nacionales ni de las opiniones públicas de los países intervenidos.

La segunda (punto 15), “deplora”  que las estrategias implantadas por la Troika, especialmente en lo relativo a las reformas estructurales, se hayan desviado de la Agenda de Lisboa y  la Estrategia 2020, que detallaban con mucha precisión cuáles eran las estrategias correctas para crecer de forma sostenible y cohesionada.

La tercera (punto 16), “lamenta” que los programas de ajuste para Grecia, Irlanda y Portugal incluyeran “prescripciones detalladas” sobre la reforma de los sistemas sanitarios y, especialmente, los recortes en las prestaciones sanitarias, en contradicción con el artículo 168 (7) del Tratado sobre de Funcionamiento de la UE (TFUE), que señala que las competencias sobre política sanitaria y salud pública corresponden a los Estados.

También lamenta el auge de las desigualdades y del desempleo juvenil  y critica tanto el exceso de optimismo en las estimaciones de la Troika como la falta de resultados a la hora de controlar los déficits públicos (punto 23).

Y lo que es igualmente importante, desde el punto de vista de la legalidad y la legitimidad democrática, el Parlamento señala las muy débiles bases tanto de la una (legalidad) como de la otra (la legitimidad) y recomienda que se piense a fondo el papel de esta institución.

¡Todo un varapalo democrático! Puede que el Parlamento Europeo sea un Parlamento cojo, porque al contrario de lo habitual en las democracias parlamentarias, no elige gobierno, pero no parece que sea un Parlamento mudo, o al menos manco. ¿Troikador troikado? Bien por la democracia en Europa.

Hay 10 Comentarios

Vengan ahora aquí, a España, y vengan a darle unos golpecitos en el hombro al presidente Rajoy: ¡¡¡Sigue,sigue, que lo estás haciendo muy bien!!!. Naturalmente, cuando sólo ha cumplido un punto de su programa electoral: ¡¡Una ley del aborto clerical!!!.Con ello se han reconciliado con sus huestes nacionalcatólicas.Con esto se palían todos los recortes en Sanidad, Educación, Pensiones y Servicios Sociales.
¡¡¡Hala, a votar este esperpento de gobierno!!!!.

Si, el informe cuestionará varios aspectos de la troika, pero ¿va a ver algún responsable de esos errores?, ¿que medida tomarán con él?, ¿cómo resarcirán a los estados que han sufrido sus consecuencias?, ya os lo avanzo, no pasará nada, o sea que el informe es un lavado de cara, papel mojado..

Mientras la realidad siga como hasta ahora seguire opinando que el problema de Europa es que se empezo a construir la casa por el tejado, lo primero que hay que lograr es que las naciones y los ciudadanos se sientan europeos y se empezo por constituir unas instituciones que la mayoria no sabe para que sirven , si acaso para ayudar en situaciones de crisis: Grecia, Irlanda, Portugal ,España y poco mas, Hay que entusiasmar a la gente con la idea de UE y que vean sus consecuencias concretas, hasta ahora, la supresion de las fronteras y la moneda unica y poco mas, sin duda que llevara tiempo pero si no empezamos nunca lo lograremos
Jose Luis Espargebra Meco un español desde Buenos Aires

Estos lamentos del parlamento europeo seguro que asustan mucho a los de la troika, sus carcajadas se deben estar escuchando ya en Vladivostok. Menos mal que la policia no trabaja de la mismo forma. Sin duda estos energicos lamentos a posteriori haran mucho por reconciliar a la ciudadania con el parlamento.

El Parlamento Europeo investiga a la troika - y? Qué responsabilidad tuvieron los gobiernos de países como Grecia, Irlanda, Portugal y España para llevar a sus respectivos países al borde de la ruina? Que se sepa - ninguna. Ojalá alguno de esos gobiernos hubiesen detectado muy a tiempo las causas que llevaron, finalmente, al hundimiento de sus respectivas economías, Hubo inmovilismo total - como siempre: esa 'confianza' y 'convencimiento' de que 'todo' va a las 'mil maravillas'. Hoy en día, el optimismo es único - tienen a los fondos buitres asentados en Madrid a la captura de chollos - pero, sale un Botín a proclamar de que a España está llegando el dinero de todas partes. Ya lo dijo el magnate estadounidense, Donald Trump: En España te están dando todo, por nada. La inversión de Bill Gates en FCC es la cuarta parte de lo que hubiese tenido que pagar antes de la crisis. Alguien se imagina que, Barack Obama ni se entera de la realidad española?

Vale, pero ¿hacen falta realmente elecciones simplemente para nombrar a un órgano meramente consultivo?

¿Alguna consecuencia práctica, real, del tirón de orejas propinado por el Parlamento a la troika? Si fuera ésta la que se presentara a las elecciones ya veríamos cómo se reducía drásticamente el índice de abstención.

The European Parliament has never been dumb; but Europeans are deaf to it because, as you rightly say, it remains disabled and, like the rest of the common European institutions, oppressed by the European Council (the Governments), who are unwilling to give up once and for all their nationalistic strife. Only a united European people could finally challenge that. Maybe one day...

Si tener razón tuviera consecuencias...
En mayo hay elecciones y sus señorías y señoríos se irán a casa (los que se vayan, porque muchos quedarán) con la satisfacción, inmerecida, de la labor cumplida.
La repercusión pública de las valientes conclusiones no habrán arañado ni un microgramo de la atención recibida por el balón de oro. Si, además de criticar, ofrecieran una política europea a la que los ciudadanos pudiéramos adherir, si nos movilizaran para darle un poco de visibilidad a sus sabias conclusiones, Europa empezaría a entender qué es la democracia, la comisión y el consejo empezarían a entender a quién le deben obediencia (que no es a Weideman - que es con quien mekel compite - ni al bundesbank). Yo, personalmente, espero que, más que papeles, del EP que haga política,

El Parlamento "lamenta", "deplora", "crítica". A posteriori, claro. De manera que tenemos que felicitarnos por tener, en Europa, un Gran Muro de las Lamentaciones Comunitarias. Propongo llamarlo así, en el futuro.

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es Profesor de Ciencia Política en la UNED, director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations y columnista de EL PAIS desde junio de 2008. Su último libro “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis” (Debate) se publico en abril de 2015. Ha publicado también "¿Quién Gobierna en Europa?" (Catarata, 2014) y "La fragmentación del poder europeo" (Madrid / Icaria-Política Exterior, 2011). En 2014 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal